image_pdfimage_print

Actividad alrededor de la exposición: Seducidos por el arte

  • Lugar: Caixa Forum Barcelona
  • Fecha: Viernes, 8 de marzo de 2013
  • Componentes:
    Uri Caine: piano
    Barbara Walker: voz
    Ralph Alessi: trompeta
    Chris Speed: saxo tenor y clarinete
    Joyce Hammann: violín
    DJ Olive: laptop
    Mark Helias: contrabajo
    Jim Black: batería

 

Comentario:

Uri Caine al frente de un grupo de seis músicos –casi todos ellos con propuestas y formaciones propias- más un disk jockey, presentó su peculiar visión de las Variaciones Goldberg de J.S. Bach. Las variaciones, según parece, fueron encargadas a Bach por el conde H.C. Von Keyserlingk, para que su clavicordista, J. Gottlieb Golberg, se las interpretase en sus noches de insomnio. El concierto estaba incluido como “actividad alrededor” de la exposición “Seducidos por el arte”, una colaboración de la Obra Social de “La Caixa” con “The National Gallery” de Londres.

01_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

La  exposición lleva como subtítulo, rimbombante y, en buena parte, desacertado “pasado y presente de la fotografía”. De alguna manera intenta relacionar la pintura con la fotografía, por no decir, de forma inadecuada, la dependencia de la segunda con la primera. Aunque en el catálogo de la exposición, mucho más esclarecedor, podemos leer, “en este libro, esta intención –la de citar arte histórico sin imitarlo- es importante porque las comparaciones entre obras de arte no se deberían reducir al mimetismo. No se trata del juego infantil de encontrar las diferencias, sino de un motivo por el cual se comparten causas y efectos, decisiones estéticas en la superficie y relaciones filosóficas de base” (Hope Kingsley).

02_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

En la exposición podemos encontrar desde obras que guardan un mimetismo extremo hasta otras en que la relación visual es prácticamente inexistente, o cogida con pinzas y relacionada con fórceps. Entre las primeras nos encontramos una fotografía y un vídeo –con una interesante puesta en escena de “Una oda a Hill y Adamson” (2012)- de Maisie Broadhead; dos fotografías de Richard Learoyd sobre un par de apuntes, realizados a lápiz, de Jean Auguste Dominique Ingres. Entre los trabajos aproximativos, el retrato con una luz y paleta de tonalidades oscuras, semejantes a las de Diego Velázquez, “Krystov” (2007) de Pierre Gonnord (en el 2008, “Les rencontres Arles Photographie” ofrecieron una remarcable muestra de su obra fotográfica. En este mismo año en el 20º  Festival Internacional de Fotoperiodismo “Visa pour l’image” de Perpiñan, expuso el retrato “Montoya”, de considerables e impactantes dimensiones. Un año después, se publicó su libro homónimo en la colección PhotoBolsillo de la editorial La Fábrica). En el extremo casi opuesto, nos encontramos con dos supuestas alegorías –plausibles o no y de buena discusión bizantina- al mundo de Caravaggio, “Mi cama, Hotel La Louissane” (1996) de Nan Goldin y “132ª reunión ordinaria de La Conferencia” (2004) de Luc Delahaye, o el desnudo en blanco y negro de “Well Street, East London” (1987) de Craigie Horsfield vinculado con el dibujo a pastel “Después del baño” (1890-95) de Edgar Degas. Por no entrar con “La habitación destrozada” (1978) de Jeff Wall o “Muerte de Coltelli” (2009) de Tom Hunter, con supuestos nexos con “La muerte de Sardanápalo” de Eugène Delacroix. Una exposición, a pesar de la confusión del subtítulo -al confundir una pequeña parte del cuerpo fotográfico con el todo- y de algunos escritos de la sala, recomendable por la cantidad y calidad de la obra expuesta. Para facilitar la digestión de los dos últimos párrafos, al final del escrito hay una serie de enlaces relacionados con la mayoría de las obras citadas.

03_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Tal y como dejaron bien claro, con imágenes, el pasado 22 de abril, Joan Fontcuberta (Premio Hasselblad de fotografía 2013, entre otros muchos más) y Andrés Hispano en su conferencia “Fotografía y Pintura”, la primera del ciclo “Seducidos por la pintura. Diálogos visuales”, la fotografía ha recibido influencias de la pintura, así como la pintura de la fotografía, además de aquellos artistas que han simultaneando una disciplina con la otra. Fontcuberta al final remarcó que “actualmente la diferencia -entre una y otra disciplina- sería que hay más fotos que pinturas”. En la actualidad resulta difícil que una disciplina no esté influenciada o “contaminada” por otra u otras.

04_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Si de la conferencia retrocediéramos unos 45 días, pero sin cambiar de escenario, nos encontraríamos con el ensamble de Uri Cane y su interpretación de las variaciones Goldberg –constituidas por un aria inicial que se vuelve a repetir después de treinta variaciones-. El pianista de Filadelfia se ha convertido, desde hace unos dieciocho años, en un especialista sui generis en hacer relecturas personales de grandes compositores de la música clásica –Mahler, Wagner, Schuman, Bach, Beethoven,  Mozart y Verdi-. En el año 2000 grabó estas variaciones, en un disco doble, para el sello alemán Winter & Winter, en el cual ya contó con la participación de la cantante Barbara Walker y de DJ Olive en los giradiscos y efectos electrónicos.

05_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Unas variaciones, que a más de uno, nos parecieron un conjunto de  variedades, dicho con el mayor respecto, que me hicieron retroceder a las fiestas mayores de la infancia, fiestas mayores con entoldado, y con una sesión de teatro, la cual consistía en una buena variedad de números, con malabaristas, trucos de magia, números musicales, humoristas más alguna vedette ligera de ropa con sus correspondientes numeritos picantes para la época. Evidentemente la velada de Caine fue más compacta y relativamente más homogénea, con alguna de las treinta variaciones considerablemente dispares, desde un tango, pasando por un tema caribeño, a otro más contemporáneo, jugando con aires de jazz clásico, el góspel y el blues, más puntilladas y efectos de dj., entre Bach y Bach. Una paleta estilística bien amplia, con más semejanzas a un collage de láminas superpuestas por las esquinas que a uno con los elementos conjuntados o aunados imperceptiblemente. La categoría y capacidad de cada músico acrecentaron de forma manifiesta la propuesta, esto si, en pequeñas dosis y de forma aislada. La voz reconstituyente y visceral de Barbara Walker, la sutileza y elegancia del violín de Joyce Hammann, el sonido nítido y elocuente de la trompeta Ralph Alessi y los contrapuntos de los “scratches” de Oliva. Hago un aparte con el aporte y trabajo sumamente meritorio del contrabajista, del batería y del saxo-clarinetista, ya que estuvieron los tres, Mark Helias, Jim Black y Chris Speed, mucho más comedidos, discretos y contenidos que veinticuatro horas antes, en la Jazz Cava de Vic, como miembros activos, reactivos, contundentes y brutales de Endangered Blood, en una de aquellas actuaciones para enmarcar.

06_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Evidentemente la propuesta de Uri Caine, podrá gustar más o menos, se podrá valorar que está mejor o peor hilvanada, pero es palpable que resulta atractiva para un público amplio. Mantiene un cierto respeto hacia el original, que lo hace conjugar con ciertos contrapuntos iconoclastas, intercalando algunas de las variaciones ortodoxas (1, 4, 8, 9, 10, 12, 13, 15, 21, 25 y 30) con otras de títulos tan explícitos como: “The Nobody Knows Variation”, “Ralph’s Variation”, “The Luther’s Nightmare Variation”, “The Tango Variation” o “The Stockhausen Variation”.

07_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Quizás, puestos a jugar con posibles relaciones, podríamos encontrar algún nexo entre las Variaciones propuestas por Caine con la fotografía de Luc Delahaye, así como el “Kristov” de Gonnord sumado al “Blow up: untitled 5” de Ori Gorsht que servirían para proceder de forma análoga con la propuesta de Endangered Blood.
08_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

En Barcelona y alrededores, en cuestión de unos cinco meses, se ha podido disfrutar de otros dos trabajos que enlazan el mundo de la música clásica con el del jazz, partiendo de concepciones muy distintas pero con resultados sumamente estimulantes: “Illusionary Rhythms” del joven catalán Joan Vidal, con obras de Györgi Ligeti, y la del rumano, residente en Nueva York, Lucian Ban, con su “Enesco Re-Imagined”, que también contó con la colaboración del trompetista Ralph Alessi y del contrabajista Mark Elias.

09_130308_URI CAINE (©Joan Cortès)_CaixaForum_Bcn

Texto y fotografías: © Joan Cortès, 2013

 

Nota: Enlaces relacionados con la mayoría de las obras fotográficas citadas:

http://www.maisiebroadhead.com/ode-hill-and-adamson

http://mckeegallery.com/artists/richard-learoyd/richard-learoyd-portraits-and-figures/?pid=1838

http://www.enkil.org/2009/04/01/pierre-gonnord-retratando-el-alma/

http://pinterest.com/pin/452752568759230792/ (Nan Goldin)

http://www.prixpictet.com/portfolios/power-shortlist/luc-delahaye/luc-delahaye-002/

http://www.artnet.com/artwork/426093864/118451/tom-hunter-the-death-of-coltelli.html

http://www.whalecrow.co.uk/whalec/2009/01/05/jeff-wall-the-destroyed-room-1978/

http://artsy.net/artwork/ori-gersht-blow-up-untitled-5