image_pdfimage_print
  •  Fecha: 11 de mayo de 2013.
  • Lugar: Jazzazza Jazz Club (Murcia)
  • Componentes :
    T.J. Jazz: voz y baile.
    Jorge Vera: piano.
    Guido Farusi: contrabajo.
    Jimmy Castro: batería.

Comentario:

T.J. Jazz 2

Las buenas propuestas musicales en directo dejan en la memoria del oyente un recuerdo casi imperecedero, tanto y más si la actuación va acompañada por la diversión, la emoción general, la participación del aforo, y sobre todo de un buen sonido y unos excelentes músicos, acontecimientos y elementos que se dieron durante el concierto de la cantante norteamericana T.J. Jazz, que presentó su proyecto llamado Armstrong y el jazz de New Orleans, en el primer festival de jazz (Jazzazza Fest 2013) que organiza el club Jazzazza, en el que incluye temas del emblemático trompetista de jazz. La vocalista incorpora también el baile de claqué (tap dance) en su alegre y bien trabajado show musical. En esta ocasión llegó acompañada de tres reconocidos músicos de la escena del jazz en nuestro país: el pianista Jorge Vera, Guido Farusi al contrabajo y Jimmy Castro en la batería, un triangulo musical rítmico, armónico y melódico que la cantante dirigió con talento, y una contagiosa y genial empatía.

 Jorge Vera

El standard “Bye Bye Blackbird” (Ray Henderson) fue el tema con el que iniciaron la primera parte de la sesión, en la que tocaron diversas y variadas piezas de jazz como “Yes! We Have No Bananas” (Frank Silver y Irving Cohn) tema que hiciera famoso el cantante Eddie Cantor allá por el año1923, y otro standard “Autumn Leaves” (Joseph Kosma) cantado en francés y desarrollado con cuidadas improvisaciones del pianista y el contrabajista. Ritmos de swing y baladas protagonizaron este primer contacto de la vocalista, acercándonos a las raíces del jazz, en el que la voz de T. J. Jazz sonó limpia, cálida y poderosa con su particular timbre, rememorando, a veces, la onda de otra diva del jazz, la cantante Billie Holiday, con la que incluso comparte un gran parecido físico. En “I’m Beginning To See The Light” de Duke Ellington, a swing, destacaron de nuevo los solos de Jorge Vera, pianista con gran destreza técnica y buen manejo del lenguaje, y del contrabajista argentino Guido Farusi, preciso y comedido en su función dentro del grupo. El baile y la música de jazz siempre han ido unidos de la mano desde los comienzos del género, explicó la líder vocalista como introducción a la última pieza de este set “I Can’t Give You Anything But Love, Baby” de Jimmy McHugh, en la que utilizó el tap dance, acompañando al grupo y a manera de un instrumento solista más.

 Guido Farusi

Buena parte del repertorio estuvo basado en canciones destacadas de los musicales y revistas de Broadway de principios del siglo XX, como “Love For Sale” de Cole Porter, tema en el que la cantante hizo gala de su buena interacción con el aforo presente, paseó entre los asistentes y consiguió subir la temperatura del local hasta alturas insospechadas, entre risas y algarabías, con su especial personalidad. La sesión continuó con otro clásico de la época, “Ain’t Misbehavin” del pianista Fats Waller, un tema cantado y reconocido en la voz del homenajeado Louis Armstrong. Las sorpresas van inherentes en el trabajo de la cantante, otra ocasión para deleitar al público con la canción “El día que me quieras” de Carlos Gardel, interpretada en español, y “Who will be” de Pablo Beltrán Ruiz, versión en inglés a ritmo latino. La labor del baterista sevillano Jimmy Castro no pasó desapercibida, siendo protagonista y cómplice en los momentos más álgidos del concierto, muy atento a los desarrollos que marcaban sus compañeros de grupo. La exitosa actuación terminó con “Over The Rainbow” (Harold Arlen) un final apoteósico para un concierto diferente tanto en su forma como en su contenido. Un paseo por los clásicos del jazz guiado por la experiencia y sabiduría de la figura más vivaz y carismática del momento en el entorno jazzístico nacional e internacional.

 T.J. Jazz

Texto: © José Antonio García López, 2013
Fotografías: © Rafa Márquez, 2013