image_pdfimage_print

La saxofonista y percusionista Chefa Alonso sigue caminando por las sendas de la libre improvisación. Hace unos pocos meses uno de los grupos en los que participa, Sin Red, publicaba Aguacero. A finales de octubre Uz, un nuevo proyecto en formato de trío, actuaba en el 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. Dos excusas más que perfectas para charlar sobre estos y otros proyectos con esta artista incansable.

 

Chefa Alonso. Concierto de Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010 © Sergio Cabanillas, 2010

Chefa Alonso. Concierto de Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010
© Sergio Cabanillas, 2010

 

PACHI TAPIZ: Quería empezar la entrevista preguntándote por el último disco de Sin Red. Ahora mismo editar discos de jazz en España, y no quiero ni pensar si son de libre improvisación, me imagino que a nivel comercial es una apuesta bastante arriesgada. Tal y como está el panorama me sorprende la edición de Aguacero. Incluye un libreto que más bien es un librito, un DVD con un documental de Barbara Meyer, un diseño magnífico con todas esas pinturas. En definitiva, una edición muy cuidada. ¿Cómo se explica que apostéis por hacer una edición tan cuidada y primorosa?

CHEFA ALONSO: La verdad es que todo es gracias a los amigos. El disco nos costó grabarlo a nosotros, pero lo más importante y lo que queda claro es que han colaborado sin cobrar un duro excelentes artistas que son nuestros amigos. Barbara Meyer, que ha hecho el documental tras habernos seguido durante varios años por las giras que hemos hecho por Europa, porque aquí en España seguimos sin tocar prácticamente nada. Desde 2003, más o menos, hemos tocado en Alemania o Inglaterra y allí están reflejados parte de esos conciertos. Ha venido con nosotros, nos ha grabado, ha hecho la selección de las imágenes, de los audios y todo el montaje sin ninguna remuneración más que la alegría que le pueda dar el tener publicado ese proyecto. El libreto viene con las pinturas de Javier Fernández de Molina, un excelente pintor de Mérida, y es más o menos lo mismo. Lo ha hecho porque nos quiere, porque le interesa nuestro trabajo y porque es una persona generosa. Gracias a todos estos amigos tenemos un disco, un trabajo de lujo que por otro lado no sé si vamos a poder mover mucho. Supuestamente la grabación se da, se vende o se regala en los conciertos, pero de momento no tenemos. De momento es un trabajo muy poco conocido, aunque tampoco ha pasado mucho tiempo desde que ha salido. Fue posible en parte gracias al trabajo de todos los amigos que nos han ayudado.

 

Sin Red Aguacero (2010)

Sin Red Aguacero (2010)

 

PACHI TAPIZ: ¿Cuántas hora de vídeo tiene grabadas Barbara?

CHEFA ALONSO: Tiene muchísimas. Me lo dijo pero no me acuerdo. Barbara ha venido con nosotros a muchos sitios. No sólo tiene lo que ha publicado, sino mucho más. Hay mucho material.

PACHI TAPIZ: Viendo el DVD es emocionante ver cómo aparecen sitios míticos como el Red Rose Londinense…

CHEFA ALONSO: Allí hemos tocado esa vez y muchas más. La primera vez fue en 2003, antes de que me fuera a vivir a Londres, que fue en 2004. De Alemania hay sitios como la casa de Peter Kowald, o el Exploratorium, que es un sitio de improvisación libre en Berlin. Hay muchos sitios interesantes y otros que no aparecen en el DVD.

PACHI TAPIZ: Me llama mucho la atención que no es el típico DVD en el que sale una actuación en un sitio, otra en otro y ya está hecho. En vuestro caso aparece un trocito de una actuación en un sitio, otra en otro, luego declaraciones vuestras…

CHEFA ALONSO: Desde hace muchos años alquilamos una casa en Galicia en Louredo y nos juntamos en agosto para estar en la playa, descansar, tocar, ensayar, reflexionar… Barbara ha estado allí unos cuantos veranos. Hace dos o tres años lo aprovechó ya que quería hacer el documental. Las entrevistas están hechas allí en nuestra casa de reposo, ensayo y reflexión en Galicia.

PACHI TAPIZ: Quería preguntarte por el título del disco: Aguacero. Me pongo a ver todos los títulos…

CHEFA ALONSO: Y todos tienen que ver con el agua…

 

Sin Red con William Parker Palau de la musica. Barcelona. 2009 © Jorge Alvarez 2009

Sin Red con William Parker
Palau de la musica. Barcelona. 2009
© Jorge Alvarez 2009

 

PACHI TAPIZ: ¿Es el agua un leitmotiv?

CHEFA ALONSO: Estuvimos trabajando durante un año con un proyecto que se llamaba Pequeñas cosas para el agua en el que, además de música, había imagenes. Aunque el disco está hecho a base de improvisaciones, teníamos en mente trabajar con materiales que tenían que ver con el agua como el deshielo, la ebullición… Ese fue un proyecto un poco frustrado porque lo hicimos sólo una vez en Valladolid con Barbara haciendo improvisación visual. No lo volvimos a hacer más, pero había un trabajo previo de más de un año. La grabación la hicimos en ese momento, así que utilizamos los temas con los que estábamos trabajando. Por eso los títulos de los temas y también el del disco.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo grabasteis el disco?

CHEFA ALONSO: Está grabado en León y prácticamente son piezas enteras. Hay una pequeña edición que hicimos Barbara y yo a lo mejor cortando alguna parte, pero prácticamente son piezas enteras que salieron tal cual están. Hay alguna pequeña edición de eliminar algún trozo que no interesa, o la reestructuración para editar el disco. Salieron así. Alguna se rechazó. No está todo lo que grabamos. Es lo que se hace con la improvisación libre. Es muy raro estar allí pegando y cortando. Hay momentos que a lo mejor no sirven, pero las piezas se grabaron más o menos como están publicadas.

PACHI TAPIZ: Te quería preguntar por Víctor. Si lleva ya todos sus poemas escritos, si utiliza una selección…

CHEFA ALONSO: Víctor lleva lo que lleve porque nadie lo sabe, ni siquiera él. Ni en los conciertos ni en las grabaciones. Él va creando materiales nuevos. Cuando estuvimos trabajando en ese proyecto de Pequeñas cosas para el agua muchos de los poemas tenían que ver con el agua. Pero Víctor elige, cambia, juega mucho con sus textos. Nosotros no estamos musicando textos suyos porque nunca sabemos qué va a hacer en ningún momento, cómo lo va a hacer, si lo va a hacer entero, si coge un trozo de aquí y otro de allí. Víctor improvisa mucho sobre unos textos que tiene escritos pero que va cambiando en los conciertos.

PACHI TAPIZ: También quería preguntarte por Ildefonso, que en el grupo es saxofonista, pero también tiene su actividad como poeta y escritor. De hecho tiene publicado el libro El jazz en la boca. ¿No se ha animado nunca a colaborar en el proyecto con algún texto?

CHEFA ALONSO: Eso se lo tendrías que preguntar a él aunque creo que a Fonso le gusta mucho su papel de músico. Cuando actúa como músico actúa como músico y es feliz de la vida. Como en este grupo el tema de los textos o de la poesía lo lleva Víctor, yo creo que Ildefonso no lo echa de menos. Ildefonso tiene su vida poética aparte. Escribe, publica, da sus charlas y hace sus lecturas, pero creo que en Sin red se siente más saxofonista, tal y como yo me siento más percusionista que saxofonista. Realmente toco bastante más la percusión que el soprano. Tampoco me importa porque me parece que en este grupo hace más falta la percusión que el soprano. Creo que a Fonso le pasa un poco lo mismo: él es el soplador y el poeta es Víctor.

PACHI TAPIZ: Precisamente te quería preguntar por la percusión. Abres el libreto y pone que tocas percusión menuda, pero cuando se te ve en directo…

CHEFA ALONSO: Sí, entonces no es tan menuda: son 20 kilos de “menudo”…

 

Chefa Alonso. Concierto de Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010 © Sergio Cabanillas, 2010

Chefa Alonso. Concierto de Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010
© Sergio Cabanillas, 2010

 

PACHI TAPIZ: Sin embargo no llevas un kit al uso, y tienes muchos elementos percusivos. ¿Qué es lo que hace que elijas esos elementos percusivos?

CHEFA ALONSO: Es un poco todo. La percusión va cambiando poco a poco con el tiempo, pero los elementos fundamentales son platos y parches. Hay cajas chinas, ranitas, una hojalata. Voy metiendo objetos que a lo mejor no son objetos de percusión, pero que tienen un sonido bonito que a mí me interesa. En todo caso si esos elementos no los utilizo en dos o tres conciertos desaparecen. Quiero llevar lo que toco, ya que necesito cierta economía por cuestión de peso y espacio. No tiene nada que ver con una batería. Aunque hay una caja chiquita, no tengo ni bombo ni charles pero tengo platos y ese otro tipo de juguetes como cajas chinas y cosas de esas. Con este grupo he trabajado mucho la percusión y me gusta mucho tocarla. Creo que funciona muy bien como base y como red. Es de algún modo lo que junta todo.

PACHI TAPIZ: Supuestamente vuestro objetivo ahora es presentar el disco. ¿Qué repertorio incluís una vez editado Aguacero?

CHEFA ALONSO: ¿Que si tiene que ver con Aguacero? Supuestamente no. No sabemos lo que tocaremos en los conciertos. No tenemos como referencia el disco. El disco fue y los conciertos que venga ahora serán lo que sean. No va a ser el disco, desde luego. Para nada.

PACHI TAPIZ: ¿En qué consiste vuestro repertorio?

CHEFA ALONSO: Es que no tenemos repertorio. Ni hablamos. Salimos, empezamos a tocar y a los 50 minutos más o menos llegamos a un final y se acabó. No hay nada de nada: ni de estructura, ni de piezas, ni de cómo empezamos o cómo acabamos. Hace tiempo que no hacemos eso. Hablamos de otras cosas antes de empezar y cuando empezamos, sólo tocamos y tocamos.

PACHI TAPIZ: En las citas del libreto, hay una de tu libro: “no se puede enseñar ningún arte sin vincularlo al mundo contemporáneo”. Cuando tocáis, lo que suena, ¿tiene relación con lo que está pasando?

CHEFA ALONSO: Creo que sí. Por lo menos tiene que ver con lo que nos pasa a cada uno y con lo que nos pasa en común. Cada uno llega con sus vivencias y con sus experiencias. Por eso te decía que no podríamos reproducir el CD. El CD fue en ese momento de la grabación pero ahora eso ya quedó atrás y estamos tocando lo que nos sale en ese momento, con lo que hay de experiencia, de memoria, de vivencia común. Yo creo que sí que tiene que ver con la vida contemporánea.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo está el panorama para presentarlo en directo en España?

CHEFA ALONSO: No tengo ni idea. Todavía no no lo hemos presentado y no sé si lo presentaremos, o cómo, o cuándo, o dónde. Yo creo que está complicadísimo ahora mismo con el tema de la crisis. No es algo nuevo, la crisis ha estado desde hace más tiempo. Yo no veo muchas posibilidades de hacerlo de una manera en general. En Madrid lo presentaremos en el Alabanda, que es un local en el que organizo algunos conciertos, el 22 de enero próximo (2011). También se lo propuse a Luis Lles para llevarlo a Huesca en febrero. Me dijo que estaría encantado, pero como tiene la mitad de la mitad de la mitad de la mitad del presupuesto, de momento no me ha dicho nada, porque todavía no lo sabe. Huesca sería el sitio. Si hay algún sitio en el que nos quieren es en Huesca. Allí quizás sí tengamos oportunidad de presentarlo. En España veo bastante mal las cosas para este tipo de proyectos que son muy poco comerciales.

PACHI TAPIZ: Me llama mucho la atención que todas las citas que habéis puesto en el libreto son de publicaciones extranjeras. Lamentablemente, parece que los Pirineos tienen varios miles de metros de altura…

CHEFA ALONSO: [Risas] Exactamente. Está difícil. Aunque las cosas estén mal seguimos peleando, nos seguimos viendo, seguimos tocando. Esperamos que lleguen tiempos mejores.

 

Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010 © Sergio Cabanillas, 2010

Uz. 29º Festival de Jazz San Juan Evangelista. 22-X-2010
© Sergio Cabanillas, 2010

 

PACHI TAPIZ: Otro de tus proyectos es Uz, aunque lo he visto escrito de varios modos, incluyendo la palabra trío como prefijo. ¿Cómo es el nombre del grupo?

CHEFA ALONSO: Al principio el nombre era con c con cedilla (ç) en vez de con la z, pero había problemas para poner ese nombre en MySpace, con los ordenadores y demás. Así que lo cambiamos a Uz que es más fácil. El nombre viene de “üç” que es tres en turco. Pregunté cómo se decía y nos gustó tanto la sonoridad como el que era un nombre corto. Uz es un buen nombre porque no se sabe de dónde viene.

PACHI TAPIZ: En Uz me da la impresión de que vosotros recuperáis esa especie de alegría que tiene el jazz que hacen algunos artistas en Italia. Vuestra música me recuerda la de Carlo Actis Dato o la de la Italian Instabile [Orchestra]. ¿Es algo premeditado o es simplemente una impresión mía?

CHEFA ALONSO: Sí. Yo creo que más que premeditado es que a los tres nos gusta ese tipo de música. Nos gusta mucho el circo, las cosas rítmicas, y además tenemos muy buen rollo entre los tres, y eso al final sale así. También ayuda la formación, un trío de vientos con tuba. La tuba trae a la memoria el ambiente circense. Lo bonito de Uz es que es un repertorio de los tres. Yo he recuperado el repertorio que tenía de Akafree y algunos temas nuevos que no están en nuestra maqueta en directo, pero que ya los estamos preparando. Tambien hay temas de Marcos [Monge] y temas de Miguel [Bestard]. Aunque son distintos es verdad que compartimos una alegría en la manera de tocar jazz.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo surge el grupo y de dónde viene la idea de tener esa formacion? No es habitual un trío de vientos con tuba.

CHEFA ALONSO: Cuando volví de Londres hablé con Marcos. Marcos ha sido antiguo alumno mío, es amigo desde hace mucho tiempo y también estuvo en Akafree. Le dije que teníamos que quedar y montar un dúo porque me apetecía hacer algo con vientos. Comenzamos trabajando los dos, pero él me dijo: “conozco a un tubista que a lo mejor le puede interesar”. Le dije que me encantaba la tuba y que lo llamase. Fue hace un par de años. Así apareció Miguel. Comenzamos a trabajar tomándonoslo muy en serio porque los tres vivimos cerca, ya que somos vecinos. Nos veíamos bastante. Los tres vivimos en Lavapiés, así que lo de los ensayos es muy sencillo. Comenzamos a trabajar y a proponer temas. Cada vez estábamos más a gusto y ahora el grupo funciona muy bien. Tuvimos también la duda de que solo fueran vientos, y que quizás podríamos meter alguna percusión, ya que podía ser una propuesta un poco dura. Cuando comenzamos a tocar en directo algunos percusionistas y bateristas amigos míos nos dijeron que estaba muy bien, que estaba bien que la gente se imaginase la batería, que además se oía con nuestro ritmo, así que no había problema. Además al ser tres está muy bien. No somos muchos, encima los tres vamos en acústico, así que podemos tocar en cualquier lado. Estamos muy a gusto. Estoy muy contenta con esta formación. Está sonando realmente bien.

 

Uz © Adrián Abril

Uz
© Adrián Abril

 

PACHI TAPIZ: ¿Tenéis idea de grabar?

CHEFA ALONSO: [Risas] Sí, es lo que siempre nos preguntamos. Lo que pasa es que es lo de siempre. No tenemos dinero y al final lo tenemos que pagar nosotros porque no hay ningún sello que nos diga “venid que lo grabamos aquí”. Por supuesto que tenemos esa idea y lo haremos el año que viene seguro. Grabaremos un disco con los temas nuevos, aunque tenemos que tener un poco de dinero. Está claro que no hay sellos. Aunque esta música es menos complicada que la de Sin Red tampoco hay sellos. De hecho lo hemos intentado en un par de sitios y no hay manera. Al final lo tendremos que grabar nosotros, que lo haremos, pero hay que esperar un poco.

PACHI TAPIZ: Escuchando vuestra maqueta me llamó mucho la atención los temas que venían del repertorio de Akafree como “La visita de la salamandra” o “Cabeza de raton”, que es un gran tema.

CHEFA ALONSO: Todos son temas preciosos, también los de Marcos y los de Miguel, que tienen una personalidad muy especial. Los temas están muy bien, pero en general los sellos más relacionados con el jazz nos dicen “esto no es lo nuestro”… lo nuestro nunca sabemos dónde va. No tenemos un sitio donde lo nuestro sea lo “vuestro”. Supongo que grabaremos a mediados del año que viene. Quiero recuperar temas que tenía de Akafree porque suenan muy diferentes con esta formación. Lo bueno de los temas realmente ricos es que son inacabables. Nunca suenan iguales, siempre sugieren más cosas. Si no, no los tocaría. Para mí cada vez que los toco son nuevos, suenan distintos.

Vamos a seguir tocando, y espero que nos empiecen a salir más cosas fuera. Siempre es más fácil fuera de España. De momento tenemos una fecha para ir a tocar en Alemania, a Bremen. Aquí no sé como está la cosa, pero por lo menos tenemos planes para movernos.

PACHI TAPIZ: ¿En qué estado está ahora Akafree?

CHEFA ALONSO: Akafree está realmente parado. Uz es para mí la alternativa a Akafree. Aunque Javier [Carmona] ya no está en Londres se ha ido a vivir a Barcelona en donde está con otros proyectos de improvisacion libre. Jorge Frías, el contrabajista, está estudiando jazz en Pamplona. Está yendo dos o tres días a la semana, y en Madrid está liado con sus grupos. Con Marcos estoy en Uz, así que Akafree ahora mismo está totalmente parado.

 

Concierto Dadajazz Carnaval

Concierto Dadajazz Carnaval

 

PACHI TAPIZ: Es una pena ya que en España no hay muchos proyectos como Akafree.

CHEFA ALONSO: También estoy en un grupo con [Ilde]Fonso [Rodríguez]. Se llama Dadajazz y allí sólo toco percusión. Tocamos temas propios y también hacermos versiones de Ornette Coleman. Pero es un grupo totalmente local. Prácticametne no sale de Leon. Es un quinteto pero es prácticamente imposible de mover. Es muy salvaje y muy bonito pero no hay manera. Hay que buscar otras opciones para poder moverse y para poder tocar. Si no te ahogas.

PACHI TAPIZ: Otro proyecto tuyo que me gusto mucho es lo de Comando Delta y su colaboración con Germán Coppini. ¿Cómo surgió ese proyecto?

CHEFA ALONSO: La idea se le ocurrio a Marcos, un programador en aquél momento de el Ferrol al que le gustaban mucho O.M.E.G.A. y Germán Coppini. Como último proyecto que podía programar en Ferrol se le ocurrió unir que la O.M.E.G.A., que es improvisación libre, tocase temas de Coppini. Se lo propuso a la O.M.E.G.A. de forma abierta. De los veinte que somos nos apuntamos once que pensamos que podría ser interesante esa mezcla. Formamos el Comando Delta que es el cincuenta por cien de la O.M.E.G.A. y nos juntamos con Germán. La experiencia fue muy graciosa. No ensayamos durante mucho tiempo, aunque fueron dos o tres fines de semana a tope, todo el día. Montamos versiones de sus temas pero con mucha improvisación, los transformamos mucho. De todos modos aquí también sucedió lo de siempre. Fue un trabajo exagerado, porque nos esforzamos muchísimo. Menos mal que está grabado el concierto que dimos en el teatro Jofre de El Ferrol en abril del año pasado (2009). El teatro estaba a tope y la gente terminó llorando de la emoción. Estaban los viejos poperos admiradores de Golpes Bajos y enamorados del trabajo de Coppini. Con el Comando Delta hicimos improvisación libre. El proyecto cuajó muy bien, fue muy bonito, pero ahí se quedó. En principio hablamos de moverlo y hacerlo más, pero proyectos así son imposibles de mover. Fue muy bonita la relación con Germán [Coppini], que alucinó por trabajar de la manera como lo hacíamos nosotros. El concierto quedo muy bien, y la música del concierto es preciosa.

 

Chefa Alonso. Bucarest, Rumania. Foto © Andrei Kivu

Chefa Alonso. Bucarest, Rumania. Foto
© Andrei Kivu

 

PACHI TAPIZ: Puedo dar fe de ello. Me pasaste la grabación y me parece un conciertazo. Independientemente de lo que me parezca, ¿no hay posibilidad de que se pueda publicar? Ahí sí que estamos hablando de un gran repertorio. El Comando Delta está con sus improvisaciones libres, pero también están algunos de los temas más conocidos de Coppini.

CHEFA ALONSO: Sí, los de Golpes Bajos. Pues sí, pero eso ya no le interesa a nadie. Quiero decir que le puede gustar a mucha gente pero no hay interés como para editar un disco o mover al grupo. Yo creo que no. Es una pena porque es un proyecto muy bonito, pero yo creo que se ha quedado ahí.

Al principio teníamos dudas. En algún momento pensé que podía ser complicado, pero funcionó. Se produjo la magia. El directo fue realmente emocionante. Tanto para la gente a la que le gustaba Coppini como para él. Germán no tenía muchas ganas de tocar otra vez esos temas. Le dijimos que los temas no los íbamos a tocar como los tocaba él. Que se olvidase porque eso no era lo nuestro. Se animó y… pues eso, que creo que quedó muy bien.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo funciona la Orquesta O.M.E.G.A.? Ellos están en Galicia y tú estás en Madrid.

CHEFA ALONSO: Yo voy bastante por Galicia no sólo por O.M.E.G.A. Compongo música para grupos de teatro y a veces voy allí por esos proyectos. La orquesta se sigue reuniendo un domingo al mes y ensayan todo el día. Yo voy siempre que puedo. Pablo Rega, que es otro de los conductores y vive en barcelona aunque es de A Coruña, va siempre que puede. El año pasado tuvimos bastantes conciertos pero este año la cosa está bastante parada. Tenemos un concierto de Navidad que damos todos los años el 23 de diciembre en la sala Nasa de Santiago de Compostela, que es como nuestra casa, y nada más. Es una pena porque en Galicia es lo único que hay de improvisación libre en una orquesta grande.

PACHI TAPIZ: En la orquesta eres directora. ¿Cómo funcionáis? Con símbolos, partituras…

CHEFA ALONSO: Partituras para nada, funcionamos con señales. Desde hace tres años me dedico bastante a la conducción de orquestas de improvisadores. También estoy en la orquesa F.O.C.O. en la que estoy incluyendo bailarines. Tambien hay una orquesta que se montó hace un año a partir de un taller de improvisación que di el año pasado en Sevilla. Se llama la Orquesta Entenguerengue y nos estrenamos el 5 de agosto (de 2010) en el Centro de Arte Contemporaneo en la Cartuja (de Sevilla). Fue con un concierto al aire libre, precioso, lleno de gente.

La conducción la hago con señales, aunque llevo tanto tiempo formando parte de orquestas de improvisadores que he elaborado no sólo señales sino muchas cosas. No sólo están las señales típicas para hablar de dinámica, de notas largas o cortas, y de ese tipo de parámetros. Tengo señales para momentos, ambientes sonoros, estructuras, cómo se desarrolla una pieza. Lo tengo bastante elaborado. Al principio empecé a conducir O.M.E.G.A. porque me lo pidieron, pero no estaba muy convencida. Como me he ido metiendo poco a poco y he desarrollado un trabajo de reflexión y estudio, ahora me gusta. Es otra manera de hacer música. Con tanta gente es un trabajo de mucha responsabilidad pero muy interesante.

 

Chefa Alonso con Albert Kau © Barbara Meyer

Chefa Alonso con Albert Kau
© Barbara Meyer

 

PACHI TAPIZ: Quería también que nos comentases tu dúo con el pianista alemán Albert Kau. Cómo surge y cuáles son los proyectos que tenéis entre manos.

CHEFA ALONSO: A Albert lo conocí porque él también estaba escribiendo una tesis doctoral sobre la improvisación en Marburg, Alemania. Aunque en su caso era desde el punto de vista de su enseñanza en escuelas de músicas, es decir, la enseñanza de la improvisación a niños y jovenes. Actualmente es doctor en improvisación y está trabajando ya en una Universidad cerca de Colonia. Nos intercambiamos material y decidimos probar a tocar juntos. Creo que nos entendimos tanto personal como musicalmente desde el primer momento. Recientemente se ha comprado un clavicordio, con lo cual tenemos un dúo bastante variado combinando el piano, el clavicordio, el saxo soprano y la percusión. En la última grabación que tenemos figuran ya los cuatro instrumentos. En El ojo del huracán (http://www.alg-label.com/El-ojo-del-huracan) él está solo con el piano. Nuestra idea es grabar un CD con el último material, parte del cual será editado posiblemente por Audition Records, un sello de descarga gratuita, además de seguir tocando. Nuestro último concierto fue en el festival de improvisación de Dresden a finales del pasado septiembre en the Blueu Fabrik. Los próximos serán en Vortex de Londres el 16 de enero, y después en el festival Hurta Cordel de Barcelona, el día 10 de febrero.

PACHI TAPIZ: Ya que lo has traído a colación te quería preguntar también por tu doctorado en improvisación libre. Pero claro, eso de preguntarte en dónde lo puedas ejercer…

CHEFA ALONSO: ¡Qué va! Las universidades no quieren saber nada de mí por lo que parece… [risas]. No, aquí no hay nada parecido. La música no está en las universidades. Sigue siendo patrimonio de los conservatorios que están para conservar y no para renovar. Así que la cosa está complicada. Aunque me llevé una sorpresa con el taller a partir del que se organizó la Orquesta Entenguerengue, porque prácticamente el noventa por ciento son profesores del conservatorio. Tocan muy bien, pero son de otra onda. No son tanto jóvenes de edad como jóvenes de cabeza, interesados en la improvisación, con ganas de experimentar y de hacer cosas. Es una orquesta que mezcla a un noventa por ciento de profesores del conservatorio con muy buena técnica, junto con algún guitarrista estupendo de flamenco y otros músicos que vienen del rock y de la música electrónica. Hay una gran mezcla que hace que la orquesta sea muy interesante. Es la primera vez que me pasa que de quince músicos once sean del conservatorio. Los profesores de conservatorio lo que quieren es que les hable de improvisar, tienen ganas de poder hacer algo más que tocar una partitura. Eso no es lo normal.

En las universidades no hago nada, pero sin embargo doy bastantes talleres de improvisación con músicos, actores, bailarines, poetas… Es algo abierto que me gusta mucho. Eso de empujar a la gente, darles la confianza para que se lancen al abismo y a la libertad de la improvisación.

Texto © 2010 Pachi Tapiz
Fotos © 2010 Sergio Cabanillas