image_pdfimage_print

VI Ciclo 1906 de Jazz

  • Fecha: 30 de mayo de 2013
  • Lugar: Café Berlín (Madrid)
  • Componentes:
    Javier Pereiro: Trompeta y fliscorno
    José Luis Miranda: Trombón y bombardino
    Pablo Castaño: Saxo alto y flauta
    Xosé Lois Miguelez: Saxo tenor
    Toño Otero: saxo tenor y barítono
    Ton Risco: vibráfono
    Marcos Pin: guitarra
    Manolo Gutiérrez: piano
    Xacobe Martínez: contrabajo
    Max Gómez: batería

Comentario:

Es evidente que Factor E-Reset  no es una big band por mucho que lo formen 10 miembros, si bien es cierto que el carácter que le confiere las composiciones y arreglos del disco de presentación, Barbanza (Freecode 2012) así lo podrían indicar.

Marcos Pin Factor E-Reset

Marcos Pin Factor E-Reset

La puesta en escena del “tenteto” (diez de los mejores músicos de jazz del panorama gallego) en el pequeño escenario del café Berlín les obliga a aparecer tan prietos que apenas caben. Sin embargo, este grupo está suficientemente preparado, al margen del espacio que tengan, como para ofrecer una orquestación decidida, de inagotable swing y brillantes y complejos arreglos; sólido, bien ensamblado, fluido, muy trabajado y con capacidad para la improvisación.

Sirva de excusa para la actuación la publicación de su disco Barbanza (FreeCode, 2012), que interpretaron en su totalidad.

Lo que pudimos disfrutar en vivo es lo grabado en estudio. Tocan en directo y no en diferido, (como diría cierto político del panorama nacional) con naturalidad y apoyados en una técnica tanto individual como colectiva que no deja lugar a especulaciones. Marcos Pin ejerce de “chamán” dirigiendo desde las sombras, democratizando al resto de integrantes y apareciendo con luz propia desde el púlpito de su guitarra eléctrica.

 En composiciones orquestales como “San Finx” y “Where are they?” o bien produce un torrente de notas a lo Wes Montgomery o muestra sus dotes de guitarrista que cubre espacios con elegancia de orfebre. Pocas veces más apareció como solista a lo largo del concierto ya que su labor no era otra que dirigir, componer y arreglar.

Marcos Pin

Marcos Pin

El comienzo del concierto fue el mismo que en Barbanza, con la reconocible y familiar “Bagueera’s Dilema”.

Las primeras intervenciones corrieron a cargo del vibrafonista Ton Risco y también los primeros aplausos. Toño Otero con un solo discursivo y de profundo calado puso continuidad y final al tema.

En “Noite de Sereas” el sonido es refinado, repartiéndose las intervenciones de Ton Risco, Toño Otero y sobre todos ellos, Manuel Gutiérrez, que demuestra sus dotes técnicas que nos lleva a pensar en Sumrrá.

Igualmente, Manuel Gutiérrez nos introduce al piano en la deliciosa “Bico de Mar” y Xacobe Martínez Antelo se luce en un solo rotundo y de fuerte pulsación al que le sobra la amplificación artificial para arrancar ovaciones de reconocimiento.

La única pieza no original es “Moment’s Notice”, de la que se dice que fue escrita por John Coltrane en una hora; en ella, Ton Risco vuelve a destacar con un solo muy vivido con dos baquetas por mano que golpearon el vibráfono a lo Gary Burton.

Xacobe Martínez Antelo

Xacobe Martínez Antelo

Con el bis “Escarabote’s Blues” se cerró el repertorio. José Luis Miranda voló alto con su swingueante trombón y Manuel Gutiérrez rompió el tema con una fuga de piano tan imaginativa como para transformarla en la pieza más comprometida.

Para terminar no quiero dejar de nombrar la excelente labor de los saxofonistas Xosé Lois Miguelez  y Pablo Castaño, la  del trompetista Javier Pereiro. Y la del batería Máx Gómez que marcó el ritmo con precisión suiza durante toda la noche.

La conclusión es evidente, concierto de buenas sensaciones y mejores recuerdos que demuestran que en este país donde la cultura parece hundirse aún tiene salvavidas a los que asirse.

Texto: © Enrique Farelo, 2013
Fotografías © Sergio Cabanillas, 2013