image_pdfimage_print

XVI Festival Internacional de Jazz San Javier

  • Fecha: 6 de julio de 2013.
  • Lugar: Auditorio Parque Almansa, San Javier (Murcia)
  • Componentes:
    Grace Kelly, Lynne Arriale & René Marie Quintet
    René Marie: voz.
    Grace Kelly: saxo alto, soprano y voz.
    Lynne Arriale: piano.
    Martin Gjakonovski: contrabajo.
    Guido May: batería.

Comentario:

 René Marie

Grace Kelly, Lynne Arriale y René Marie, son tres grandes figuras del jazz contemporáneo, que se han unido en un nuevo y atractivo proyecto avalado por sus respectivas exitosas carreras, en el que recopilan una excelente variedad de conocidas composiciones de la música, tanto del jazz como del blues y de la música pop. Hablar de los trabajos artísticos de cada una de ellas sería algo extenso, por lo que me remito a decir que todas poseen su propio y evidente carácter musical, y una extensa discografía como lideres y colaboradoras de otros grandes músicos, lo que hace del encuentro una sofisticada relación que da como resultado una gran calidad y diversidad en lo expuesto sobre el escenario. La menos veterana, no por recorrido artístico sino por la edad, es la joven saxofonista, compositora, cantante y educadora Grace Kelly (1992) a la que ya se le reconoce como una de las promesas de la música actual con más futuro y perspectivas, tras su incipiente ascenso musical, desde que contaba tan solo con doce años de edad. Completando el quinteto, dos músicos también singulares: el contrabajista Martin Gjakonovski y Guido May, en la batería. Lastima que el primero de ellos estuviera condicionado a tocar con un sonido saturado de graves durante gran parte del concierto, el porqué de ello deberíamos preguntárselo a los técnicos de sonido.

Grace Kelly

La vigorosa voz de René Marie resonó en el espacio del auditorio desde el primer tema que acometieron, “Feeling Good”, en el que se dieron las primeras improvisaciones de Kelly, con un potente discurso y el sonido limpio de su saxo alto, y de la pianista Arriale, elegante y ajustada en sus fraseos. Un juego de diálogos entre la cantante, la saxofonista, y después con el contrabajista, en los que utilizó el scat vocal, emulando a cada uno de los instrumentos, determinó el final de la pieza. Arriale fue la encargada de las presentaciones en las que comentó las influencias de reconocidas artistas como Nina Simone, Abbey Lincoln, Rickie Lee Jones y Joni Mitchell, que se dan en el grupo. “Here Comes The Sun”, del grupo británico The Beatles, incluido en el álbum de Arriale llamado Convergence (Motema Music, 2011) fue el segundo tema del repertorio, una estupenda versión con bellos arreglos de la pianista y del saxofón, apoyando la voz de la cantante. Otra de las canciones elegidas fue “The Times They Are A-Changin”, de Bob Dylan, en la que la voz de Marie interpretó con energía el sugerente mensaje contenido en la letra, seguida de una brillante improvisación de Kelly con el saxo soprano, luciendo una sonoridad y fraseo sencillamente hermoso y coherente. “The Music In The Magic” y la preciosa balada llamada “I Loves You Porgy”, volvieron a poner a prueba las buenas cualidades de la cantante, manejándose de forma elocuente y bucólica en un alarde de interpretación y registro vocal, este último comparable quizá con la voz de Dianne Reeves, pero con sus propias particularidades y matices.

 Lynne Arriale

La emotividad que transmite Grace Kelly con su instrumento quedó reflejada, una vez más, en el tema llamado “Rainy Night House”, de Joni Mitchell, realizado a dúo de piano y saxofón. Una preciosa melodía adaptada para la ocasión, que supongo penetró en los oyentes tanto como en mí, hasta el punto de ponerme la piel de gallina, por decirlo de alguna manera, debido a los desarrollos improvisados de piano y saxofón. Superado el problema de sonido del contrabajo, -más vale tarde que nunca-, en la pieza titulada “Yellow Bird” destacó el solo de batería de Guido May, que efectuó junto Gjakonovski una labor impecable en las bases rítmicas. El concierto deparaba aún ciertas sorpresas como el hecho de que la cantante Rene Marie nos embelesara con su voz en español, en las primeras estrofas de “Throw It Hawai”.

 Martin Gjakonovski

El blues llamado “See Line Woman”, de Nina Simone, despertó las energías apaciguadas de la banda, mostrándonos la voz más desgarrada de Marie en un juego de fraseos, estilo gospel, con la saxofonista Grace Kelly. El bis de rigor, a petición del público, llegó con el título de “Rainbow Sleeves”, composición de Rickie Lee Jones, que se tradujo en un corto tema de despedida, envuelto en la afable y melodiosa voz de la cantante.

 Guido May

Un concierto sublime y magistral en cuanto a la entrega y calidad artística de todos los miembros del quinteto, en parte desvirtuado por la labor de los técnicos, que a veces parecen olvidar la estrecha relación que existe entre la música y el sonido en el resultado final de cualquier actuación en directo.

 

Texto: © José Antonio García López, 2013
Fotografías: © Rafa Márquez, 2013