image_pdfimage_print

Músico tenaz y hecho a sí mismo. Un luchador como pocos, que fue capaz de cambiar las normas de la prestigiosa Berklee College of Music, además de crear una nueva técnica para el acordeón llamada aproximación de acorde en ambas manos. Su música recorre paisajes que abarcan el jazz, el tango y la música clásica, sin olvidarse de sus raíces celtas.

Trabajó de ayudante de camarero en Boston y sobrevivió en la gran manzana hasta conseguir el reconocimiento de artistas consagrados como Maria Schnneider, Arturo O’Farrill, Jeff Ballard, Chris Cheek, Paquito D’Rivera y Donny McCaslin, entre otros. Hoy es un asiduo de los clubs neoyorkinos por derecho propio. Enrique Farelo y Carlos Lara han mantenido una entrevista con este músico gallego radicado desde hace 15 años en la ciudad de los rascacielos.

Anthony Melo_Victor Prieto picture 2005_peq

¿Cómo has conseguido abrirte camino en Estados Unidos con un instrumento tan poco habitual en el jazz?

Víctor Prieto: Realmente, mi intención era venir a Nueva York por unos años, hacer muchos contactos y después regresar a España. Pero al pasar los meses me fui dando cuenta del nivel musical que iba adquiriendo y que no había ningún acordeonista que pudiera tocar lo mismo que estaba haciendo yo. Esto me dio más fuerzas para luchar y me motivó para seguir adelante. Poco a poco, te vas haciendo más y más popular, la gente te aprecia también como persona además de lo musical, y aquí sigo… trabajando un montón.

¿Cuáles son tus principales aportaciones con el acordeón que diferencien tu modo de tocar, por ejemplo, del llamado jazz manouche al que estamos más acostumbrados a oír en Europa?

Víctor Prieto: El jazz manouche es un estilo precioso que puedo tocar muy bien. No es uno de mis favoritos, pero es un estilo donde este instrumento puede hacer el papel de una guitarra acompañada, y realizar solos de una forma tradicional. Es un estilo fantástico, utilizado dentro del jazz francés, que me gusta mucho. Pero mi modo de tocar es una mezcla de acordeón, saxofón, piano y guitarra. La manera de pensar armónicamente en el acordeón es muy compleja y para mí la forma de concebir la música va más allá de un estilo en concreto.

En España se piensa que los músicos de jazz en Nueva York viven más o menos de su música. Hablando de la vida de un músico español en Nueva York como Víctor Prieto, ¿se puede vivir del jazz exclusivamente o tienes necesidad de recurrir a otros trabajos complementarios?

Víctor Prieto: Creo que pocos músicos en Nueva York viven sólo de tocar un estilo de música. La definición de músico de jazz en Nueva York casi no existe, ya que todos los músicos sabemos que para vivir allí tienes que estar preparado para tocar un sin fin de estilos, estén conectados con el jazz o no.
En mi caso, tengo que recurrir a estilos que son necesarios para cualquier acordeonista, ya sea tango, klezmer, música brasileña, celta o española. Cuando me refiero al tango, digo que es necesario conocer en profundidad las claves, el vocabulario, los patrones rítmicos, etc. Lo mismo sucede con los otros estilos. En realidad, vivir de la música y del jazz en Nueva York es muy difícil, ya que la competencia y el nivel musical son altísimos. En mi caso creo que me puedo considerar en el grupo de los que pueden vivir de la música aquí en Nueva York.

¿Por qué te interesaste en el jazz y qué músicos te sirvieron de guía faro?

Víctor Prieto: Primero me interesé por el blues, ya que me encanta la progresión armónica y de ahí pasé al jazz escuchando a John Coltrane, Chick Corea, Miles Davis y Herbie Hancock. Más adelante centré mi atención en los acordeonistas de jazz como el fallecido Frank Marocco o Richard Galliano, aunque mis mayores influencias  no son acordeonistas sino pianistas y saxofonistas.

 insert_sd1.eps

Eres el creador de una nueva técnica para el acordeón llamada “aproximación de acorde en ambas manos”. ¿Podrías explicar en qué consiste dicha técnica de la manera más sencilla posible para que podamos entenderlo los profanos?

Víctor Prieto: Se trata de una técnica que consiste en usar poliacordes, dos acordes diferentes tocados al mismo tiempo. Esta técnica crea sonidos y texturas armónicas no usadas anteriormente y hay que moverlos a intervalos como un pianista. Ello me obligó a cambiar toda la digitación e inventar una nueva para la mano izquierda del acordeón. Esto para el oyente supone una gran variedad cromática y una riqueza de sonidos que no espera escuchar en un acordeón y para el acordeonista resulta un esfuerzo adicional a la hora de pensar la complejidad estructural de dicha técnica.

Cursaste estudios de acordeón clásico en el Conservatorio de Orense. ¿Qué composiciones y compositores estudiabas en dicho Conservatorio para tan inusual instrumento?

Víctor Prieto: El acordeón clásico es una carrera larga de quince años y el nivel que hay en España es altamente competitivo, aunque tuve la suerte de contar con el profesor Daniel Rodríguez Meirinho durante unos diez años. A su lado estudié las “Sonatas” de Scarlatti y Bach; la “Sonatina Piccola” de Torbjorn Lundquist; La “Ciaccona” de J. Oppenheimer y el “Divertimento” de Kramer, entre otras obras.

Hoy eres un músico reputado, pero para llegar hasta aquí ¿cuál ha sido el grado de sufrimiento que has tenido que padecer para alcanzar el actual estatus?

Víctor Prieto: Se sufre mucho al estar lejos de tu familia en un país que no es el tuyo. Cuando llegué a Nueva York no tenía a nadie que me pudiera echar una mano. Tener que buscarse la vida así es realmente difícil; además, estar obligado a renovar el visado de artista cada dos años con los gastos que esto supone en abogados era otra dificultad añadida. Al principio, trabajar como músico era imposible, así que tuve que hacerlo de ayudante de camarero para poder sobrevivir. Lo positivo es que me sirvió como medio para contactar con otros músicos.
Pero también hay que decir que es una experiencia fenomenal y tampoco es que uno esté llorando todos los días. Forma parte de la vida y del proceso de querer hacer algo en esta jungla de asfalto…

Anthony Melo_IMG_2749_2_peq

¿Cómo surge la idea de estudiar en Berklee College of Music y qué problemas tuviste a la hora de estudiar allí con un instrumento como el acordeón?

Víctor Prieto: En Orense fui al Conservatorio para posteriormente pasar a Santiago de Compostela donde estudie Jazz en el Estudio Escola de Música de Suso Atanes y él fue el que me empujó para dar este salto a Boston.
Al principio en Berklee me dieron la mitad de la beca ya que no me querían aceptar, puesto que el acordeón no es está en la lista de instrumentos que se imparten allí. De hecho, hoy, soy el único acordeonista de la historia que se ha graduado en Berklee. Me querían meter como pianista o como organista Hammond B3… para finalmente entrar como estudiante de film scoring.
Mi tenacidad me llevó finalmente a luchar contra el sistema de Berklee y a estudiar acordeón de jazz, aunque tuve que demostrar que podía hacerlo sin la ayuda de profesor alguno. No pudieron conmigo y tan sólo hace unos meses estuve impartiendo una master class.

Tus actuaciones son numerosas en Nueva York lo que dice bastante en tu favor. ¿Cómo son los clubs neoyorquinos en cuánto a los aficionados se refiere?

Víctor Prieto: La gente es muy aficionada al jazz, pero al mismo tiempo no deja de ser una música minoritaria…

Trioj107

Vives en Nueva York, pero eres gallego, ¿Estás al tanto de lo que sucede en el jazz español y concretamente en Galicia?

Víctor Prieto: Llevo veintisiete años fuera de España, doce en Venezuela donde me crié y quince en los USA. ¡Ahora dime de dónde soy! Naturalmente que soy gallego de Ourense y español, ya que mis padres me criaron allí, pero son muchos años fuera.
Desafortunadamente estoy muy desconectado del jazz español, no porque no quiera seguir lo que sucede allí, sino que simplemente entre la música y mi familia no tengo tiempo para nada más.

¿Mantienes algún tipo de contacto con músicos españoles?

Víctor Prieto: Yo diría que muy poco o casi nada. Espero tener muchos contactos en el futuro.

¿Te atreverías a destacar a aquellos que más valoras o que te gusten más por su trabajo?

Víctor Prieto: Me encanta la gaita gallega, y soy un fan completo de la música gallega. Entre mis favoritos están Cristina Pato, Emilio Solla, Paco de Lucia o Chano Domínguez, entre otros.

Compaginas tu carrera musical con los conciertos y el trabajo didáctico, ¿Has notado que la gente se está interesando más por el acordeón en Estados Unidos?

Víctor Prieto: Hay una mayor demanda de acordeón y esto se nota en que cada día se está popularizando más. La gente está interesada en aprender el instrumento, pero en Europa y España el acordeón forma parte de la cultura y por esta razón tiene una presencia mucho mayor en escuelas o conservatorios, cosa que aquí no sucede.
Ahora mismo estoy inmerso en siete proyectos diferentes como sideman, además de los míos como leader. He creado mi propia demanda, la gente me llama porque le gusta lo que aporto musicalmente y no por ser acordeonista.

victor prieto persistencia

En tu disco Persistencia (Foxhaven Records 2005) te acompañan Carlos DeRosa al bajo y Allison Miller a la batería. ¿Podrías darnos a conocer a estos músicos que son poco conocidos en España, a la vez que explicarnos el porqué de su elección?

Víctor Prieto: Tanto Carlo como Allison son músicos que pertenecen a la escena de jazz de Nueva York desde hace bastantes años, ellos formaron parte de la primera formación de mi trío, concretamente en el 2003 en NY. Son músicos que tocan con un sinfín de artistas, como Ray Barreto, Ravi Colrane, John Scofield, Arturo O’Farrill, Dr. Smith, Miguel Zenón, Power Johnson, por nombrar algunos.

Chris Cheek and Victor Prieto DVD

Chris Cheek es un asiduo acompañante tuyo en interpretaciones a dúo, ¿Cuál es la reacción del público en vuestras interpretaciones en directo de saxo y acordeón?

Víctor Prieto: La música de este proyecto está llena de intensidades y colores, sobre todo en el directo y el público siempre se queda fascinado. Muchas veces me dicen: “nunca esperaba escuchar algo así de un acordeón”.
Chris Cheek es uno de mis saxofonistas preferidos, tenemos muy buena amistad y eso se refleja a la hora de tocar. No hace falta ni decir que es uno de los mejores saxofonistas de la escena internacional del jazz.

Maria105

¿Cómo fue la experiencia de tocar con Maria Schnneider Orchestra, una de las mejores big bands del mundo?

Víctor Prieto: Ha sido muy buena experiencia poder tocar con la big band de Maria durante casi tres años. Es una persona maravillosa, su música es preciosa, las composiciones y su modo de arreglar es impresionante. Los músicos de la big band son la cream de la cream del jazz internacional. El acordeón es prescindible y no tiene ninguna fuerza, es un toque de color que le da a todo el conjunto y personalmente creo que Maria necesita hacer una búsqueda más profunda sobre este instrumento.

Para finalizar te vamos a plantear unas pocas preguntas de respuestas cortas:

¿Cuál es el músico de jazz que más te ha influido?

Víctor Prieto: No podría nombrar sólo a uno, pero sí a tres: Coltrane, Corea y Miles

¿Qué músicos al margen del jazz te parecen especialmente interesantes?

Víctor Prieto: Alfred Brendel y Yo-Yo Ma.

¿Con qué músico vivo o muerto te hubiera gustado tocar?

Víctor Prieto: Me encantaría hacer algo con Richard Galliano y me hubiera gustado tocar con Astor Piazzola.

Primer músico de jazz que escuchaste

Trioeurope108

Víctor Prieto: Luis Armstrong y su canción “Hello Dolly”

El mejor club de jazz donde has tocado

Víctor Prieto: El Dizzy Coca-Cola Club, en NYC, donde toqué toda una semana con mi trío. Es un club precioso.

¿Qué instrumento te hubiera gustado tocar al margen del acordeón?

Víctor Prieto: La Trompeta.

¿Cuál es tu disco preferido de cualquier estilo?

Víctor Prieto: Kind of Blue de Miles Davis

Y por último: ¿Qué proyectos tienes en mente para los próximos meses y qué actuaciones?

Víctor Prieto: Con mi trío voy a visitar Chicago, Texas y Los Angeles, más las actuaciones en el Estado de Nueva York en Shape Shifter Lab, Terraza 7 y el City Winery World Festival. Además de esto, tengo dos giras con Cristina Pato en septiembre de 2013 y abril de 2014; una gira con Chris Howes en septiembre y noviembre de 2013. También tengo prevista una grabación en Jazz Standard NY con Emilio Solla y la gira de 2014. Parece que voy estar bastante liado hasta mediados del 2014.

Más información http://www.victorprieto.net/

 Entrevista: © Enrique Farelo y Carlos Lara, 2013
Fotografías: Héctor Prieto, Chris Romero, Anthoni Carriero y Anthony Melo