image_pdfimage_print
  • Fecha: 25 de Julio de 2013.
  • Lugar: Plaza de Santa María, Peñíscola.
  • Componentes:

Roque Martínez: saxo
Julio Montalvo: trombón
Ricardo Belda.: piano
Fernando Marco: guitarra
Lluís Llario: contrabajo
Yoel Páez: percussion

  • Comentario:

MC Latin Jazz Project.

MC Latin Jazz Project.

La décima edición del ciclo de calle del Festival de Peñíscola, que este año ha contado con la presencia de formaciones como el trío del organista Benjamín León u Organic Collective, el proyecto eléctrico del guitarrista gallego Marcos Pin, vivió un final caliente en la Plaza de Santa María. Cálido en lo meteorológico, y también en lo musical. Con la plaza abarrotada de público, pisó el escenario MC Latin Jazz Project, integrado por músicos valencianos y cubanos (de ahí las siglas Mediterranean Caribbean), cuyo meritorio disco de debut Mediterranean ha sido presentado este año por el sello castellonense Blau Records.

Al igual que el disco, su actuación arrancó con el arreglo latino del “Groovin’ High” de Dizzy Gillespie, cuya enrevesada melodía puso a punto de la maquinaria de la banda y calentó al público con su intensidad, que ya no cesó en todo el concierto. Roto el hielo, siguió “A Gosal”, composición original del guitarrista Fernando Marco. Su riff pegadizo, entre el blues y el boogaloo, cumplió lo que prometía su título y sirvió una base excelente para el lucimiento tanto de Ricardo Belda al piano como de Fernando Marco a la guitarra, a cuyos solos siguió una excitante conversación entre el trombón de Julio Montalvo y la batería imparable de Yoel Páez, que también brillaron, esta vez en sus respectivos solos, en el siguiente tema del repertorio, “Cha Blues” de Norberto Rodríguez.

Fernando Marco.

Fernando Marco.

Llegó la calma a ritmo de bolero con “Claudia” de Chucho Valdés, donde fue invitado a ocupar la batería el histórico músico de sesión valenciano Rafael Picó “Copi”, mientras Yoel Páez tomaba las maracas. En esta ocasión destacaron las intervenciones solistas de Roque Martínez al saxo alto, al que relevó Julio Montalvo, acoplada una sordina a su trombón, y por último hicieron las delicias del público tanto Lluís Llario al contrabajo como Ricardo Belda al piano. A continuación sonó la visión latina de “One By One” de Wayne Shorter, donde el duelo interpretativo entre el trombón de Montalvo y el saxo de Martínez de nuevo despertó el aplauso espontáneo de los asistentes.

Llegó el turno de Yoel Páez y su solo de batería en el que, pese a su espectacular despliegue de recursos técnicos, en ningún momento renunció al groove y la melodía. Sonó a continuación el arreglo que la banda ha hecho de “Footprints” de Wayne Shorter, sin duda uno de los más bellos cortes de la grabación. Se entrecruzaron entonces las voces del saxo y el trombón, creando improvisaciones refrescantes sobre la melodía, antes de dar paso al solo de contrabajo de Lluís Llario y extinguirse el tema dejando como única voz sobre el escenario al saxo alto de Roque Martínez. Se aproximaba el fin de fiesta y el sexteto arrancó de forma espontánea una improvisación de corte funky donde Julio Montalvo protagonizó con su voz una divertida conversación de scat con el saxo alto, antes de poner fin al espectáculo con el bolero “Yo Pienso En Ti”, cantado por el propio Montalvo y con la presencia de “Copi” en las maracas.

Julio Montalvo y Roque Martínez.

Julio Montalvo y Roque Martínez.

Una noche tórrida para cerrar el ciclo donde los músicos mediterráneos aportaron la mesura y la elegancia y los caribeños el fuego y el virtuosismo, para disfrute de los aficionados que llenaron un año más la Plaza de Santa María de Peñíscola.

Texto y fotos: © 2013  Sergio Cabanillas.