El idilio entre el jazz y el hip-hop comenzó hace bastante tiempo desmintiendo con ello a todos los que pensaban que eran músicas completamente antagónicas. Ya sea por medio de samples (A Tribe Called Quest o Digable Planets) o con instrumentación real detrás (The Roots), muchos son los artistas y formaciones que, desde primeros de los noventa incorporan a su música elementos procedentes de ese vasto y rico universo llamado jazz.

Ahora parece que esta mezcla de sensaciones llega a nuestro país con Capman, un proyecto liderado por el polifacético Nacho Aldeguer, antes conocido como actor y ahora dando rienda suelta a su faceta como vocalista y rapper, que desde el 28 de mayo cuenta con un primer disco en el mercado, un directo grabado en el Ateneo de Madrid en diciembre de 2009 bajo el título de Lecciones de vida. Para llevar a cabo con éxito esa, en ocasiones, difícil tarea de abordar un género a partir de otro, Aldeguer se rodea en el escenario de buenos y sólidos músicos, entre los que destacan Héctor García Roel en la guitarra y Javier Bruna en los saxos y flauta, ambos componentes de Fractal. Pues bien, habiéndonos puesto ya en situación podemos decir que ese éxito se consigue pero sólo a medias. El punto positivo viene por parte del apartado instrumental del asunto. Los músicos presentes se encargan de transmitir un elegante groove que, en todo momento, suena más que correcto, con momentos en los que incluso llega a brillar a gran altura. No se trata del clásico beat repetitivo del hip-hop adornado con arreglos jazzies sino de un sonido que divaga, con gran soltura y a partes iguales, entre los dos grandes océanos que representan el jazz y el rap, fluyendo por un aparente fácil camino donde el saxo y la flauta, llevados con maestría por el mencionado Javier Bruna, no se limitan a ser meras comparsas o elementos recurrentes sólo para solos enfocados al lucimiento personal de quien los sopla, sino que acompañan por debajo, a modo de background, la voz principal. Este último es, precisamente, el apartado en el que el disco adolece de cierta falta de carisma, pues un acompañamiento instrumental del calibre del mostrado debe tener al frente, al menos, una voz elegante con algo de flow. Nacho Aldeguer no frasea mal, pero no consigue encontrar su sitio, al menos en lo que a este concierto se refiere, algo que se acrecenta cuando intenta cantar, con momentos desafinados bastante importantes y que, en ocasiones, se hacen un poco cuesta arriba. Estamos por tanto, ante un trabajo de contrastes que, si bien puede resultar interesante en cuando al sonido desplegado en su parte instrumental, queda un tanto cojo en su conjunto global con una desatinada elección como voz protagonista. Con todo y con eso, Lecciones de vida supone un paso adelante en lo que a esta fusión entre jazz y hip-hop se refiere a nivel nacional. Puede que no sea perfecto y que haya bastante por pulir, pues todo es susceptible de margen de mejora, pero puede ser considerado una primera piedra de toque sobre la que edificar un posible futuro que torne en prometedor un subgénero con un sinfín de posibilidades. Veremos.

Rodrigo López “Donny”

Músicos: Nacho Aldeguer (voz), Javier Bruna (saxo y flauta), Diego Hernando (batería), Hector García Roel (guitarra), Javier Delgado (contrabajo), Félix Antolín (teclados) y Pablo Rodríguez (violín)

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.