image_pdfimage_print
  • Fecha: 11 de Noviembre de 2013.
  • Lugar: Sala Clamores, Madrid.
  • Grupo:
    Pat Martino: guitarra
    Pat Bianchi: órgano
    Carmen Intorre Jr.: batería

Comentario:

Pat Martino Trio © Sergio Cabanillas

Pat Martino Trio
© Sergio Cabanillas

Parece que las últimas visitas que ha realizado Pat Martino a nuestro país en los últimos años vienen dejando al respetable con apetito, y es que la leyenda de Filadelfia volvió a presentarse con su trío de órgano en Clamores a sala llena. Además de los buenos aficionados de la capital, entre el público se encontraban reputados intérpretes de las seis cuerdas como los argentinos Sacri Delfino y Guillermo Bazzola o el estadounidense Chuck Loeb, acompañado por el batería Wolfgang Haffner, todos ellos bien dispuestos a disfrutar del espectáculo.

Pat Martino © Sergio Cabanillas

Pat Martino
© Sergio Cabanillas

Martino no defraudó y se entregó a su público con un repertorio de swing sin concesiones desde el primer acorde del explosivo “Catch”, con un arreglo diferente al que puede escucharse en Live At Yoshi’s (Blue Note, 2001), donde Pat Bianchi ya se hizo notar con un solo espléndido, antes de seguir con el original “Inside Out”, incluído en Undeniable (High Note, 2011), donde el guitarrista deleitó a los asistentes con un solo decididamente negro, arrastrando el tempo y utilizando las octavas al estilo de Wes Montgomery, pero utilizando la púa en lugar de sus dedos, y brindando después un espléndido acompañamiento al solo de órgano. El trío continuó con “Seven Come Eleven” de Charlie Christian antes de relajar el ritmo con una interpretación llena de sentimiento de “Blue In Green”, uno de los momentos más emotivos de la noche, donde la guitarra de Martino cantó la soledad y el vacío. La velada continuó con el aire de bossa de “The Island” y el primer pase finalizó por todo lo alto con la enérgica revisión de “Oleo” de Sonny Rollins, donde Martino despachó un solo de fantasía, tomando caminos insospechados y resolviendo con maestría, antes de dar paso a una espectacular intervención de Bianchi que levantó el aplauso espontáneo del público.

Pat Bianchi © Sergio Cabanillas

Pat Bianchi
© Sergio Cabanillas

Tras una breve pausa, los músicos regresaron al escenario para interpretar “Footprints” de Wayne Shorter, desplazando la melodía sobre el ritmo, donde de nuevo el órgano cobró protagonismo en su solo, con Carmen Intorre empujando sin cesar a sus compañeros. Después el trío pisó el acelerador con el delicioso “Twisted Blues” de Wes Montgomery que Martino grabó en Remember: A Tribute To Wes Montgomery (Blue Note, 2006) y tomó oxígeno con “In Your Own Sweet Way” de Dave Brubeck antes de volver a la carga con “Impressions” de Coltrane. El momento lírico del pase lo puso la balada “In A Sentimental Mood” antes de que el protagonista y sus compañeros volvieran a desbocarse recurriendo a de nuevo a Montgomery con “Full House” y finalizaron por todo lo alto con su habitual “Mac Tough”, dedicado a Brother Jack McDuff donde Bianchi volvió a hacer de las suyas con la complicidad de Intorre y su groove. Tras la ovación final, la petición de bises no se hizo esperar, y Martino y sus compañeros correspondieron con un inolvidable “Round Midnight”.

Carmen Intorre Jr. © Sergio Cabanillas

Carmen Intorre Jr.
© Sergio Cabanillas

Noche de gigantes en Clamores, con un anfitrión de leyenda que con el paso de los años no ha perdido ni un ápice de su chispa, con su pulso prodigioso y su fraseo inconfundible, y dos compañeros con un swing a toda prueba. Desde su increíble historia de superación personal, Martino sigue maravillando a partes iguales a la ciencia y al público de todo el mundo. Todo un ejemplo del triunfo del espíritu humano.

Texto y fotos: © 2013  Sergio Cabanillas

Contenido relacionado: Pat Martino en Pamplona, 2012.