Allá por el final de la década de los años cuarenta hubo un saxofonista al que se le ocurrió una idea revolucionaria: grabar un tema consistente en un solo, interpretado en solitario, sin la intervención de acompañante alguno. Este saxofonista era ni más ni menos que el enorme Coleman Hawkins yContinúa leyendo

En julio de 1929, Henry Red Allen grababa para el sello Victor su primera sesión como líder, acompañado por varios músicos de la orquesta de Luis Russell, de la que formaba parte. De los cuatro temas que produjo dicha sesión, y además de otro clásico como “It Should Be You”,Continúa leyendo

El 19 de septiembre de 1951, Sarah Vaughan grababa cuatro temas para Columbia, acompañada por una orquesta dirigida por Percy Faith. En esta época, Columbia trataba de publicitarla como una cantante “seria”, lo que se traducía en numerosas ocasiones en pomposos arreglos y pésimo material y, por tanto, en unContinúa leyendo

En plenitud de facultades, Satchmo prescinde de la sinuosa melodía original, pero a cambio se saca de la manga un scat que es un prodigio de inventiva rítmica. De remate final, un solo de trompeta con dos glissandos escalofriantes. © Adolphus van Tenzing, 2006 Disponible en Sony/Legacy C4K 57176, Sony/LegacyContinúa leyendo