Jazz en Bar Garazi (septiembre de 2016. Pamplona, Navarra) [Noticias]

garazi_2016-09-programacion

Los martes 13, 20 y 27 de septiembre de 2016, a las 22:00 y con entrada gratuita, conciertos de jazz en Bar Garazi. Actuarán Arza – Urriza – Arteta, Ostolaza – Unzaga – Esteban – Sánchez, y Javier Garayalde y los Sultanes del Swing.

Entraga gratuita. Bar Garazi. C/Calderería 36. Pamplona – Iruña https://www.facebook.com/garazitaberna.iruna?fref=nf




JazzFermín 2016 III: Spyro Gyra – Ulrich Calvo Quarteto (11 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 11 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Ulrich Calvo Quarteto
      Ulrich Calvo: guitarras y composiciones
      Alberto Arteta: saxo alto
      Kike Arza: contrabajo
      Daniel Lizarraga: batería
  • Fecha: 11 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Spyro Gyra
      Jay Beckestein: saxos alto y soprano
      Tom Schuman: teclados
      Julio Fernández: guitarra
      Scott Ambush: bajo de cinco cuerdas
      Lionel Cordew: batería

IMG_1548.JPG-ULRICH CALVO

Tercera jornada de Jazz Fermín 2016 con dos conciertos (Spyro Gyra y Ulrich Calvo Quarteto) que si bien fueron muy distintos entre sí, dejaron un magnífico sabor entre el público asistente.

New Wine…

IMG_1497.JPG-Ulrich Calvo

En el papel de “telonero” (ir al final de la crónica, sección ácido acético), a eso de las nueve de la tarde – noche, el guitarrista Ulrich Calvo puso sobre el escenario de la Plaza Compañía su proyecto Slow Life. Sobre este proyecto, este músico y los integrantes de su cuarteto hay que decir que pertenecen a esa nueva hornada de músicos de la escena local de Pamplona que a lo largo de los últimos años están demostrando su gran nivel haciéndose –un-año-sí-y-al-otro-casi-que-también- con el Premio Impulso BBK, un concurso para músicos que comienzan en esto del jazz y en el que participan músicos de Euskadi y Navarra. En concreto, y si nos referimos a los integrantes del Ulrich Calvo Quartet, el primero de los ganadores de este galardón fue el contrabajista Kike Arza; a continuación vino el saxofonista Alberto Arteta… y en 2015 el ganador ha sido Ulrich Calvo con Slow Life. Este proyecto, ya grabado, verá la luz en forma de CD en unos meses. Si se cumple con la tradición, Moskito Records la publicará en otoño de 2016.

De momento, antes de que el CD se ponga en circulación y el músico tenga la oportunidad de presentarlo en directo en la edición de 2016 del concurso de BBK, en Pamplona ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar de su música en directo en un escenario a la altura de lo que merece.

Se podría contar que poco antes del concierto este músico y profesor, un tanto tímido, estaba un tanto temeroso ante la acogida que tendría su música. Se podría añadir también que cuando el concierto terminó no terminaba de creerse lo bien que había funcionado su propuesta encima del escenario según se lo hicieron llegar unos cuantos y unas cuantas de los asistentes. No diremos nada de ello. Sí contaremos que el concierto, que la música de este compositor (él fue el autor de todos los temas), y que la puesta en escena por un cuarteto en el que el cuarto integrante era el potente baterista Daniel Lizarraga, gustó (y mucho) a los asistentes.

IMG_1469.JPG-ULRICH CALVO

Daré dos apuntes: el primero, el tema “Vía de escape”, por si a alguien se le ocurre comentar algo acerca de los jóvenes y las tradiciones del jazz y el respeto a los mayores y demás … ¡qué escuchen esta pieza!; el segundo es “Hang Over”, una tremenda fiesta con la que cerraron la actuación. Hubo mucho más -el músico tiene unas cuantas ideas y sus acompañantes son unas lanzaderas perfectas para llevarlas a cabo-, y si las cosas funcionan como deben, el disfrute está asegurado tanto en forma de grabación, como sobre todo en directo.

… Old Bottle

IMG_1918.JPG-Spyro Gyra

Los norteamericanos Spyro Gyra protagonizaron un concierto de esos que quedan para el recuerdo. Posiblemente no haya habido en todas las fiestas de San Fermín ninguna actuación musical con un nivel de reconocimiento popular a la altura de la de estos músicos. La formación tiene tras de sí un historial con varios millones de discos vendidos a lo largo de sus cinco décadas de existencia, y además de otros premios, galardones y reconocimientos que van más por lo puramente profesional, cuentan con unas cuantas nominaciones a los premios Grammy (hasta doce si Wikipedia no miente), que finalmente en algunos casos se materializaron en algunos trofeos con el gramófono dorado que imaginamos los componentes del grupo lucirán orgullosos en sus casas.

IMG_1597.JPG-SPYRO GYRA

Lo de Spyro Gyra es Smooth Jazz con todo lo que conlleva: virtuosismo en los solos; composiciones alambicadas; una sincronización perfecta sobre el escenario; producciones muy cuidadas en las grabaciones; un volumen elevado en la puesta en directo; y por supuesto, ese habitual acercamiento al pop y al rock -incluidos temas cantados-, que tanto gusta entre los seguidores del género. Pues bien, salvo lo de las producciones en estudio–que no tocaba, aunque los arreglos de los temas bien es cierto que estuvieron muy cuidados-, eso fue lo que ofrecieron de principio a fin con la fortuna de que la lluvia –amenazante y amagante en algún momento previo al concierto- no hiciera acto de presencia tal y como ocurrió en la jornada anterior.

IMG_1593.JPG-Spyro Gyra

Jay Beckenstein (saxos alto y soprano) y Tom Schuman (teclados) son los dos únicos integrantes originales de la banda, si bien sus compañeros (el cubano Julio Fernández –guitarra-, Scott Ambush –bajo eléctrico de cinco cuerdas-) llevan en la formación décadas. Lionel Cordew (enorme baterista en lo físico y en lo musical), es el novato del quinteto puesto que está en la formación desde el pasado año. Aunque su última producción discográfica data de 2013, el grupo está engrasado hasta el más mínimo detalle con una agenda de en torno a cien conciertos anuales en promedio. La puesta en escena de su concierto echó mano de algunos de sus temas más conocidos, y de composiciones de prácticamente todos los integrantes de la banda. En “De la luz” el guitarrista Julio Fernández demostró que lo suyo no sólo es el virtuosismo rockero a las seis cuerdas, sino que también es un buen cantante y compositor. No pudo faltar a lo largo de la hora y media de concierto un apabullante solo de batería por parte de Lionel Cordew con el que ríase usted de los dobles bombos de las bandas de rock duro y heavy metal, así como extensos solos de ida y vuelta por parte de todos y cada uno de los músicos, incluyendo a un espectacular Beckenstein lo mismo da al alto que al soprano, que finalmente los terminó tocando simultáneamente, cual Rahsaan Roland Kirk.

IMG_1784.JPG-Spyro Gyra

El público respondió de un modo entusiasta ante la oportunidad de ver a un grupo mítico en una actuación gratuita: al finalizar la actuación del Ulrich Calvo Quartet ya hubo algunos asistentes que ocuparon su localidad, de tal modo que minutos antes del puntual inicio del concierto, ya estaban ocupadas las 600 sillas y parte de los laterales de la plaza con quienes no pudieron hacerse con una de ellas en pie. Estas ganas de ver a este grupo mítico se prolongaron no sólo a lo largo del concierto con aplausos y jaleos, sino con los aficionados en pequeños grupos parando, felicitando y saludando a los músicos conforme se encaminaban a los coches que finalmente los llevarían al hotel, algo a lo que el ambiente festivo de San Fermín unido al magnífico espectáculo invitaron con vehemencia.

Y un poco de vinagre…

Por cierto, algo que no me apetece dejar de señalar antes de que termine el repaso a las cuatro jornadas de JazzFermín 2016: si los conciertos de las nueve de la noche no son conciertos que están limitados en cuanto a su duración, y los proyectos que se están presentando si no tienen forma de grabación (los casos de Andoni Arcilla, Kontxi Lorente –que actuará en la cuarta jornada- o el mismo Ulrich Calvo), son proyectos de creación propia del festival (Hutsun Txalaparta – Jaso – Escrich Trío), la etiqueta “teloneros” que los acompaña en el programa de mano ni parece apropiada, ni de hecho está a la altura del nivel de esos músicos y sus propuestas. Por protestar, ¡que no quede!

 

Fotografías: © Sera Martín, 2016
Texto: © Pachi Tapiz, 2016




JazzFermín 2016 II: Mikel Andueza Sexteto – Andoni Arcilla Quarteto (10 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 10 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Andoni Arcilla Quarteto
      Andoni Arcilla: voz y piano
      Alejandro Mingot: guitarra
      Kike Arza: contrabajo
      Juanma Urriza: batería
  • Fecha: 10 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Mikel Andueza Sexteto
      Mikel Andueza: saxos
      Chris Kase: trompeta
      Dani Pérez: guitarra
      Iñaki Salvador: piano
      Gonzalo Tejada: contrabajo y bajo
      Gonzalo del Val: batería

IMG_1152.JPG-Andoni Arcilla

El ruido…

IMG_1068.JPG- Andoni Arcilla

La segunda jornada de JazzFermín 2016 fue complicada por varias razones. En el concierto inicial, el pianista y cantante Andoni Arcilla presentó en formato de cuarteto (junto al baterista Juanma Urriza, el contrabajista Kike Arza y el guitarrista Alejandro Mingot) un repertorio compuesto por standards jazzísticos como “Lush Life”, “How Deep Is The Ocean?” (con el que abrió el concierto) o “Skylark”; acercamientos a The Beatles (algo que Arcilla ya realiza con la formación Jazzy Leap) o Antonio Carlos Jobim; a ello añadió temas de su grabación Hilkorra ez banintz, y su composición (letra y música) “Spinning My Heart”, lo más afortunado de la tarde – noche. Su propuesta, que se podría calificar como de jazz vocal de autor (en su grabación afrontó la difícil labor de poner música a poemas de autores como Ángel Erro, Itxaro Borda o Koldo Izagirre) tuvo que luchar contra los elementos.

IMG_1045.JPG- Andoni Arcilla

Y en San Fermín, en pleno casco viejo (aleatorio lugar de paso ineludible para las cuadrillas de componentes de las peñas de mozos que vuelven de la corrida de toros -charangas en ristre- a sus locales de reunión), a eso de las nueve y pico de la tarde, su actuación parece ser que ejerció de imán para atraer a varias de estas formaciones. Si el día anterior en plena actuación del Hutsun Txalaparta – Jaso – Escrich Trío fueron dos las charangas que hicieron acto de presencia en su paso por el lateral de la Plaza Compañía y una de ellas tuvo la deferencia de hacer un alto en la música mientras transitaba a la altura de los espectadores y el escenario (amabilidad entre músicos obliga), el Andoni Arcilla Quartet no tuvo tal fortuna y se vio interrumpido en varias ocasiones, incluido en el inicio del bis con el que cerraron el concierto. Tampoco tuvo fortuna el cuarteto con el sonido, cuyo volumen fue excesivo para una propuesta con un cierto carácter intimista. A pesar de ello el público quedó satisfecho, al igual que los músicos. Otro emplazamiento, o quizás otras circunstancias posiblemente hubieran permitido un mayor disfrute de la música del cuarteto.

… y la lluvia.

IMG_1319.JPG-Mikel Andueza Sexteto

Los elementos (y no hablamos de los eventuales visitantes de los conciertos que un tanto achispados se suelen acomodar ante el escenario en plenas actuaciones, sorprendidos, para hacer alguna gracieta o dar algún paso de baile que fruto del abuso etílico les suponga a sus protagonistas sus tres segundos de gloria), también se pusieron en contra del Mikel Andueza Sexteto en el concierto principal del día 10 de julio.

IMG_1358.JPG-Mikel Andueza Sexteto

El músico estellica presentaba en Pamplona su última grabación, el magnífico Cada Cinco Segundos, al frente del sexteto que grabó este CD. Unos meses antes, allá por octubre de 2015, Andueza ya había actuado en Pamplona en el ciclo Murajazz interpretando los temas de este CD en formato de cuarteto junto a Dani Pérez, Gonzalo Tejada y Gonzalo del Val. Para el concierto de JazzFermín (que desde sus inicios ha reservado el concierto principal de una de sus jornadas para que un músico local ponga de largo en Pamplona su correspondiente proyecto), el cuarteto se completó hasta sexteto con la incorporación de Iñaki Salvador y Chris Kase. De ese modo la fiesta que tuvo lugar en la presentación de Cada Cinco Segundos en cuarteto unos meses antes y en unas condiciones de un agradable recogimiento (la capacidad de la Sala de la Muralla de Baluarte es lo que tiene), se amplió al formato de sexteto por parte de los músicos, a los que se añadieron los más de 500 asistentes que prácticamente no dejaron un sitio libre en el inicio del concierto.

IMG_1345.JPG-Mikel Andueza Sexteto

El concierto comenzó con el sexteto magníficamente conjuntado sobre el escenario, mostrando todo el potencial de las composiciones de Andueza tanto en los arreglos como en los solos. A la intensidad y conjunción de “Mr. M.B.” (dedicada a Michael Brecker), siguió la emotiva “Zortziko para Mauro”. Este es un tema que Mikel Andueza compuso en homenaje a su primo y compañero musical Mauro Urriza. Una personalidad muy importante en la escena del jazz en Navarra que nos dejó de un modo totalmente inesperado hace un par de veranos. Tras el inicio del tema por parte del sexteto, Mikel Andueza realizó un solo (sensu stricto) emotivo hasta las lágrimas. Posiblemente desde la poesía se podría hacer una referencia a la lluvia que comenzó a caer en Pamplona en plena interpretación de este tema. Un servidor, bastante más prosaico (uno es de ciencias, ¡qué se le va a hacer!), y menos dado a las florituras, sabe bien que en Pamplona –incluso en pleno julio-, el tiempo climatológico es como es (el cronológico en plenas fiestas también tiene su aquél, aunque esta no es la ocasión), y que tras un día con más de treinta grados y por tanto con un calor notable, el viento (da lo mismo que venga del Norte o del Sur), puede hacer que en poco tiempo la temperatura baje unos cuantos grados (transformando el calor en el arquetípico “fresco” que en otros lugares, ¿quién sabe por qué?, llaman frío), y que además la lluvia haga acto de presencia (¿verano en julio?: perdonen ustedes, pero Pamplona es Mordor, tal y como dicen por algunos mentideros). Y esto es justo lo que ocurrió. De ese modo, un concierto que en apenas veinte minutos ya había logrado enganchar la atención de los espectadores consiguiendo un respetuoso y atento silencio ante el tremendo despliegue musical, se transformó en un salir pitando a la búsqueda de un lugar de refugio en los laterales de los edificios y al pie del escenario. Por suerte la lluvia cesó en apenas unos minutos, y aunque algunos espectadores volvimos a ocupar las sillas, esa magia que se había producido con la comunión entre público y artistas en los dos primeros temas se vio rota. A esto se se unió que una parte de los espectadores ya había abandonado el concierto ante el temor de que lo que vendría a continuación sería el aperitivo del preludio del comienzo del inicio del diluvio Universal en diferido: se equivocaron de cabo a rabo. No obstante, ese punto de magia que tan difícil es de definir y tan especial de vivir, se había roto.

Continuó el concierto con la interpretación de la práctica totalidad de los temas de Cada cinco segundos. Gonzalo Tejada volvió a disfrutar bailando con su contrabajo. Gonzalo del Val acompañó como tan bien sabe a los mandos de su batería, potente cuando la ocasión lo requiere, y en esta ocasión dejándonos un soberbio solo en la parte final del concierto. A Iñaki Salvador se le ve muy cómodo con la música tradicional, y para ello qué mejor que un repertorio con aires a zortziko o con un tema popular como “Axuri Beltza”. Chris Kase estuvo soberbio tanto a la trompeta, como especialmente al fiscornio. En cuanto a Mikel Andueza, sus solos fueron potentes y muy resolutivos. No sólo destacaron las actuaciones individuales de los seis músicos. El grupo sonó muy bien conjuntado, y resultaron muy vistosos los encuentros musicales dos a dos, con sonrisas y guiños cómplices entre todos los integrantes del sexteto.

IMG_1443_1.JPG-Mikel Andueza Sexteto

Los enrevesados (cada uno por un motivo diferente) “Cada cinco segundos” y “Ponle letra” fueron los temas que finalizaron el concierto (el primero el bloque principal, el segundo como un más que merecido bis), dejando una magnífica sensación entre los espectadores que se sobrepusieron a la lluvia, y acreditando una vez más la enorme calidad de las propuestas de Mikel Andueza.

Texto: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: © Sera Martín, 2016




JazzFermín 2016 I: Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío – King Solomon Hicks (9 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 9 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío
      Anai Gambra, Mikel Urrutia: txalapartas de madera y piedra
      Javier López Jaso: acordeón
      Marcelo Escrich: contrabajo
      Daniel Lizarraga: batería
  • Fecha: 9 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Blues King Solomon Hicks
      King Solomon Hicks: voz y guitarra
      Russell Carter: batería
      Judson Nielsen: órgano Hammond B3
      Kirk Yano: bajo

IMG_0846.JPG-Blues King Solomon Hicks622X415

Tras dos años en pleno Paseo de Sarasate, en 2016 JazzFermín ha cambiado de localización volviendo a un escenario por el que ya pasó hace años, la Plaza Compañía. Un espacio que aunque inmerso en medio de ese escenario de las fiestas de San Fermín como lo es el casco viejo de Pamplona, presenta un cierto recogimiento debido a la peculiar topología festiva de la capital de Navarra. Ello hace de este un emplazamiento mucho más apropiado para este ciclo. Ello, unido a una programación que vuelve por donde solía, consigue que en 2016 vuelva a tomar nuevos bríos.

Jazz y txalapartas – txalapartas y jazz

IMG_0704.JPG-Hutsun-Lopez Jaso-Escrich

La primera jornada doble de las cuatro -con conciertos a las 21:00 de grupos de músicos locales en papel de teloneros y a las 00:00 con los cabezas de cartel-, comenzó con un proyecto de creación propia. El encuentro del dúo de txalapartaris Hutsun Txalaparta con el Jaso – Escrich Trío supone poner encima del escenario a músicas pertenecientes a dos tradiciones bien distintas. Por un lado las txalapartas, instrumentos tradicionales del País Vasco que se tocan por dos músicos percutiendo maderas contra maderas; por otro lado el jazz que como es bien sabido es a su vez una música que se nutre tanto de tradiciones extrañas -que termina haciendo suyas-, como de su propia tradición -para lo que no hay nada más que repasar la multitud de estilos de esta música con ya más de un siglo de historia. El resultado permitió poner en valor el potencial de las txalapartas que si bien en su ancestral forma de madera son un instrumento casi únicamente rítmico, en su versión metálica(*) se convierten también en un instrumento melódico. De este modo Anai Gamboa y Mikel Urrutia no sólo se encargaron de marcar el ritmo que complementaba al del baterista Daniel Lizarraga, sino que se permitieron realizar sus correspondientes solos que encajaron magníficamente con la música de Javier López Jaso, Marcelo Escrich y el ya mencionado Daniel Lizarraga.

IMG_0626.JPG-Lopez Jaso-Escrich trio

El quinteto apenas ha comenzado su andadura, con mes y medio de ensayos previos al concierto. A pesar de tan poco tiempo y de la dificultad de ensamblar propuestas tan distantes inicialmente, en el estreno en Pamplona ya sonó un tema compuesto para este proyecto titulado “Malambo Hutsun”. El resto fueron temas bien conocidos: “So What”, “Caravan”, “Little Sunflower”, el piazzoleño “Libertango” o la pieza de Richard Galliano “New York Tango”. Además de las piezas en quinteto el dúo de txalapartaris interpretó una improvisación en solitario -puro ritmo- con su instrumento de madera, mientras que el Jaso – Escrich Trío interpretó dos temas (“Un paseo con Astor” y “Vals 2016”) ya grabados en el más que recomendable Pagoda (Errabal Jazz), para el que muchos ya esperamos continuación.

Siempre es una buena noticia que los ciclos de jazz apuesten por proyectos de creación propia. Si además, como ocurre en este caso, los músicos de Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío no sólo se quedan en lo superficial, sino que intentan engarzar un proyecto que no mira tanto hacia lo ya conocido, como hacia lo nuevo, hay que felicitarse por que el jazz encuentre en unos instrumentos de raíz ancestral como son las txalapartas, a unos nuevos aliados por los que recorrer nuevos terrenos.

King Solomon Hicks y su fiesta de blues

IMG_1001.JPG-Solomon hicks

El concierto del cabeza del cartel de la primera jornada sirvió para que se estrenase en nuestro país un jovenzuelo que posiblemente dará mucho que hablar en no demasiado tiempo. King Solomon Hicks es, a sus veintiún años un músico que sorprende por su pericia a la guitarra, además de un buen cantante. Magníficamente secundado por Judson Nielsen (fantástico al Hammond B3), Russell Carter (potentísimo a la batería), y Kirk Yano (bajista con una pose más propia de grupos rock), dio un conciertazo de blues que puso en pie y sacó a bailar a las más de 600 personas que abarrotaban la Plaza Compañía. Para ello echó mano de un repertorio de clásicos más que reconocibles. Los planteamientos de este tipo pueden ser -a veces lo son- una buena excusa para cumplir con el expediente, y que el correspondiente concierto sea una muesca más en la chequera que antecede a otras muescas más. Por fortuna King Solomon Hicks dio (a pesar de su juventud) una lección de interpretación a la voz y la guitarra. Temas como “Dust My Broom”, “Boom Boom”, “Key To The Highway”, “Bo Didley”, “Rock Me Baby” o “Johnny B. Goode” se han debido tocar unos cuantos cientos de miles de veces, pero Solomon Hicks y compañía todavía tienen unas cuantas cosas que aportar al legado de Elmore James, John Lee Hooker, Bo Didley, B.B. King o Chuck Berry.  Tal y como reza el título de su última grabación, Carrying on the Torch of Blues, lo suyo es seguir con esa tradición, y tal y como esa gran tradición merece, lo hacen con una propuesta compacta y rocosa, llena de magníficos solos, y con un elenco de músicos de primera que comienza por el guitarrista y que continúa con cada uno de sus tres acompañantes. En definitiva, un festival de blues, boogie y rock’n’roll primigenio.

IMG_0785.JPG-Solomon Hicks

El público asistente al concierto no tuvo que ser jaleado en demasía para responder con palmas, bailes, gritos y aplausos ante la música de Blues King Solomon Hicks. El paseo entre el público -fotos incluídas- en pleno solo del guitarrista en “Rock Me Baby” fue la antesala perfecta para un final apoteósico con un potente “Johnny B. Goode” en la que realizó un solo con la guitarra en sus espaldas que terminó de anonadar a un respetable que ya estaba algo más que entusiasmado. El tiempo hablará como juez, pero es posible que en no demasiado este guitarrista pase a un nivel superior en cuanto a reconocimiento popular: ya se verá, pero por si acaso, mejor no olvidar el nombre de King Solomon Hicks.

Texto: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: © Sera Martín, 2016

Nota: (*) Las txalapartas empleadas por Hutsun Txalaparta eran de madera y de piedras. La confusión de la piedra con el metal es debido a su sonido (por momentos recordaba al de un vibráfono) y a la sorprendente -para quien escribe estas líneas- posibilidad que este material presenta como instrumento melódico. Agradecimientos a Marcelo Escrich por la aclaración post-concierto.




Jazzfermín 2016 (Pamplona. 9 al 12 de julio de 2016) [Noticias]

Cartel-Sanfermin-2016-7-Sanmarrrazkin

Entre el 9 y el 12 de julio de 2016 tendrá lugar dentro de la programación de las fiestas de San Fermín el ciclo Jazzfermín, que contará con una sesión doble con sendos conciertos a las 21:00 y a las 24:00. Todas las actuaciones serán gratuitas y tendrán lugar en la Plaza Compañía de Pamplona.

9 de julio
21:00. Hutsun Txalaparta & Javier López Jaso – Marcelo Escrich Trío
24:00. King Solomon Hicks

10 de julio
21:00. Andoni Arcilla Quarteto
24:00. Mikel Andueza Sexteto

11 de julio
21:00. Ulrich Calvo Cuarteto
24:00. Spyro Gyra

12 de julio
21:00. Kontxi Lorente
24:00. Chano Domínguez – Javier Colina – Guillermo McGill