Especial 25 Discos de Jazz: una guía esencial (2005)

Louis Armstrong Hot Fives And SevensEn Tomajazz recuperamos 25 Discos de Jazz: una guía esencial que Jorge López de Guereñu, Nacho Fuentes y Agustín Pérez Gasco, bajo la dirección de Fernando Ortiz de Urbina realizaron en 2005. El resultado, en cinco partes, fue una recopilación de CD de jazz básicos en cualquier colección, que siguen estando de plena actualidad.
El especial está estructurado de la siguiente manera:

Se desarrolló cronológicamente estructurado en cuatro partes:




Tomajazz recomienda… Especial 25 Discos de Jazz: una guía esencial

Cuatro especialistas y grandes aficionados desarrollan el especial “25 Discos de Jazz: una guía esencial”. El resultado es una guía fantástica para aproximarse a la respuesta de la pregunta (histórica): “¿Qué es el Jazz?”.

Agustín Pérez, Ignacio Fuentes y Jorge López de Guereñu, coordinados por Fernando Ortiz de Urbina han desarrollado el especial 25 Discos de Jazz: una guía esencial. El resultado es una guía fantástica para aproximarse a la respuesta de la pregunta (histórica): “¿Qué es el Jazz?”.

El especial está estructurado de la siguiente manera:
Presentación: http://www.tomajazz.com/web/?p=626 por Fer Urbina (Fernando Ortiz de Urbina), quien actuó como coordinador de este proyecto.
Se desarrolla cronológicamente estructurado en estas cuatro partes:
1917-1942: http://www.tomajazz.com/web/?p=629 por Eke BBB (Agustín Pérez)
1953-1969: http://www.tomajazz.com/web/?p=23973 por Fer Urbina
1960-1979: http://www.tomajazz.com/web/?p=23981 por Natxo (Ignacio Fuentes)
1980-2000: http://www.tomajazz.com/web/?p=23984 por Jorge LG (Jorge López de Guereñu)

Mucho más sobre jazz en Tomajazz




25 discos de jazz: una guía esencial

 

 

PRESENTACIÓN

Lo que sigue a continuación es una selección de CDs de jazz con grabaciones realizadas entre 1917 y 2000, periodo que hemos dividido en cuatro partes de aproximadamente 20 años. Los discos están agrupados en 25 “esenciales” y 40 “complementarios”, siguiendo un criterio resultante de la combinación de factores que abarcan desde los motivos estrictamente musicales hasta la disponibilidad real en el mercado español, pasando por la calidad de sonido de las reediciones y el equilibrio entre la diversidad y la representatividad en cada periodo.

The following article is a list of CDs containing some of the best jazz recorded in the 20th century. Although we are aware that 65 currently available CDs (25 “essentials” plus other 40) are not enough to summarize the history of recorded jazz, we have tried our best to offer a view as balanced and representative as possible of this music’s first eighty years, or at least a taster of what this diverse and ever-changing music has to offer.

El desarrollo del jazz está estrechamente ligado al de la industria discográfica. La improvisación, como composición espontánea, convierte al jazz en la más efímera de las músicas, y su rápida evolución y difusión en menos de un siglo no habrían sido posibles sin la tecnología de grabación de sonidos: gracias a ella, el músico aprendiz puede escuchar un mismo pasaje cuantas veces sea necesario, independientemente de la distancia espacial o temporal que le separe del intérprete emulado, con una riqueza de matices de timbre y ritmo imposible de reflejar en papel pautado.

En cuanto al formato en sí, hemos limitado esta selección a las ediciones en CD por ser el soporte más extendido, a pesar de que aún sobrevive el LP y los nuevos formatos de compresión de sonido cobran más fuerza cada día que pasa. Respecto a la disponibilidad de las ediciones, aunque hemos incluido únicamente discos en catálogo, hay que señalar que el CD es un formato que se presta especialmente al mercado de segunda mano, que merece la pena investigar.

Dado el carácter retrospectivo de esta selección, es necesario un breve apunte sobre las reediciones. En todos los casos hemos procurado escoger las publicadas por los propietarios de las grabaciones originales o por sellos de reputación contrastada. El motivo es simple: las reediciones “oficiales” casi siempre ofrecen la mejor calidad de sonido, una consideración nada desdeñable, particularmente cuando hablamos de la música de entreguerras.

La decisión del número de discos que contiene esta selección, 25 más 40, se tomó pensando en quienes quieren empezar a introducirse en esta música. Aunque hemos tratado de cuajar una colección representativa, el jazz –o “los jazz”, como clama la mancheta de la revista francesa “Jazzman”– es demasiado diverso y rico para lograrlo con 65 discos (como referencia, en su “Jazz On Record” el reputado Brian Priestley afirma que una colección de 300 volúmenes apenas sería representativa).

Ha de tenerse en cuenta, además, lo que Dan Morgenstern apunta en su “Living With Jazz”: comparado con todo el jazz que se ha tocado, la parte que se ha recogido en grabaciones vendría a ser una gota en el océano. Añádase que de esa gota de jazz grabado, en su mayoría publicado en discos de 78 o 33 RPM, sólo se ha reeditado en CD una mínima parte, y que de esta mínima parte publicada en formato CD, nosotros hemos desestimado el material descatalogado. La conclusión es que en ningún caso debería entenderse esta lista como una historia del jazz grabado, ni mucho menos como una historia del jazz. Viendo el vaso medio lleno, todos los discos aquí incluidos han superado la prueba definitiva para toda obra de arte, el paso del tiempo, y son un ejemplo de lo que puede dar de sí esta música.

Finalmente, como editor de los textos que siguen, aunque no soy responsable de las opiniones expresadas por mis tres colegas, sí lo soy de las erratas que hayan podido colarse. Tras casi medio año de conversaciones y 700 e-mails a cuatro bandas, sólo me queda agradecer a Agustín, Natxo y Jorge su dedicación y generosidad, y a Pachi Tapiz la publicación de esta guía, que sólo busca contribuir a abrir puertas a un universo musical que es fuente inagotable de satisfacciones y sorpresas.

Que aproveche.

Fernando Ortiz de Urbina


DISCOS ESENCIALES

1917-1942 por Agustín Pérez

  • Louis Armstrong: Hot Fives And Sevens (JSP, 4 CDs)
  • Jelly Roll Morton: Birth Of The Hot (RCA/BMG)
  • Bix Beiberdecke: Vol.1, Singin’ The Blues (Columbia/Sony)
  • Coleman Hawkins: King Of The Tenor Sax 1929-1943 (Jazz Legends)
  • Billie Holiday: Lady Day, The Best Of Billie Holiday (Columbia/Sony, 2 CDs)
  • Count Basie: The Best Of Early Basie (Decca/Universal)
  • Duke Ellington: Never No Lament, The Blanton-Webster Band (Bluebird/BMG, 3 CDs)

…más diez complementarios: King OliverBessie SmithArt TatumBennie Goodman

1943-1959 por Fernando Ortiz de Urbina

  • Charlie Parker: The Essential Charlie Parker (Union Square Music, 2 CDs)
  • Thelonious Monk: Genius of Modern Music, vols. 1 y 2 (Blue Note/EMI)
  • Lennie Tristano: Intuition (Capitol/EMI)
  • Art Blakey: A Night In Birdland, vols. 1 y 2 (Blue Note/EMI)
  • Miles Davis: Kind Of Blue (Columbia/Sony)
  • Ornette Coleman: The Shape Of Jazz To Come (Atlantic/WEA)

…más diez complementarios: Dizzy GillespieBud PowellSonny RollinsGeorge Russell

1960-1979 por Ignacio Fuentes

  • Bill Evans: Waltz For Debby / Sunday At The Village Vanguard (Riverside/Fantasy)
  • Eric Dolphy: Out To Lunch (Blue Note/EMI)
  • Albert Ayler: Spiritual Unity (ESP)
  • John Coltrane: A Love Supreme (Impulse/Universal)
  • Herbie Hancock: Head Hunters (Columbia/Sony)
  • Charles Mingus: Changes One / Changes Two (Atlantic/WEA)

…más diez complementarios: Gil EvansOliver NelsonAndrew HillLee Morgan

1980-2000 por Jorge LG

  • David Murray: Ming (Black Saint)
  • Lester Bowie: The Great Pretender (ECM)
  • Keith Jarrett: Standards, vols. 1 y 2 (ECM)
  • Wynton Marsalis: Black Codes (From The Underground) (Columbia/Sony)
  • Steve Coleman: Def Trance Beat (Modalities Of Rhythm) (Novus/BMG)
  • John Zorn’s Masada: Sanhedrin (Unreleased & Alternate Takes 1994-1997) (Tzadik)

…más diez complementarios: Anthony BraxtonDave HollandPaul Motian Bill Frisell


LOS CULPABLES

Agustín Pérez (EKE BBB) es economista, ha contribuido a diversos proyectos discográficos y es el autor de ladiscografía de Tete Montoliu más completa jamás publicada.

Lamenta haber dejado fuera a Bunny Berigan, Eubie Blake, Cab Calloway, James P. Johnson, Jimmie Lunceford, New Orleans Rhythm Kings, Bennie Moten, Pee Wee Russell, Jabbo Smith, Fats Waller y un largo etcétera.

Fernando Ortiz de Urbina (Fer Urbina) es traductor. Escribe sobre música desde 1993 y ha colaborado con El Diario Vasco (San Sebastián), Radio Euskadi (Bilbao), Jazzwise (Londres), La Tempestad (México) y Teoría (Puerto Rico). Actualmente es el corresponsal en Londres de Cuadernos de Jazz y prepara una discografía de Eddie Costa.

Lamenta no haber incluido a Louis Armstrong y los All-Stars en directo, Teddy Charles, el trío de Nat King Cole, más Miles Davis, Jimmy Giuffre, Woody Herman (1945-46), el Modern Jazz Quartet, el quinteto de Max Roach y Clifford Brown, Sarah Vaughan y Ben Webster con Oscar Peterson.

Ignacio Fuentes (Natxo) es abogado. Dirigió y presentó el programa Jazzteiz en Hala-Badi Irratia de Vitoria entre 1996 y 2003, y ha colaborado con la revista literaria La Botica.

Se le quedaron fuera Jimmy Giuffre, Wayne Shorter, Horace Silver, Archie Shepp, Jackie McLean, Roland Kirk, Hank Mobley, Wes Montgomery, Woody Shaw y Dexter Gordon.

Jorge LG (López de Guereñu) es artista y profesor. En los ochenta y noventa colaboró en distintas asociaciones con programas educativos mixtos de música y arte en Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña y escribió artículos sobre arte, música y cultura urbana en Ear Magazine, Sound Journal y publicaciones académicas. En la actualidad dirige su escuela de Arte y Diseño en Bilbao.

Músicos que lamenta haber dejado fuera: Don Byron, Don Cherry, Ornette Coleman y Prime Time, Joe Henderson, Greg Osby, Dewey Redman, Mal Waldron con Steve Lacy o Marion Brown, y Cassandra Wilson.

© Tomajazz, 2005

 




1943-1959: entre el Bop y el Free – La Edad de Oro. Especial 25 Discos de Jazz: una Guía Esencial. Por Fernando Ortiz de Urbina

Introducción

Tras la Segunda Guerra Mundial se inician multitud de aventuras musicales gracias a las nuevas cotas de virtuosismo de los instrumentistas y la estabilidad económica de muchos de ellos gracias el trabajo de estudio. Por otra parte, el jazz todavía cuenta con cierto reconocimiento público (empieza a trasladarse de los clubes a auditorios y festivales) y será testigo de algunas brechas en el racismo de la época, con el éxito de grupos mixtos como los de Gerry Mulligan y Dave Brubeck, las conflictivas giras organizadas por Norman Granz, o la entrada en orquestas de radio y TV de músicos negros como Milt Hinton, Clark Terry o Hank Jones.

Nacidos alrededor de los cuarenta, se consolidan los clásicos sellos independientes como Blue Note, Verve, Prestige, Riverside y Savoy, que vierten en centenares de LPs el trabajo de varias generaciones de jazzmen que conviven alrededor de Nueva York. De las “grandes”, Columbia cuenta con una política hoy inimaginable que le llevará a tener en nómina simultáneamente a Ellington, Satchmo, Brubeck, Mingus y Miles. Este último asciende en este periodo al Olimpo del jazz, tras recuperarse de su drogadicción, con una serie insuperable de grabaciones.

En estos diecisiete años surgen el Bop, el Cool, el West Coast Jazz, el Mainstream, el Hard Bop, la Third Stream… etiquetas más que estilos para una generación de músicos con una pasión por la experimentación que se ha visto atemperada, bien por el propio éxito de esos experimentos, bien por el olvido: proceden de esta época desde los Jazz Workshops de Mingus hasta los experimentos de George Russell, Jimmy Giuffre y John Lewis, pasando por las jams y ensayos en los primeros lofts, así como los primeros pasos de Cecil Taylor y Ornette Coleman. Un periodo con enormes cantidades de música excelente y diversa aún por descubrir.

Fernando Ortiz de Urbina


Discos esenciales

Charlie Parker: The Essential Charlie Parker
Union Square Music METRDCD531
Grabado en 1945-1948
Publicado en 2004
Personal (entre otros): Howard McGhee, Miles Davis (trompeta), John Lewis, Bud Powell, Duke Jordan, Erroll Garner, Dodo Marmarosa (piano), Curley Russell, Tommy Potter (bajo), Max Roach (batería).

El solista más influyente de la historia del jazz tras Louis Armstrong, a pesar de su breve carrera profesional. Este doble CD ofrece una selección de sus grabaciones en estudio de su periodo más creativo y estable, desde su debut como líder (la sesión de “Koko”) y su paso por California hasta la formación del quinteto con el jovencísimo Miles Davis (atención a “Embraceable You”), quizás el mejor combo que lideró Parker. El repertorio son variaciones sobre elblues y diversos standards, a los que Bird les inyecta nueva vida con ese fraseo inconfundible e inimitable. En otros CDs de esta selección se podrán escuchar frases copiadas directamente de solos de Parker. No en vano es uno de los pilares fundamentales de esta música.


Thelonious Monk: Genius of Modern Music (vols. 1 y 2)
Blue Note/EMI 32138-2 (vol. 1) y 5 32139-2 (vol. 2)
Grabado en 1947 (vol. 1) y entre 1951 y 1952 (vol. 2)
Publicados en 2001
Personal (entre otros): Kenny Dorham (trompeta), Lou Donaldson (saxo alto), Lucky Thompson (saxo tenor), Milt Jackson (vibráfono), Thelonious Monk (piano), Art Blakey, Max Roach (batería).

En el siglo XX descubrimos que el espacio puede ser deformado por un campo gravitatorio suficientemente intenso. Algo similar ocurre con el concepto musical de Thelonious Monk: es tan potente que condiciona sus composiciones y hasta su técnica instrumental, convirtiendo a su autor en un paradigma del jazz, un músico fuertemente arraigado en la tradición y a la vez original e independiente. Estos dos discos, un acto de fe por parte de Blue Note en su día, representan su debut como líder y son la mejor muestra de Monk en bruto, con la componente rítmica de su música en primer plano (“Nice Work If You Can Get It”, “Well, You Needn’t”), que no excluye el austero lirismo de “Ask Me Now” o “Ruby My Dear”. Música angulosa y muy personal, situada en el centro de un universo aún por explorar completamente.


 

Lennie Tristano: Intuition
Capitol/EMI 8527712
Grabado en 1949 (Intuition) y octubre de 1956 (Jazz Of Two Cities).
Publicado en 1996
Personal (1949): Lee Konitz (saxo alto), Warne Marsh (saxo tenor), Lennie Tristano (piano), Billy Bauer(guitarra), Arnold Fishkind (bajo), Harold Granowsky o Denzil Best (batería).

Las historias sobre Lennie Tristano, virtuoso del piano e ideólogo (casi más que profesor) de jazz le describen como una especie de ser frío y calculador, casi inhumano. En lo estrictamente musical, su obra y enseñanzas promueven un estilo lineal de improvisación, exento de clichés y con toda la carga polirrítmica en manos de los solistas, mientras los baterías se limitan a poco más que marcar el compás. Dentro de su escasa pero excelente obra grabada, este disco destaca por presentar a sus discípulos más relevantes (Bauer, Marsh y el aún hoy activo Konitz) con un repertorio basado en standards más dos ejemplos tempranos de libre improvisación a cargo de músicos de jazz (“Intuition” y “Digression”). El CD incluye además el LP “Jazz Of Two Cities” (1956) de Marsh con Ted Brown, otro tristaniano.


Art Blakey: A Night In Birdland, vols. 1 y 2
Blue Note/EMI 5 32146 2 (vol. 1) y 5 32147 2 (Vol. 2)
Grabados el 21 de febrero de 1954
Publicados en 2001
Personal: Clifford Brown (trompeta), Lou Donaldson (saxo alto), Horace Silver (piano), Curley Russell (bajo), Art Blakey (batería).

“Sí señor, tengo que estar rodeado de jóvenes. Cuando éstos crezcan los cambiaré por otros… Me ayuda a mantener la mente activa”. Son palabras del propio Blakey en el segundo volumen de estos discos, la filosofía de los Jazz Messengers, buque escuela del Hard Bop durante más de treinta años, condensada en dos líneas. En esta grabación en vivo la banda aún no emplea ese nombre, pero ya presenta el formato de quinteto con dos vientos al frente, con el atractivo añadido del malogrado Clifford Brown (1930-1956), el trompetista más brillante de su generación y alguna otra, más la presencia de Horace Silver, pianista y sobre todo compositor emblemático del redescubrimiento de la raíz negra del jazz en los cincuenta. Una botadura espectacular para una singladura gloriosa.


 

Miles Davis: Kind Of Blue
Columbia-Legacy/Sony CK 64935
Grabado en marzo y abril de 1959
Publicado en 1997
Personal: Miles Davis (trompeta), Julian “Cannonball” Adderley (saxo alto), John Coltrane (saxo tenor), Bill Evansy Wynton Kelly (piano), Paul Chambers (contrabajo), Jimmy Cobb (batería).

La segunda mitad de los cincuenta fue testigo de la espectacular recuperación personal y musical de Miles Davis, que demostró una consistencia inigualable en este periodo, tanto con sus combos para Prestige y Columbia como con las orquestaciones de Gil Evans. En este disco culmina esa recuperación, a la vez que consagra el jazz modal –promovido por George Russell y Teddy Charles entre otros– como una de las piedras angulares de esta música. Davis tuvo la brillante idea de tomar a unos músicos formados en los estrechos laberintos armónicos del bebop y enfrentarles al campo abierto de unos temas apenas bosquejados. El resultado es un compendio perfecto de swing,blues, calma y belleza simplemente apabullantes. Un clásico absoluto, no sólo del jazz, sino de la música del siglo XX.


Ornette Coleman: The Shape Of Jazz To Come
Atlantic/WEA 8122731332
Grabado el 22 de mayo de 1959
Publicado en 2005
Personal: Ornette Coleman (saxo alto), Don Cherry (trompeta), Charlie Haden (bajo), Billy Higgins (batería).

Y con él llegó el escándalo. Cuando Ornette Coleman y su cuarteto sin piano debutaron en Nueva York, villa y corte del jazz derivado del swing y el bop, se armó una bronca monumental, explicable por la absoluta novedad que suponía la música harmolódica de Coleman, enseguida bautizada como Free Jazz. En realidad Coleman, como Monk, tiene un concepto musical tan intenso que condiciona sus composiciones y estilo instrumental. Dicho concepto deja de apoyarse en las sempiternas secuencias de acordes y se alimenta del blues y de un lirismo crudo, como en “Lonely Woman” y “Peace”. El paso del tiempo y su enorme influencia en el devenir del jazz ha demostrado que Coleman no se equivocaba y que, al menos en parte, éste era “el aspecto del jazz que está por venir”.


… y 10 complementarios

Dizzy Gillespie: The Complete RCA Recordings
RCA/BMG 07863 66528 2 (doble CD)
Grabado en 1937/39/46-1949
Publicado en 1995
Personal (entre otros): Dizzy Gillespie (trompeta y dirección), JJ Johnson(trombón),Don Byas, James Moody, Yusef Lateef, Budd Johnson (saxos tenores),Al Haig, John Lewis (piano), Ray Brown, Al McKibbon (bajo), Kenny Clarke(batería), Chano Pozo (percusión), George Russell, Walter Gil Fuller (arreglos).
Si Bird fue la llama de la inspiración del bop, Gillespie fue el organizador, mentor, profesor e ideólogo de esta música. Virtuoso inalcanzable de la trompeta, entre 1947 y 1950 lideró una big band que no sólo popularizó el bop sino que introdujo para siempre los ritmos cubanos en el jazz, como demuestra “Cubana Be/Cubana Bop”. Intensos ritmos + densas armonías = música hilarante y explosiva.

 


 

Bud Powell: Jazz Giant
Verve/Universal 5438322
Grabado entre 1949 y 1950
Publicado en 2001
Personal: Bud Powell (piano), Curley Russell o Ray Brown (contrabajo), Max Roach (batería).
La carrera de Bud Powell fue una de las grandes tragedias del jazz. Pianista favorito de Thelonious Monk, Powell era algo más que la traslación de Bird al teclado, con un estilo capaz, como el de Parker, de un virtuosismo extremo y preciso. Este disco recoge sus primeras grabaciones para Norman Granz en un inusual momento de buena forma. Su influencia está tan extendida que no es raro olvidar al original.

 


 

J J Johnson: The Eminent Jay Jay Johnson, vol. 1
Blue Note/EMI 5 32143 2
Grabado el 22 de junio de 1953
Publicado en 2001
Personal: Clifford Brown (trompeta), J J Johnson (trombón), Jimmy Heath (saxos tenor y barítono), John Lewis (piano), Percy Heath (bajo), Kenny Clarke (batería).
El gran virtuoso del trombón de jazz –y ha habido unos cuántos– no era tanto un trombonista como un compositor que tocaba ese instrumento. Hombre inteligente y cultivado, y afín en su momento a la Tercera Corriente, aquí Johnson forma un combo Hard Bop para dar salida a su virtuosismo como solista y a su ingenio compositor (“Turnpike”, “Sketch 1”). Una sesión ejemplar.

 


Shelly Manne And His Men: The West Coast Sound, Volume 1
Contemporary/Fantasy OJCCD-152-2
Grabado en 1953 y 1955
Publicado en 1988
Personal (entre otros): Bob Enevoldsen (trombón de pistones), Art Pepper, Bud Shank (saxo alto), Bill Holman (saxo tenor), Jimmy Giuffre (saxo barítono), Marty Paich, Russ Freeman (piano), Curtis Counce (contrabajo), Shelly Manne (batería). Arreglos de Giuffre, Holman, Paich, Bill Russo y Shorty Rogers.
La Costa Oeste, acusada de ofrecer un jazz insulso, fue un hervidero de experimentación. Aquí Manne, un excelente batería, se rodea de arreglistas y solistas con carreras a inspeccionar (como Pepper y Giuffre) para confeccionar un repertorio que abarca desde el sonido Four Brothers (“Grashopper”) hasta experimentos con armonías y formas inusuales (“Fugue”). Suave pero sorprendente.

 


George Russell: Jazz Workshop
RCA/BMG France 74321591442
Grabado en 1956
Publicado en 1998
Personal: Art Farmer (trompeta), Hal McKusick (saxo alto), Bill Evans (piano),Barry Galbraith (guitarra), Milt Hinton y Teddy Kotick (bajo), Osie Johnson, Paul Motian y Joe Harris (batería), George Russell (percusión y arreglos).
Russell, un teórico del jazz, padre del “Concepto Lidio Cromático de Organización Tonal” y promotor del jazz modal, se rodeó de grandes profesionales y solistas para su LP, parte de una serie de RCA dedicada al jazz experimental, y logró una colección de temas ricos en disonancias, pero con un swing aplastante. Una caja de sorpresas, como prueba Evans en Concerto For Billy The Kid.

Sonny Rollins: Saxophone Colossus
Prestige/Fantasy OJC-20-291-2 (Digipak)
Grabado el 22 de junio de 1956
Publicado en 1998
Personal: Sonny Rollins (saxo tenor), Tommy Flanagan (piano), Doug Watkins(bajo), Max Roach (batería).
Rollins deja que sea que la excelsa batería de su entonces jefe en el quinteto con Clifford Brown la que abra el disco que consolidó su reputación como uno de los improvisadores más originales del jazz (véase “Blue Seven”), con un tono granítico que aquí convirtió en clásico un homenaje a sus raíces caribeñas, “St. Thomas”. Lo mejor de una de las etapas más prolíficas de este complejo y gran saxofonista.

 


Stan Getz: The Steamer
Verve/Universal 547771 2
Grabado el 24 de noviembre de 1956
Publicado en 1999
Personal: Stan Getz (saxo tenor), Lou Levy (piano), Leroy Vinnegar (bajo), Stan Levey (batería).
Entre los muchos descendientes de Lester Young, Stan Getz fue el que mayor popularidad alcanzó. Antes delboom de la bossa nova, ya en los cincuenta, era el saxofonista más popular gracias a su facilidad con el tenor, pero sobre todo por ese sonido delicado, que combina con un fraseo preciso y ágil. Este “The Steamer” contiene una de las sesiones más sólidas de Getz en esta década.

 


Gerry Mulligan: What Is There To Say?
Columbia/Sony CK 52978
Grabado en 1958 y 1959
Publicado en 1994
Personal: Art Farmer (trompeta), Gerry Mulligan (saxo barítono y arreglos), Bill Crow (bajo), Dave Bailey (batería).
Gerry Mulligan es una de las grandes cabezas pensantes de esta música, y el cuarteto de dos vientos sin piano, su creación más original. Ésta es la tercera y última edición de ese grupo –tras las compartidas con Chet Baker y Bob Brookmeyer sucesivamente–, y representa la culminación de este formato, en la que al habitual contrapunto de los vientos se une el lirismo de Farmer sobre un repertorio muy representativo. Exquisito.

 


Charles Mingus: Mingus Ah Um
Columbia/Sony CK 65512
Grabado en mayo de 1959
Publicado en 1998
Personal: John Handy (saxo alto, clarinete), Booker Ervin (saxo tenor), Shafi Hadi(saxo alto), Jimmy Knepper o Willie Dennis (trombón), Horace Parlan (piano),Charles Mingus (bajo), Dannie Richmond (batería).
Otra gran singularidad del espacio-jazz, Charles Mingus es uno de los compositores y organizadores más viscerales de esta música, aparte de ser un gran virtuoso del contrabajo. En este trabajo reivindica la espontaneidad y la individualidad de sus solistas como buen hijo espiritual que fue de Ellington, al que homenajea, como a Jelly Roll Morton (“Jelly Roll”) y a Lester Young (en el clásico “Goodbye, Pork Pie Hat”).

 


 

John Coltrane: Giant Steps
Atlantic/WEA 8122736102
Grabado en 1959
Publicado en 2002
Personal: John Coltrane (saxo tenor), Tommy Flanagan, Cedar Walton o Wynton Kelly (piano), Paul Chambers (bajo), Jimmy Cobb, Art Taylor o Lex Humphries(batería).
El Atila del saxo tenor: en su frenética búsqueda de la expresividad total mediante un cuerno de latón con llaves, Coltrane logró un nivel de virtuosismo que ha coartado la originalidad en este instrumento durante años. Este disco, un clásico, representa la culminación de su primera etapa dentro de los confines del post-bop y su consagración como figura del jazz. Un clásico, independientemente de lo que vino después.

© Fernando Ortiz de Urbina, Tomajazz, 2005