INSTANTZZ: Christian Scott aTunde Adjuah (Barts, Voll-Damm Barcelona Jazz Festival 2019) [Galería fotográfica]

Por Joan Cortès.

  • Fecha: Lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Lugar: Barts
  • Componentes:
    Christian Scott aTunde Adjuah
    Christian Scott aTunde Adjuah, trompeta y fiscorno
    Logan Richardson, saxo alto
    Max Mucha, contrabajo y bajo eléctrico
    Lawrence Fields, piano
    Corey Fonville, batería
    Weedie Braiham, percusión

Tomajazz: © Joan Cortès, 2020




INSTANTZZ: Christian Scott aTunde Adjuah (Conservatori del Liceu, 48è Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, Barcelona. 2016-11-27) [Galería fotográfica]

  • Fecha: Domingo, 27 de noviembre de 2016
  • Lugar: Conservatori del Liceu (Barcelona)
  • Grupo:
    Christian Scott aTunde Adjuah
    Christian Scott, trompeta y fiscornio
    Logan Richardson, saxo alto
    Elena Pinderhughes, flauta
    Lawrence Fields, piano y Fender Rhodes
    Max Mucha, contrabajo
    Corey Fonville, batería

© Joan Cortès, 2017




Christian Scott Sextet (Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez – Sala Guirau, Madrid.) [Concierto]

Festival Internacional de Jazz de Madrid

  • Fecha: 25 de noviembre de 2016
  • Lugar: Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa (Madrid)
  • Grupo:
    Christian Scott Sextet
    Christian Scott (Trompeta y Reverse Flugel)
    Logan Richardson (saxofón alto)
    Lawrence Fields (Piano y Fender Rhodes)
    Max Mucha (Contrabajo)
    Corey Fonville (Batería)
    Elena Pinderhughes (flauta travesera)

christian-scott-sexteto

Comentario: El trompetista de New Orleans Christian Scott hace honor a una saga de trompetistas de enorme historia y categoría iniciada con Joe King Oliver y Louis Armstrong, y continuada por Freddie Hubbard, Dizzy Gillespie, Roy Eldridge y Miles Davis.

Christian Scott abrió la gira por nuestro país en el Festival Internacional de Jazz de Madrid, para continuar con el festival de jazz de Cartagena el 26 de noviembre y el cerrar el 27 en Barcelona.

christian-scott-i

En cuanto al que nos ocupa diré que no le faltó de nada, gustó (y mucho), haciendo disfrutar al público que abarrotó la Sala Guirau; más bien le sobraron diez minutos de presentación de cada uno de los componentes de la banda incluido algún que otro chascarrillo en referencia a las zapatillas deportivas de llamativo color rojo del saxofonista Logan Richardson.

Christian Scott no necesita demostrar nada, su mera presencia en el escenario sirve de indicativo para ver que estamos ante un músico mediático y exitoso, ante un divo que arrastra furor con su aspecto de rapero o deportista de élite.

logan-richardson

Christian Scott y su banda destilaron una corriente de vatios ya desde el inicio, con solos enérgicos de Logan Richardson y su saxo alto o él mismo con su trompeta de diseño haciendo volar la imaginación de quienes le escuchaban. Sonido potente y reverberante de inmaculada técnica que dio lugar a intervenciones imaginativas del Fender Rhodes de Lawrence Fields, sobre todo sin acompañamiento y en la composición “West of the West” de marcado carácter progresivo Canterbury.

lawrence-fields-elena-pinderhughes

Este sexteto tiene las ideas claras y avanza a velocidades siderales con pegada y contundencia a ritmo de funk, rock o drums &bass en ocasiones, en otras es el trío de Lawrence Fields, Max Mucha y Corey Fonville a hard-bop tendido, sin desmayo ni descanso.

En no pocas ocasiones la estructuración de las composiciones se basó en una sincronización de Christian Scott, Logan Richardson y Elena Pinderhughes para dar paso al cuarteto con flauta travesera o con saxofón alto o trompeta o a trío de hard-bop como ya señalé.

max-mucha

Brillantes solos de todos los componentes a excepción del contrabajista Max Mucha y ni falta que hizo. Su lugar en el combo no necesitaba de ello para mostrar que era el complemento ideal para hacer funcionar una máquina de jazz engrasada a la perfección.

Del batería Corey Fonville basta decir que sus intervenciones fueron soberbias volando sobre platos y platillos a velocidades cósmicas con la precisión y la contundencia necesaria para un grupo como el que nos ocupa.

corey-fonville

Elena Pinderhughes a la flauta travesera puso dulzura e intervenciones comedidas sobre todo a cuarteto.

Logan Richardson mil notas al saxo alto duro y Christian Scott un “elefante enfurecido” para que ambos rompieran el cielo a cañonazos.

christian-scott-ii

Christian Scott practica un poco de todo el jazz de hoy día mezclándolo con su particular visión caleidoscópica donde tiene cabida la tradición y la modernidad. El futuro está en sus manos y en su trompeta, de él depende no quedarse en un músico emergente y dar un paso adelante para recoger el testigo de quienes le precedieron y ser el alquimista del siglo XXI.

Fotografías y Texto: © Enrique Farelo 2016




Christian Scott Atunde Adjuah © Juan Jesús García

Christian Scott Atunde Adjuah (Jazz en la Costa. 29 Festival Internacional de Almuñécar. 2016-07-18) [Concierto]

Jazz en la Costa. 29 Festival Internacional de Almuñécar

  • Fecha: 18 de julio de 2016
  • Lugar: Almuñécar, Granada
  • Formación:
    Christian Scott Atunde Adjuah, trompeta
    Braxton Cook, saxofón
    Lawrence Fields, piano y teclados
    Kriss Funn, bajo
    Corey Fonville, batería
    Elena Pinderhughes, flauta

 

Christian Scott Atunde Adjuah © Juan Jesús García

Christian Scott Atunde Adjuah
© Juan Jesús García

 

Llegaba el segundo día de Jazz en la Costa con la propuesta de Christian Scott presentando su proyecto Stretch Music. El trompetista de Nueva Orleans, que acaba de cumplir 33 primaveras, ya estuvo hace seis años en El Majuelo en un concierto recordado por su velocidad de vértigo, tan rápido fue que duró poco más de una hora.

En esta ocasión, la música de Scott, ahora conocido como Atunde Adjuah, no fue a toda pastilla, y el concierto basado en los temas de su Stretch Music, fue tan completo y vibrante, tan lleno de matices y tan rico en contenido que no me extrañaría si alguien, aparte de mí, lo considera de lo mejor que ha sonado en esta 29 edición.

 

Christian Scott Atunde Adjuah © Juan Jesús García

Christian Scott Atunde Adjuah
© Juan Jesús García

 

Y es que la frescura de esta banda no sólo se debe a la juventud de sus integrantes (Elena Pinderhughes como benjamina de 21 años, Braxton Cook y Corey Fonville con 25), sino a la intensidad y el inmenso grado de complicidad que lograron los músicos. Se nota que el proyecto está rodado, y se nota que los músicos se lo pasan en grande tocando Stretch Music. Scott ejerció de maestro de ceremonias y dejó amplísimos espacios a sus acompañantes, y era evidente que disfrutaba viéndoles tocar, especialmente a Elena Pinderhughes, quien realizó un concierto realmente magnífico y cuyo lirismo a la flauta sirvió de contrapunto al sonido más abrasivo de Scott. Lo mismo puede decirse de Braxton Cook, un chaval de 25 años que parecía llevar otros 25 tocando el saxo. Scott se deshizo en elogios a todos sus músicos en una larguísima presentación cargada de humor, interactuando con el público en una suerte de monólogo que terminó con una de las asistentes marcando el tempo del siguiente tema. Y no sólo durante el concierto: una vez finalizado, Scott y sus secuaces estuvieron un buen rato fotografiándose con el público y firmando autógrafos y CDs, e, incluso, tocando con Jesús Mata y Jacinto Rodríguez, los músicos encargados de amenizar el Majuelo después de los conciertos en los Trasnoches de Jazz.

 

Christian Scott Atunde Adjuah & Elena Pinderhughes © Juan Jesús García

Christian Scott Atunde Adjuah & Elena Pinderhughes
© Juan Jesús García

 

La verdad es que el trío de vientos conformó un engranaje perfecto, así como el trío piano/bajo/batería estuvo colosal. Kriss Funn (tercera vez que visita Almuñécar si no me falla la memoria, después de sus anteriores actuaciones como acompañante de Kenny Garrett en 2005 y con Scott en 2010) estuvo soberbio durante todo el concierto, al igual que Lawrence Fields al piano, aunque quizás fue Corey Fonville el que más aplausos despertó, inmenso como estuvo con su batería mixta electroacústica, haciendo toda clase de sonidos, ritmos sincopados llenos de influencias afroamericanas que vasculaban desde el reggae al hip-hop, desde el hardbop hasta la batucada,  a veces incluso acompañándose de las palmas del respetable.

En definitiva, un fabuloso concierto que gustó mucho al público, y que dio buena cuenta de la savia fresca con la que se nutre el árbol genealógico de la Great Black Music.

Texto: © Diego Ortega Alonso, 2016
Fotografías: © Juan Jesús García, 2016

 




Christian Scott (44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, Luz de Gas, Barcelona, 25-XI-2012)

44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona

  • Fecha: 25 de noviembre de 2012.
  • Lugar: Luz de Gas (Barcelona) .
  • Componentes:
    Christian Scott: trompetas y fiscorno
    Braxton Cook: saxo alto
    Lawrence Fields: piano
    Luques Curtis: contrabajo
    Corey Fonville: batería
  • Comentario:

    Como sustenta el contrabajista Daniel Yvinec, que en la actualidad ejerce de regenerador y director de l’Orchestre National de Jazz de Francia, “la música que me atrae es aquella que conlleva imprevisibilidad y salidas inesperadas”. No sé si a Yvinec le gusta o no el quehacer de Christian Scott, pero el trabajo musical de este trompetista de Nueva Orleans, residente en Nueva York y formado en el Berklee College, se mueve por las coordenadas mencionadas por el impulsor galo. Tanto es así, que ninguno los músicos anunciados de la banda de Scott coincidía con los mencionados en el programa. Ni tan siquiera el guitarrista Matthew Stevens, parte substancial del concepto y sonido del quinteto, o mejor dicho, de los quintetos, donde los músicos van cambiando sin perder ni un ápice su esencia. La falta de este guitarrista propició que el sonido de la banda virara hacia una concepción más clásica, que en algunos pasajes nos evocó la mejor etapa de VSOP –puro heavy jazz metalorgánico-.

    Christian Scott  posee un sonido lacerante, punzante y a su vez lírico y emotivo. De agudos que cortan la respiración, especialmente por su calidad, nitidez y capacidad de modulación. En sus temas siempre encontramos esos puntos de tensión que te agarran por la garganta y te hacen contraer las vísceras.

    Su magma musical te traslada hacia los espacios abiertos, panorámicos, soleados pero fríos, más cercanos a los amaneceres y atardeceres que a las horas centrales con luz cenital. Incluso las componentes más urbanas de sus composiciones no resuenan a espacios cerrados. Su música conlleva el encadenado de la luz con las sombras, lo manifiesto con lo latente, lo explícito con lo sugerido, con giros imprevistos, continuidades inesperadas e interesantes requiebros.


    Su paleta es abierta, rica y variada, con amplios referentes, pop, rock, funkrap, jazz y improvisación. Configura un resultado personal impresionante, de gran capacidad de síntesis  y un sonido que lo hace reconocible a los pocos compases.

    Algunos de los temas interpretados fueron, “Isadora” y “Eraser” –de Thom Yorke, cantante de Radiohead- incluídos en su anterior trabajo, Yesterday you said tomorrow (2010). “Jihad Joe” y “Danziger”, este último en recuerdo a los funestos hechos acaecidos en el puente de dicho nombre de Nueva Orleans, donde murieron dos personas y resultaron heridas cinco más, cuatro días después del paso del huracán Katrina, ambos temas incluidos en su último y interesante trabajo discográfico, Christian aJunde Adjuah (2012). Para terminar, en la tanda del bis propuso, acorde con la jornada electoral catalana, una elección entre Thelonious Monk -tótem del jazz y figura iconoclasta- y Kanye West –cantante y rapero-. Al final, como antesala de los resultados electorales, interpretaron un tema de cada uno, “The church in the wild “ y “Blue Monk”.

    Christian Scott consigue impregnar en su banda un sonido de grupo, donde los componentes no hacen el  papel de simple acompañantes, sino que juegan un protagonismo considerable. Los cuatro acompañantes estuvieron a un nivel notable. Braxton Cook al saxo alto, Corey Fonville a la batería, Luques Curtis al contrabajo (que este verano dejó boquiabiertos a propios y extraños como miembro de la banda, de alto postín y octanaje musical, de Eddie Palmieri) y Lawrence Fiels al piano (aparte de ser el pianista del último trabajo de Scott, lo es a su vez de Dave Douglas & Joe Lovano Sound Prints quintet con Joey Baron y Linda Oh).

    Texto y fotografías: © 2012 Joan Cortès