Jazz Point Ibiza 2020 (V): Big Band Ciutat d’Eivissa + Invitados (2020–03– 08) [Festival] #YoMeQuedoEnCasa / #IstayAtHome

Por Juan Antonio Serrano Cervantes (texto) y José Luis Luna Rocafort (imágenes).
I Jazz Point Ibiza

  • Fecha: 8 de marzo de 2020, 12:00
  • Lugar: Mercat Vell (Eivissa / Ibiza)
  • Grupo:
    Big Band Ciutat d’Eivissa + Invitados
    Antonio J. Marín, Santiago Ramírez, Pau García Rovés, Penélope Tafur (trompetas)
    Vicent Matoses, Vicent Tur, Jairo Marín, Jaume Tur (trombones)
    Muriel Grossmann, Mayra Riera, Nacho Marí, Gustavo Gamaza, Álvaro Boned (saxos)
    Radomir Milojkovic (guitarra)
    Chema Pellico (bajo)
    Dani Marín (batería)
    Santi Pérez (teclados, dirección)
    Invitados:
    Javier Vercher (saxo tenor, flauta travesera)
    Trevor Coleman (teclados, trompeta de bolsillo)
    Ramsés Puente (violín)
    Diego Román (voz)

 

La primera edición del festival Jazz Point Ibiza terminó con la actuación de la Big Band Ciutat d’Eivissa en un concierto gratuito cortesía del Ayuntamiento de la ciudad. Al igual que en las dos noches anteriores en las que hubo llenazo tanto en Heart Ibiza como en el Teatro Ibiza, el público acudió en masa a la conocida como Plaça del Mercat Vell (Plaza del Mercado Viejo, oficialmente Plaça de la Constitució). Ayudó un día claramente preveraniego más que de final del invierno o de la incipiente primavera. Ausencias, novedades y un relevo en la banda respecto a su anterior concierto de septiembre de 2019: los ausentes fueron la trompetista Wiebke Pahrman y el saxo tenor Jorge Ortiz, la novedad Gustavo Gamaza (saxo tenor), y en la dirección Santi Pérez sustituía a Vicent Tur. Javier Vercher era uno de los invitados, pero de hecho fue un miembro más durante todo el concierto, compartiendo atril con Muriel Grossmann.

Para empezar, diversión. “The Flintstones” (Los Picapiedra), con diálogo entre los saxos de Nacho Marí y Muriel Grossmann para acabar con toda la banda coreando ese ¡Vilmaaaa! Con el que terminaban siempre los capítulos.

El buen humor continuó con la sintonía de la comedia de TV. “Frasier”, con Trevor Coleman como invitado; fue uno de los animadores de la jam session del viernes con su trompeta de bolsillo y hoy se presentó con dicho instrumento además de tocar los teclados; bien las diferentes líneas de vientos y solos de Vicent Tur y el propio Coleman. El neozelandés dejó momentáneamente el escenario y el siguiente tema fue “Miss Fine”, de Oliver Nelson, con buena alternancia entre las distintas líneas de vientos, solo de Javier Vercher y muy bien la sección rítmica, con Chema Pellico y Dani Marín que nunca fallan, y un Radomir Milojkovic muy bien adaptado al grupo en un rol muy diferente a cuando toca con Muriel Grossmann.

Siguiente invitado, Ramsés Puente, violinista cubano que puede tocar piezas clásicas, jazz manouche, canciones sefarditas o música balcánica en diversos grupos y orquestas en los que participa, lleva aquí varios años y es todo un lujo para la isla. Su interpretación de  “Softly, as in a Morning Sunrise” estuvo cargada de swing mientras el director, Santi Pérez (cubano también) llevaba el ritmo con el pie derecho. Salida del violinista y vuelta de Trevor Coleman en una deliciosa versión de “Bye Bye Blackbird”.

Más invitados, esta vez el cantante Diego Román que se lució en “Night And Day”, de Cole Porter; Román es un tenor con aplomo, con cuerpo; habitualmente forma un dúo con Santi Pérez al piano, y precisamente el director cambió su atril de director por los teclados en It’s All Right With Me, también de Cole Porter y tocado en clave latina; solo de Javier Vercher a la flauta travesera y luego solos de Vicent Tur (trombón), Gustavo Gamaza (saxo tenor), Vicent Matoses (trombón), y Santiago Ramírez (trompeta). En “One Note Samba” otra buena intervención de trevor Coleman” y solo de Nacho Marí, y volvió Diego Román con una alegre versión de “Straighten Up & Fly Right”, del repertorio de Nat King Cole.

Solo de Dani Marín a la batería para anunciarnos el tema final, otro de Cole Porter, “Love For Sale”; los trombones empiezan a soplar y se les unen trompetas y luego saxos; más solos, ahora de Radomir Milojkovic y Javier Vercher. Quedaba tiempo para una propina, la repetición del tema de “Frasier” con solo de Vicent Tur y otra vez Trevor Coleman a los teclados y que nos dejó otro buen solo de su trompeta de bolsillo.

Para muchos, entre los que me incluyo, habrá sido nuestro último concierto hasta que se normalice la situación provocada por el coronavirus. También habrá sido para algunos (también me incluyo), nuestro último acto social. Por eso es importante que sigan las recomendaciones y se queden en casa, dejen la picaresca para las novelas del Siglo de Oro, que ya hemos visto que esa actitud nos hizo más mal que bien en su momento. Quédense en casa por respeto a toda esa gente que está arriesgando su pellejo por nosotros, y porque cuanto más tardemos en volver a la vida cotidiana, peor lo pasarán músicos, artistas, autónomos, pequeños empresarios o pequeños comercios, incluyendo a ese local que hemos convertido en nuestro favorito porque programa la música que más nos gusta. El mundo del jazz ya tiene que lamentar la muerte de Marcelo Peralta y Manu Dibango. Voy a barrer para casa y recomendarles que escuchen mucho jazz, ya sea en Streaming, en vinilo, CD, DVD o cualquier otro formato físico, así como también en esas pequeñas píldoras diarias que nos ofrecen en Facebook o Instagram toda esa gente que se dedica a hacer esa música que llamamos jazz, nuestra gran afición, para algunos también un virus, pero que no mata.

Tomajazz:
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2020.
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2020.




Eivissa Jazz 2019 (II): Big Band Ciutat d’Eivissa / José Carra Trio (2019-09-04) [Festival]

Por Juan Antonio Serrano Cervantes José Luis Luna Rocafort.

  • Fecha: 4 de septiembre de 2019. 21:00
  • Lugar: Plaça Sota Vila (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Big Band Ciutat d’Eivissa
    Santiago Ramírez, Wiebke Pahrman, Antonio J. Marín, Pau García Rovés, Penélope Tafur (trompetas)
    Vicent Tur, Vicent Matoses, Jairo Marín, Jaume Tur (trombones. Vicent Tur dirección)
    Natxo Marí, Muriel Grossmann, Mayra Riera, Jorge Ortiz,Álvaro Boned (saxos)
    Santi Pérez (piano)
    Radomir Milojkovich (guitarra)
    Chema Pellico (bajo)
    Dani Marín (batería)
    David Romano (percusión)
    José Carra Trio
    José Carra (piano)
    Bori Albero (contrabajo)
    Dani Domínguez (batería)

Big Band Ciutat d'Eivissa

Big Band Ciutat d’Eivissa

En la segunda jornada de Eivissa Jazz 2019 pudimos disfrutar de dos conciertos gratuitos a cargo de la Big Band Ciutat d’Eivissa (BBCE) y el trío de José Carra. Si la noche anterior había sido ilustrada por las imágenes de Alejandro Iborra, en la de hoy recuperábamos a nuestro fotógrafo “de cabecera”, José Luis Luna.

Cuarto año en el que la BBCE ha subido al escenario tras las ediciones dedicadas a Count Basie, Benny Goodman y el mundo de los crooners. Este año tocaba algo nada fácil, el latin jazz, tal como comentó jocosamente Vicent Tur en un momento de la velada “El fregado del latin jazz”, y es que es una música que no deja indiferente. Según me contaba al final el trompetista Santi Ramírez, es un estilo difícil por los arreglos y por el esfuerzo físico de tocar a gran volumen. La fórmula de mezclar a alumnos del Patronato Municipal de Música del Ayuntamiento de Ibiza con profesores y amigos ha cuajado y el público llenó a rebosar la placita donde se celebró el concierto. Plaza que en uno de los extremos acaba en una escalinata que conduce a la parte amurallada de la ciudad, Dalt Vila, escalinata que se convirtió en unas gradas improvisadas donde no quedó ni un escalón libre.

Wiebke Pahrmann

Wiebke Pahrmann

Pocos cambios en el grupo respecto al año anterior, el ya citado Santi Ramírez reforzaba la línea de trompetas mientras que en los saxos Mayra Riera y Álvaro Boned ocupaban el puesto de Celia Prieto y Juan Prieto; en el piano Santi Pérez “el único cubano de la orquesta”, bromeaba Vicent Tur al anunciarlo,  sustituía a Chelu García, y como novedad, David Romano a la percusión. En general los solistas en cada tema fueron Wiebke Pahrmann, Natxo Marí (saxo alto), Vicent Tur y Muriel Grossmann (saxo tenor), además de alguno más que detallaremos.


Natxo Marí

Natxo Marí

Vicent Tur

Vicent Tur

Muriel Grossmann

Muriel Grossmann

Santi Pérez

Santi Pérez

David Romano

David Romano



Comenzaron con “A Night in Tunisia con solos de W. Pahrmann, V. Tur y Natxo Marí, el primero quizás un poco apagado al comienzo por la potencia de la línea de metales pero remontando enseguida, un tema con unos arreglos que me gustaron, además de la inclusión de un percusionista que añadía color al conjunto. En “Mambo Caliente”, de Arturo Sandoval, repitieron los solistas además de Muriel Grossmann que sorprendió verla tocar latin jazz (lejos de su estilo habitual) y que como los pistoleros añadió una muesca a su revólver (en este caso saxo tenor); la línea de metales sonó tan caliente como corresponde al tema. El solo de Natxo Marí en “One Note Samba” fue muy elegante y jugando muy bien con la melodía principal; también solo del pianista Santi Pérez “, y volvimos a comprobar que el batería Dani Marín controla en todos los terrenos. Siguieron “Mambo Inn” con solo de David Romano a la percusión y “Oye Como Va” con solos de Jorge Ortiz (saxo tenor) y Antonio J. Marín además de Vicent Tur. Interesante la introducción de “Spain” para continuar con “Manteca”, ambos temas tocados a gran velocidad.

Momento para presentar a los componentes de la orquesta, y aprovechando que W. Pahrmann estaba ya en el puesto que ocupaban los músicos para sus solos en primera línea, se nos informó de que era el cumpleaños de la trompetista; en ese momento el público cantó un improvisado “Cumpleaños feliz” secundado por la orquesta al completo y la alemana aprovechó para responder con la melodía de la misma canción; todo en modo latin jazz, por supuesto. Fue el momento simpático de la noche, pero si la trompetista estaba en primera línea era por algo, y es que en “Como Fue” de Benny Moré nos ofreció una interpretación llena de belleza, emoción y sentimiento, en un bolero muy hermoso.

Fue un pequeño reposo porque la maquinaria volvió rápido a ponerse en marcha con “Afro Blue” y el ya clásico “Caravan” que acabó con un solo de Dani Marín y gran ovación del público. Todavía nos interpretarían un tema más: “Ran Kan Kan”, de Tito Puente. En general buenas líneas de vientos y buena sección rítmica en la que no olvidamos a Chema Pellico y a Radomir Milojkovich, siempre fiables. El público disfrutó, que es de lo que se trata, tanto el residente como el turista que lejos de los agobios agosteños quiere apurar este verano que no quiere acabar. El concierto fue emitido en directo por el programa “Jazz Time”, realizado por Ferran Pereyra y se encuentra disponible a la carta en la web de IB3 Ràdio.

La BBCE nos lo ha hecho pasar bien estos cuatro años y ahora vive un cambio de ciclo, Vicent Tur deja la dirección sin que sepamos a esta alturas quién recogerá su testigo. También se nos comunicó que Penélope Tafur, que en los últimos años participó como trompetista, marchará a Barcelona para seguir sus estudios de piano en el Taller de Músics. Desde aquí le deseamos lo mejor.


José Carra

José Carra

Bori Albero

Bori Albero

Dani Domínguez

Dani Domínguez



José Carra es uno de los valores que ha surgido de la pujante escena jazzística malagueña, aunque después del concierto me comentara que Málaga también adolece de ese mal endémico de la piel de toro que es la escasez de locales para tocar. Su último disco se llama Diario de vuelo (Taghrid Records, 2018) compuesto en diferentes viajes en avión y como terapia para su miedo a volar y precisamente la música de este disco iba a conformar su concierto. La cosa iba de aviones, Bori Albero estuvo a punto de no llegar precisamente por un retraso en su vuelo; habría sido una pequeña tragedia visto su buen hacer tanto en el concierto como en las jam posteriores; completaba el trío Dani Domínguez, sobradamente conocido por aquí.

José Carra Trío

José Carra Trío



Interesante el estilo de Carra, que mezcla minimalismo con hermosas melodías y añade diversos efectos sonoros y electrónicos. Para empezar, “97%”, comenzando el pianista muy suavemente y creando interesantes paisajes sonoros con el acompañamiento también muy sutil de Dani Dominguez pasando las escobillas por la caja. “Alba” se inicia con un interesante dúo entre contrabajo y batería al que más tarde se une el piano, dando intensidad al tema y con  Bori Albero con el arco atacando con furia las cuerdas del contrabajo. Antes de abordar “Animal de Dios” Carra tuvo unas palabras de recuerdo para el afinador del piano, “los grandes olvidados”; en este festival Antonio Pérez de Olaguer es uno de los personajes más entrañables; el tema en sí comienza a piano solo con un sonido pregrabado simulando el vuelo de un avión mientras una voz también pregrabada va recitando (me recordó lo que hacía Jason Moran hace años con su Bandwagon salvando lógicamente las distancias estilísticas de cada uno); cuando cesa la voz comienzan a tocar en trío otra vez terminando intensamente.

José Carra

José Carra

Bori Albero

Bori Albero

Dani Dominguez

Dani Dominguez



Excelente “Charlie” comenzando con un largo solo de contrabajo muy aplaudido seguido del trío en plan muy intimista, poco a poco el piano va pasando de tocar esas mínimas notas a crear una bella melodía mientras Domínguez acompaña jugueteando con unos sonidos electrónicos incorporados a su batería; de repente el sonido del piano se vuelve más percusivo y cambia totalmente el clima del tema, hasta que, como en las tormentas, todo cesa de repente y recuperan la melodía para luego terminar. “Latido de Papel” es otro tema cargado de energía, combinando el pianista momentos rítmicos con otros más melódicos. En “Tardes para jugar” se recuperan viejas grabaciones en cassette de la infancia de Carra con una melancólica y repetitiva melodía y también con efectos sonoros incorporados a la batería. Antes de “Aurora” el pianista se reveló como un hábil vendedor de su disco (muy bueno, no pierdan la ocasión de escucharlo), para acabar con “Niño árbol”, potente sonido en el que Carra vuelve a combinar muy bien la emisión de unas mínimas notas con la melodía del tema y vimos otra vez a Albero tocando el contrabajo con el arco.

La música había terminado en cuanto a la coqueta plaza en la que estábamos, pero quien quisiera más en esta cálida noche de septiembre la encontraría en la jam session de “Sa Qúestió”, donde pudimos disfrutar del trío de José Carra al completo (sustituido a veces Bori Albero al contrabajo por Abe Rábade), de la trompeta de Enriquito (tocaría la noche siguiente en el grupo del pianista gallego), y de sospechosos habituales de las jam locales como Carlos Gallego o Chelu García.

Tomajazz. Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2019
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2019




Eivissa Jazz 2017 ( I ): Big Band Ciutat d’Eivissa / Mariola Membrives Omega 20.16 (2017/09/06) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 6 de septiembre de 2017. 21:00. Concierto gratuito
  • Lugar: Plaça Comte de Rosselló (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Big Band Ciutat d’Eivissa
    Arturo Pueyo (clarinete); Wiebke Pahrmann, Santiago Ramírez, Alberto Aguilera, Penélope Tafur (trompetas); Nacho Marí, Muriel Grossmann, Celia Prieto, Jorge Ortiz, Ester Torres (saxos); Vicent Tur, Vicent Matoses, Pep Guinot (trombones); Chelu García (piano); Radomir Milojkivic (guitarra); Chema Pellico (bajo); Dani Marín (batería).
    Mariola Membrives “Omega 20.16”
    Mariola Membrives (voz), Oliver Haldon (guitarra), Oriol Roca (batería), Horacio Fumero (contrabajo), David Pastor (trompeta).

 

 

Entre el 6 y el 9 de septiembre ha tenido lugar la vigésimo novena edición del festival Eivissa Jazz, el cual ha tenido este año una interesante oferta complementaria. Para empezar, una exposición del colaborador de Tomajazz y compañero de fatigas en estas lides, José Luis Luna Rocafort. “Imatges en clau de jazz” (Imágenes en clave de jazz), es el nombre de la exposición y recoge dieciséis fotografías de artistas locales, nacionales e internacionales que han pasado por el festival entre 2013 y 2016, y permanecerá abierta del 5 al 22 de septiembre en el refectorio del ayuntamiento.

La primera jornada del festival fue gratuita, con dos propuestas muy distintas. Se encargó de abrir el fuego, como ya es habitual en las últimas ediciones, la Big Band Ciutat d’Eivissa. Continúa el sistema de años anteriores, una orquesta formada por alumnos y ex alumnos del Patronato Municipal de Música, con el refuerzo de profesores y amigos. Respecto al año pasado, algunas novedades: Arturo Pueyo (clarinete), Santiago Ramírez (trompeta), Chelu García (piano), Chema Pellico (bajo), y Dani Marín (batería). Temas de la era dorada de las Big Bands, BennyGoodman principalmente, además de Glenn Miller, Artie Shaw y Count Basie.

 

La orquesta sonó bien, con momentos de gran brillantez. Para empezar, al dinámico “In the Mood” le siguieron “Kansas City Shout”, “A String of Pearls” y “Red Bank Boogie”, al mismo nivel, con solos de Chelu García y Muriel Grossmann. Justo entonces, salió al escenario Arturo Pueyo, ibicenco afincado en Madrid y antiguo alumno del Patronato, continuando el concierto con piezas como “Clarinet a la King”, “King Porter Stomp”, “Back Bay Shuffle”, o Stompin’ at the Savoy”, con un Pueyo estupendo al clarinete y solos ocasionales de los mayores: Muriel Grossmann, Nacho Marí, Santi Ramírez y Vicent Tur –director de la Big Band–. En una de las pausas entre tema y tema, el clarinetista nos recordó lo fantástico que es que la gente acuda a festivales, pero también hay unas salas donde escuchar buena música. Para acabar, y no podía ser de otra manera en una noche dedicada a Benny Goodman, “Sing, Sing, Sing”, con Pueyo en su buena línea y un solo de Dani Marín que se llevó una gran ovación haciendo de Gene Krupa, con Chema Pellico y Radomir Milojkivic empujando como locomotoras al resto de la banda, y una sorpresa final, la aparición en el escenario de David Pastor –actuaba con el siguiente grupo– reforzando la sección de trompetas. De regalo y para acabar la diversión, “Woodchopper,s Ball”.

Tras la brillantez de la BBCE, pudimos disfrutar de una hermosa oscuridad, la recreación a cargo de Mariola Membrives de un disco fundamental en la música española: Omega, de Enrique Morente y Lagartija Nick, disco que celebra su vigésimo aniversario. Si el original ya era denso y un tanto oscuro, en Omega 20.16 Mariola y sus acompañantes –que pueden variar según la ocasión– nos ofrecen “Almas perdidas, muertos y dolor” recordando a Lorca. Dolor que se nos transmite desde las primeras notas de ese “Omega” con el que comenzaron su actuación. Horacio Fumero con una larga introducción al contrabajo, con parsimonia, preparando la aparición de Mariola sobre el escenario, descalza y de riguroso negro, agarrando los bajos de su vestido con el brazo izquierdo mientras con el derecho realiza gestos muy flamencos o lo proyecta hacia el público como queriendo transmitirles todo ese dolor y emoción que rebosa, con una voz que pasa del susurro al desgarro; se añaden los demás músicos, Oliver Haldon con la guitarra, David Pastor con un tenebroso sonido de trompeta casi de ultratumba y primeros aplausos tras un solo de Oriol Roca a la batería. Más que fusión entre estilos, diremos que toman elementos del flamenco y del jazz para crear algo que trasciende a ambas músicas.

Así, después de “Omega” fueron cayendo “Sacerdotes” y “Niña ahogada en el pozo”, ambas con una buena introducción a la guitarra; precioso dúo entre Mariola y Horacio en “Pequeño vals vienés” y esa letra con su punto álgido en ese “¡Ay!, ¡Ay ay ay!, que la cantante bordó; en “Aleluya” ocasión para el lucimiento del trío guitarra-contrabajo-batería; en “La aurora de Nueva York” es la trompeta la que se acerca al flamenco, con un David Pastor improvisando prácticamente todo el concierto y con un ululante sonido lejos del suyo habitual, más festivo y alegre; tema a gran altura, lo mismo que “Ciudad sin sueño”, con David Pastor a las palmas y Mariola recordándonos los versos inmortales de Lorca: “No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!”, preparando el camino para el final con “Manhattan”, versión que sonó con la fuerza de una apisonadora. Esta noche del 6 de septiembre Mariola Membrives y sus acompañantes conquistaron primero Manhattan, después Berlín, y cualquier ciudad que se hubieran propuesto, incluida esa coqueta plaza donde actuaron y que la ciudad ganó recientemente para sus gentes.

Sólo dos peros: un exceso de rumorosidad entre el público de las últimas filas –en las de delante casi no se parpadeaba de atención a lo que veían–, y uno o varios pájaros en el árbol situado sobre mí, pájaros que se dedicaron a bombardear el cuaderno en el que tomaba anotaciones, no sé si la música perturbó su sueño o fue de gusto por lo que escucharon. Afortunadamente mi camisa quedó impoluta.

Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2017
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2017




Eivissa Jazz 2014 (I): Eivissa Jazz Big Band / Mambo Jambo (2014-08-21)

Eivissa Jazz 2014

  • Fecha: 21 de agosto de 2014
  • Lugar: Baluarte de Sta. Llúcia, Eivissa
  • Formación:
    Eivissa Jazz Big Band
    Daniel Durán, Santi Bofill (saxo alto); Natxo Marí, Siggi Jonsson, Matíes Ribas (saxo tenor); Sergio Gumbao (saxo barítono); Eugenio Pérez, Raúl Gálvez, Fulvio Azzini, Pep Riera (trompeta); Vicent Tur, Iván Prats, Jaume Tur, Lázaro Ruiz, (trombón); René Mercier (guitarra); Chema Pellico (bajo); Toni Sansano (percusión); Dani Marín (batería); Eva Cano, Nacho Lezcano (voz); Santiago Pérez (piano y dirección).
    Mambo Jambo
    Dani Nel·lo (saxo); Mario Cobo (guitarra); Ivan Kovacevic (contrabajo); Anton Jarl (batería).

Santiago Pérez

Santiago Pérez
© José Luis Luna Rocafort

Bienvenidos a déjà vu 2014, quería decir, a la vigésimo sexta edición de Eivissa Jazz 2014. Si en algo era abundante el cartel de este año era en caras ya conocidas. Paradojas de la vida, entre tanto repetidor se notaron algunas ausencias. Para colmo, a penúltima hora se cayó del cartel la estrella del festival, Benny Golson. Todo esto y mucho más en Tomajazz, ilustrado con la mirada aguda de José Luis Luna, el detalle hecho fotografía.

Mambo Jambo 2

Mambo Jambo
© José Luis Luna Rocafort

En un año en el que el Johnny ha cerrado sus puertas, y festivales como el Roccella Jazz Festival, en Italia, se han debido suspender por falta de fondos, (habría sido la 34ª edición, que ya son años), podemos estar contentos de que se siga celebrando el de Eivissa, a pesar de los recortes en el presupuesto (más aún), y la duración (un día menos), aparte de la habitual premura de tiempo con la que debe batallar el organizador del mismo. En la última entrega de esta serie nos extenderemos más en este asunto.

Hablando de ausencias, la principal ha sido la de Abe Rábade con su Eivissa Jazz Experience (acudía desde 2006 con una formación distinta cada año).

Eugenio García

Eugenio García
© José Luis Luna Rocafort

Noche agradable en el Baluarte de Sta. Llúcia, primeros saludos mientras Antonio Pérez de Olaguer, el afinador del piano, va a lo suyo. Este año José Luis Luna llega acompañado de un histórico de la crítica musical y cultural de Mallorca, Ferran Pereyra. Junto a Pep Tur, ídem local, forman lo que José Miguel López, de RNE-Radio 3 y presentador del festival, llamaría cariñosamente “la mafia”. Suena la sintonía del festival, obra de Abe Rábade (al menos esto no lo han suprimido), y tras la presentación del citado José Miguel López comienza el primer concierto.

Siggi Jonsson

Siggi Jonsson
© José Luis Luna Rocafort

Desde 2010 abre el festival la Eivissa Jazz Big Band, y eso está bien porque apenas tienen oportunidades de tocar el resto del año, esta vez se presentan de blanco impecable y con cambio de director, que ahora es Santiago Pérez. Comienzan de forma enérgica con “Groovin’ Hard”, de Don Menza, que popularizó la Big Band de Buddy Rich, casi nada. Además de a su director, la EJBB ha renovado su repertorio y una de las novedades es el “Theme from Frasier”, de la serie de TV del mismo nombre, con brillante interpretación. El concierto siguió con “But not for Me” y “Miss Fine”. En este tema, Santiago Pérez, que desde el comienzo nos habia ofrecido todo un espectáculo gestual, se sentó al piano, continuando con “Agua de beber” y “Basie Straight Ahead”, todos con un sonido pleno y solos de mérito a cargo de Natxo Marí (2), Eugenio Pérez, Siggi Jonsson (2), y Dani Durán. A continuación, “Love for Sale” de Cole Porter con arreglos de Buddy Rich, que en palabras del director Santiago Pérez era “un reto para todos”, pero que “les gusta enfrentarse a él”. Este “reto” fue sobradamente superado, con gran solo de Siggi Jonsson. A partir de este momento podríamos decir que empezaba la segunda parte del concierto, un homenaje a George Gershwin con dos vocalistas, la ya conocida y querida por el público Eva Cano, y el debutante Nacho Lezcano, del cual dijo Santiago Pérez que llevaba poco tiempo en la isla y “le habían echado el guante”. Si no me equivoco Eva Cano surgió de un coro de gospel local y con esa voz tan “negra” y a la vez tan sugerente nos regaló un precioso “Embraceable You”, con solo de Vicent Tur al trombón; también estuvo a un buen nivel Nacho Lezcano con “Love is Here to Stay”. Para acabar este homenaje a Gershwin, los dos nos ofrecieron un simpático y lleno de complicidad “’S Wonderful”. El concierto se completó con “Switch in Time”, de nuevo con solo de Vicent Tur, y para acabar, otro “gran reto”, “Night in Tunisia”, con Eugenio Pérez como trompeta solista en el centro del escenario (interesante conexión cubano-tunecina, pues de Cuba procede Eugenio, igual que Santiago Pérez, que no son familia), sendos solos de Vicent Tur y Dani Durán, y el percusionista Stefano Serra como invitado. Había ganas de tocar y no fue necesario que el público pidiera el bis, que consistió en una repetición de “’S Wonderful”.

Nacho Lezcano - Eva Cano

Nacho Lezcano – Eva Cano
© José Luis Luna Rocafort

Un concierto que dejó a músicos y público contentos y muestra de que la Eivissa Jazz Big Band sigue marchando a pesar de todo.

Mambo Jambo

Mambo Jambo
© José Luis Luna Rocafort

Y ahora una de las polémicas del festival. Era el turno de Mambo Jambo. Efectivamente, lo suyo no es el jazz, pero tampoco entiendo la reacción de cierto sector de público y prensa que daban la sensación de que la última aldea gala en resistir se había rendido (se presumía que este era de los pocos festivales de jazz que sólo programaban jazz), olvidando que en el historial del festival ya actuaron grupos que, aplicando el mismo listón de purismo, tampoco hacían jazz. Podríamos gastar ríos de tinta intentando describir lo que es jazz y lo que no lo es (asunto que se debate desde sus comienzos y que me temo que seguirá debatiéndose por los siglos de los siglos, pero de algo tenemos que discutir ¿no?). Pues pasemos a la música. ¿Y qué musica hacen los Mambo Jambo?, ellos mismos la definen como “sonido jambofónico”, mezcla de rhythm & blues, rock & roll, swing, música surf y un poco de jazz, pero tampoco son un grupo de “revival”, sino que actualizan esas músicas añejas que tocan. Al frente, Dani Nel·lo, ex de Los Rebeldes, entre otros, y uno de nuestros mejores saxofonistas. Son todo un espectáculo verles en directo; ¿eso que usa el baterista Anton Jarl al comienzo como baquetas son maracas, o veo mal desde mi posición?; el sonido de Dani Nel·lo es potente y tórrido, ideal para su música; Ivan Kovacevic tiene a su contrabajo como pareja de baile, paseándose por todo el escenario, a veces llevándolo de manera horizontal ¡y sin parar de tocar en esa posición! Completa el grupo Mario Cobo y su guitarra que utiliza como tabla de surf (esto en sentido figurado, me refiero a los sonidos que extrae de ella). Los tres intercambian posiciones constantemente en el escenario, ahora es Dani Nel·lo el que ocupa el centro del escenario con sus contorsiones, luego lo hace Mario Cobo surfeando con su guitarra, mientras Ivan Kovacevic se ha colocado al fondo junto a Anton Jarl, siendo este el único que por razones obvias no se mueve del sitio. Canciones breves pero intensas, con títulos como “La maldición de los rockers”, “Hot guindillas”, “Sombras del este”, “El timo”, “El cadáver que vino a cenar”, pero también “St. Louis Blues”, y “Work Song”, de Nat Adderley, estas para cubrir la cuota jazzística.

Dani Nel·Lo © José Luis Luna Rocafort

Dani Nel·Lo
© José Luis Luna Rocafort

El organizador del festival, Miquel Prats “Botja”, ya avisó previamente: “va a arder la muralla” (el festival se realiza en uno de los baluartes de la muralla renacentista de la ciudad), y así fue, consiguiendo que buena parte del público bailara, que no es fácil por estos lares.

Ivan Kovacevik

Ivan Kovacevik
© José Luis Luna Rocafort

Los actos de la noche terminaron con la Jazz Disco, ya realizada el año pasado, y con una novedad, jam session en el bar Sa Qüestió.

Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2014
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2014