INSTANTZZ: Dave Liebman “Spanish Trio” (International Jazz Day Madrid. Bogui Jazz, Madrid 2019-05-03) [Galería fotográfica]

Por Fabio Galicia.

  • Fecha: Viernes, 03 de mayo de 2019
  • Lugar: Bogui Jazz (Madrid)
  • Grupo:
    Dave Liebman “Spanish Trio”
    Dave Liebman (saxos tenor, soprano y flauta de madera)
    Manel Fortià (contrabajo
    Gonzalo del Val (batería)
    Invitado:
    Daniel Juárez (saxo tenor)

Tomajazz: © Fabio Galicia, 2019




Dave Liebman “Spanish Trio” (International Jazz Day Madrid, Bogui Jazz 2019-05-03) [Concierto]

Por Carlos Lara y Enrique Farelo.

  • Fecha: Viernes, 03 de mayo de 2019
  • Lugar: Bogui Jazz (Madrid)
  • Grupo:
    Dave Liebman “Spanish Trio”
    Dave Liebman (saxos tenor, soprano y flauta de madera)
    Manel Fortià (contrabajo
    Gonzalo del Val (batería)
    Invitado:
    Daniel Juárez (saxo tenor)

Uno de los más destacados herederos de John Coltrane cumplirá 73 años en el mes de septiembre. Dave Liebman, de la pocas leyendas vivas del jazz, pisó de nuevo un escenario español para seguir ofreciéndonos su sabiduría musical, su original estilo y toda la maestría técnica que atesora desde que, a los 20 años, tuviera como mentores a Charles Lloyd, Lennie Tristano, Chick Corea o Terumasa Hino, entre otros.

De carácter simpático y siempre amable, Steve Liebman, como dijo Dick Angstadt, forma parte de la historia del jazz, y su discografía, entre colaboraciones y liderazgos, puede superar fácilmente los 200 discos. Un artista con una carrera apabullante, que siempre está trabajando y haciendo disfrutar a los demás con su música.

Con el baterista burgalés Gonzalo del Val le une una buena relación y no es la primera vez que tocan juntos. De hecho hay un disco a trío, “Standards in Dublin”, con Dave Liebman y Ronan Guilfoyle al contrabajo, recientemente editado y con un repertorio extraído del “Great American Songbook”. Algunos temas del cancionero americano y otros de grandes saxofonistas fueron elegidos para la noche e interpretados en un único pase.

 A lo largo de la noche sonaron piezas como “All the Things You Are”, con la que se abrió el concierto. El saxo soprano de Liebman es como un chorro de aire fresco por su aterciopelada manera en que comienza el tema y la secuencia de registros agudos que se van sucediendo, donde los ritmos se combinan con los espacios en silencio. A su lado, Gonzalo del Val y Manel Fortià, se crecen y van subiendo cada vez más su nivel.

En el tenor, Liebman acomete los acordes de “Blues” de Coltrane de manera magistral, con Gonzalo del Val, marcando el ritmo y Fortiá, acompañando con precisión. En todo momento brinda notas magistrales. El batería nos deleita con un solo intenso.

 A continuación, “In a sentimental mood” de Duke Ellington, cuya famosa versión interpretó con John Coltrane en un estupendo disco de Impulse Records. Aquí, Dave Liebman deleita con un solo intenso a tempo medio guardando un perfecto equilibrio en toda su duración.

“I love you” de Cole Porter, fue otro de los standards elegidos, interpretado sobre un ritmo acelerado de batería y contrabajo navegando hacia donde les va llevando el saxo soprano. La pieza culminó, de nuevo, con un buen solo de Gonzalo del Val.

En un nuevo clásico, “Footprints” de Wayne Shorter, el saxo soprano de Liebman tuvo el acompañamiento del joven saxo tenor madrileño Daniel Juárez, que respondió a la perfección tanto en el solo que hizo como en los diálogos con el soprano, algo que enriqueció finalmente la pieza.

Con una introducción de Manel Fortiá en diálogo con la batería, se dio paso a una interpretación de Liebman con la flauta de madera para acometer el “Lonely Woman” de Ornette Coleman, con la participación otra vez Daniel Juárez. El concierto tuvo su colofón con otra de las piezas favoritas de Liebman, “India” de John Coltrane, con una nueva introducción de ambos saxos y una improvisación de lujo de David Liebman.

Fue una lección de jazz con mayúsculas, de esas en las que al salir del concierto se está plenamente convencido de tener la fortuna de compartir una música que por algo sigue siendo mágica.

Tomajazz. Texto: © Carlos Lara, 2019
Fotografías: © Enrique Farelo, 2019




INSTANTZZ: Dave Liebman – Marc Copland (Conservatori del Liceu, Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, 50 edicions / Barcelona. 2018-11-10) [Galería fotográfica]

Por Joan Cortès.

  • Fecha: Sábado, 10 de noviembre de 2018
  • Lugar: Conservatori del Liceu (Barcelona)
  • Grupo:
    Dave Liebman – Marc Copland
    Dave Liebman: saxos tenor y soprano
    Marc Copland: piano

Tomajazz: © Joan Cortès, 2019




Gonzalo del Val con Dave Liebman & Ronan Guilfoyle: Standards in Dublin (Quadrant records 2018) [Grabación]

Por Enrique Farelo.

Parece que “la ocasión la pintaban calva” y no era cuestión de denostarla. El batería de Miranda de Ebro Gonzalo del Val aprovechó la oportunidad que se le brindó para tocar codo con codo con una leyenda viva del jazz como es Dave Liebman y aderezarlo con la compañía del bajista irlandés Ronan Guilfoyle.

Standards in Dublin componen un programa integrado por 12 estándar no excesivamente conocidos y tratados con singularidad, en el que tres breves solos de batería (“JJ’x”, “Redhead” y “Chocolates”) sirven de basamento para darle cierto aire de obra conceptual.

Piezas como “Gingerbread Boy” abren el menú con cierto aire cool, sonido seco y gruñón del saxo tenor de Dave Liebman, pulsación entera y contundente de Ronan Guilfoyle y precisión de Gonzalo del Val a los platos para continuar con “Remember”, una pieza de características similares en clave de balada con fuerte presencia de Ronan Guilfoyle y la brillante intervención de Dave Liebman al saxo soprano que se completa con el intercambio de las escobillas y las baquetas duras de Gonzalo del Val.

A “The Song is you” le precede el solo de batería “JJ ‘s” a modo introductorio. Sonido interactivo entre Dave Liebman y Gonzalo del Val al que se suma el bajista irlandés para formar un triángulo equilátero que se rompe para una corta y solitaria intervención de batería de Gonzalo del Val.

Con fuerza comienza “Mushi Mushi” donde cobra protagonismo el contrabajo de Ronan Guilfoyle que se multiplica para dar paso al tenor y a la batería que dialogan entre sí hasta desarrollar un sonido conjunto y sucio que desemboca en un solo de Gonzalo del Val y termina con el trío desapareciendo…

Discursivo y latino, “Palabras” muestra el lado de mayor feeling saboreando las mieles del protagonismo del saxo soprano de Dave Liebman al que Ronan Guilfoyle responde sin pudor y Gonzalo del Val es observador activo.

Tras la brevedad introductoria de la batería de Gonzalo del Val en “Redhead” recoge el testigo la swingueante “That Old Feeling”. “Summer Night” es dinámica, alegre y discursiva en la persona de Dave Liebman que retuerce el sonido de su saxo soprano con infinitas notas.

Todas las piezas del programa son breves, mientras que “Pannonica” es la más extensa y Dave Liebman luce al inicio con su solo de tenor que llega a recordar a Ben Webster por su ternura aterciopelada, esencia de bep-bop, balada a tres con Ronan Guilfoyle muy presente y Gonzalo del Val completando espacios sin dejar resquicio.

En “Chocolates” se frotan los parches y se pone el marcha un imaginario tren llamado “Theme for Ernie” que languidece intimista y reflexivo emparentándose con “Pannonica”.

© Enrique Farelo, 2018

Gonzalo del Val con Dave Liebman & Ronan Guilfoyle: Standards in Dublin

Músicos: Dave Liebman (saxos tenor y soprano), Ronan Guilfoyle (contrabajo) y Gonzalo del Val (batería)

Composiciones: “Gingerbread Boy” (Jimmy Heath), 2 “Remember” (Steve Swallow), 3 “JJ ‘s” (Drum Solo – G.del Val), 4 “The Song is you” (J. Kern – O. Hammerstein II), 5 “Mushi Mushi” (Dewey Redman), 6 “Palabras” (Marta Valdés), 7 “Redhead” (Drum Solo – G. Del Val), 8 “That Old Feeling” (L.Brown – S.Fain), 9 “Summer Night” (H.Warren – A.Dubin), 10 “Pannonica” (T.Monk), 11 “Chocolates” (Drum Solo – G.del Val), 12 “Theme for Ernie” (F.Lacey).

Grabado el 30 septiembre de 2017 en Buckley’s House of Horns estudios de Dublin (Irlanda). Publicado en 2018 por Quadrant Records

 




HDO 458. Veteranos y saxofonistas: Charles Lloyd, Rich Halley, Dave Liebman, Lee Konitz [Podcast]

Por Pachi Tapiz.

Cuatro grabaciones lideradas por saxofonistas veteranos suenan en la entrega 458 de HDOVanished Gardens (Blue Note, 2018) de Charles Lloyd junto a la cantante Lucinda Williams y The Marvels (Bill Frisell, Greg Leisz, Reuben Rogers, Eric Harland); The Literature (Pine Eagle Records, 2018) de Rich Halley 3 (junto a Clyde Reed, Carson Halley); Fire (Jazzline, 2018) de Dave Liebman junto a Kenny Werner, Dave Holland, Jack DeJohnette; finalmente Decade (Verve, 2018) de Lee Konitz junto a Dan Tepfer.

Tomajazz: © Pachi Tapiz, 2018

HDO es un podcast de jazz e improvisación (libre en mayor o menor grado) que está editado, presentado y producido por Pachi Tapiz.

Para quejas, sugerencias, protestas, peticiones, presentaciones y/u opiniones envíanos un correo a hdo@tomajazz.com




HDO 452: Roberto Somoza (X2), Baldo Martínez, Colina – Domínguez, Toro, Gonzalo del Val, Unexpected. JazzSpainX7 [Podcast]

Por Pachi Tapiz.

En HDO 452 suenan siete grabaciones publicadas en 2018 por músicos y grupos españoles: Roberto Somoza por partida doble con Saxophone Clarinet Jazz Solo (Autoeditado) y Play Ballads (Autoeditado), en cuarteto, revisando clásicos en ambas grabaciones e incluyendo temas propios en su grabación en solitario; Baldo Martínez Cuarteto Europa (Karonte), es una de las grandes grabaciones del jazz de nuestro país de este 2018, que tal y como reza su título, mira hacia Europa de la mejor manera posible; Javier Colina & Chano Domínguez Chano & Colina (Sunnyside – Karonte), es el encuentro de dos de los más grandes del jazz en España, que a su vez son dos viejos conocidos que han trabajado en unos cuantos proyectos a lo largo de todos esos años y que muestran su magnífico entendimiento en un directo mano a mano; la flautista María Toro publica Araras (Jazz Activist), una grabación en la que colabora el gran Hermeto Pascoal, aunque no es necesaria su participación para llegar a grandes momentos de fusión del jazz y el flamenco; Gonzalo del Val with Dave Liebman & Roman Guilfoyle Standards In Dublin (Quadrant) muestra el magnífico hacer del baterista acompañado de un gigante como Liebman, para una grabación en trío absolutamente recomendable; finalmente tras Unexpected Involucions (Selffish) están Sergi Sirvent (piano y composiciones), magníficamente acompañado por Tempe Hernández (contrabajo) y Dani Domínguez (batería). Siete novedades de este 2018 que son una buena muestra del buen estado del jazz nacional y de su diversidad estilística.

Tomajazz: © Pachi Tapiz, 2018

HDO es un podcast de jazz e improvisación (libre en mayor o menor grado) que está editado, presentado y producido por Pachi Tapiz.

Para quejas, sugerencias, protestas, peticiones, presentaciones y/u opiniones envíanos un correo a hdo@tomajazz.com




Sergio Pamies Trío & Dave Liebman (Café Berlín, Madrid. 2018-07-20) [Concierto]

Por Carlos LaraEnrique Farelo

  • Fecha: 20 de julio de 2018
  • Lugar: Café Berlín, Madrid.
  • Grupo:
    Sergio Pamies Trío & Dave Liebman
    Dave Liebman: saxo soprano y flauta de madera.
    Sergio Pamies: piano.
    Jordi Gaspar: contrabajo.
    Gonzalo del Val: batería.

El joven pianista de 35 años, Sergio Pamies, afincado en Estados Unidos, concretamente en Dallas, presentó en el café Berlín su último disco What Brought You Here? (Bebyne Records, 2017), el tercero ya como líder en su carrera profesional.

Como muchos otros jóvenes, este granadino ha decidido buscar su sitio como músico fuera de este país. Después de realizar sus estudios de piano en el Conservatorio de Barcelona, Pamies se marchó a Estados Unidos para estudiar con el pianista sueco Stefan Karlsson y conseguir un master en piano de jazz en la Universidad del Norte de Texas, así como un doctorado que finalizó en 2016. Cuenta también con numerosos premios y distinciones en Estados Unidos.

Tras la publicación de sus dos primeros trabajos y actuaciones, algunos le han llegado a comparar con Chano Domínguez. Además de colaborar con un montón de músicos españoles, Pamies tiene en su haber acompañamientos con Christian Scott, Christian McBride, Peter Bernstein, Lewis Nash, Tim Hagans y Greg Osby, entre otros.

Con estas brillantes referencias se presentó en el Café Berlín reconociendo al principio del concierto sus nervios al poder compartir escenario con el legendario saxofonista Dave Liebman.

El concierto se abrió con “What Brought You Here?”, compuesto por Pamies, e iniciado de una manera lírica con el acompañamiento melódico del soprano. La pieza va adquiriendo altos vueltos con los fuertes fraseos. Hasta que la sección rítmica se queda sola demostrando su buen oficio. Dave Liebman acomete sus agudos registros con puras improvisaciones, como punzadas al aire en su línea de siempre.

Una composición de Dave Liebman, “Picadilly Lilly”, demostró la calidad de este grupo. Una pieza muy abierta para que la sección rítmica se explaye, impulsada por el saxo de Liebman. Gonzalo del Val demostró su calidad y se mostró muy creativo a la batería a lo largo de todo el concierto. El contrabajista Jordi Gaspar desempeñó también un papel crucial. Siguió el tema “Bem-Aventurado”, de Pamies, de fuertes influencias brasileñas, en la que Liebman se regodeó con la melodía de la balada. Cogió el relevo el pianista, con un gran acompañamiento del contrabajo y la batería. Dave Liebman sigue manteniendo su poderío y capacidad para la improvisación y se puso a prueba en un dueto con Gonzalo del Val, que le aguantó sobradamente. Siguió otra composición de Liebman, “Mommy’s Eyes”, con una introducción del pianista con gran finura, dando paso a la entrada del saxofonista fraseando líricamente en una pieza interpretada a medio tono de principio a fin.

“Our Man Andrew”, fue otra de las composiciones de Pamies, en la que tuvo mucho protagonismo el batería, Gonzalo del Val, tanto con las escobillas como con las baquetas. La pieza tiene un aroma bopper, en la que Pamies con mucho swing demuestra mucha soltura y frescura en sus fraseos, siempre atento a las enérgicas acometidas de Dave Liebman, que todo lo que tocaba lo clavaba. Desde luego que sigue siendo un mago de la improvisación, tal vez el mejor continuador de John Coltrane al soprano, con el que consigue un sonido lírico y magistral, y muy cristalino.

Para demostrarlo el grupo interpretó una pieza ya legendaria en el repertorio de Liebman, como es la versión de “India” de John Coltrane. Como siempre, con una flauta de madera tocó la introducción, tras la cual el tema se fue expandiendo por los caminos de la improvisación en un viaje sugerente, en el que los cuatro músicos se sintieron protagonistas girando alrededor de los registros agudos y sobreagudos de Dave Liebman. Una gran versión.

El concierto ofreció una interpretación fabulosa de los cuatro músicos, llena de expresividad, detalles y matices, muy elegantes, sin estridencias. Todo salió en su justa medida. Pamies dejó una gran impresión, demostrando que el duende del flamenco tiene muchas coincidencias con el jazz. En sus composiciones juegan un gran papel las melodías, sabiendo mantener un refinado equilibrio entre el lenguaje del jazz y el del flamenco. Dos mundos tan alejados, pero a la vez tan coincidentes.

Tomajazz:
Texto: © Carlos Lara, 2018
Fotografías: © Enrique Farelo, 2018

 




HDO 252. University Of Toronto Jazz Orchestra; Edward Maclean; Jason Anick – Jason Yeager [Podcast]

Sweet Ruby Suite (University Of Toronto Jazz Studios, 2017) de la University Of Toronto Jazz Orchestra (rindiendo un magnífico homenaje a Kenny Wheeler, contando para ello con la colaboración de Norma WinstoneDave Liebman); Me & You (r3w records, 2017) de Edward Maclean (junto a Tobias BackhausChristian KögelMatti KleinSebastian Borkowski); United (Inner Circle Music, 2017) de Jason Anick – Jason Eager (con la colaboración de George GarzoneJason PalmerGreg LoughmanMike Connors). Tres novedades discográficas del año 2017 en la edición 252 del podcast HDO.

Tomajazz: © Pachi Tapiz, 2017

HDO es un podcast editado, presentado y producido por Pachi Tapiz.




Vein & Dave Liebman © Sergio Cabanillas, 2016

Vein Trio & Dave Liebman (Bogui Jazz, Madrid. 2016-07-06) [Concierto]

  • Fecha: 6 de julio de 2016
  • Lugar: Bogui Jazz (Madrid).
  • Componentes:
    Vein Trio & Dave Liebman
    Dave Liebman: saxo tenor, saxo soprano y flauta de madera.
    Michael Arbenz: piano.
    Thomas Lähns: contrabajo.
    Florian Arbenz: batería.

Vein & Dave Liebman © Sergio Cabanillas, 2016

Vein & Dave Liebman
© Sergio Cabanillas, 2016

Dave Liebman forma parte por méritos propios del olimpo de estrellas del jazz. A lo largo de su carrera ha contado con grupos magníficos, en los que siempre ha aportado originalidad con su sello personal tan heredero de John Coltrane. Desde 2009 acompaña al Vein Trio formado por jóvenes músicos suizos. Los cuatro componen un grupo muy compacto, sólido, lleno de intensidad, donde cabe desde un jazz más o menos lírico a intervalos de improvisaciones de amplia factura.

En sus actuaciones, basadas tanto en standards como en composiciones propias, el grupo hace un jazz bastante ecléctico donde combina piezas rítmicas y líricas, y otras armónicamente complejas. En conjunto es un grupo que interacciona a la perfección. La experiencia de Liebman se incorpora a la frescura de un trío que, desde luego, tiene mucho recorrido.

Dave Liebman © Sergio Cabanillas, 2016

Dave Liebman
© Sergio Cabanillas, 2016

Para empezar una versión de “Autum Leaves” en clave totalmente clásica, donde ya sorprende lo bien arropado que está Liebman por la sección rítmica. El saxofonista norteamericano no solamente se limita a acompañar, sino que en todo momento se comporta como un hilo conductor por el que pasan todos los detalles del concierto.

En “Negative Space” comienza el contrabajo a solo, mientras entran el piano y el saxo soprano creando una balada. Los fraseos de Liebman comienzan a ser cada vez más intensos y ya encuentran camino libre en una sobrada demostración improvisada. A continuación, la rítmica recoge el testigo y se marca una interpretación intensiva cada vez más potente.

Michael Arbenz © Sergio Cabanillas, 2016

Michael Arbenz
© Sergio Cabanillas, 2016

Como tributo a los clásicos, el pianista comenzó interpretando “Reflections in D”, de Duke Ellington. Su improvisación es extensa, hasta que entra Liebman y a dúo crean una lírica relación, con un magistral fraseo de éste.

Dave Liebman obsequió al público presente con una interpretación a solo con el soprano en el que hizo gala de su dominio de todos los registros. Un interludio de la rítmica y el batería interpreta un potente y largo solo, que da la entrada a una ágil interpretación del pianista y el contrabajista. Tanto Liebman como el pianista se adentran por terrenos más vanguardistas.

Thomas Lähns © Sergio Cabanillas, 2016

Thomas Lähns
© Sergio Cabanillas, 2016

Un nuevo clásico, “All the things you are”, se inicia con Liebman al soprano, acompañado por una nueva lección magistral de la sección rítmica, que vuelve a poner de manifiesto que está a la altura para acompañar a una leyenda como Dave Liebman. Las dos piezas siguientes “Black Tortoise” y “Lemoria” son una prueba más de la soltura, el buen hacer y la perfecta sintonía que Vein Trio y Dave Liebman han conseguido en sus siete años de colaboración.

Florian Arbenz © Sergio Cabanillas, 2016

Florian Arbenz
© Sergio Cabanillas, 2016

El concierto tuvo su broche de oro con una interpretación de Liebman de una pieza con ciertas reminiscencias étnicas interpretada con la flauta de madera para crear un impresionante ambiente bucólico. Una introducción que sirvió para que el grupo, en la línea de todo el concierto, mostrara nuevamente su creatividad y sabiduría, que sin duda dejó gratamente satisfechos a todos los aficionados que se dieron cita una vez más en esta sala emblemática como es el Bogui Jazz.

Texto: © Carlos Lara, 2016
Fotografías: © Sergio Cabanillas, 2016




Yerbabuena: veinte años y unos cuantos días de jazz en Pamplona. Entrevista con Pilar Chozas por Pachi Tapiz

pilar2_peq

Yerbabuena ha estado al frente de una gran parte del jazz en directo en Pamplona durante más de veinte años. Esta entrevista estaba previsto que se hubiera realizado hace unos meses, coincidiendo con el vigésimo aniversario de Yerbabuena. Sin embargo la vida es como es, y tras varias intentonas pospuestas debido a distintos motivos, más un par de pruebas en cuanto al formato -inicialmente la entrevista iba a haberse publicado en formato audio-, finalmente Pilar Chozas –persona al frente de Yerbabuena casi desde sus inicios- contestó por correo electrónico al cuestionario confeccionado por Pachi Tapiz. Esto es lo que Pilar nos contó acerca de sus experiencias como organizadora de conciertos de jazz.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué es lo que os llevó a poner en marcha Yerbabuena y a comenzar a organizar todos esos ciclos de jazz que al final han quedado en JazzFermín y Jazz en la calle, pero que también tuvieron como antecedentes el Jazzaldia y otros?

Pilar Chozas: El jazz es una forma de vivir y de sentir. Yerbabuena surge en 1994 desde la afición y el gusto por el jazz. Desde hace 21 años ha programado en ciclos y festivales. Desde los comienzos su intención era programar esta música principalmente en la ciudad de Pamplona, desmitificando la idea de que es una música exclusivamente para entendidos. Evidentemente no es de masas, pero un producto de calidad gusta a casi todo el mundo.

SONY DSC

La filosofía de Yerbabuena ha sido siempre programar jazz desde el criterio y la calidad. Esto es nuestra marca, y lo que nos mantiene en las programaciones.

1995 fue el primer Jazzaldia que se hizo en Pamplona como 1º festival de Jazz, muy humilde pero siempre con criterio y calidad. Durante 5 años se mantuvo este festival, hasta el año 2000. Paralelamente en 1998 fue ya el primer año que se programó jazz en sanfermines, una apuesta desde el Ayuntamiento, en la que Yerbabuena se encargaba de la programación.

Casi era una locura concebir estos conciertos en estas fiestas, pero año tras año se demostró que era posible y se fue haciendo su hueco. Un programa que desde nuestra perspectiva y experiencia ha enriquecido estas fiestas y a esta ciudad. Yo siempre he descrito JazzFermín como una burbuja en estas fiestas.

Pamplona tiene ya una larga tradición en la celebración de conciertos de jazz. El Ayuntamiento de Pamplona siempre ha querido acercar esta música al público pamplonés de una forma accesible y gratuita. Hace muchos años que se vio la necesidad de agrupar estos conciertos en dos ciclos, que gracias a la buena aceptación que han tenido por los pamploneses están fuertemente asentados en la programación cultural de la ciudad.

En todo este proceso surge en 2001 Jazz en la Calle. El Ayuntamiento volvió a apostar por un ciclo nuevo , en el que se le va dando una forma en la programación. La seña de identidad de estos dos ciclos ha sido una programación muy cuidada de los conciertos con una clara apuesta por la calidad. Dentro de estos ciclos han tenido cabida todo tipo de estilos dentro del jazz, desde conciertos dentro de la más pura tradición hasta propuestas vanguardistas.

Siempre se ha buscado un equilibrio a lo largo de toda su andadura a base de traer a artistas de renombre nacionales e internacionales, apostando en ambos ciclos por las producciones locales poniendo al servicio de las principales figuras del jazz navarro una plataforma de calidad en la que presentar sus proyectos musicales. Esta apuesta ha estado dirigida a un público heterogéneo a la vez que se ha buscado también un público joven. Durante todas las ediciones se ha pretendido un porqué de cada concierto, buscando un equilibrio y un criterio que hiciese de estos conciertos un referente en los circuitos especializados de esta música.

Las producciones propias son un ejemplo. Ha habido unas cuantas desde el principio en JazFermin:

Chano Dominguez –Iñaki Salvador fue la primera, en 1998. Chano dominguez – Tito Alcedo (2000, primicia en pamplona). Perico Sambeat y Javier Colina Quartet (2000, primicia en pamplona).

Otra dos muy importantes fueron Javier colina y Antonio Serrano (2005, primicia en pamplona), y Chucho Valdés & Javier Colina en 2007.

 

Javier Colina. Fotografía © Sera Martín.

Javier Colina. Fotografía por Sera Martín.

Pachi Tapiz – Tomajaz: En estos momentos hay una gran cantidad de músicos de jazz en activo y formándose, algo que es especialmente notable desde la puesta en marcha del Superior de jazz en Pamplona, puesto que a los veteranos hay que añadir los músicos de las nuevas generaciones. ¿Se te ocurre alguna explicación para que por parte de las administraciones públicas en vez de apoyar el jazz, cada vez se vayan limitando los ciclos? Sí que habría que señalar que el ciclo Murajazz ha aparecido en un lugar importante para la cultura en Pamplona como es Baluarte y que siendo muy generosos se podría ver, en cierta manera, como una compensación de la desaparición de Universijazz de la Universidad Pública de Navarra – UPNA tras trece ediciones… En cuanto a Jazzfermín los dos últimos años muchos aficionados temimos que el ciclo desapareciera entre cambios de localización y de planteamiento… aunque en este año 2016 ha vuelto a lo que solía. En cuanto al Jazz en la Calle en este año 2016 se ha desfigurado pasando de cuatro conciertos en cuatro fines de semana a la aglomeración de un ciclo en cuatro días con cambio de formato y localizaciones, con lo que ello supone de descolocación para su público fiel, habitual y abundante…

Pilar Chozas: Efectivamente hay una gran cantidad de músicos formándose y en activo. Además nuestra Comunidad goza de poder contar con el Conservatorio Superior de Jazz en Pamplona, y al lado –en San Sebastián- tenemos Musikene lo que hace que la escena de los músicos de jazz esté en plena ebullición y además con un nivel muy alto en cuanto a calidad. Por otra parte sinceramente creo que programar jazz, una música tan especializada y rica, supone primero que te guste esta música, que la escuches, que estés conectado con la actualidad de lo que pasa en el mercado, y luego es una cuestión de saber utilizar el criterio, y apostar por la calidad.

 

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Cuántas veces has estado a punto de tirar la toalla? Desde fuera las cosas no se ven igual que desde dentro, y supongo -y algo sé también al respecto- que muchas veces no es fácil luchar contra los elementos… y no digo más.

Pilar Chozas: Esta trabajo te da lo bueno de hacer lo que te gusta, de hacerlo con pasión involucrándote tanto que haces tu vida de ello. Al mismo tiempo eso es lo que complica todo cuando tienes que trabajar en un mercado que no lo pone fácil, y dependes de las administraciones que son las que deciden lo que se hace.

Yo he tenido la suerte de poder trabajar muchos años y hacerlo con un criterio y una calidad que para mí es muy importante. La toalla se quiere tirar muchas veces tanto por los músicos como por las administraciones. Pero la pasión por esta música y poder escuchar 90 minutos en directo de un gran concierto echa por tierra tirar la toalla… por el momento…

 

Jason Moran © Sera Martín

Jason Moran © Sera Martín

Pachi Tapiz – Tomajaz: Tú tienes una visión de primera mano del jazz local y nacional… ¿Cómo ves el jazz actual a nivel de músicos y de músicas, comparándolo con el jazz de hace veinte años? ¿Y a nivel de público? ¿Existe un recambio generacional a nivel de asistentes?

Pilar Chozas: El jazz es posiblemente una de las músicas más vivas, con mayor capacidad de cambio y de sorpresa. El público que asiste a los ciclos de jazz es de lo más heterodoxo en edades y en pensamientos. Cuando un ciclo consigue una continuidad y mantiene una programación cuidada en los años el público se acostumbra a acudir a estos conciertos y les gusta sorprenderse. Muchas veces no conocen lo que van a escuchar pero saben que tendrá una calidad que cumpla su expectativa porque confían en el criterio de la programación. Esa ha sido la apuesta de Yerbabuena y eso nos ha ayudado a seguir 21 años después.

El jazz a nivel local y nacional vive su mejor momento, son muchísimos los profesionales que se dedican a esta música con ofertas de los más variadas, hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes. Hay mucho donde elegir, por eso tener criterio es más importante que nunca. Vivimos una cultura del “me gusta” pero no se puede confundir lo “más visto” con lo “mejor”.

Pachi Tapiz – Tomajaz: Por los ciclos de Pamplona como Jazz en la Calle, pero sobre todo JazzFermín, han pasado figuras importantes… ¿nos puedes relatar alguna anécdota que se pueda contar especialmente notable?

Pilar Chozas: Unas cuantas con muchísimos y grandísimos músicos. Pero un guiño que quiero hacer en especial es a nuestro gran amigo “Cifu” cuando vino a JazzFermín en 2013 a presentar el concierto de Ignacio Berroa. Siempre me decía “…No tires la toalla nunca niña..”

 

Johnny Griffin © Yerbabuena

Johnny Griffin © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Una pregunta que es también obligada: ¿cuáles son los conciertos de los que guardas un recuerdo especial?

Pilar Chozas: Yo soy una romántica y guardo muchas cosas… me pasa también con los recuerdos.

Jeanne Lee me impresionó en 1999, una grandísima dama del Jazz.

Nicholas Payton en 2001; conocer a Alain Jean Marie fue un descubrimiento, él ha tocado con todos los grandes.

El concierto de Rosa Passos en 2003, con sus 13 rosas…que tuve que buscar por todas las floristerías en plenos sanfermines… Jonny Griffin en 2004, un leyendon. ¡El concierto de Chucho Valdes y Javier Colina en plenos sanfermines y un silencio que se respiraba! Tener a tres grandes como Joe Lovano, Dave Liebman y Ravi Coltrane en el escenario del JazzFermín. Otras grandes leyendas como Benny Golson y McCoy Tyner. Pedro Iturralde en varias ocasiones. De los últimos conciertos que yo organicé el de Chris Potter con Jason Moran fue espectacular, y también el concierto de Bill Evans. Justo en esos momentos escuchas una voz desde dentro que dice “merece la pena”. Son los que se quedan en la memoria para siempre. No puedo dejar pasar por alto los conciertos locales que han presentado sus proyectos en este escenario y por supuesto a nuestro querido Javier Colina, siempre ahí.

 

jazzcalle 2015

Jazz en la Calle 2015. © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Con tu experiencia, ¿qué consejo darías a quien quiera organizar un ciclo de jazz?

Pilar Chozas: Nosotros, desde Yerbabuena, concebimos la organización de un ciclo de jazz la desde la sensibilidad, el criterio, la calidad y conocer el mundo del jazz, el mercado, la actualidad. y no pretender ganar mucho dinero tal y como están las cosas. Es algo incompatible. Organizar un ciclo de jazz no es coger el teléfono y llamar a lo primero que te ofrecen. Requiere muchas mas cosas.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué les pedirías a las administraciones para que te dejen realizar tu trabajo?

Pilar Chozas: No todo el mundo puede saber de todo, creo que lo más importante para alguien que desempeña un cargo público es saber asesorarse adecuadamente. En este mundo hay mucho tiburón que sólo mira por sus intereses pero también hay gente más humilde que trabaja desde el cariño por lo que hace. Las administraciones tienen que saber qué es lo que quieren y por qué van a apostar. Tener un criterio claro es lo único que puede dar continuidad a las cosas.

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: Yerbabuena y Sera Martín.