Lucía Martínez: de los sueños y delirios, al viento y la sal.

Lucía Martínez Cuarteto De viento y de sal

La baterista y percusionista viguesa Lucía Martínez ha publicado De viento y de sal (Karonte, 2014), la segunda obra a nombre del Lucía Martínez Cuarteto. Pachi Tapiz charló con esta inquieta artista inquieta sobre sus nuevos proyectos. Sera Martín se encargó de las fotografías.

Pachi Tapiz: Si hay que calificar con un color tu CD, es con el color rosa… Esas fotos, la portada… el rosa abunda incluso en el libreto. ¿Por qué el rosa? ¿Tiene algún significado especial?

Lucía Martínez: Colores. Mi música fue siempre calificada de tener muchos colores y texturas, sobre todo mi manera de tocar la batería. La verdad que el azul ha sido un color que me ha acompañado y me acompaña siempre, seguramente por la referencia con el mar, el viento, el cielo luminoso de Vigo. Los colores siempre tienen una carga emocional importante para mí.

En esta ocasión pues es el rosa el que domina, pero no es cualquier rosa. Es un rosa fuerte, intenso, llamativo, con carácter. Se asocia el rosa con lo femenino, es cierto, a mí los estereotipos me dan igual. Yo soy mujer, y toque batería, me vista de negro, de blanco, de azul o de rosa, seguiré siendo mujer y femenina. La elección en esta ocasión fue de Mario [Burbano]. Cuando vi la foto así, decidimos que esa era la foto, al igual que Fernando Rosado de Karonte, el también comentó que Mario dió en el clavo a la primera. No hubo muchas dudas, ese era el color del disco, ¡con fuerza y con carácter!

IMG_8596.JPG-Lucía Martinezwm

Pachi Tapiz: Ya que hemos comenzado con los colores… ¿Qué colores tienen para ti el viento y la sal?

Lucía Martínez: De viento y de sal, tiene, claro el color rosa fuerte llamativo y luminoso, pero también tiene el azul, del cielo y del mar y el blanco de la sal.

Pachi Tapiz: Han pasado ya unos cuantos años desde que publicaste Soños e delirios, la anterior grabación de tu cuarteto. En la formación tienes a los mismos compañeros: Pedro Neves, Joao Pedro Brandao y Carl Minnemann. ¿Cómo ha evolucionado el grupo a lo largo de todos estos años?

Lucía Martínez: Con el tiempo se madura, y creo que eso exactamente lo que ha sucedido con el cuarteto. Tengo la fortuna además de poder continuar con ellos, tanto como músicos como amigos, lo cual nos da una felicidad enorme. A nivel musical todos hemos evolucionado tanto en el instrumento como en la parte estética, pero lo que se anunciaba con Soños e Delirios, siguió su camino y eso me produce una alegría enorme, el haber comenzado en una línea y haber acertado para poder continuar con ella.

Pachi Tapiz: En De viento y de sal te vuelves a encargar de todas las composiciones, salvo un tema que no es muy habitual en un repertorio jazzístico como es “Alfonsina y el mar”. Además, habéis incluido dos versiones del tema, una vocal y otra instrumental. ¿Por qué ese tema y por qué dos versiones?

Lucía Martínez: Es una idea que se estipuló en el primer disco del cuarteto. De alguna manera la manera personal de interpretar temas que pertenecen ya a una cultura, a una tradición musical. En el primer disco también hicimos esa experiencia con “Eu de Marín ausenteime”, un tema tradicional gallego que cantó María Joao, pero al cual también le hicimos una versión más personal. A mi manera de entender las cosas, la versión del cuarteto debe estar siempre, porque es nuestra manera de hacer las cosas,  y la versión del invitado es siempre a mayores. Por supuesto con una enorme alegría y respeto, y también llevándola a nuestro terreno. El por qué de “Alfonsina y el mar”, pues es un tema que ya estaba en nuestro repertorio al inicio del cuarteto, un tema que a mí me gustaba y tenía en mi “repertorio de canciones latinoamericanas”. Después lo dejamos de lado, y hace un tiempo, retomando cosas del pasado la volví a encontrar y a leer y fue para mi muy bonito, me trajo recuerdos del inicio del cuarteto, de la búsqueda de nuestro sonido. Así que decidí que la retomásemos y cierto es que ¡ahora suena mejor que antes! Necesitábamos simplemente el tiempo y la maduración para poder tocar un tema de esa envergadura haciendo nuestra propia versión. De sus versos, sale además en nombre del disco: De viento y de sal.

IMG_8623.JPG-Lucía Martínezwm

Pachi Tapiz: Tal y como sucedía en la anterior grabación cuentas con dos invitados, ambos cantantes. ¿Nos puedes presentar a Pável Urquiza y Mario Burbano?

Lucía Martínez: Son dos invitados muy especiales para mí. A Pável lo conocí en Berlín el año pasado en una gira que hizo por Alemania. Realmente ya conocía su música desde hace muchos años. Yo era una gran admiradora del dúo que tenía con Gema: Gema y Pavel. En realidad ya había pensado en él cuando grabé mi primer disco, donde colaboró María João. Pero lo reservé para esta ocasión, y creo que fue algo muy acertado.

Mario es voz. La tesitura de sus palabras es estremecedora. El es locutor en la televisión. Además ha hecho el diseño de mis últimos tres discos, las fotos, los carteles, los videos de promoción. En fin un apoyo incuestionable e incalculable el que tengo en él. Además es mi compañero, qué más puedo pedir.

Lucía Martínez Berliner Projekt AzulCieloPachi Tapiz: En unos días vas a presentar en la 10ª Edición de Imaxinasons tu proyecto Lucía Martínez Projekt Azulcielo. ¿Nos puedes hablar sobre el repertorio que presentarás allí? ¿Versará sobre lo ya grabado o hay nuevas piezas a la vista?

Lucía Martínez: El 5 de Julio presentaré al fin mi proyecto alemán en Vigo, en mi ciudad. El repertorio será el del disco y un par de temas nuevos. Es un repertorio muy bonito, con una formación muy especial, clarinete, acordeón, piano, contrabajo, batería y vibráfono. Son todas composiciones mías.

Pachi Tapiz: Si no estoy equivocado, en estos momentos estás residiendo en Berlin. ¿Nos puedes hablar sobre la escena jazzística de esta ciudad? Si pudieras, ¿qué trasladarías de esa escena a España?

Lucía Martínez: Vivo hace 7 años en Berlín y es una ciudad que no deja de sorprenderme, y me refiero en el buen sentido. La escena jazzística es enorme.  Siempre llegan músicos nuevos a vivir aquí, otros se van… así que se renueva mucho. Unos se quedan una temporada, otros para toda la vida. Hay muchos proyectos, muy diferentes y uno puede escuchar jazz cada día. Si pudiese, trasladaría el espíritu y las ganas de hacer música, y la mentalidad abierta de probar cosas y creer en nuevos proyectos. ¡Cierto es que de España también traería cosas a Berlín!

Pachi Tapiz: Otro proyecto muy importante en el que estás involucrada es el trío MBM con Baldo Martínez y Antonio Bravo. Por fortuna sigue en funcionamiento, y hace no demasiado habéis estado dando conciertos fuera de España. ¿Cómo fue la recepción de vuestra música?

Lucía Martínez: ¡Muy buena! Estuvimos en varias ciudades en Alemania, y la verdad, una gozada. Para mi un placer poder seguir tocando con Baldo y Antonio, porque además de la música nos une una profunda amistad. Y creo que eso se transmite también en la música. El público respondió muy bien.

Pachi Tapiz:¿Cuál es el siguiente paso en este proyecto?

Lucía Martínez: El siguiente paso es poder seguir tocando y grabar un nuevo disco en el 2015, ojalá podamos continuar en este ritmo.

Pachi Tapiz:¿En qué otros proyectos estás involucrada? ¿Hay alguna grabación tuya próxima a ser publicada?

Lucía Martínez: Como siempre, estoy involucrada en mil y un proyectos. Por un lado la música de cine, con la que últimamente estoy muy activa. Un nuevo trio con Kalle Kalima y Marcel Kroemker; el quinteto alemán con el que grabamos Azulcielo sigue activo; el cuarteto, claro; mucha música improvisada, y un dúo con Agustí Fernández, con el que grabamos en febrero y estamos a la espera de conseguir discográfica para editarlo. Es un disco a dúo muy bonito grabado en Madrid y mezclado aquí en Berlín, que espero pueda salir en el 2015.

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2014
Fotografías: © Sera Martín, 2014




I Festival Jazz a Solo, Madrid, 22/04/2004 © Sergio Cabanillas, 2004

Miguel Ángel Chastang: cuatro generaciones, por Pachi Tapiz

I Festival Jazz a Solo, Madrid, 22/04/2004  © Sergio Cabanillas, 2004

I Festival Jazz a Solo, Madrid, 22/04/2004
© Sergio Cabanillas, 2004

Miguel Ángel Chastang es uno de los contrabajistas más reputados de la escena nacional. Con un amplio historial a sus espaldas, recientemente ha publicado Four Generations: se trata de una de las mejores grabaciones nacionales de 2006, en la que ha contado con la participación del batería Al Foster. Pachi Tapiz charló con este músico en diciembre pasado.

PACHI TAPIZ: ¿Por qué el contrabajo?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: El contrabajo es el centro de un grupo de jazz, sus notas se llaman la tónica, la fundamental, la raíz o, en su caso, la dominante. Las propias palabras dan una idea de cual es la función del bajo. Aprendí a reconocer la fuerza y el poderío de este instrumento viendo tocar a Dave Thomas en el antiguo Whisky Jazz de la calle Villamagna, en Madrid. Ese fue el comienzo.

PACHI TAPIZ: ¿Te resultó muy difícil en esos momentos lograr una formación como contrabajista de jazz?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: La formación creo que es cuestión de dedicación, trabajo y confianza. En mi caso, no me resultó especialmente difícil dar los pasos necesarios. He contado con los mejores profesores que se pueden tener en el mundo: Ron Carter, Dave Holland y Ray Brown, entre otros. El resto es mundo y experiencia.

Miguel Ángel Chastang - Four Generations (Nuba Records, 2006)

Miguel Ángel Chastang – Four Generations (Nuba Records, 2006)

PACHI TAPIZ: ¿Por qué ha pasado tanto tiempo desde tu disco anterior hasta Four Generations?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Desde el CD del Central (Miguel Ángel Chastang Quintet en el Central, Ingo Música, 2002) hasta ahora he estado inmerso en distintos proyectos que no han dejado huella grabada. Con el grupo homenaje a Elvin Jones “Larry Willis & M. Chastang Tribute to Elvin”, en el que figuran Sonny Fortune, Eddie Henderson, Ben Riley, Tony Moreno, Frank Lacy, Steve Davis y Joe Ford, he hecho tres giras por España tocando en distintos festivales y todavía contemplo poder grabarlo. En cualquier caso, las cosas llevan tiempo.

PACHI TAPIZ: ¿Te ha resultado muy difícil lograr la edición de tu nuevo disco?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: No. Desde el momento en que concebí este proyecto, recuerdo que se lo ofrecí a Fernando Rosado de Karonte Records y enseguida me animó a materializarlo. No obstante, soy consciente de que no es precisamente así en la mayoría de las ocasiones.

PACHI TAPIZ: ¿En qué otros proyectos estás involucrado?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: De una manera continuada estoy en el cuarteto de jazz de Pedro Iturralde. Se encuentra con más ganas que nunca y estamos haciendo bastantes conciertos y clubes. El cuarteto lo completan Carlos Carli a la batería y Mariano Díaz al piano. A finales de enero de 2007 realizaremos una gira de tres semanas con Frank Lacy, Juanma Barroso y Germán Kucich. También colaboro con Isaac Turienzo y Tino di Geraldo en Jazz de Raíz. Con Larry Willis al piano y Barroso a la batería tengo un disco a medio hacer.

C.M.U. San Juan Evangelista, Madrid, 04/03/2005 © Sergio Cabanillas, 2005

C.M.U. San Juan Evangelista, Madrid, 04/03/2005
© Sergio Cabanillas, 2005

PACHI TAPIZ: ¿Nos puedes comentar algo más sobre el proyecto de homenaje a Elvin Jones?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: El Tribute to Elvin All Stars, es una banda que reuní en 2003 con la idea de homenajear a la figura de Elvin Jones que había muerto recientemente. En las tres giras que hemos hecho han pasado por la banda Tony Moreno, Ben Riley y Al Foster como baterías, Steve Davis y Frank Lacy al trombón, Sonny Fortune y Joe Ford a los saxos, Eddie Henderson a la trompeta, Larry Willis al piano y yo al contrabajo. Tocamos temas originales de Larry Willis y míos, y composiciones de Elvin Jones arregladas para la ocasión. Si hay oportunidad, sí que me gustaría grabar a este grupo.

PACHI TAPIZ: ¿Y qué otros proyectos tienes previstos grabar?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Aparte del homenaje a Elvin Jones, pienso en un nuevo disco de Four Generations con composiciones nuevas y con Eddie Henderson a la trompeta.

PACHI TAPIZ: ¿Cuáles son tus contrabajistas favoritos?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: No tengo un favorito claro, pero te mencionaré a algunos de ellos. Por un lado mis profesores: Dave Thomas, Ron Carter, Dave Holland, Ray Brown y Chuck Israels. También están otros como Paul Chambers, Gary Peacock, Eddie Gomez, Scott LaFaro, Charles Mingus, Dave Williams, Buster Williams, Jaco Pastorius, John Pattitucci, etcétera, etcétera… hay muchos más.

PACHI TAPIZ: ¿Qué te parecen los últimos trabajos de Dave Holland? Tanto con su quinteto -quizás lo viste en Madrid,donde vino con Jason Moran al piano en sustitución de Steve Nelson al vibráfono- como con su big band…

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: No pude ver a Dave Holland en esta ocasión, aunque soy un gran seguidor y conocedor de prácticamente todo lo que ha hecho desde el principio de su carrera. Durante un tiempo tomé algunas clases particulares con él en su casa de Woodstock y, además de ser uno de los mejores músicos que hay en la actualidad, es una magnífica persona. Me gustan las dos bandas, pero prefiero el quinteto a la big band.

Ciclo Directo Jazz, Conde Duque, Madrid, 24/04/2004

Ciclo Directo Jazz, Conde Duque, Madrid, 24/04/2004
© Sergio Cabanillas, 2004

PACHI TAPIZ: Tu nuevo disco se titula y está interpretado por músicos de cuatro generaciones: ¿qué fue tal vuestro entendimiento intergeneracional?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Precisamente ese es el quid de la cuestión. Me gusta propiciar este encuentro que me parece altamente enriquecedor: la energía, juventud y vitalidad de Martí Serra mezclada con el buen gusto y la clase de Albert Bover y la creatividad, la experiencia y el carácter de leyenda del jazz de Al Foster… Lo considero un privilegio, y yo diría que nos entendemos bastante bien.

PACHI TAPIZ: Una de las virtudes del disco es que la música fluye de un modo muy natural. ¿Compusiste la música y elegiste el repertorio y los arreglos pensando en los músicos que te iban a acompañar?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Sí. Efectivamente, todos los arreglos están hechos especialmente para esta formación. “Arahblues” es un tema que ya tenía grabado en el disco del Central, pero me apeteció volver a grabarlo con esta banda. Las demás son composiciones originales mías a las que se suman temas de Albert Bover, Kenny Barron y Al Foster. Dediqué un poco de tiempo a buscar una manera de juntar estos elementos y dejar fluir la música.

PACHI TAPIZ: En “Missing Miles” de Al Foster no utilizáis trompeta, mientras que en la mitad del disco participan Chris Kase y Jerry González. ¿Hubo algún motivo en especial para que no participen en este tema?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: No, ninguno. Simplemente buscaba una sonoridad que no fuera únicamente la de quinteto. Por eso hay también un tema a trío y otro que toco yo solo.

PACHI TAPIZ: ¿Cuánto tiempo ensayasteis este repertorio hasta que lo plasmasteis en el disco?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: El disco se grabó en mayo después de una gira de aproximadamente 10 días.

I Festival Jazz a Solo, Madrid, 22/04/2004  © Sergio Cabanillas, 2004

I Festival Jazz a Solo, Madrid, 22/04/2004
© Sergio Cabanillas, 2004

PACHI TAPIZ: Como músico veterano, que además está en contacto con un personaje fundamental de la historia del jazz de este país, me refiero al maestro don Pedro Iturralde, ¿cómo aprecias la evolución del jazz a lo largo de los años? No solamente desde un punto de vista técnico, aspecto en el que creo que se ha avanzado muchísimo…

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: ¡Imagínate si ha mejorado el panorama musical en nuestro país! Recuerdo precisamente, ya que me hablas de Pedro Iturralde, que solía ir a verle tocar al Whisky Jazz de Madrid. Este era el único club de jazz que había en toda España. Todavía no existía ningún festival de jazz. En aquellos años los músicos de jazz nacionales se contaban con los dedos de la mano: Pedro Iturralde, Vlady Bas, Regolí, Pepe Nieto, Moro, Tete… y unos pocos más. El avance es sencillamente espectacular. Hoy tenemos cientos de grandes músicos de jazz, algunos de ellos magníficos.

PACHI TAPIZ: A pesar de que haya más sitios para tocar, ¿no falta un circuito estable de clubes fuera de Madrid y Barcelona? Por otra parte, ¿no da la impresión de que a partir de un cierto nivel hay algunos sitios como los festivales que están vedados para la mayoría de músicos españoles?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Esos dos comentarios son absolutamente ciertos, aunque en general todo está bastante mejor que hace algunos años. Todavía falta mucho camino por recorrer en este campo. El nivel musical de los grupos y músicos españoles en la actualidad no se corresponde en absoluto con la realidad profesional que afrontan.

Un poquito de culpa de todo esto la tenemos los propios músicos por haber estado siempre tan desunidos. Por lo demás, alguien debería hacer algo en este sentido… ¿La sociedad? ¿La administración? ¿La prensa? ¿Los ayuntamientos? ¿Las televisiones? ¿La radio? ¿Quizás todos?

PACHI TAPIZ: Hace ya unos tres años se creó la Plataforma de Apoyo a Nuestro Jazz. Tras su actividad inicial, da la impresión de haberse parado totalmente. ¿Cuál ha sido el resultado final de todo ese movimiento que se generó a su alrededor?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Ya te comenté que es una pena estar tan desunidos y la verdad es que no sé absolutamente nada de en qué quedó todo eso.

© Pablo Neustadt, 2007 Frank Lacy Quartet. El Central, 25/01/2007

© Pablo Neustadt, 2007
Frank Lacy Quartet. El Central, 25/01/2007

PACHI TAPIZ: Para terminar, ¿puedes mencionarnos algunos de tus discos favoritos?

MIGUEL ÁNGEL CHASTANG: Sin orden de preferencia:
Bitches Brew – Miles Davis
Birth of the Cool – Miles Davis
Intuition – Bill Evans & Eddie Gomez
Science Fiction – Ornette Coleman
The Blues and the Abstract Truth – Oliver Nelson
Smokin’ At The Half Note – Wes Montgomery, Paul Chambers, Winton Kelly, Philly Joe Jones
Ballads – John Coltrane
Return to Forever – Chick Corea
Shakti – John McLaughlin
The Black Saint and the Sinner Lady – A mi juicio la obra maestra de Charles Mingus
Duke Ellintong’s 70th Birthday Concert – Duke Ellington
Standards – Keith Jarrett, Gary Peacock, Jack DeJohnette
Black Market – Weather Report
Song for My Lady – McCoy Tyner
Closeness Duets – Charlie Haden
A Love Supreme – John Coltrane
The Price You Have to Pay to Be Free – Cannonball Adderley
Let it Go – Stanley Turrentine
Saxophone Colossus – Sonny Rollins
Y de Herbie Hancock, todos

Estos son algunos de los discos que, por distintas razones he escuchado más, pero se quedan en el tintero decenas de discos igual de buenos que los que he mencionado.

© 2007, Pachi Tapiz, Tomajazz