1

INSTANTZZ: Javier Carmona, Pablo Rega, Ricardo Tejero & Hannah Berestizhevsky “Impro day 2 set 4” [MMI Festival -Music & More Impro- 2021 (VIII/VIII), Utopia 126, Barcelona. 2021-05-02] [Galería fotográfica AKA Fotoblog de jazz, impro… y algo más] Por Joan Cortès

MMI Festival -Music & More Impro- 2021

  • Fecha: Domingo, 02 de mayo de 2021
  • Lugar: Utopia 126 (Barcelona)
  • Grupo:
    Javier Carmona, Pablo Rega, Ricardo Tejero & Hannah Berestizhevsky
    Javier Carmona, batería
    Pablo Rega, guitarra
    Ricardo Tejero, saxo alto
    Hannah Berestizhevsky, pintora

Tomajazz: © Joan Cortès, 2021




Raras Músicas. Sesión 053: JunTrunGor Trío – Arctor. La Puerta Estrecha. 2016-04-17 (Madrid) [Noticias]

Raras Músicas 53_2016-04-17

Raras Músicas. Sesión 053
JunTrunGor Trío
Antonio L. Guillén (guitarra), Javier Carmona (batería), Vasil Hajigurdev (bajo)
Arctor
Sam Hall (batería), Juan Sáiz (flauta)

Entrada 7 euros
Domingo 17 de abril de 2016. 18:30
La Puerta Estrecha
C/Amparo, 94. Lavapiés <M>Embajadores
Madrid

Más información: https://rarasmusicasmadrid.wordpress.com/




Improvisa a dos II: Rodríguez – Rodeiro / Oberg – Eberhard / Jun y Gor / Ullmann – Kaufmann / Cappozzo – Lasserre. HDO 0087 [Podcast]

Cinco propuestas más en formato de dúo en la segunda parte del especial Improvisa a dos.

Iñaki Rodríguez - Hilario Rodeiro_2nd Day_Autoeditado_2016El saxofonista Iñaki Rodríguez y el baterista Hilario Rodeiro han participado en algunos proyectos de improvisación libre como The Big Free Tongue. Ambos han puesto disponible en descarga libre su encuentro titulado 2nd Day. Aunque qué mejor que escuchar al propio Iñaki Rodríguez que es quien presenta esta grabación antes de que suene su inicio y su final.

Uwe Oberg - Silke Eberhard_Turns_Leo Records_2016El pianista Uwe Oberg y la saxofonista y clarinetista Silke Eberhard rinden homenaje en Turns (Leo Records) a algunas figuras esenciales del jazz como Paul Bley, aunque de un modo indirecto. Por un lado lo hacen por medio de versiones de temas de Jimmy Giuffre (“Emphasis”), Carla Bley (“King Korn”) y Annette Peacock (“Mr. Joy”), por citar algunos. Por otro lado está la inspiración del genial pianista canadiense que también llega además de a las versiones, a los temas de Oberg y Eberhard.

Jun y Gor_Jun y Gor_Alina Records_2016Tras el nombre Jun y Gor están el guitarrista A. L. Guillén y el baterista Javier Carmona. En su estreno homónimo en el inquieto sello Alina Records, disponible gratuitamente como la inmensa mayoría de referencias de su catálogo, plantean una propuesta abierta, variada y llena de momentos melódicos con una gran intensidad. Suenan “Pecholata” y “Long Hot Summer Night”, dos maneras magníficas –aunque hay más- de entender la mencionada variedad.

Gebhard Ullmann - Achim Kaufmann_Geode_Leo Records_2016Geode (Leo Records) del saxofonista y clarinetista bajo Gebhard Ullmann y el pianista Achim Kaufmann es un primer encuentro musical, una situación especialmente habitual y buscada en el mundo de la improvisación libre. De esos momentos de inspiración instantánea pueden llegar a surgir planteamientos de lo más variado: temas abstractos, animados e incluso de una enorme belleza. Una parte de esa variedad es lo que se puede apreciar en “Interanimation “, “Lightly Enticed “, “Roadside Verges “.

Jean-Luc Cappozzo - Didier Lasserre_Ceremony’s A Name For The Rich Horn_NoBusiness Records_ 2016_EPEl EP es un formato no muy habitual ni en el jazz ni en la libre improvisación, aunque la limitación de la duración permite una concreción que no está presente en otros formatos. Ceremony’s A Name For The Rich Horn (NoBusiness Records) del trompetista Jean-Luc Cappozzo y el baterista Didier Lasserre es una propuesta abierta, de la que se escucha la segunda parte, que se va desarrollando progresivamente a lo largo de veinte minutos.

© Pachi Tapiz, 2016

HDO (Hablando de oídas) es un podcast editado, realizado, presentado y producido por Pachi Tapiz.

Los temas, las grabaciones, los músicos

  • “I”, “III”
    Iñaki Rodríguez & Hilario Rodeiro: 2nd Day (Autoeditado en Bandcamp)
    Iñaki Rodríguez & Hilario Rodeiro
  • “King Korn”, “Emphasis”, “Mr. Joy”
    Uwe Oberg / Silke Eberhard: Turns (Leo Records, 2016)
    Uwe Oberg, Silke Eberhard
  • “Pecholata”, “Long Hot Summer Night”
    Jun y Gor: Jun y Gor (Alina Records, 2016)
    Javier Carmona, A. L. Guillén
  • “Interanimation “, “Lightly Enticed “, “Roadside Verges “
    Gebhard Ullmann / Achim Kaufmann: Geode (Leo Records, 2016)
    Gebhard Ullmann , Achim Kaufmann
  • “Ceremony’s A Name For The Rich Horn” (Part II)
    Jean-Luc Cappozzo – Didier Lasserre: Ceremony’s A Name For The Rich Horn (NoBusiness Records, 2016. EP)

 

Escuchar la primera parte del especial Improvisa a dos: http://www.tomajazz.com/web/?p=22626

  • Wadada Leo Smith – Vijay Iyer: A Cosmic Rythm With Each Stroke (ECM)
  • Albert Cirera – Carlos “Zíngaro”: Cróniques Vol. 4 (Discordian)
  • Stephan Rusconi – Tobias Preisig: Levitation (Qilin Records)
  • Oguz Buyukberber – Tobias Klein: Reverse Camouflage (Trytone)
  • Martin Küchen – Herman Müntzing Scheibenhonig: Rop på hjälp (Inexhaustible Editions)



El Pricto, la voz de Discordian. Entrevista por Pachi Tapiz. HDO (0056) [Audioblog]

04_RptlnMmb-©Joan-Cortès_16mai15_EV-D_17FJVc

Pachi Tapiz entrevista a El Pricto, que además de saxofonista y clarinetista, compositor y líder de proyectos como Filthy Habits Ensemble, es el alma máter de Discordian Records en tareas de productor de una discográfica que con más de ochenta referencias ha servido para remover, activar y promocionar la escena barcelonesa de vanguardia, sea esta del rock, del jazz o de la libre improvisación. Tras 45 minutos de charla y como complemento a las palabras, música, música y más música con la primera parte de una selección musical del netlabel realizada por El Pricto en la que suenan temas de Bruitage, Reptilian Mambo, Agustí Fernández – Mats Gustafsson – Ramon Prats, Filthy Habits Ensemble, Albert Cirera & Ulrich Mitzlaff, Ken Vandermark – Agustí Fernández, Free Art Ensemble, Agustí Martínez – Eduard Altaba – Quicu Samsó, Filthy Habits Ensemble, Memoria Uno, Discordian Community Ensemble, Agustí Fernández – Don Malfon, Marcel·lí Bayer, Agentes 53210 y Slaughter Five.

Texto © Pachi Tapiz, 2015
Fotografía: © Joan Cortès, 2015

HDO (Hablando de oídas) es un audioblog -o algo similar, sea lo que sea- editado, producido y presentado por Pachi Tapiz.
 

 

01_Bruitage_Bruitage_Discordian Records_201102_Reptilian Mambo_it's peeling time_Discordian Records 03_Agusti Fernandez - Mats Gustafsson - Ramon Prats_Breakin The Lab_Discordian Records 04_Filthy Habits Ensemble_Plays Stravinsky_Discordian Records 05_Albert Cirera - Ulrich Mitzlaff_Cròniques 2_Discordian Records 06_Ken Vandermark - Agustí Fernández_Interacting Fields_Discordian Records 07_Free Art Ensemble_Cap de Toro_Discordian Records 08_Agustí Martínez - Eduard Altaba- Quicu Samsó_Phantom Wall Syndrome_Discordian Records 09_Filthy Habits Ensemble_Gruesome Routines_Discordian Records 10_Memoria Uno_Crisis_Discordian Records 11_Discordian Community Ensemble_Desierto Impecable Vol.1_Discordian Records 12_Agustí Fernández - Don Malfon_Fortress_Discordian Records 13_Marcel·lí Bayer_1680_Discordian Records 14_Agentes 53210_Agentes 53210_Discordian Records 15_Slaughterhouse-Five_Slaughterhouse-Five_Discordian Records

Los temas, las grabaciones, la música

  • “Effet #1”
    Bruitage: Bruitage
    Pablo Rega, Tom Chant, Javier Carmona
  • “Reptilian Mambo #4”
    Reptilian Mambo: It’s Peeling Time
    El Pricto, Don Malfon, Vasco Trilla, Javier Carmona
  • “Don’t Mess With The Reactor”
    Agustí Fernández – Mats Gustafsson – Ramon Prats: Breakin The Lab!
    Agustí Fernández, Mats Gustafsson, Ramon Prats
  • “Marche du Soldat”
    Filthy Habits Ensemble: Plays Stravinsky
    Pablo Selnik, El Pricto, Don Malfon, Tom Chant, Natsuko Sugao, Jo Miramontes, Sebi Suárez (McKayhan), Vasco Trilla aka Thriller
  • “Piruettes of a Quartz Grain”
    Albert Cirera & Ulrich Mitzlaff: Cròniques 2
    Albert Cirera, Ulrich Mitzlaff
  • “Hyperconductive”
    Ken Vandermark + Agustí Fernández: Interacting Fields
    Ken Vandermark, Agustí Fernández
  • “To AEC parte II”
    Free Art Ensemble: Cap de Toro
    Iván González, Julián Sánchez, Pol Padrós, Oriol Fontclara, Tom Chant, Albert Cirera, Àlex Reviriego, Marc Cuevas, Ramon Prats, Arnau Obiols
  • “Cerdoflauta”
    Filthy Habits Ensemble: Gruesome Routines
    Pablo Selnik, El Pricto, Agustí Martínez, Don Malfon, Tom Chant, Jo Miramontes, Director Wilkins, Sebi Suarez, Vasco Trilla
  • “Conducción #5”
    Memoria Uno: Crisis
    Ivo Sans, Carlos Falanga, Marc Cuevas, Alex Reviriego, Johannes Nästesjö, Nicola Lancerotti, Marco Mezquida, Julián Sánchez, Pol Padrós, Alvar Monfort, Darío García, Aram Montagut, Amaiur González, Marcel·lí Bayer, El Pricto, Sergi Felipe, Tom Chant, Gonzalo Levyn, Joan Mas, Luiz Rocha, Pau Domenech, Valentin Murillo, Juan Saez, Gerard Marsall, Alfonso Fernández, Joäo Silva, Gessami Martín, Stefan Pöntinen, Javier Lecha, Alba Navarro, Violina Pauleta, Alicia Dominguez, Miriam Fernández, Fina Izquierdo, Jordi Claret, Margarida Mariño, Sandrine Robillard, Pilar Rueda, Ana Karent
  • “Afuera”
    Discordian Community Ensemble: Desierto Impecable Vol.1
    Iván García, Natsuko Sugao, Pol Padrós, Tom Chant, Don Malfon, Pablo Rega, Núria Andorrà, Vasco Trilla
  • “Heavy Artillery”
    Agustí Fernández / Don Malfon: Fortress
    Agustí Fernández, Don Malfon
  • “Els Enemics De La Llibertat”
    Marcel·lí Bayer: 1680
    Marcel·lí Bayer
  • “La mujer del baúl”
    Agentes 53210: Agentes 53210
    Pol Padrós, Iván González, Julian Sánchez, Marc Cuevas, Ivo Sans
  • “Trafalmadorian Perspectives”
    Slaughterhouse-Five: Slaughterhouse-Five
    Agustí Martínez, Tom Chant, Xavier Díaz Herrera, Miguel Serna, Javier Carmona, El Pricto



Ricardo Tejero: su voz y su música. Entrevista por Pachi Tapiz. HDO (0043) [Audioblog]

Dicho y hecho… unos cuantos meses después, que conste. Finalmente traemos a Tomajazz la voz y la música del saxofonista y clarinetista Ricardo Tejero. Tras una extensa charla, suenan a lo largo de 56 minutos temas de algunas de las últimas grabaciones en las que este músico aparece: Hesitancy (Ensemble Progresivo), Sputnik Trio (Sputnik Trio), Opabinia (Dominic Lash Quartet), Southville Summer (Dominic Lash – Ricardo Tejero) y Stones Of Contention (Stones Of Contention).

© Pachi Tapiz, 2015

HDO (Hablando De Oídas) es un audioblog editado, producido y presentado por Pachi Tapiz.

Dominic Lash Quartet_Opabinia_Babel Label ensembleprogresivo_hesitancy_je tejero-serrato-diaz_sputnik-Trio lash-tejero-Southville-Summer1 Stones_of_contention-stones of contention_portada
Los temas, las grabaciones, los músicos:

  • “Progression 26: Tic-Tak-Toe”, “Progression 27: Double R”, “Progression 29: Ida y vuelta”
    Ensemble Progresivo: Hesitancy (Creative Sources Recordings, 2014)
    Ensemble Progresivo: Ricardo Tejero, Alison Blunt, Adrian Northover, Marcio Mattos, Roberto Sassi
  • “Rag From Mars”, “Dire Threat”
    Sputnik Trio: Sputnik Trio (Rawtonk Records, 2014)
    Ricardo Tejero, Marco Serrato, Borja Díaz
  • “Double File”, “Isthmus”
    Dominic Lash Quartet: Opabinia (Babel Label, 2014)
    Dominic Lash, Alexander Hawkins, Ricardo Tejero, Javier Carmona
  • “Comyn”, “Grittleton”
    Dominic Lash, Ricardo Tejero: Southville, Summer (Clamshell Records, 2013)
    Dominic Lash, Ricardo Tejero
  • “Der schönste Junge im Dor”, “C’aiu iaddi”
    Stones of Contention: Stones of Contention (citystream, 2015)
    Antonio Aiello, Noel Taylor, Nicola Hein, Ricardo Tejero, Antonio Longo, Tommaso Vespo



Varios autores: Discordian Records 2011- 2012 Barcelona (Audition Records, 2013)

[ar079] DISCORDIAN RECORDS | 2011-2012 | BarcelonaTal y como comentaba Jack Torrance en la reseña del Discordian Community Riot que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en Barcelona, Discordian Records está realizando una muy interesante labor documentadora de una parte muy interesante de la escena musical barcelonesa. Estas propuestas no están restringidas al jazz y la libre improvisación, aunque también es cierto que hay mucho y muy bueno de ello en sus referencias. Estas, en general, no son ajenas a la improvisación -que es un elemento esencial-, estando abiertas a diferentes estilos e influencias.

Apenas un mes después de esa cita en directo Audition Records pone en circulación una recopilación extraída de las referencias de este netlabel. Julián Bonequi, baterista y participante en dos de las propuestas (las de Reptilian Mambo y The Third Mind) es el encargado de seleccionar 18 cortes de su catálogo. El resultado es un recopilatorio de 76 minutos que permite hacerse una muy buena idea de los derroteros de creatividad por los que el sello encamina sus pasos, dentro de la gran diversidad de las propuestas.

En ellas se encuentran músicos veteranos como Liba Villavecchia, Agustí Martínez o Quicu Samsó en diferentes formaciones, incluyendo a los dos primeros en el espectacular noneto de saxos Sin Anestesia. También aparecen otros músicos muy interesantes como Tom Chant, Albert Cirera, Vasco Trilla, El Pricto (inquieto agitador como pocos), Pablo Rega, Dani Domínguez, Don Malfon o Javier Carmona.

Varios autores: Discordian Records 2011- 2012 Barcelona (Audition Records, 2013) ****




‘Discordian Community Riot’ (Centre Artesà Tradicionarius, Barcelona, 21-XII-2012)

  • Fecha: 21 de diciembre de 2012.
  • Lugar: Centre Artesà Tradicionarius (Barcelona).
  • Componentes:
  • Agustí Martínez/Quicu Samsó
    Agustí Martínez: saxo alto
    Quicu Samsó: batería
  • Sin Anestesia (10 saxos)
    Liba Villavecchia: saxo soprano
    Tom Chant: saxo soprano
    Agustí Martínez: saxo alto
    Don Malfon: saxo alto
    Albert Cirera: saxo tenor
    Pep Pascual: saxo tenor
    Miguel “Pintxo” Villar: saxo tenor
    Paulina Owczarek: saxo barítono
    Xavier Díaz Herrera: saxo barítono
    Lluís Vallés: saxo barítono
    Ferran Besalduch: saxo bajo
    El Pricto: dirección
  • Outerzone
    Pablo Selnik: flauta
    Don Malfon: saxo barítono
    Miguel Serna: bajo eléctrico
    Vasco Trilla: batería
  • Bruitage
    Tom Chant: saxos tenor y soprano
    Pablo Rega: guitarra eléctrica
    Javier Carmona: batería y percusión
  • bLOW
    Ferran Besalduch: saxo bajo
    Joan Palacio: trombón contrabajo
    David Parras: tuba
    Marçal Font: rapsoda
  • Reptilian Mambo
    El Pricto: sintetizador y saxo alto
    Don Malfon: saxo barítono
    Pablo Rega: guitarra eléctrica
    Vasco Trilla: batería
    Joni Garlic: batería
  • Discordian Community Orchestra
    Todos los músicos
  • Comentario:

    01_DISCORDIAN..._21des12_Bcn
    Fragmento de un tambor de Vasco Trilla y partituras de El Pricto

    El pasado 21 de diciembre era un día que tenía unas connotaciones especiales. Los mayas lo habían señalado como el momento en que tendría lugar un cambio de ciclo. Pero, no obstante decir esto claramente, la tergiversación, el folklorismo o el simple pasotismo lo pretendían convertir en algo distinto: el fin del mundo, con variadas consecuciones posibles, o bien una simple excusa para hacer algo de cachondeo, pasarlo bien y tomar unas copas (tal y como están las cosas, nada criticable). El Pricto, alma máter y principal ideólogo del sello Discordian Records, había decidido sumarse a esta celebración de la confusión montando el festival de su escudería ese mismo día: “el mundo se nos echa encima, así pues no pierdan la irrepetible oportunidad de conocernos”, poco más o menos era la idea. Discordian Records es una netlabel que funciona desde principios de 2011 (sus primeras referencias fueron subidas a la página del sello en marzo de ese año). Promovido por El Pricto (compositor, saxofonista y arreglista que empezó a darse a conocer en el grupo de homenaje a Zappa Filthy Habits Ensemble), y con la colaboración de Jim Colominas y Ralph Lopinski, tiene como base el pequeño estudio de grabación que ellos tres comparten. A partir de aquí, se ha constituido como una especie de aglutinador de algunas experiencias y estilos marginales que se están dando en la actual escena musical de Barcelona. Dentro de este gran receptáculo podemos encontrar rock y jazz progresivos, música contemporánea o electroacústica y, en general, cualquier tipo de música de corte experimental o arriesgado, poniendo mucha atención también en tendencias de la música improvisada, como la conducción o la improvisación libre. Algunas formaciones tienen vida al margen de Discordian y usan la marca como plataforma para dar a conocer su trabajo y por la buena sintonía que hay con los chiefs del sello. Otras, en cambio, han sido alentadas y promovidas por El Pricto, contando con algunos músicos que podríamos considerar como ‘de la casa’. Y, también, en otros casos, una formación sólo existe para llevar a cabo una determinada grabación. Así pues, dentro de Discordian no es raro encontrar en un mismo line up músicos que provienen de sitios bien distintos y que tienen trayectorias también muy diferentes. Esto formaría parte de la gracia y del compromiso del sello con un tipo de música y con una escena determinada. Aunque algunas de las formaciones “discordianas” han actuado en diferentes sitios durante todo este tiempo, lo que no había tenido lugar y se necesitaba era un acto de presentación del sello y sus bandas (o al menos algunas de ellas), de su ‘comunidad’ por decirlo de alguna forma. Así pues, ese día en que estaban previstos diversos cataclismos, tsunamis, impactos de asteroides, volcanes y, en definitiva, caos, podía ser idóneo para presentar Discordian Records al público de la ciudad, y hacerlo con el humor y el absurdo que también distinguen a la casa.

    02_DISCORDIAN_21des12_Bcn
    El dúo de Quicu Samsó y Agustí Martínez

    03_DISCORDIAN_21des12_Bcn
    La formación de saxos Sin Anestesia

    El cartel que confeccionó El Pricto para la ocasión lo integraban 6 formaciones y un grand finale con todos los músicos en el escenario, una orquesta titulada ad hoc como Discordian Community Orchestra. Las actuaciones de cada una de las bandas tenían que ser breves, de alrededor de media hora. Vamos a contar algunas de las cosas que ocurrieron e impresiones que tuvimos, aunque no necesariamente por orden. El dúo que abrió la noche, y del que se han editado recientemente en Discordian dos viejas sesiones de 2009 y 2010, es el formado por los veteranos Agustí Martínez y Quicu Samsó. Dos tipos que desde los años 80 han estado en los márgenes del jazz y de la música que se ha hecho en Barcelona, formando parte de proyectos tan estimulantes como Quodlibet o Koniec, respectivamente. Su actuación se armó en el último momento para sustituir al trío Spiral Barred que era el que estaba previsto en un inicio. A pesar de que llevaban mucho tiempo sin tocar juntos y de algunos problemas con la batería, Martínez y Samsó ofrecieron una buena sesión marcada, creo yo, por su veteranía y buen control de los recursos. Siempre es interesante –cuando se da el caso, claro– ver como la experiencia es una de las mejores consejeras con las que puede contar un músico. La inteligencia, la rapidez mental, el control de la situación dependen en buena medida de ella. El trío Bruitage, con un par de sesiones publicadas en Discordian, actuó en la segunda manga de la noche. Rega, Carmona, y el inglés Chant se mueven en este proyecto dentro del ámbito de la improvisación pura y dura, sin preceptos genéricos ni preconcepción alguna (siempre que esto sea posible). Como puede apreciarse en los discos mencionados, a Bruitage le gusta moverse entre dinámicas muy cambiantes y extremas, jugando sus bazas instrumentales entre la contención y el desparrame más caótico. Son un grupo difícil, que suele trabajar también a partir de texturas y otros elementos que comenzaron a ser tenidos en cuenta en la música en las últimas décadas del siglo pasado y que aún están lejos de agradar a buena parte del público, pero que pienso que el futuro de la música pasa inevitablemente por ellos. El otro trío de la noche, bLOW, que también parte de la improvisación absoluta, tiene un planteamiento completamente distinto. Como todos los proyectos que arma el saxofonista bajo Besalduch, en bLOW hay un fuerte componente escénico. Cada una de sus actuaciones es un evento único, que plantean en función del espacio y de unas escaletas previas que Besalduch facilita al resto del grupo poco antes de iniciarse la actuación. Esta forma de trabajar les ha llevado con frecuencia a ser llamados en veladas poéticas o de danza, y la otra noche lo que hizo bLOW fue invitar al poeta Marçal Font a que recitará junto a ellos un par de largos (e imparables) soliloquios. Aparte de esto, hay que mencionar la peculiar suma de tesituras graves del trío, que no es para nada aburrida, bien al contrario, resulta muy sugerente para el espectador. Aunque hace unos meses Discordian también editó un trabajo suyo grabado en el estudio, hay que decir que bLOW es principalmente una formación para ver y seguir en directo (pues como hicieron la otra noche, siempre se desplazan por la sala, el escenario, entre el público), como ocurre con el resto de proyectos que baraja Besalduch (Freenètics, Sax.org). El único cuarteto de la noche era el demoledor Outerzone. Trabajando a partir de composiciones y esquemas de El Pricto, estos cuatro músicos han desarrollado un impactante estilo propio que está a caballo entre el metal progresivo, el jazz rock, el ruido y pequeños espacios dejados a la improvisación. Selnik, Malfon, Serna y Trilla son un cuarteto muy joven pero con una capacidad técnica deslumbrante. Es tanta la personalidad que tienen y que imprimen a los temas, que casi puede decirse que Outerzone reformula totalmente esos temas de base que les suministra El Pricto para hacerlos suyos una vez han sido debidamente regurgitados. Además del empaque y la fuerza con las que llega su sonido, apoyándose sobre todo en la contundencia de la sección de ritmo, los solistas hacen algunos breaks abruptos e intempestivos echando mano de técnicas extendidas que manejan a la perfección o de comentarios improvisados que pueden comportar giros estilísticos inesperados. Curiosamente, la única sesión publicada de ellos lo está en otra netlabel, Audition Records, que comanda Julián Bonequi. Pero, no obstante esto, si hay una formación “discordiana” por antonomasia esa es Outerzone, sin duda. El quinteto Reptilian Mambo es uno de esos pandemónium estilísticos a los que nos empieza a tener acostumbrados El Pricto. De todo lo visto esa noche, tal vez fuera el grupo en el que el rock estaba más presente, era más medular, más nuclear. Eso sí, con una visión del rock absolutamente espasmódica, en la que se integraban zarpazos de ruido puro (Rega), ritmos cortantes, ritmos que chocaban entre ellos (las dos baterías), alaridos (Malfon) y las maneras de vendedor de elixires y ungüentos de Pricto, más apocalíptico que nunca. También tienen un par de referencias en el sello, una recién aparecida, por si quieren arriesgarse con ellos. Por su parte, Sin Anestesia se presentaba la otra noche con una formación king size: 11 saxos más Pricto a la dirección. En el año y pico largo que llevan funcionando, la verdad es que han hecho más actuaciones de las que cabía imaginar cuando se formaron un poco por azar y con más ganas de pasarlo bien que no proyectos de futuro. Y, sin embargo, ellos mismos han ido encontrando su lugar en el mundo, su emplazamiento ideal que les permite de momento seguir vivos. Tal vez porque son una unidad que no requiere que siempre estén los mismos, que es muy elástica y que permite acoger si es necesario a otros músicos (eso sí, han de ser saxofonistas). Otra razón puede ser el hecho de que Pricto asumiera las funciones de ‘director’ o de ‘preparador del terreno’, desarrollando unas ideas y/o partituras muy sencillas pero que tienen la virtud de extraer el máximo rendimiento de tal concentración ‘saxofónica’ y, lo que es más importante, sin eliminar el necesario espacio para la improvisación. En este caso también podemos decir que cada actuación suya es distinta (hay tres discos suyos en el sello para comprobarlo), atendiendo siempre a factores como la sala o el material que Pricto traiga para la ocasión. En la actuación del otro día, que comenzó con los saxofonistas tocando sobre la cabeza del público para ir tomando en grupos el escenario, pudo apreciarse un especial cuidado en el aspecto tímbrico, obteniendo unos momentos sonoros muy, muy compensados y muy, muy sugestivos.

    04_DISCORDIAN_21des12_BcnDe izquierda a derecha: El Pricto (Reptilian Mambo), el trío bLOW y Don Malfon (Outerzone)05_DISCORDIAN_21des12_Bcn
    El Pricto conduciendo (izquierda) y Jony Garlic (Reptilian Mambo)06_DISCORDIAN_21des12_BcnDe izquierda a derecha: Miguel Serna (Outerzone), Tom Chant (Bruitage) y Pablo Selnik (Outerzone)

    Una noche basada en un cuento mediático como el del fin del mundo no podía concluir más que con un operístico grand finale. En este caso, todos los músicos participantes (exceptuando a Quicu Samsó que no pudo quedarse) subidos al escenario para atender al recetario que había elaborado Pricto para ellos y respondiendo al nombre de Discordian Community Orchestra. Algunas de las cosas que ya hemos dicho al comentar Sin Anestesia serían válidas aquí. Lo particular de esas ‘bases compuestas’ que suministra Pricto para este tipo de formaciones grandes es que tienen la virtud también de estar trabadas entre lenguajes e idiomas distintos, tomando cosas de aquí y de allí, de sus variados gustos y escuchas (desde contemporánea a jazz o rock de cualquier tipo), y lanzando con todo ello unas propuestas que le salen milagrosamente orgánicas y lógicas –además de muy ingeniosas. Pero, al margen de esto, que a fin de cuentas lo mejor es haberlo podido disfrutar in situ, este último tramo de la noche proporcionaba una imagen muy interesante al tiempo que favorecía una reflexión. Como espectador y aficionado, más que como periodista o crítico, pues esto sería una consecuencia de lo primero, me conmovía ver reunidos sobre un mismo escenario a músicos de tan diverso pelaje y de tanta valía. Músicos a los que sigo más o menos en otros proyectos suyos, y que representan y definen distintas formas de dar vida a una escena musical que con ellos parece estar reactivándose, y me refiero a una escena musical vanguardista e iconoclasta. Indiscutiblemente vanguardista e iconoclasta, subrayaría. Obviamente, el fin del mundo no llegó – eso ya lo sabía–, pero lo que sí era cierto era lo que vaticinaban los mayas, ese “cambio de ciclo”, al menos por lo que respecta a la música en Barcelona.

    Web de Discordian Recordshttp://discordianrecords.bandcamp.com/

    07_DISCORDIAN_21des12_Bcn

    El trío Bruitage

    08_DISCORDIAN_21des12_Bcn
    Discordian Community Orchestra

    Texto: © 2012 Jack Torrance
    Fotografías: © 2012 Joan Cortés




BIB (Banda D’Improvisadors de Barcelona) (5è Festival Internacional NoNoLogic, L’Auditori – sala 3 Tete Montoliu, Barcelona, 16-XI-2012)

5è Festival Internacional NoNoLogic

  • Fecha: 16 de noviembre de 2012.
  • Lugar: L’Auditori – sala 3 Tete Montoliu (Barcelona).
  • Componentes:
    Pablo Rega: dirección
    Alfonso Muñoz: saxo barítono
    Dani Domínguez: batería
    Eduard Altaba: contrabajo y bajo
    Ferran Besalduch: saxo bajo
    Frances Barlett: violoncelo
    Ignacio Lois: guitarra eléctrica
    Javier Carmona: batería y percusión
    John Williams: saxo barítono y trombón
    Manolo López: contrabajo
    Marc Egea: zanfona
    Olga Àbalos: saxo alto y flauta travesera
    Tino Regueira: guitarra eléctrica
    Tom Chant: saxos tenor y soprano
    Colaboración especial de Agustí Fernández: piano
  • Comentario:

    Barcelona, donde sus prebostes presumen de vivir en una ciudad culturalmente activa, cuenta con iniciativas dedicadas a las llamadas músicas alternativas sin casi apoyo público ni privado, ni apenas canales informativos que se hagan eco de su existencia. Es el caso del festival NoNoLogic, dirigido desde hace un lustro por la activista Eli Gras. Con entusiasmo y no sin dificultades, La Olla Exprés, la productora que dirige Gras, propone una veintena de actividades en espacios alternativos de la ciudad condal. No obstante el, digamos, acto central de la edición en curso se celebró en el oficial Auditori, donde la Banda d’Improvisadors de Barcelona presentó su futuro primer disco. Grabado durante el pasado mes de febrero en esa misma sala de conciertos, el por fin trabajo de debut de esta formación plástica contó con una colaboración muy especial: la del pionero Agustí Fernández. Pero es sin duda el magisterio de su director titular, Pablo Rega, el que convierte a la BIB en un rara avis del panorama bigbandístico local. Rega, que también dirige el magnífico combo IED8, ha logrado convertir a este elenco de procedencias de lo más diverso en una de las propuestas más excelsas del underground barcelonés. Porque si bien la fórmula de la conducción gestual con la que trabaja Rega no es nueva —se atribuye a Butch Morris— también es cierto que en la capital catalana no abundan hoy directores compositores de música improvisada de su talla.

    Uno de los logros de esta amplia formación es el trabajo por secciones, la disección de las posibilidades sonoras de las diferentes atípicas familias de instrumentos. Un ejemplo de esa dinámica aconteció con la pieza que abrió el fuego, oscura y de tono enigmático, en la que preponderó el empalme por capítulos de las diferentes secciones. En este sentido, destacó desde el primer momento el papel de los metales, con un primer amago de solo crujiente a manos del tenor Tom Chant. No en vano, el grupo de instrumentistas de viento fue uno de los que mostró con mayor soltura el talante contrastante de la formación: de los bocinazos deliciosos del saxo bajo Ferran Besalduch a los jadeos discretos de la saxofonista alto y flautista Olga Àbalos, pasando por el tono lenguaraz de Chant, Alfonso Muñoz y John Williams. La otra gran sorpresa de la noche fue el trabajo minucioso del dúo formado por la violonchelista Frances Barlett y el zanfonista Marc Egea, interpretando glisandos lacerantes. En el otro extremo, cabe destacar el papel circundante de una arrolladora sección rítmica, entre comillas, conformada entre otros por el histórico Eduard Altaba, al bajo y contrabajo, y los bateristas Javier Carmona y Dani Domínguez.

    A mitad del evento entró en escena el pianista Agustí Fernández. La improvisación tomó entonces un cariz energético en el que la banda se retroalimentaba de los trinos desbocados y fragmentarios de Fernández, en una suerte, a priori, de cadencia al estilo de pregunta-respuesta que evolucionó hacia un totum revolutum de proporciones majestuosas. Anunciado en calidad de “invitado especial”, el pianista balear acabó empastándose con el resto de la banda, como si se hubiera incorporado una sección nueva al conjunto. Como mandan los cánones de la buena música casi instantánea, la BIB se reinventaba magistralmente cada segundo. En particular, lo hacía bajo la tutela de la disparidad climática, uno de sus grandes méritos. En este sentido, cabe resaltar el papel de Fernández en el arte del piano preparado, con cuyos repiques se apuntó a la tarea de fabricar registros no convencionales de gran belleza. Fernández,  cuya intervención fue de lo más oportuna, se reencontró además con su faceta de improvisador en el contexto de la banda dirigida mediante la conducción gestual —recordemos su papel en la añorada IBA, en la década de los 90, junto con Evan Parker y Susie Ibarra, entre otros—.

    El concierto acabó con un más que merecido homenaje a uno de los padres de las músicas improvisadas en nuestro país, Joan Saura, que nos dejó hace apenas un mes. El tema, concebido para la ocasión, se titulaba “Una para Joan” y sonó con una intensidad desgarradora. Fue quizás el único momento en que todos los instrumentos de la banda tocaron prácticamente al unísono, proclamando un grito de rabia y de emoción que concluyó con un poema declamado en off a cargo de otro ilustre Juan, el poeta Juan Creck. Fue el mejor final posible para una sesión de gala a cargo de una banda que este cronista desea que prosiga por los siglos de los siglos. Amén.

    Texto: © 2012 Martí Farré
    Fotografía:© Fotografías: © 2012 Mar Bassols




Javier Carmona. Entrevista por Pachi Tapiz

tj_2012_07

El baterista Javier Carmona ha pasado una larga temporada residiendo y tocando por Londres. Fruto de esa estancia son varios discos publicados en el último año en el que aparece acompañando a músicos de la escena libre improvisada de la capital londinense. Pachi Tapiz lo entrevistó por correo electrónico.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo fue que te decidiste ir a vivir a Inglaterra?

JAVIER CARMONA: En el año 2004 el proyecto Akafree, tras pasar por varias formaciones, se convirtió en un trío formado por Chefa Alonso al saxo soprano y composiciones, Jorge Frías al contrabajo y yo a la batería. Con esta formación hicimos conciertos por toda España agotando todas las posibilidades de tocar que se nos presentaban, que no eran muchas. Tras un par de años moviendo este proyecto, con un disco publicado por el sello gallego Xingra, conciertos por toda la península y una evolución musical considerable, llegamos a frustrarnos bastante con el panorama musical en España y decidimos probar suerte en Londres, que al fin y al cabo es una de las capitales mundiales de la música.

Fuimos a tocar a Londres y otras ciudades inglesas y tras esa pequeña gira decidimos volver para instalarnos y mover el proyecto por allí, aparte de, individualmente, buscar otros proyectos. Por otro lado, Londres siempre había sido una ciudad que me apetecía conocer más a fondo de lo que la conocía, así que llegué bastante predispuesto a disfrutarla.

Esto contestaría la pregunta, pero como la motivación más poderosa que tuvimos para irnos a Londres fue la frustración que nos producía la escena patria, creo que debo explicarme sobre este punto.

La escena musical española y más concretamente la de jazz, resulta muy poco receptiva (salvo honrosas excepciones) a proyectos que se salgan de unos cánones muy estandarizados, cánones que parecen obviar el importantísimo papel de la improvisación libre y la experimentación en la evolución del género que ‘protegen’.

El jazz es tan iconográfico que, desgraciadamente, se ha llegado a convertir en una especie de objeto fetichista, un estilo no sólo musical sino también visual y lleno de estereotipos. Se ha convertido al jazz en una estrella del pop… y nunca lo fué, al menos los que se lo inventaron y los que lo reinventan día a día no lo son.

En España parece que prevalece esta visión fetichista del jazz, parece que se desconoce o se obvia que aparte de lo ‘cool’ que puede ser, la música en sí es todo un universo artístico en continuo movimiento y que los que lo inventaron tuvieron siempre claro desde el principio que había que llevarlo a lugares cada vez más abiertos porque su elemento principal siempre fue la improvisación, el terreno en el que el artista se expresa con la libertad que le permita el marco musical… y más allá!…

Aquí parece que pensamos (exagero, lo sé, pero no muy excesivamente, me temo) que después del Be Bop llegó Pastorius y la cosa empezó a ser un puro ‘¡mira cómo toco!’… En las escuelas de jazz y en las jams puedes escuchar Swing ,Bop y Fusión y vas a ver a chavales y no tan chavales sudando la gota gorda intentando demostrar lo buenos que son técnicamente. Pero rara vez vas a escuchar a nadie tocar a Ornette (Coleman), (Anthony) Braxton, (Archie) Shepp, (Cecil) Taylor, (Don) Cherry, (The) Art Ensemble (Of Chicago), Sun Ra, (Albert) Ayler… ni a nadie sudando la gota gorda intentando buscar su más íntima expresividad musical. Estos nombres que he mencionado y que representan para mí una forma de entender el jazz y la música en general con la que me identifico (junto a muchos otros músicos, no sólo de jazz), son herederos directos de la tradición jazzística y representan un momento importantísimo en la historia del jazz y de la música en general. Pero aquí es como si no hubieran existido… ni ellos ni sus aportaciones a la música.

Con este ambiente general, resulta muy complicado prosperar mínimamente haciendo algo que se salga de lo que resulta ‘aceptable’ o ‘vendible’. No sólo pasa con la música. El extranjero está lleno de artistas, creadores e investigadores españoles que se sentían demasiado ‘estrechos’ en España. En general las disciplinas que tienen un carácter de experimentación, de cambio, de búsqueda tras los límites establecidos tienen poco apoyo y eco en España. Creo que es tan sencillo como que tras tantos años de vivir en la oscuridad, el inmovilismo y la opresión, en un régimen que nos ha dejado tocados en todos los ámbitos (social, cultural y político), nos hemos acostumbrado a pensar que ‘mejor lo malo conocido (y manido) que lo bueno por conocer’.

Pero parece que esto va cambiando poco a poco, no queda otra, la cultura y el arte se abren paso incluso en las peores circunstancias. Prueba de ello son publicaciones como ésta, que acogen todas las visiones y formas de entender el jazz, grupos que van surgiendo, músicos que cada vez exploran más estos territorios tan ‘temidos’… En realidad músicos siempre ha habido, artistas que están haciendo evolucionar la música o intentándolo siempre ha habido en España, y muy potentes. Pero es tal la barrera de conservadurismo con la que han tenido que brear, que parecen menos, y menos importantes. Que nadie se engañe, no faltan músicos interesantes en España, faltan oídos interesados. Esto lo tengo bien claro, especialmente desde que volví de Londres y me instalé en Barcelona, donde hay talento a raudales, pero se mueve de forma totalmente subterránea y creo que lo mismo ocurre en el resto de la península.


Olie Brice, Javier Carmona e Ingrid Laubrock

PACHI TAPIZ: ¿Te fue fácil acomodarte en la escena musical londinense?

JAVIER CARMONA: Durante los dos primeros años en Londres no daba crédito al movimiento musical que existe y a la receptividad que tienen tanto los músicos más jóvenes como los de la ‘vieja guardia’. Hay muchísimos músicos y en su mayoría se toman tan en serio la música que aprovechan cualquier ocasión para tocar con gente diferente, cosa necesaria para evolucionar. Por lo tanto desde el principio tuve la oportunidad de tocar con mucha gente, aunque la puerta realmente se me abrió de par en par cuando, a los pocos meses de llegar, me invitaron a formar parte de la London Improvisers Orchestra. Desde entonces empecé a conocer más y más músicos y a tocar con ellos, tanto en ensayos (tenía la suerte de poder ensayar en mi propia casa) como en conciertos o grabaciones.

Pronto empecé a consolidar proyectos diferentes al tiempo que seguía tocando con todos los músicos que podía, quedando para improvisar siempre que era posible y cualquiera que fuera la combinación de instrumentos. Esto me ha servido para entender mi instrumento desde un punto de vista mucho más amplio y a entender la música como un territorio de infinitas posibilidades tímbricas.

Estoy profundamente agradecido a los músicos que desde el primer momento me acogieron y me respetaron, los nombraría a todos y todas, pero la lista sería larguísima. Londres es cosmopolita como pocas ciudades y uno se siente pronto como en casa si encuentra el círculo que responde a sus inquietudes. Por otro lado hay tanta gente y la música tiene tanto peso cultural en la sociedad, que el círculo de músicos con los que me he movido y colaboro es realmente enorme y heterogéneo, a pesar de tratarse de unas músicas tan ‘marginales’ como la improvisación libre, la música experimental o el jazz más cercano al free.

PACHI TAPIZ: Si la comparas con las escenas que hay aquí (la de Barcelona, Madrid…), ¿cuáles son las principales diferencias que ves?—

Yo puedo hablar con cierto conocimiento de la escena londinense de impro libre y la de jazz (en su vertiente más ‘experimental’), que por cierto, están muy mezcladas y se retroalimentan. Casi que, juntas, forman una escena de música experimental especialmente enfocada en la improvisación y en ella caben músicos y formaciones de impro libre (en todas sus modalidades), noise , rock experimental, jazz, free jazz 

En realidad no es más que una consecuencia del eclecticismo que existe entre los propios músicos y el público que dan forma a la escena. Una consecuencia de una cultura musical realmente enorme en un país que ha generado tantos grandes artistas como formas de entender la música. Es verdaderamente impresionante ver la versatilidad de muchos músicos y de muchos aficionados.

Me impresionó especialmente porque me da la sensación de que aquí tendemos a los fanatismos de las etiquetas… con esto de que siempre llegamos un poco tarde a los movimiento artísticos (salvo cuando surgen aquí), parece como que los artistas que en un momento dado se definen o son definidos con una etiqueta, se agarran a ella como si fuera la única y verdadera y todo lo demás fuera ‘el enemigo’. Hay un cierto ‘provincianismo’ a nivel artístico y nuestros propios complejos nos llevan a aislarnos un poco en lugar de a compartir, colaborar y contrastar sin recelos. Aquí hay ‘puretas’ de la impro libre, del jazz, del free jazz , del noise , del minimalismo, de la música concreta… no sólo del flamenco. Y lo peor es que el puritanismo, aunque existe tanto entre los músicos como entre los aficionados, es entre los primeros donde se hace más flagrante y perjudicial.

Debo decir que esa diferencia con Londres la he sentido más en Madrid que en Barcelona. En Barna parece que hay menos complejos (aunque aún hay muchos) y la gente con la que estoy tocando y colaborando se mueve entre diferentes ‘estilos’ sin tanto escrúpulo. Para mí, no hay nada mejor que esto para que la música siga teniendo salud. Y no hablo de la tan manida ‘fusión’. Hablo más bien de versatilidad artística y genuino interés por la Música, con mayúsculas.

De todas formas hablar de ‘escenas’ tanto en Madrid como en Barcelona, especialmente si se comparan con Londres, es algo osado… pero dejará de serlo pronto, estoy seguro. Ya hay algunos lugares que apuestan por músicas más arriesgadas y cada vez se ve más inquietud y ganas de experimentar entre músicos y audiencia, surgiendo multitud de proyectos tan interesantes como arriesgados en los últimos años (sólo menciono unos pocos, pero hay mucho más):

En Barcelona la BIB, Duot, OME Acústic, el colectivo IBA o el sello Discordian. En Madrid Moon Dos, La Criatura o espacios como La Faena II y La Piscifactoría así como la programación regular de conciertos de improvisación que organiza la asociación Musicalibre en la Taberna Alabanda o la que organiza Wade Matthews en la Sala Cruce y por supuesto el festival Hurta Cordel que organiza Musicalibre. En Málaga tenemos el FIL Málaga (que organizo junto a Tsukiko Amakawa y Rosa Aledo), el colectivo Xpontaneux o los diferentes proyectos de músicos como Markus Breuss o Tsukiko. En Murcia está Guillermo Torres organizando cosas muy interesantes. En Valencia La Orquesta del Caballo Ganador y Fernando Junquera y otra gente moviendo cosas. En Galicia cada vez hay más movimiento alrededor de la improvisación gracias a gente como Luis Alberto Rodríguez Legido, Patxi Valera o Pablo Rega que junto a otros músicos formaron la orquesta OMEGA… hay, aunque cueste encontrarlos, gente con talento, con ideas y con ganas de hacer que la música siga en movimiento y no se estanque. Insisto, hay más ejemplos, sólo he mencionado unos pocos.

En Barcelona he tenido la suerte y el inmenso placer entrar a formar parte de la Banda d’Improvisadors de Barcelona, con la que recientemente grabamos un disco aún por publicar con Agustí Fernández como invitado. Esta orquesta, como la orquesta FOCO en Madrid, la OMEGA en Galicia o la Entenguerengue en Sevilla, demuestran que algo está cambiando con respecto a la improvisación libre en este país. Ya no es el pequeño terrenito donde se movían cuatro gatos que, además, andaban algo peleados entre sí. Está ocurriendo lo que tiene que ocurrir y es que la propia filosofía de la música está permitiendo que salga del encostramiento algo endogámico en que se parecía estar metiendo en nuestro país. Cada vez más músicos jóvenes y no tanto se acercan a un terreno que va creciendo con su llegada.

También en Barcelona he podido formar varios proyectos muy interesantes, como el trío de improvisación libre Bruitage (junto a Tom Chant y Pablo Rega) o el cuarteto de mambos reptilianos experimentales Reptilian Mambo (junto a Andrés Rojas, Alfonso Muñoz y Vasco Trilla).

 

PACHI TAPIZ: Por una parte, se habla del carácter de los ingleses, más bien frío y opuesto al mediterráneo, pero da la impresión de que en lo musical son mucho más abiertos y receptivos. Y no te lo comento únicamente por tus últimos discos, sino también por que si no me equivoco has aparecido en varias grabaciones del sello Psi Recordings de Evan Parker.

JAVIER CARMONA: Como te comentaba, la cultura musical en Inglaterra es realmente enorme y se nutre de tantísimos géneros y estilos que lo normal es encontrar músicos eclécticos y abiertos a probar cosas nuevas. De hecho, me atrevería a decir que de alguna forma están tan de vuelta de todo, que buscan cosas nuevas con auténtica pasión. A todos los niveles; desde audiencias que asisten a conciertos de muy diferentes estilos por pura curiosidad musical a músicos que aunque sean los ‘inventores’ de un género siguen buscando nuevas voces y formas de entender la música que les hagan seguir evolucionando.

Pero no sólo los músicos más veteranos tienen esta inquietud, es un hecho que se puede sentir también entre músicos más jóvenes. Entre los proyectos en los que he participado y participo hay una gran variedad de estilos y de propuestas tanto compositivas como de formación, aunque todos ellos cuentan con la improvisación como herramienta central:

El Alexander Hawkins Ensemble (Alexander Hawkins -piano y composiciones-, Hannah Marshall –violonchelo-, Otto Fischer –guitarra-, Orphy Robinson – steel drum y marimba- y Dominic Lash -contrabajo) es un proyecto que combina composición e improvisación libre a partes iguales, con temas de Alex que sirven de contexto a las improvisaciones grupales. Con un sabor claramente jazzístico, pero que se complementa con la aportación individual de seis músicos de muy distintas trayectorias. Recientemente ha salido un disco en Babel ( All There, Ever Out ) y hace un par de años se publicó el primer disco en FMR (No Now Is So ).

Rachel Musson Skein (Rachel Musson -saxo y composiciones-, Alcyona Mick – piano-, Will Collier – contrabajo- y Josh Morrison -batería) es un proyecto de la saxofonista Rachel Musson, muy jazzístico pero que busca un cierto nivel de libertad e improvisación libre ya desde su formación (cuarteto clásico que deja de serlo al usar dos baterías). En 2010 se publico el primer disco ( Flight Line ) en el sello F-IRE.

VOLE es un trío que formé junto al trompetista Roland Ramanan (que también formó el Roland Ramanan Tentet) y el guitarrista italiano Roberto Sassi. Este proyecto tiene un espíritu totalmente ‘rock’ aunque combina complejas composiciones y arreglos con pasajes de libre improvisación. Desafortunadamente, al dejar Londres este proyecto tuve que dejarlo por ser muy exigente en cuanto a ensayos, así que ahora son un (pedazo de) cuarteto con Alex Hawkins al Hammond y Tom Greenhalgh a la batería. Pero afortunadamente quedó testimonio de la música que hacíamos como trío en un disco que va a salir próximamente en el sello Babel.

Dominic Lash’ Quartet (Dominic Lash al contrabajao y composiciones, Alexander Hawkins al piano y Ricardo Tejero al saxo y clarinete) es un proyecto muy jazzístico, con temas de Dominic y que explora los territorios más free del jazz. Recientemente hemos hecho una pequeña gira por España, tocando en Barcelona, Huesca y Madrid.

Estos serían proyectos en los que he participado que se mueven entre la composición (en diferentes ámbitos estilísticos) y la improvisación libre con toda naturalidad, aunque también tengo proyectos como Catatumbo, Perrochimp (dúo junto al electrónico costarricense Federico Reuben) o un dúo con Mark Hanslip, que se basan totalmente en la improvisación libre. Este último proyecto junto a Mark Hanslip es una apuesta de los dos por buscar un lenguaje común a través de la improvisación libre. Un dúo en el que hemos trabajado mucho, tanto en conciertos como en ensayos y que pretende explorar la improvisación libre dentro de un concepto de búsqueda de resonancia entre instrumentos, no sólo una resonancia física sino también de lenguajes tan diferentes como el rítmico y el melódico. Recientemente se ha publicado nuestro primer disco (Dosados ) en el sello Babel.

Durante los años que he vivido en Londres y aún cuando viajo allí, he tenido y sigo teniendo la suerte de tocar con mucha gente que estuvo allí cuando esto de la impro libre comenzó a definirse como ‘género’. La gente que se empeñó en que aquello era tan legítimo como la música compuesta y se arriesgaron a dedicarse a ella a pesar de que se les tachara de ‘caraduras que no saben tocar y por eso hacen ruido’. El mismo riesgo que corrieron los primeros artistas (de cualquier otra disciplina) que usaron la abstracción y en muchos casos la improvisación como herramienta de creación.

Gente como Terry Day, John Russell, Philipp Wachsmann, Eddie Prevost, Neil Metcalfe, Lol Coxhill, Veryan Weston, Steve Beresford, Marcio Mattos, Maggie Nichols, y muchos otros y otras son los que estaban allí cuando la cosa empezó a cuajar, en paralelo a una apertura cada vez mayor hacia la improvisación como herramienta musical que se producía en la llamada ‘música culta’ (Cage, Cardew y su Scratch Orchestra…). Y siguen ahí procurando que siga cuajando y creciendo a base de probar cosas nuevas, nuevas combinaciones, de dar espacio y acoger a las nuevas voces que pueden también hacerles seguir creciendo como músicos. Quieren seguir creciendo y dejar que otros crezcan, algo que desde aquí nos puede parecer muy generoso (y lo es) pero que más allá de la pura generosidad, realmente responde al propio carácter de la forma de hacer música que aman; siempre abierta a explorar nuevos territorios.

Ya que me comentas sobre Evan Parker especificamente, te puedo decir que es un músico tan inquieto como único en su forma de tocar y entender la música. Tuve el placer de tocar como miembro de su cuarteto (siempre cambiante) junto a Steve Beresford al piano y Dominic Lash al contrabajo en un concierto en el Vortex. Evan me llamó porque quería probar cómo sonaba esa formación y fue todo un placer sentir su respeto e interés por mi forma de tocar.

También hace una gran labor co-organizando el festival Freedom of the City, que reúne no sólo a los grandes nombres sino también a los músicos ‘menos reconocidos’, en una celebración de la música improvisada como punto de encuentro entre improvisadores de toda índole. Las grabaciones en Psi a las que te refieres son con la London Improvisers Orchestra, que él también ayuda a coordinar y de la que forma parte siempre que tiene ocasión.

En una de estas grabaciones (LIO, LEO, LEON) que se hizo durante el festival Freedom of the City, la orquesta tiene como invitados a Wadada Leo Smith, Louis Moholo y Leon Michener (un nombre muy a tener en cuenta, pianista muy joven pero absolutamente extraordinario). Fue un concierto muy especial para mi, tenía a mi derecha a Louis Moholo, a mi izquierda a Tony Marsh y detrás de mi oreja a Wadada soplando con ese sonido tan increible que tiene, aparte de el resto de músicos de la orquesta, todos magníficos improvisadores. Y por más que estuviera entre algunos de mis ‘ídolos’, la sensación siempre es como de estar en casa entre amigos, amigos que tienen un objetivo común, hacer buena música más allá de egos y categorías.

Por cierto, ya que le he nombrado, querría aprovechar para recordar a Tony Marsh, recientemente fallecido, y que fue uno de los músicos que más me han inspirado tanto por su forma de tocar como por su forma de entender la música. Fue generoso conmigo, tratandome como un igual en los proyectos que compartimos (LIO y el Roland Ramanan Tentet) y demostrandome que la juventud y la pasión por lo que uno ama no se desgastan si uno decide mantenerlas fuertes en su espíritu. Tony no ha recibido todo el reconocimiento que merece e invito a quien siga leyendo esto a que busque sus grabaciones, videos etc. para descubrir (si todavía no conoce) a un músico de una honestidad artística y una sensibilidad y energía poderosísimas. One more time Tony , GRACIAS.

 

PACHI TAPIZ: Una curiosidad: ¿por qué elegisteis “Catatumbo” al nombre para el trío con Ingrid Laubrock?

JAVIER CARMONA: En principio pensamos en llamarlo por nuestros apellidos + Trio, pero Ingrid prefería que el proyecto tuviera un nombre propio ya que no quería que se entendiese como ‘su trío’ por aquello de ser la saxofonista, sino como un proyecto común en el que los tres tuviéramos el mismo peso, ya que al fin y al cabo se trata de impro libre y no de temas de Ingrid. Así que en el proceso de buscar nombre, yo recordé que una amiga me había contado que en su viaje a Venezuela tuvo ocasión de ver el relámpago del lago Catatumbo en acción y que me había fascinado tanto el fenómeno, que investigué un poco sobre ello para saber porqué se producía. El caso es que es un fenómeno de lo más complejo, en que están involucrados el agua, la tierra, el aire y da como resultado la electricidad.

De alguna manera, al pensar en el trío que formamos Ingrid, Olie y yo, me dio por relacionar el fenómeno del rayo que se ‘autogenera’, cuando los elementos se combinan de la forma adecuada, con la energía musical (para mi muy muy especial) que generamos con este trío, formado por individuos muy dispares y al mismo tiempo cercanos. Somos amigos y nos gustamos y respetamos mucho mutuamente en el ámbito musical y eso creo que se nota en la música que hacemos. Cuando les sugerí a Ingrid y a Olie la posibilidad usar el nombre ‘Catatumbo’ y les expliqué en qué consistía el fenómeno, les gustó mucho la idea y quedó bautizado el trío. Creo que también la sonoridad algo exótica para ellos del nombre les acabó de convencer.

Ya que estoy hablando de este trío, aprovecho para mencionar que el disco ha sido publicado recientemente en una edición de lujo en vinilo más CD, con un trabajo artístico impresionante por parte de Jethro Brice. Tuvimos un concierto de presentación el día 21 de Mayo en Londres, en el Vortex, pero yo no pude hacerlo debido a asuntos personales. El concierto siguió programado e Ingrid y Olie tocaron a dúo el primer pase y a trío con Mark Sanders (no puedo pensar en un sustituto mejor, por eso se lo propuse a ellos) el segundo.

PACHI TAPIZ: Una de las principales dificultades a la hora de presentar proyectos de improvisación libre o de free es que no hay muchos locales en los que hacerlo. Mencionabas algunos, pero parecen muy pocos cuando hablamos de grandes ciudades como Madrid y Barcelona. ¿Cómo es esta escena en Londres en cuanto a este tipo de locales? Me imagino que tal y como sucede en Barcelona (en Madrid no lo tengo muy claro), los domicilios particulares tendrán un papel muy importante.

JAVIER CARMONA: Pues la verdad es que no conozco muchas programaciones en domicilios particulares en Londres, por no decir ninguna. En alguna fiesta-concierto sí que he estado pero lo común allí es usar los pubs para programar regularmente. En Barcelona sin embargo Pablo Rega organiza algunos conciertos en su casa y creo que no es el único.

En Londres y en general en Inglaterra los pubs suelen tener un espacio aparte para conciertos, reuniones privadas, fiestas, tipo salón de actos. Afortunadamente parece que los dueños son muy flexibles a la hora de aceptar diferentes propuestas de eventos a realizar allí y algunos de ellos dan cierta confianza a programaciones de impro que se quedan con un par de días al mes o uno por semana para programar sus conciertos. También sitios como el Vortex o Cafe Oto dan cabida a gran cantidad de conciertos de impro y a algunas programaciones regulares. Los programadores suelen ser improvisadores que se aventuran a organizar los conciertos por amor al arte. Gente como Hugh Metcalf (Klinkers), Alan Wilkinson (Flim Flam), Sybil Madrigal (Boat Ting), John Russell (Mopomoso), Noel Taylor (Luna Fringe) o más recientemente músicos como Hannah Marshall, Alison Blunt o Daniel Thompson (entre otros) están organizando conciertos en la iglesia de Shoreditch y otros espacios. El uso de iglesias para conciertos, incluidos los de impro, es algo común allí y que a un españolito como yo le sigue impresionando, en el mejor de los sentidos.

Hay que tener en cuenta que Londres es enorme y también lo es la cantidad de músicos, así que proporcionalmente no es mucho más lo que hay en Londres que lo que hay en otras ciudades. Pero quizás lo que comentaba sobre lo hospitalaria que es la escena allí, influya en la sensación de que se mueven más cosas que en otros sitios, pero en cualquier caso, como decía antes, en los últimos años la cosa ha crecido por aquí, no sólo en Madrid o Barcelona, sino también en otras ciudades.

 

PACHI TAPIZ: Situado ahora mismo en España, ¿en qué proyectos estás involucrado?

JAVIER CARMONA: Recientemente me he mudado a Málaga, tras un año en Barcelona. Aquí tengo un dúo con la pianista Tsukiko Amakawa que queremos mover tras un par de años de parón. Ya he mencionado otros proyectos como la BIB, Bruitage o Reptilian Mambo en Barcelona. También formo parte de una pequeña compañía de danza (como músico) formada por las bailarinas Rosa Aledo y Saija Lehtola y yo mismo, Kicking Louise & Co. Este proyecto lo hemos movido por Inglaterra, Chipre, Francia y el año pasado estuvimos trabajando durante el FIL Málaga, aunque está un poco en pausa ya que Saija vive en Finlandia y eso dificulta el crear y mover nuevas piezas. Pero es un proyecto muy querido por los tres y que esperamos poder reactivar muy pronto.

Mantengo también los proyectos ‘Ingleses’ que he mencionado antes y es posible que pronto haga una pequeña gira por España acompañando a un magnífico trío que se ha formado recientemente en Londres con Daniel Thompson (guitarra), Benedict Taylor (viola) y Alex Ward (clarinete). Me han comentado hace poco que quieren venir por aquí y que les acompañe con la percusión. Los tres son músicos con los que he tocado bastante y creo que puede ser un cuarteto verdaderamente especial. Ya os informaré cuando se vayan confirmando cosas.

Aunque no tenemos fecha confirmada todavía, alrededor de noviembre se celebrará la cuarta edición del FIL Málaga. A pesar de no haber podido encontrar ningún tipo de patrocinio o subvención (una vez más), queremos mantener el festival aunque sea de un modo modesto, porque creemos que es muy refrescante e interesante para la escena, tanto en Andalucía como en el resto de España.

 

PACHI TAPIZ: Por otro lado, una pregunta de denominación: ¿qué prefieres que te digan, baterista o percusionista?

JAVIER CARMONA: Me da igual, la verdad… lo de percusionista me quedó creo que porque en Londres solía tocar sin bombo ni charles en muchas ocasiones, pero no tanto por preferencia sino por supervivencia de mi espalda, que ha sufrido y sufre las consecuencias de no tener carnet de conducir.

La verdad es que mi principal aprendizaje o mi verdadera introducción a la batería la hice con Fernando Marconi, un fantástico percusionista brasileño que me dio clases en Madrid durante unos años cuando empezaba. Siendo él percusionista y yo queriendo aprender batería (además de percusión), trabajamos la batería como un set de percusión (lo que es) y de alguna manera siempre me he sentido cómodo en un terreno intermedio, usando elementos de percusión que sustituyen elementos de la batería o la complementan.

En percusión, la cantidad de instrumentos que puedes usar es enorme y las combinaciones tímbricas son ilimitadas. La batería no es más que un resultado de esta cualidad que tiene la percusión. Alguien necesitó combinar elementos de percusión de una manera concreta para responder a una música concreta, pero no deja de ser un set de percusión. Por otro lado, los elementos de una batería han sido y son de lo más variopinto y por lo tanto sus técnicas también lo son.

PACHI TAPIZ: Para terminar, quería pedirte nombres, influencias, pistas de más bateristas y músicos que los lectores de tomajazz no deberían perderse… y si lo hacen ¡peor para ellos!

JAVIER CARMONA: Son demasiados como para nombrarlos a todos y sería injusto nombrar a unos pocos. Todos los músicos que he mencionado hasta ahora me han influido en positivo y creo que todos ellos deben ser conocidos para cualquier amante de la música. En realidad no sabría decir quién me ha influido más… creo que en realidad las mayores influencias que he tenido han sido los músicos con los que he tocado, por encima de los que solamente he escuchado, ya que su influencia va más allá de la música. Pero también pienso que se aprende tanto tocando como escuchando, y cuanto más variado, mejor.

Recomiendo a los lectores que se atrevan, que escuchen todo tipo de música y que vayan a la mayor cantidad de conciertos que puedan.

Creo que lo mejor que puedo hacer es facilitar los enlaces a información online sobre los músicos, proyectos y espacios que he mencionado (aunque desafortunadamente no todos tienen o no los he encontrado) y con eso los lectores ya tienen tarea.

© Texto: Pachi Tapiz, 2012
Fotografías de Javier Carmona en Juan Sebastián Bar de Huesca © Jesús Moreno, 2012