INSTANTZZ: Eric Revis Trio (Jamboree, Barcelona. 2016-03-20)

  • Fecha: Domingo, 20 de marzo de 2016
  • Lugar: Jamboree (Barcelona)
  • Componentes:
    Kris Davis, piano
    Eric Revis, contrabajo
    John Betsch, batería

01_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

02_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

03_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

04_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

05_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

06_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

07_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

08_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

09_rc Rvs tr (©Joan Cortès)_20mar16_Jamboree

© Joan Cortès, 2016




Eric Revis Trio © Sergio Cabanillas, 2016

Eric Revis Trio (Bogui Jazz, Madrid. 2016-03-19)

  • Fecha: sábado 19 de marzo de 2016.
  • Lugar: Bogui Jazz (Madrid).
  • Formación:
    Eric Revis Trio
    Kris Davis: piano
    Eric Revis: contrabajo
    John Betsch: batería

Eric Revis Trio © Sergio Cabanillas, 2016

Eric Revis Trio
© Sergio Cabanillas, 2016

Revis, Davis y Betsch no son los nombres de ninguna delantera de un equipo de fútbol famoso. No gozan de la popularidad que abruma a muchos artistas de cine. Nadie les reconoce por la calle. Ellos son músicos de jazz que trabajan y muy bien por cierto, para mostrarnos que el jazz sigue teniendo muchas aristas y que todavía se puede ser innovador en este campo de la música. Uno de los interrogantes más recurrentes en esto del jazz es cuál es su camino en pleno siglo XXI. Con tantos músicos, muchos se pierden en el trayecto y otros lo tienen claro. Entre ellos este trío liderado por Eric Revis, pero que a tenor del concierto, podía serlo perfectamente por cualquiera de los tres componentes.

Eric Revis © Sergio Cabanillas, 2016

Eric Revis
© Sergio Cabanillas, 2016

Revis es un contrabajista que se mueve a sus anchas tanto en el terreno del mainstream como en el más experimental y complejo. Sus colaboraciones con Jason Moran, Brandford Marsalis, Ken Vandermark, Peter Brötzmann, o el trio experimental Tarbaby, así lo atestiguan. La pianista y compositora canadiense Kris Davis es uno de los más llamativos talentos de la escena de Nueva York junto a un nutrido grupo de jóvenes músicos que apuestan por una nueva forma de desarrollar el jazz. El veterano batería John Betsch, con una selecta lista de colaboraciones a sus espaldas en el ámbito del bop y del avant-garde, demostró con su depurada técnica sus credenciales con un pulso y una presencia que tuvo una gran influencia en el resultado final del concierto.

Kris Davis © Sergio Cabanillas, 2016

Kris Davis
© Sergio Cabanillas, 2016

Espacios, silencios, tensión y contrastes se suceden en las aportaciones de la pianista y compositora Kris Davis, canadiense que reside en Nueva York. Davis ha conseguido un estilo en el que se aprecia una forma original de tocar, donde prima un cierto minimalismo cohesionado con formas más vanguardistas y ahí se pueden vislumbrar los ecos de gente como Andrew Hill, Cecil Taylor y sobre todo Paul Bley, de quien interpretaron una pieza.

Revis maneja el contrabajo con la elegancia que requieren los momentos más calmados y con la sabiduría suficiente para adentrarse por caminos de los que parece muy difícil salir, pero lo consigue. Con un recorrido centrado en seis temas, el trío mostró su gran capacidad para llenar de improvisaciones la hora que duró el concierto.

El trío representa la extensión lógica de los diálogos entre Revis y Davis que han trabajado juntos en el disco City of Asylum (Clean Feed), muy recomendable grabación recién editada del contrabajista.

John Betsch © Sergio Cabanillas, 2016

John Betsch
© Sergio Cabanillas, 2016

El trio parte de la complejidad desarrollando la música a modo de círculos concéntricos. Los solos de Eric Revis actúan como interludios y puntos de cohesión entre el piano y la batería. Kris Davis experimenta hasta el punto de atar con celo algunas de las cuerdas para extraer del piano nuevos sonidos, convirtiendo el piano en un instrumento de percusión. Junto a ambos, John Betsch se encarga de matizar y enfatizar con la clase que atesora en sus manos cualquier propuesta sonora del piano y el contrabajo. Kris Davis maneja el tempo del concierto mediante una digitación expansiva que va creando un ambiente in crescendo, con un equilibrio en la armonía sorprendente.

A una gran improvisación a solo del batería, le sigue la respuesta a dúo el contrabajista que no se queda atrás en ningún momento. Las improvisaciones tienen su culminación con la pianista rascando las cuerdas acompasadamente. Para terminar, el trío tocó al ritmo marcado por un sonido emitido por un móvil, en torno al cual el grupo dejó patente su claridad de ideas y su capacidad para ofrecer un jazz experimental fresco y con mucha creatividad en todo momento.

Texto: © Carlos Lara, 2016
Fotografías: © Sergio Cabanillas, 2016




Anthony Braxton y Derek Bailey, Steve Lacy Quintet, Weston – Rose – Marshall: novedades en EMANEM. HDO (0034) [Audioblog]

¿Cuántas veces habré escrito que la labor de Martin Davidson al frente del sello Emanem es impagable? Alejado en su residencia del Reino Unido, de Londres, sigue sin embargo empeñado en documentar la escena improvisadora británica. Su trabajo tiene dos, que quizás podrían ser, vertientes: la publicación de grabaciones recientes de algunos de los músicos integrantes de dicha escena (el CD doble tuning out tour de Veryan Weston, Jon Rose y Hannah Marshall), la reedición de material que en algún caso pertenece al fondo de catálogo de Emanem mientras que en otros casos puede ser de otros sellos (Anthony Braxon & Derek Bailey: First Duo Concert (1974), en esta ocasión); la edición de material inédito por su especial interés, que en el caso de las últimas grabaciones publicadas por Emanem, es Last Tour del Steve Lacy Quintet.

Anteriormente al 30 de junio de 1974, Anthony Braxton y Derek Bailey ya habían tocado juntos en una ocasión, pero no en formato de dúo. En la primera visita de Braxton a Inglaterra para actuar es cuando se grabó First Duo Concert, que inicialmente se publicó como un doble LP en 1974, y se reeditó en formato CD en 1995, en ambas ocasiones en Emanem. Esta grabación aparece con la etiqueta “file under: Free Improvisation” en la carpetilla del CD, aunque en el ensayo previo al concierto Bailey y Braxton llegaron a un acuerdo por el que no tocarían material escrito al unísono, ni su propuesta sería de improvisación libre exclusivamente. Partiendo de esas premisas decidieron que a lo largo del concierto habría una serie de áreas predeterminadas en las que improvisar, así como fases abiertas a la improvisación libre y solos. Los dos pases del concierto resultante consistieron en una única pieza cada uno de ellos, aunque en la edición en CD aparecen divididas (sin solución de continuidad) en seis áreas cada una de ellos. Allí aparecen esos motivos preestablecidos, que son una manera magnífica de encarrilar una propuesta de improvisación libre pero sin predeterminarla en absoluto, sino todo lo contrario. Braxton hace uso de un amplio arsenal de instrumentos: saxos (emplea el alto y sopranino), clarinetes (clarinetes soprano y contrabajo, además del usual) y flauta. Derek Bailey muestra su peculiar maestría tanto a la guitarra amplificada, como con una guitarra de 19 cuerdas. El resultado es una grabación histórica.

Histórica es también Last Tour del Steve Lacy Quintet. El 12 de marzo de 2004 en Boston, a menos de tres meses del fallecimiento de Lacy debido a un cáncer que se le había detectado el año anterior, el Steve Lacy Quintet dio un concierto dentro de su gira norteamericana. Sus compañeros, cuatro músicos habituales en sus proyectos: el trombonista George Lewis, su esposa la cantante Irene Aeby, el bajista Jean-Jacques Avenel, y el baterista John Betsch. El repertorio estaba integrado por piezas más que conocidas, puesto que el único tema no grabado hasta ese momento fue la pieza “Baghdag” compuesta en 2003. Impresiona escuchar al quinteto de Lacy al nivel que lo hace, magníficamente conjuntado e interpretando unos solos de gran nivel, apenas un par de meses antes de que el saxofonista soprano nos dejase definitivamente. Escuchando esa música uno no se puede quitar de la mente la imagen de un artista que conociendo su mal, intenta dejar con su arte lo mejor de sí mismo.

tuning out, grabado por Veryan Weston (órgano de tubos), Jon Rose (violín) y Hannah Marshall (violonchelo), es una grabación con una formación inusual. El trío dio en mayo de 2014 varios conciertos en distintas iglesias de varias ciudades del Reino Unido (Liverpool, York, Newcastle, Sheffield y Londres). Una selección de todos estos conciertos se recogen en este CD doble con una duración de 155 minutos. La improvisación al órgano en las ceremonias litúrgicas es una habilidad que los organistas desarrollan en su formación en los conservatorios, puesto que los distintos actos de las ceremonias religiosas no tienen una duración exacta. Sin embargo, la manera en que Weston afronta su trabajo al órgano tiene muy poco que ver con la música religiosa, ya que al igual que ocurre con Jon Rose y Hannah Marshall , los tres músicos emplean técnicas ajenas a la ortodoxia con sus instrumentos. Los temas se escucha cómo empiezan, pero no dejan adivinar cómo terminarán. Cada pieza es un mundo, aunque a lo largo de los temas la escucha, el entendimiento y la falta de urgencia para desarrollar la música (que va evolucionando con gran naturalidad), son unos factores comunes para una grabación que es capaz de recoger el carácter hipnótico que las músicas de órgano transmiten en esos lugares de recogimiento que son las iglesias, haciendo de esas músicas una experiencia vital y espiritual muy recomendable.

© Pachi Tapiz, 2015

HDO (Hablando De Oídas) es un audioblog editado, producido y presentado por Pachi Tapiz.

anthony braxton - derek bailey_first duo concert_emanem_2015 steve lacy quintet_last tour_emanem_2015 veryan weston - jon rose - hannah marshall_tuning out_emanem_2015

Los temas, los discos, los músicos, las fechas y los lugares de grabación:

  • “The First Set”
    Anthony Braxton & Derek Bailey: First Duo Concert (Emanem, 2015)
    Anthony Braxton, Derek Bailey
    Grabado en directo en Wigmore Hall, Londres, el 30 de junio de 1974. Reeditado por Emanem en 2015
  • “Morning Joy”, “Train Going By”
    Steve Lacy Quintet: Last Tour (Emanem, 2015)
    Steve Lacy Quintet: Steve Lacy, Irene Aebi, George Lewis, Jean-Jacques Avenel, John Betsch
    Grabado en directo el 12 de marzo de 2004 en Boston (ICA). Publicado en 2015
  • “May 13: York”
    Veryan Weston, Jon Rose, Hannah Marshall: tuning out. Pieces for tracker action organs and strings (Emanem, 2015; 2CD)
    Veryan Weston, Jon Rose, Hannah Marshall
    Grabado en directo en distintas iglesias del Reino Unido. Publicado en 2015



INSTANTZZ: David Murray & John Betsch Duo (Bimhuis, Amsterdam, Holanda. 2014-11-30)

  • Fecha: Martes, 30 de diciembre de 2014
  • Lugar: Bimhuis, Amsterdam, Holanda
  • Componentes:
    David Murray & John Betsch Duo
    David Murray: saxo
    John Betsch: batería

DSC_0247JohnBetsch_DavidMurray2014

DSC_0259DavidMurray2014

DSC_0287JohnBetsch2014

DSC_0257DavidMurray2014

DSC_0201JohnBetsch2014

Fotografías: © Esther Cidoncha, 2014




David Murray (XX Festival Mallorca Jazz Sa Pobla, Plaza Mayor de Sa Pobla. 2014-08-05)

XX Festival Mallorca Jazz Sa Pobla

  • Lugar:  Plaza Mayor de Sa Pobla, Mallorca
  • Fecha:  Martes 5 de Agosto de 2014. 22:30
  • Formación:
    David Murray: saxo tenor y clarinete bajo
    Reinier Elizarde: contrabajo
    Pepe Rivero: piano
    John Betsch: batería

David Murray medio cuerpo y manos Reinier

El Festival Mallorca Jazz Sa Pobla se celebra anualmente desde hace veinte años. Personalmente he podido disfrutar de nombres tan conocidos como: Marcus Miller, Jerry González, Al Foster, John Zorn, Joachim Kuhn (¡con Ramón López! ¡Reivindiquémoslo!), Joe Lovano, Baldo Martínez, Mc Coy Tyner, Kenny Garret… también me he perdido nombres como Roy Hargrove, Bill Frisel, Agustí Fernández, Lee Konitz, Dave Holland, Ravi Coltrane… como pueden observar, el nivel de las propuestas es siempre excelente. Este año, como en cada edición, no bajan el listón y componen un cartel nuevamente de primera línea. A parte del cuarteto de David Murray, hay programado el trío del magnífico pianista menorquín Marco Mezquida, el grupo de funk Orange Juice Funk Collective, el pianista y cantante Freddy Cole (si, el hermano del señor con el mismo apellido) y por último el concierto de la Traveling School (alumnos del seminario  que conduce el baterista Jimmy Weinstein junto con otros profesores). En esta crónica, vamos a hablar del saxofonista hiperactivo David Murray. Por lo que leo en la prensa el día anterior, hacía mucho tiempo que la organización del festival tenían a Murray en el punto de mira. Este año, por fin, le tenemos en Mallorca.

David Murray es un excelente saxofonista que no tiene prejuicios. Con más de 130 discos a sus espaldas, podemos encontrar proyectos muy dispares entre ellos. Recordemos que Murray vivía en Nueva York en los años setenta, fue entonces cuando entró en contacto con la vanguardia y el free jazz por lo que hay muchas referencias dentro de este género, pero ha tocado muchísimos palos siempre dando un toque muy personal. Puedes reconocer su soplido rápidamente y esto, en el mundo de la música, es vital para ser diferente y destacar (o no). En los últimos años, está produciendo discos con más sentido melódico y muy buenas composiciones, muy alejado del free jazz, pero con pequeñas escapadas hacia estos terrenos. En definitiva, Murray es uno de los grandes en mayúsculas.

David Murray clarinete

Para esta ocasión, David Murray se acompaña de los dos músicos cubanos (residentes en Madrid) Pepe Rivero y Reinier Elizarde, al piano y contrabajo respectivamente, y del americano y veterano John Betsch a la batería. Hay que decir que tanto Rivero como Elizarde han grabado con Murray en el disco Plays Nat King Cole En Español (Motéma – 2011) y John Betsch ha grabado con Murray en Flowers Arround Cleveland (Bleu Regard – 1995) además, los tres músicos acompañan de manera intermitente al saxofonista.

Pequeño matiz antes de empezar: El Festival Mallorca Jazz Sa Pobla, hasta hace pocos años era completamente gratuito, pero a causa de los recortes en cultura, evidentemente el presupuesto ha descendido muchísimo, por lo que se buscan maneras de financiación, una de las cuales es, que para poder disfrutar del concierto, pagando una entrada de cuatro euros, puedes estar en las posiciones más centrales, aunque también se puede disfrutar desde las terrazas de los bares colindantes de manera gratuita. Esto, evidentemente, ejerce de filtro y en algunas ocasiones se ha manifestado bajando la asistencia, pero en el caso que nos ocupa, hay una sorprendente y excelente entrada de público.

Suben al escenario los cuatro integrantes del cuarteto a la hora prevista. Todo preparado.

Pepe Rivero sonriente

David Murray desde el primer minuto del concierto ejerce su buen hacer con el instrumento así como el liderazgo del cuarteto. Su técnica es exquisita tanto en el saxo tenor como en el clarinete bajo. Aunque es evidente en sus referencias discográficas, en directo se confirman sus excelentes dotes para llegar a cualquier registro. No son pocas las veces en que el instrumento sube cual cohete hasta llegar a sus altísimos agudos (marca de la casa) y en cambio, en cuestión de milésimas puede bajar a los avernos con registros muy graves. En unas cuantas ocasiones usa la técnica de la respiración circular haciendo que su fraseo vuele, se intercale entre él y nosotros, y nosotros también volemos hacia donde él quiera. Murray, parece soplar en dos direcciones, hacia el saxo tenor o clarinete bajo, y hacia su propio cuerpo, todos pensaran “es un acto reflejo” refiriéndose a las patadas voladoras que suceden durante algunas frases, pero yo digo que es parte del soplido que viaja en su propio interior y causa el espasmo. Pero no todo es velocidad y perfección técnica. Todo es sincero, o por lo menos yo lo percibo así. Hay, que recuerde, dos o tres baladas. Y vaya si las desarrolla de manera inteligente y demuestra que es un baladista de matrícula de honor. Se cuenta una historia, y esta llega, y cada uno la interpreta como quiere. Sabe hacer honor a la palaba relax siendo él mismo e incluso colocando muchísimas notas sin que suene apresurado. Lo que decía, uno de los grandes.

El pianista Pepe Rivero realiza sus correspondientes improvisaciones con mucha seguridad y sobre todo con mucha felicidad, su cara lo dice todo al igual que sus tecleos. Hay, en su manera de tocar el instrumento, aquellas raíces cubanas pero sin ser algo exagerado o que desentone. Me parece un pianista notable. A tener en cuenta.

Reinier Elizarde dedos

El contrabajista Reinier Elizarde, apodado “El Negrón” realiza una labor de acompañamiento perfecta, con un sonido de contrabajo muy potente. En una de sus improvisaciones, cuando parece que el cuarteto está a punto de retomar la melodía, con Murray nuevamente ante el micrófono a punto de empezar a soplar, Reiner prosigue con el contrabajo cada vez de manera más intensa por lo que Murray se retira a un lado del escenario para que el mágico momento siga su curso natural. Son estos gestos y momentos los que hacen grande el Jazz. Por cierto, aunque no tenga nada que ver con la música (o sí) la dimensión de las falanges del contrabajista parecen hechas a medida para ejecutar su instrumento.

El veterano baterista John Betsch cumple su cometido perfectamente, con una soltura incuestionable y sin hacer alarde de técnica, simplemente realiza un buen acompañamiento realizando dos solos correctos sin pretender hacer ninguna demostración de lo que es evidente que posee.

John Betsch sobrio

En definitiva, gran concierto el ofrecido por el David Murray Quartet. Para retener en la memoria todo el tiempo que sea posible. Un estreno de altura para esta XX Edición del Festival Mallorca Jazz Sa Pobla. Pero no es de menos altura la actuación del día siguiente, a la que no puedo asistir pero que recomiendo a todo el mundo el Marco Mezquida Trío.

Texto  © Jesús Mateu Rosselló, 2014
Fotos © José Luis Luna Rocafort, 2014




Oliver Lake & Tarbaby “The Eric Dolphy Project” (VII Ciclo Jazz 1906, Jazzazza, Murcia. 2014-04-19)

VII Ciclo de Jazz 1906

  • Fecha: 19 de abril de 2014.
  • Lugar: Jazzazza Jazz Club (Murcia)
  • Componentes :
    Oliver Lake & Tarbaby
    Oliver Lake: saxo alto.
    Orrin Evans: piano.
    Luques Curtis: contrabajo.
    John Betsch: batería.

Comentario:

Hay ocasiones en las que uno no tiene más remedio que quitarse el sombrero, hacerle honor a alguien, y aceptar lo evidente ante tanto derroche de conocimiento y maestría. Tal es el caso de la formación Tarbaby, liderada por el veterano saxofonista norteamericano Oliver Lake, que acudió al club Jazzazza dentro de los conciertos programados en el VII Ciclo de Jazz 1906.

 Oliver Lake

Oliver Lake es un músico consagrado, además de compositor, poeta y pintor, con una gran carrera jazzística y una, no menos, extensa discografía, más de treinta discos liderados y otros tantos como colíder y colaborador. El cuarteto lo completaba el pianista Orrin Evans, el contrabajista Luques Curtis, en sustitución de Eric Revis, y el baterista John Betsch, en lugar de Nasheet Waits, dos músicos extraordinarios que demostraron estar a la altura de sus compañeros durante toda la sesión, aportando una gran solidez en la sección rítmica.

 Orrin Evans

La dilatada experiencia de Lake se impuso desde los primeros compases, dando buena prueba de ello nada más comenzar el concierto. El sonido del saxo alto, unas veces sosegado y otras desgarrador, según la tensión requerida, fue inundando el espacio con fraseos bien calculados del saxofonista, concisos, y a veces largos y vertiginosos, en ricos diálogos con el resto de la sección rítmica, arropado sobre todo por el contrabajo y la batería.

 Luques Curtis

Lake tocó y dejó tocar, variando, por momentos, el formato inicial de cuarteto en un trío de piano, contrabajo y batería, que deleitaron al público con sus propias improvisaciones, destacando las ingeniosas y sugerentes ideas musicales de Orrin Evans, y la impecable interacción entre Luques Curtis y John Betsch.

 John Betsch

En el homenaje al saxofonista Eric Dolphy, el cuarteto desplegó algunos temas con sello propio como “Rolling Vamp” de Oliver Lake; “M.B.B.S”, del pianista Orrin Evans; y “O” de Eric Revis, de marcado estilo free jazz, así como varias composiciones del homenajeado: “245” y “The Prophet”, entre otras.

 

Fue éste un concierto desbordante y espléndido, todo un lujo musical al alcance del oyente más exigente, que pudo disfrutar del eclecticismo, la fuerza y la enérgica expresión de uno de los músicos más emblemáticos del jazz mundial, Oliver Lake. Seguro que al gran Dolphy le llegaron los sonidos de esta excelente sesión, allá donde se encuentre.

 

Texto: © José Antonio García López, 2014
Fotografías: © Rafa Márquez, 2014