Fira B! 2018 (III): Ermanno Panta & Banda Zeitun / Eva Fernández / K 12 / Yul Ballesteros / Julian Vaughn / Romeo / Glissando Big Band (2018/09/28) [Concierto]

Por Juan Antonio Serrano Cervantes José Luis Luna Rocafort 

IV Fira B!

  • Fecha: 28 de septiembre de 2018, 18:30
  • Lugar: Museu de Mallorca (Palma de Mallorca)
  • Grupos:
    Ermanno Panta & Banda Zeitun
    Ermanno Panta (voz, flauta travesera, saxo tenor, pandereta)
    Sergi Gómez (guitarra flamenca)
    Yamil Ramos (bajo eléctrico)
    André Maurel (batería)
    Eva Fernández
    Eva Fernández (voz, saxo soprano)
    Josep Munar (guitarra)
    Enric Fuster (batería)
    K 12
    Gori Matas (piano)
    Marko Lohikari (contrabajo)
    Teo Salvá (batería)
    Yul Ballesteros
    Yul Ballesteros (guitarra)
    José Vera (saxo tenor)
    José Alberto Medina (piano)
    Tana Santana (contrabajo)
    Suso Vega (batería)
    Julian Vaughn
    Julian Vaughn (batería)
    Cristian Sorribas (saxo alto)
    Sergio Sellés (piano)
    Marko Lohikari (contrabajo)
    Romeo
    Cecilia Giménez (voz)
    Guillem Fullana (guitarra)
    Toni Mora (piano)
    Marko Lohikari (contrabajo)
    Pep Lluís García (batería)
    Glissando Big Band
    Toni Vaquer (dirección)
    Salvador Font (batería)
    Mª Antònia Gili, Pep Garau, Jaume Blázquez, Guillem Nadal (trompetas)
    Tomeu Garcías, Miguel Amengual, Joan Amengual, Miguel Gayà (trombones)
    Miguel Ángel Rigo, Cristian Sorribas, Fran Català, Nacho Tomillo, Ángel Rivero (saxos)
    Guillem Fullana (guitarra)
    Joan Garcías (contrabajo)
    Jaume Riera (piano)
    Cecília Giménez (voz)
     

Entre el 27 y el 30 de septiembre de 2018 se ha celebrado en Palma de Mallorca la cuarta edición de Fira B!, mercado profesional de música y artes escénicas de Baleares. Repasaremos lo que aconteció el día 28, segunda de las jornadas en las que el jazz estuvo representado. Cada grupo disponía de unos veinte minutos y las actuaciones se realizaron en el patio interior del Museo de Mallorca.

Desde Formentera llegaron Ermanno Panta & Banda Zeitun, un siciliano, dos argentinos -de Córdoba- y un catalán; Ermanno canta en castellano y en la variante siciliana del italiano; música de aquí y de allá, de un lugar indefinido con un eje vertebrador en el Mediterráneo como en “Puente fluido”, con aires flamencos como en “Tarantella moruna” –Sergi Gómez y su guitarra-; música a veces festiva, “Isla musa”, o reivindicativa en “Refugio”, mientras la parte más jazzera surge con Ermanno al saxo y por el sonido de los dos cordobeses al bajo y batería –Yamil Ramos y André Maurel– soportando el entramado. Me quedo con dos frases de “Refugio”, más que cantadas, recitadas: “En el mar del drama, la chispa de la vida gana”, y “La humanidad es el refugio”. La primera frase no es un anuncio publicitario aunque lo parezca, recordemos la tragedia que se está viviendo en el Mare Nostrum.

Lo comentaba Eva Fernández en un momento de su actuación: “No lo hemos inventado nosotros”. Unir música y poemas junto a Josep Munar y Enric Fuster en el disco Yo pregunto (Discmedi / Taller de Músics, 2018) es algo que se hace desde tiempo inmemorial; en este caso la aproximación a la poesía es más cerebral que del lado de los sentimientos, pero no por ello hay que hablar de frialdad en las canciones, al contrario, hay mucha pasión contenida en “La enamorada”, de Alejandra Pizarnik, ayudada también por la tensión musical que crea la guitarra de Josep Munar que pasó todo el concierto acurrucado en su silla; una voz la de Eva que parece que se va a quebrar por la emoción en algunos momentos pero aguanta bien, me gusta su exquisita dicción y lo bien que sabe encajar las sílabas. Del disco también cantó “La caricia perdida” y “El viaje”, de Alfonsina Storni y “Para leer en forma interrogativa”, de Julio Cortázar, junto con dos inéditas: “Sabor a mí” y “Take This Waltz”, del binomio Cohen-Lorca, aquí Eva utilizó la técnica vocal del scat frente a Josep Munar que improvisaba unas frases de “Moonriver”. Faltó “Alfonsina y el mar” que abre el disco, me hubiera gustado ver cómo la defiende en directo. Otro punto a destacar es la sutileza del acompañamiento de Enric Fuster en la parte vocal. La cosa cambia en los momentos instrumentales, crece la intensidad, y aunque sea un disco básicamente vocal también tiene buenos momentos de la Eva saxofonista. Un gesto que no ha perdido es el de sostener el pequeño soprano curvo como si acunara a un bebé. Tenemos en Eva Fernández a una de las artistas más originales del panorama jazzístico actual.

K12 es un grupo de reciente creación formado por tres de los sospechosos habituales de la escena jazzística mallorquina. Al piano Gori Matas, a Teo Salvá le habíamos visto el día anterior dentro del Pere Bujosa Group, y al sueco Marko Lohikari le veríamos luego en dos grupos más. K12 busca el encanto de lo efímero y la improvisación a partir del clásico trío de jazz. Nos ofrecieron tres temas de buena duración, “Blink”, “Life” y “Children”, el segundo una balada en la que los tres crean una atmósfera tensa, tirando de la cuerda pero sin llegar a romperla; los otros dos temas más rítmicos, con buenas intervenciones a trío pero también con buenos momentos individuales.

El grancanario Yul Ballesteros pasó por Fira B! Para presentarnos su disco Nine tales from the inner space, que a pesar de ser de 2015 era casi novedad absoluta por estos lares, y lo que ofrece este guitarrista es una música con muchos quilates, un jazz muy personal, con buenas ideas, fresco y muy agradable pero también complejo como en los iniciales “Bulli” y “Kinetic Cynicism”; para la ocasión Yul apareció con otros cuatro canarios, que se encargaron de suplir a músicos que grabaron el disco como Kike Perdomo o Aaron Parks y cumplieron de sobra; en “Glaciere” se lució el guitarrista mientras pudimos ver cómo Tana Santana tocaba el contrabajo mientras cantaba de fondo las melodías; tocaron dos temas más: “Nexus” y “Silence”, con el pianista José Alberto Medina que mantiene la frescura de cuando tocó en Eivissa Jazz 2004, cuando todavía era Muestra del Injuve, y completando la formación Suso Vega y José Vera, que dentro del buen nivel y del compacto sonido en general me gustaron en el dinámico “Nexus”. Una música muy atractiva la de Yul Ballesteros.

Más tradicional, aunque no por ello desdeñable fue la propuesta que nos ofreció Julian Vaughn, que se presentó con gafas de sol y una vestimenta que parecía todo un homenaje al saxofonista George Adams -llegaron a tocar juntos-; la lista de músicos con los que ha tocado este natural de St. Louis, Missouri (EE. UU.) sería interminable, empezando por dos reyes: Albert King y B.B. King, además de Lester Bowie, Kenny Garrett o Tete Montoliu. Utilizando su batería como puesto de mando nos ofrecieron cuatro standards como cuatro soles: “Miles” -seguro que mucha gente lo conoce como “Milestones”- para empezar, una versión lenta, lenta, hasta que se desató una tormenta musical sobre el escenario, incluyendo un buen e intenso solo de Sergio Sellés al piano; espectacular Cristian Sorribas en Equinox (John Coltrane) donde también se lucieron Sergio Sellés y Marko Lohikari con Julian Vaughn que seguía dominando desde su atalaya; en “Watermelon Man” los músicos aportaron bastante de su cosecha, terminando con “Passion Dance” (McCoy Tyner) y con Cristian Sorribas todo expresividad al saxo alto.

Cecilia Giménez define al grupo y disco Romeo como “un abanico”, canciones de muy distintas procedencias y estilos con la intención de emocionar, así Cei Giménez, como es conocida artísticamente esta bonaerense que lleva ocho años en Mallorca, de voz agradable y belleza en sus gestos, puede pasar de una intensa interpretación de la conocida canción gallega “Negra sombra” a una elegante versión de “Batiscafo Katiuscas”, uno de los grandes éxitos del grupo pop mallorquín Antònia Font, disuelto en 2013; buena parte de esa elegancia se debe a los arreglos del guitarrista Guillem Fullana; en Romeo también caben canciones como “Dança da Solidão” de Paulinho da Viola o “I Shall Be Released” de Bob Dylan. Destacable también el joven pianista Toni Mora Tur, con 22 años.

Salvador Font Orobitg “Mantequilla”, saxofonista y después violinista, es uno de los históricos del jazz en Cataluña y Mallorca. Tocó por toda Europa con diferentes orquestas y en 1968 se estableció en Mallorca, grabando su último disco ya como violinista (Lp Blau, 1987) reeditado en CD (Blau / Discmedi, 2002). Su hijo, Salvador Font Martínez tocó la batería en grupos como Música Urbana y ahora en la única Big Band estable en Mallorca desde 2011, la Glissando Big Band. Su disco Progression (Temps Record, 2018) es un homenaje a la música de “Mantequilla”, con excelentes arreglos de Toni Vaquer. Toda una rememoración del tiempo de las grandes orquestas, con una buena sección rítmica y metales brillantes con el encanto de ese sonido de las trompetas con sordina, con algunos cambios en la formación pero que no afectaron en el global del conjunto. Arreglos de temas como “Progression” o la balada “What Makes a Love Like Mine”, ésta cantada por Cei Giménez y un gusto volver a escucharla -también repetía el guitarrista Guillem Fullana-. Sorpresa al final, se invitó a unirse al grupo a Eva Fernández y Josep Munar que estaban todavía por allí, y tras acomodarse como pudieron -los dos guitarristas “codo con codo”- tuvieron un recuerdo para el exiliado rapero Valtònic con una gran ovación del público. Sobre “Freedom” de Rage Against The Machine el rapero Balle Doble H improvisó frases como “Cuando la historia se repite ya no hay salvación”, o “Si yo digo rap tú me dices libertad”. A veces olvidamos que el jazz siempre fue una música reivindicativa.

Con la actuación de la Glissando Big Band terminaba Fira B!, al menos en cuanto al jazz se refiere, con un buen número de artistas, algunos ya conocidos y otros a los que habrá que seguir sus pasos a partir de ahora.

Tomajazz
Fotografía: © José Luis Luna Rocafort, 2018
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2018




J·A·M·3 + Dick Oatts (38è Cicle de Jazz al Casino de Granollers, Barcelona, 2013-05-17)

38è Cicle de Jazz al Casino de Granollers

  • Fecha: Viernes, 17 de mayo de 2013
  • Lugar: El Casino de Granollers, Granollers, Barcelona
  • Componentes:
    José Alberto Medina: piano
    Dick Oatts: saxo alto y soprano
    Paco Weht: contrabajo
    Mariano Steimberg: batería
    Invitado
    Claudio Marrero: saxo tenor en tres temas

Comentario:

01_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

Sexto concierto y antepenúltimo del “38è Cicle de Jazz al Casino”, en pleno meridiano primaveral, totalmente descontrolado, donde pasamos de la manga corta al polar, sin solución de continuidad, en constantes zigzag. Todo lo contrario del clima social, económico y político, cada vez más regresivo, como si se tratase de una moviola de sentido único. Así nos encontramos con una nueva ley, que se publicitaba, para el fomento del empleo que genera más desempleo y, se recomienda, desde la televisión pública estatal, el rezar para disminuir los efectos del paro, alrededor del 27%. Será aquel, el rezo, el motivo por el cual, el ministro de educación, el señor Wert, otorga a la asignatura de religión un mayor peso específico del que tenía y debería, para contento de la Conferencia Episcopal, la cual mantiene entre otras perlas, que la asignatura “debe conservar su auténtica dimensión evangelizadora de transmisión y de testimonio de fe”. Otro acontecimiento, rancio y fuera de lugar, fue el protagonizado por  la delegada del gobierno español en Catalunya, que condecoró a excombatientes de la División Azul –miembros que lucharon con las tropas de Hitler-. Resumiendo, y en palabras del filósofo Josep Ramoneda, estamos ante “la restauración conservadora” (Ara, 19-05-13).

 02_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

 A este paso, el estado español se va a convertir en territorio abonado para todo tipo de propuestas regresivas, conservadoras y protectoras de las esencias más rancias. Terreno abonado, en el campo del jazz, para los predicados y predicadores más arcaicos del tipo “Lincoln Center” (“que dicen lo que es jazz y lo que no”, Ken Vandermark, El País, 9-03-13), con o sin Wynton Marsalis.
03_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

Quede claro que participo del criterio que el jazz es un auténtico y gran paraguas multicolor, y cuanto más diverso y amplio mucho mejor, desde lo más clásico a lo más contemporáneo, donde cada uno pueda elegir el que más le guste y apetezca, sin imposiciones ni disposiciones dictatoriales, sean académicas o de mercado.
04_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

En el auditorio del casino de Granollers, nos dimos cita algo más de cuarenta personas, nada ajenas al discurrir actual, para ser receptoras, nada pasivas, de la nueva propuesta del trío del pianista canario José Alberto Medina, residente en Catalunya desde hace más de una década, formación conocida por el acrónimo J·A·M·3. En esta ocasión presentaron su, ya, quinto trabajo discográfico, titulado Broten (del verbo brotar).
05_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

Para este proyecto han contado con la colaboración del maestro y saxofonista estadounidense Dick Oatts, de contrastada y dilatada trayectoria, visitante relativamente asiduo de los escenarios catalanes. Según contó Medina, con Oatts se conocieron hace algo más de dos años, cuando coincidieron en Tenerife para la grabación de Atlántida (2010), el primer disco de la Big Band de Canarias. En Granollers iniciaron la pequeña gira que los llevará a distintos escenarios de Barcelona  (la actuación del Jamboree será grabada por RNE-Ràdio4), Terrassa, Madrid, Bilbao, Valencia y Girona.
06_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

La propuesta, al menos en directo,  bebe de distintas fuentes, unas más próximas en el tiempo que otras. Las composiciones de Medina, de fragancias melódicas de recuerdo más europeo, se desenvolvían de forma sinuosa y de notable andar: “Travels”, “Top tantra”, “Broten”, tema de inicio tranquilo que pasa por un groove bien generoso parar retornar a su calma inicial, con Dick al soprano,  o “Mr. Dick” –de claro homenaje al invitado de honor-. Las composiciones de Oatts, traían unas atmósferas que nos hicieron recordar a un post hard-bop bien elaborado, engrasado y musculado: “King Henry”, “Horten’s lament”, una balada de nocturnidad cinematográfica, y el bis “Simone’s dance”, un funk perfecto para finalizar la velada. Hay  que añadir “Yesterdays”, único estándar de la noche.
07_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

En los tres temas de Oatts se sumó al cuartet, el joven saxofonista canario Claudio Marrero, que dejo buenas muestras de sus saberes y que se acomodó perfectamente a la dinámica del grupo sin desmerecimiento alguno ni alterar la marcha de la actuación. Saxofonista al que habrá que seguir la senda.
08_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

J·A·M·3 funciona como un todo orgánico, donde los cambios de dinámicas fluyen de forma natural, sin forzamiento alguno. Se nota la continuidad así como la progresión a lo largo de una buena década, constancia nada habitual en el mundo del jazz y que tan buenos resultados aporta. La integración y complicidad de Dick fue total, mostrando su maestría, muy especialmente en el saxo alto, lírico y emotivo o incisivo y visceral, según las circunstancias, y jaleador incansable de sus compañeros. Un auténtico maestro-amigo.
09_130517_J·A·M·3+Dick Oatts (Joan Cortès)_38CJazzCasino_Granollers

Texto y fotografías: © Joan Cortès, 2013

 




Big Band de Canarias – Atlántida (2012)

bbdc_aComentario: Creada hace tres años y formada en su totalidad por músicos del archipiélago, la Big Band de Canarias se ha convertido en un buen escaparate para dar a conocer el jazz que se hace en las islas. En su mayoría los músicos que la componen se ganan la vida fuera, pero cuando se juntan son capaces de hacer una piña y lograr un resultado compacto y fresco en sus actuaciones. Uno de ellos es el que ha dado pie a su primer disco, grabado en vivo en el Auditorio de Tenerife. A la calidad que atesoran cada uno de los músicos, se suma la suerte de contar con la dirección musical del saxofonista Dick Oatss, curtido en mil batallas y una garantía a la hora de engrasar y poner a punto una formación de estas características.

Con un cuidado repertorio en el que se combinan temas propios de las Islas con otras composiciones originales, la Big Band de Canarias ha realizado un trabajo bien engarzado y plagado de estupendos arreglos. Hay en el grupo una labor de estudio y aprendizaje de las mejores big bands de la historia que queda patente en todo momento.

Dick Oatts propone tres temas, “Organic Lady”, “Leap of Faith” y “Gumbo G”. En el primero, Oatts aporta al saxo alto un fraseo directo y limpio, como se requiere en estas circunstancias y en el segundo es destacable al saxo tenor, José Angel Vera y la aportación de Yul Ballesteros, a la guitarra. Del folclore canario se han arreglado dos composiciones del grupo folk Taburiente, la pieza “A la Caldera”, con una bella interpretación al alto de Dick Oatts y “A Valentina”, con otro solo de Oatts, esta vez al saxo soprano.

La adaptación de la música popular para una big band demuestra que el jazz puede reinventarse constantemente. Así sucede con “El Tango del Hierro”, con los solos de Dick Oatts y de Kike Perdomo al saxo soprano, a los que sigue una buena demostración de José Alberto Medina al piano. Otras buenas aportaciones están en “Atlántida Arroró” y “Arroró” dos canciones de cuna canarias que brillan de forma especial. Julián Díaz es el autor de “Otra para ti”, donde se suceden los intercambios a cargo de Kike Perdomo al tenor, Norberto Arteaga al barítono y Leonardo Torres a la trompeta.

La Big Band de Canarias se está haciendo acreedora a ser ahora mismo una de las mejores del país en activo. Además de aportar frescura y originalidad, su trabajo es de una profesionalidad admirable. De momento, con este disco ha puesto el listón a un gran nivel.

Carlos Lara

Big Band de Canarias – Atlántida 

Composiciones: “Organic Lady”, “A la Caldera”, “El Tango del Hierro”, “Atlántida Arroró”, “Leap of Faith”, “A Valentina”, “Otra para ti”, “Arroró” y “Gumbo G”.

Músicos: Dick Oatts, Kike Perdomo, Roberto Albrecia, José Angel Vera y Norberto Arteaga (saxos); Julián Díaz, Chano Gil, Leonardo Torres y Natanael Ramos (trompetas); Santiago González, Cristo Delgado, Darío González y Antonio Hernández (trombones); Yul Ballesteros (guitarra); José Alberto Medina (piano); Luismo Valladares (contrabajo) y Ramón Díaz (batería). Director: Dick Oatts.

Grabado en el Auditorio de Tenerife el 16 de noviembre de 2010




Big Band de Canarias (Teatro Conde Duque, Madrid, 2-XII-2012)

XXIX Festival de Jazz de Madrid

  • Fecha: 2 de diciembre de 2012.
  • Lugar: Teatro Conde Duque (Madrid).
  • Componentes:
    Kike Perdomo, Roberto Albrecia, José Angel Vera, Norberto Arteaga, Marcos Pérez: saxos
    Julián Díaz, Idafe Pérez, Leonardo Torres, Natanael Ramos: trompetas
    Santiago González, Cristo Delgado, Yosi Itskovich, Adam Pérez : trombones
    Yul Ballesteros: guitarra
    José Alberto Medina: piano
    Luismo Valladares: bajo eléctrico
    Ramón Díaz: batería
  • Comentario:

    Después de la grata sensación que causó hace tres años su presentación en la capital, la Big Band de Canarias, en esta ocasión sin su habitual director musical el saxofonista Dick Oatss, dio evidentes muestras del grado de madurez que ha adquirido en este tiempo. Aún no siendo sencillo movilizar a una orquesta de semejante tamaño, es de agradecer que este tipo de formaciones siga teniendo su espacio en los festivales de jazz. Con la carta de presentación de su primer trabajo llamadoAtlántida, grabado en el Auditorio de Tenerife, la Big Band de Canarias ofreció un concierto plagado de buenas composiciones, estupendos arreglos y dio muestra de tener perfectamente engrasada la maquinaria. Para ello ofreció un repertorio que recoge elementos del acervo musical de las islas, readaptados e interpretados por músicos todos ellos del archipiélago. Todo ello sin dejar de lado, por supuesto, todo un trabajo previo de asimilación de diferentes influencias de las mejores big bands de la historia, en especial aquellas capitaneadas por Charlie Parker o Dizzy Gillespie.

    Para entrar en calor la banda se introdujo sin complejos a toda máquina con una pieza clásica del compositor Gordon Goodwin, en la que el swing rebosa a raudales y muestra ya a cara descubierta la perfecta sintonía que existe entre los músicos.

    No estaba Dick Oatts, el catalizador de la orquesta, pero su espíritu musical si rondaba con dos de sus composiciones: “Organic Lady”, con unas primeras buenas interpretaciones de los solistas, en este caso de José Angel Vera al saxo tenor, y “Leap of Faith”, un tema con una arquitectura musical brillante, completamente abierto a la expresividad y precisa conjunción de la banda. Como así fue a lo largo del concierto, el intercambio de solistas se realiza con buena sincronización, manteniendo siempre la llama encendida del swing. De nuevo José Angel Vera dejó clara su técnica incisiva. Y qué decir de Yul Ballesteros, uno de los creadores de la Big Band junto a Kike Perdomo. A pesar de que en el conjunto su aportación puede estar reducida a una labor de puro acompañamiento, cuando coge las riendas queda patente su extraordinaria calidad, sale su técnica y su emoción para ofrecer unos minutos que saben a gloria con ese punteo limpio de escuela americana, fuente de la que ha bebido. Los vientos se instalan también en una serie de juegos dinámicos, que culminan con un preciso solo del batería Ramón Díaz.

    Una de las facetas de la Big Band de Canarias es dar a conocer el folclore de las islas a través del jazz. Por eso gran parte de su repertorio está extraído de los sonidos populares. Y ahí hay que destacar el gran trabajo de adaptación y los arreglos que ha llevado a cabo la banda en los cuatro temas que interpretaron basados en los sonidos autóctonos, dos de ellos atribuidos a un grupo mítico de las islas, Taburiente, dedicado a ennoblecer las señas de identidad musicales de Canarias. En primer lugar la pieza “A la Caldera”, con un gran comienzo de solo de trompeta a medio tempo y que “in crescendo” va desarrollándose de manera acompasada hasta que la banda en su conjunto adquiere su protagonismo, del que se destaca el saxofonista Roberto Albricia.  “A Valentina” es otra de las piezas compuestas por Taburiente con las aportaciones sobresalientes de los saxos sopranos llevando el peso del tema.

    Una pieza que recuerda desde sus inicios a los aires canarios como “El Tango del Hierro”, comienza con un magistral solo de Kike Perdomo al saxo soprano, al que sigue una aportación de José Alberto Medina al piano, en gran papel durante toda la noche. El conjunto de los vientos muestra su poderío, para acabar la pieza de nuevo con una demostración de Kike Perdomo, tras un duelo de sopranos con Roberto Albricia.

    Uno de los mejores momentos de la noche fue la interpretación de otro tema popular canario, “Arroró”, concebido como una canción de cuna. El inicio introductorio del pianista José Alberto Medina refleja una cierta fragilidad y lirismo, que poco a poco se va intensificando a tempo medio con ritmos del bajo eléctrico y batería. La intervención de Nataniel Ramos a la trompeta sirvió para dar más colorido a la pieza. De nuevo Yul Ballesteros encontró aquí su merecido espacio para marcarse una sólida improvisación de guitarra.

    El trompetista Julián Díaz es el autor de “Otra para ti”, un tema donde los vientos toman la delantera desde el comienzo y se suceden los intercambios a cargo del propio Julián Díaz, de Kike Perdomo al tenor, Santiago González al trombón y Natanael Ramos de nuevo a la trompeta.

    Hecho el repaso al repertorio del nuevo disco, la Big Band de Canarias deleitó al público que en tres cuartos de entrada acudió al Conde Duque, con una pieza enraizada en la samba y con ciertos funkies, para lucimiento del conjunto de la orquesta y con un gran solo de Kike Perdomo al soprano y otro, el más largo, a cargo del batería Ramón Díaz. Para acabar una interpretación de “Anthropology” de Charlie Parker, que sirvió para demostrar que la Big Band de Canarias también domina y es capaz de rendir tributo a los registros clásicos sin encorsetamientos, siempre marchando un paso más adelante y aportando frescura y buen hacer en sus apariciones.

    Texto: © 2012 Carlos Lara
    Fotografías: © 2012 Sergio Cabanillas