Barry Guy da en Five Fizzles For Samuel Beckett una clase magistral de contrabajo en algunos segundos menos que los que hacen falta para llegar a los quince minutos. La excusa son las cinco breves piezas («Fizzle» I a V) que este creador dedicó al escritor irlandés Samuel Beckett. ConContinúa leyendo