Roberto Fonseca (XXI Festival Mallorca Jazz Sa Pobla, Sa Pobla, Mallorca. 2015-08-05)

XXI Festival Mallorca Jazz Sa Pobla

  • Lugar: Plaza Mayor de Sa Pobla
  • Fecha: Martes 5 de Agosto de 2015. 22:30
  • Formación:
    Roberto Fonseca: piano
    Yandy Martínez: contrabajo y bajo eléctrico
    Ramsés Rodríguez: batería

001 600x400

002 600x400

003 600x400c

El pianista cubano Roberto Fonseca es el encargado de la segunda velada del imprescindible Mallorca Jazz Sa Pobla 2015. Estamos hablando de un músico que desde muy joven despuntó por su técnica y sus composiciones, siendo el Festival Internacional de Jazz de La Habana la plataforma de lanzamiento hacia su educación musical posterior. Miembro de la Orquestra de Ibrahim Ferrer, y arreglista y co-productor del último trabajo del mismo: “Mi sueño: A Bolero Songbook”, ha tocado en multitud de conciertos acompañado de grandes músicos, y siempre, enfocando su música desde sus orígenes cubanos, aunque abriéndola a otros estilos. Completan el trío el contrabajista Yandy Martínez y el baterista Ramsés Rodríguez.

Suben al escenario los tres músicos. La asistencia de público, aunque menor que el día anterior (algo fuera de lo común), es más que respetable. Dentro de la normalidad del festival. Todo preparado para trasladarse a Cuba durante hora y media.

Resulta evidente que cada nota que lanza Roberto Fonseca es rápidamente digerida y crea cierta adicción. Con esto digo que la música del cubano, tiene desde el primer segundo una fuerte conexión y alma que el público percibe y se entusiasma. El pianista demuestra una extraordinaria técnica y pulcra digitación, en la que es muy evidente su sonido latino, aunque es cierto que asume algún que otro riesgo en momentos muy puntuales. Para el que escribe, es precisamente en estos momentos donde encuentra aquella sensación indescriptible. Aquella emoción de ver algo único y que posiblemente no se repita jamás. Una senda que podría abrir más su música. A destacar, tanto en el aspecto visual como musical, la gran elegancia que desprende el músico.

004 600x400

005 600x400

El contrabajista Yandy Martínez realiza un trabajo que es digno de elogio por su sencillez. Acompañando en todo momento sin buscar protagonismo. Realizando algunos solos de contrabajo bien seguros, elegantes como la música que suena. Utilizando el contrabajo en la mayoría de temas pero también el bajo eléctrico sin desentonar en ningún momento. Resulta gratificante ver como percibe y como expresa. Da la impresión de ser uno de estos músicos un tanto invisibles pero que realizan un trabajo de acompañamiento solvente.

Y como pasara en la anterior velada, resulta que disfrutamos de otro baterista impresionante. En este caso hablamos de Ramsés Rodríguez. Desde la primera nota percutida realiza un trabajo frenético. Rebosante de alegría en todas las vertientes. Haciendo, al igual que el líder, la bella fusión de elementos. Suena muchísimo a jazz, pero también a fusión, a Cuba, a raíces profundas. Una actuación vibrante. Contagiosa y perfecta.

006 600x400

007 600x400

008 600x400

La segunda jornada termina por todo lo alto. Con una gran ovación del público. La música de Roberto Fonseca tiene la virtud de encandilar a los más puristas y a los de mentalidad un tanto más abierta. Tal vez, y siempre de manera subjetiva, cabe decir que el empeño en hacer interactuar al público con canciones archiconocidas como “bésame mucho” sea un recurso demasiado evidente. Demasiado fácil y que resta méritos (no confundir con la revisión de un tema conocido, hablo de cantar al unísono), por no hablar de las obligadas palmas (no así las que vienen a uno por emoción real sin impostura), pero en todo caso, la misión del concierto. Aquella que busca ofrecer calidad musical acompañada de alma existió. Y la felicidad arrasó.

Texto:  © Jesús Mateu Rosselló, 2015
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2015

 




Nettwork (Jordan – Liberski – Moffett – Watts) (XXI Festival Mallorca Jazz Sa Pobla, Sa Pobla, Mallorca. 2015-08-04)

XXI Festival Mallorca Jazz Sa Pobla

  • Lugar: Plaza Mayor de Sa Pobla
  • Fecha: Martes 4 de Agosto de 2015. 22:30
  • Formación:
    Nettwork
    Staley Jordan
    : guitarra eléctrica
    Casimir Liberski: piano acústico y teclado
    Charnett Moffett: bajo eléctrico
    Jeff “Train” Watts: batería

Cabe decir que las impresiones y reflexiones de un asistente a un concierto siempre vienen precedidas de circunstancias ajenas a la música. Y puede que estas influyan tanto positiva como negativamente. Pero no estoy muy seguro. También creo que si la música tiene la suficiente magia, la suficiente conexión para que durante el recital sólo exista la música, nada puede parar el placer individual (y colectivo). Digo esto porque aunque la primera jornada de la XXI edición del Mallorca Jazz Sa Pobla cuenta con la formación Nettwork (Charnett Moffett al bajo eléctrico, Stanley Jordan a la guitarra eléctrica, Jeff “Train” Watts a la batería, y Casimir Liberski al piano) lo que sucede en el escenario, bajo mi punto de vista, está falto de conexión. De producir emociones. De, entre las notas perfectamente ejecutadas, añadir  otros elementos imperceptibles a la simple escucha. Puede que el que escribe tal vez esté en una situación de cansancio mental (y físico). O puede que sólo busque escusas para justificar mi decepción.

A la hora anunciada, y con una excelente asistencia de público, suben al escenario los cuatro integrantes de Nettwork. Empieza el concierto del denominado supergrupo.

001 600x400

005 600x400

Charnett Moffett, muy activo (hiperactivo realmente) durante todo el concierto. Ejerce, nunca mejor dicho, el liderazgo del proyecto. Con evidentes dotes para ello aunque con un exceso de afán de protagonismo tanto en sus intervenciones interminables como en sus gestos. Efectivamente es poseedor de una técnica excelente, bien, pero entre las miles de notas no veo nada. No siento aquella conexión imprescindible.

002 600x400

008 600x400

Stanley Jordan, a todas luces el músico más reclamado por los asistentes, ejerce las labores de sideman sin querer en ningún momento destacar. Todo lo contrario. A las órdenes de Moffett, se mantiene tranquilo. Dejando sutiles detalles de su magnífica técnica (nunca abusando de ella). Hay un aspecto contradictorio que hay que comentar. En un momento del concierto, realiza un solo de guitarra que me parece irresistiblemente bello. Pero que en mi opinión, no tiene nada que ver con la música del proyecto. Quedo con ganas de más Jordan.

003 600x400

006 600x400

Jeff “Train” Watts, verdadero motor de cuarteto, realiza una soberbia actuación. Resulta impresionante la cantidad de variantes que utiliza durante las dos horas y media que dura el concierto. En los dos primeros temas, parece sumamente concentrado. Con semblante muy serio. Y precisamente la percepción que percibo en el inicio está acorde con la cara de Watts. Pero en un momento determinado, y prácticamente hasta el final, Watts cambia radicalmente. Aparece la sonrisa infinita. Y las baquetas percuten. Y vaya si percuten con vida propia. Solo para verlo a él, merece la pena todo el concierto.

004 600x400

007 600x400

Casimir Liberski, el más joven del denominado supergrupo, realiza una actuación un tanto tímida. Si que se puede observar que tiene buena técnica al igual que se puede entrever que usa elementos un tanto más contemporáneos que sus compañeros. Pero quedándose a medias. Me da la impresión de que puede ofrecer algo más.

En definitiva, el proyecto Nettwork se podría intentar definir como un grupo de jazz-rock (hay algo del sonido de los setenta) con algo de fusión, y aunque es muy respetable y tremendamente profesional, carece de alma y conexión entre músico y público. Algunos asistentes puede que se echen  las manos a la cabeza ante esta afirmación poniendo como ejemplo el final del concierto, con parte del público bailando junto a los músicos en el escenario (a petición de Moffet). Y aunque me parece un gesto amable hacia el público, entiendo que la música tiene poco que ver con este final apoteósico. Lo percibo como una manera de acabar en todo lo alto. Un truco demasiado fácil.

Un amante de la música se deleita y siente hordas de placer ante momentos puntuales y magistrales, pero este no un concepto definitivo para el resultado global de un concierto. En todo caso, siempre hay que dar la enhorabuena a los responsables del Mallorca Jazz Sa Pobla. Sin duda el esfuerzo es titánico para que sobreviva un festival de estas características.

Texto:  © Jesús Mateu Rosselló, 2015
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2015

 




INSTANTZZ: 15 Aniversario Auditori d’Alcúdia (Jorge Pardo, Toni Cuenca Trío y otros) (Alcúdia, Mallorca. 2015-07-12)

15 Aniversario Auditori d’Alcúdia

  • Fecha: 12/07/2015
  • Lugar: Alcúdia, Mallorca
  • Participantes:
    Jorge Pardo
    Toni Cuenca Trio
    Victor Uris
    The Old & New Big Band (dirigida por Luis Depestre)
    Saxophobia Funk Project

01 Jorge Pardo

02 Toni Cuenca

03 Luis Depestre

04 Jorge Pardo

05 Silvia Fernández y Kiko Carmona

06 Jorge Pardo y The Old & New Big Band

07 Jorge Pardo y cía.

© José Luis Luna Rocafort, 2015




Exposición Photo & Graphic Jazz (Palma de Mallorca. Abril de 2014) [Noticias]

photo and graphic jazz_exposicion_palma_2015-04Con motivo de la celebración del día internacional del Jazz en Mallorca, el próximo martes 28 de abril a las 19:00, se inaugurará en el Centre Cultural Sa Nostra (c/Concepció, 12. Palma De Mallorca) la exposición Photo & Graphic Jazz en la que se muestra el trabajo de los fotógrafos Miquel Àngel Daniel, Oscar Pipkin y José Luis Luna; las ilustraciones de Javier Serrano y los dibujos de Marina Pipkin. A las 20:00 tendrá lugar el espectáculo Literatura & Jazz con una lectura dramatizada de textos de la autobiografía de Billie Holiday y la actuación de Trio Jazz.

© Tomajazz, 2015




Marco Mezquida (Auditori de Porreres, Mallorca. 2015-04-04)

  • Lugar: Auditori de Porreres, Mallorca
  • Fecha: Sábado 04 de Abril de 2015. 20:00
  • Formación:
    Marco Mezquida: piano

001 600X400

En el mes de abril del pasado 2014, el pianista menorquín Marco Mezquida presentó en Palma de Mallorca su debut discográfico a piano solo, La hora fértil (Whatabout Music, 2013). Tal vez por falta de publicidad, tal vez por desconocimiento general, tal vez por… por no sé qué. Al concierto solo asistimos una veintena de personas. Y aunque de aquel concierto ya dejé constancia en una crónica sirve de introducción para explicar qué lejos de la desmotivación o tal vez de la desilusión, Marco Mezquida se inmiscuyó en su piano y de él salió un regalo indescriptible para los afortunados de aquella noche. Pasados los meses y materializados muchísimos proyectos por el camino, hay una segunda oportunidad (de momento) para descubrir que nos ofrece este magnífico músico nuevamente a piano solo. El formato donde el músico se siente más libre y en el que de manera muy íntima comparte con los asistentes lo que pasa por su cabeza de manera instantánea. Para esta ocasión presenta la reciente publicación Live In Terrassa (Underpool Records, 2015) y su nuevo disco a piano solo, todavía sin publicar, Amateur (Autoedición, 2015)

002 600X400

Aproximadamente a las 20:20 horas y con (lamentable y nuevamente) poca asistencia de público, Marco Mezquida se coloca ante el piano. Breves instantes de silencio absoluto en los que el pianista decide empezar el concierto con una improvisación en la que tienen cabida infinidad de ideas y conceptos. Improvisación dentro de la clásica con citas a temas propios. Entre quince y veinte minutos de deleite en los que el pianista se deja llevar por él mismo. La verdad, ya lo dije hace un año, se me hace muy complicado trasladar a un escrito lo que siento y percibo durante todo el concierto. Hay pocos músicos que transmitan tantas emociones. Lo que pueda escribir no hace justicia a la música que desprende. Durante todo el concierto, el pianista se pasea por (y conjunta) diversos estilos como podrían ser: un delicioso ragtime con la peculiar sonoridad de una pandereta colocada encima de las cuerdas del piano, ofreciendo un sonido metálico e incluso ofreciendo un leve sonido percusivo; jazz, haciendo gala de la tremenda técnica que posee, con una mano derecha frenética en la pulsación de teclas; música clásica, ofreciendo, a base de notas delicadas y expresivas… o bruscas y agresivas… puro sentimiento interior; libre improvisación, en la que el autor experimenta en directo con (o sin) el piano preparado, es decir, introduciendo algunos elementos dentro del mismo cambiando la sonoridad ortodoxa del instrumento así ofreciendo nuevas posibilidades y matices.

003 600X400

004 600X400

El pianista, dentro de los estilos comentados, introduce temas propios (como “Menguante” y “Campanas”) y versiones de standards (“Fly Me To The Moon” de Bart Howard y “Sweet and lovely” de Charles Daniels) que se amoldan al estilo que él quiere, haciendo la experiencia mucho más que única. Modelando la música para que se convierta en él mismo. El piano solo del autor es (imagino) lo más parecido a lo que podría ser un pase privado entre él y el piano. La búsqueda de interrogantes y de respuestas. La experimentación íntima e ingrávida. Para finalizar, como ya hiciera hace un año en Palma, interpreta el que fuera uno de los primeros temas que aprendió (según explica él mismo) “La Balanguera” (Poema de Joan Alcover i Maspons musicado por Amadeu Vives en 1923) efectivamente, el himno de Mallorca. Y claro, interpretado por Marco Mezquida es absolutamente magistral y libre.

005 600X400

06 600X400

Volar. Tal vez hacia la luna. Tal vez hacia el propio interior o hacia el interior de Marco Mezquida. Lo que está claro es que hay una salida del cuerpo. Una observación del todo seguida de la reflexión. De la percepción y de la creación de sentimientos propios e incluso ajenos. ¿Se pueden transmitir las emociones recibidas a un tercero? Sucede. Hay, en la música que produce este joven pianista, algo que no pertenece a lo común. Algo que viaja y que estremece. Solo se requiere amor por algo tan evidente e imprescindible para la vida como es la música. Sencillamente escuchar, sentir y volar.

Texto:  © Jesús Mateu Rosselló, 2015
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2015




Glissando Big Band + Sergi Vergès (Teatre de Manacor, Manacor / Teatre Xesc Forteza, Palma de Mallorca. Mallorca. 2015-02-06/07)

  • Lugares y Fechas:
    Concierto:
    Teatre de Manacor, Manacor, Mallorca. Domingo 8 de febrero de 2015
    Fotografías: Teatre Xesc Forteza, Palma de Mallorca, Mallorca. Viernes 6 de febrero de 2015
  • Formación:
    Glissando Big Band + Sergi Vergès
    Jaume Riera: piano
    Joan Garcies: contrabajo
    Salvador Font: batería
    Guillem Fullana: guitarra
    Kiko Guerrero: saxo alto
    Jordi Monserrat: saxo alto y saxo soprano
    Cesc Montane: saxo tenor y saxo soprano
    Thomas Fontin: saxo tenor
    Miquel Àngel Rigo: saxo barítono
    Miquel Amengual: trombón
    Joan Amengual: trombón
    Guillem Nadal: trombón
    Pere Vallbona: trombón
    Julià Abad: trompeta
    Jaume Blázquez: trompeta
    Mateu Riera: trompeta
    Samuel Martínez: trompeta (en sustitución de Pep Garau)
    Cecilia Giménez: voz

 

01 Glissando Big Band 600

Hoy en día, la creación y posterior mantenimiento de una Big Band de jazz en la isla de Mallorca es, sin duda alguna, una osadía que merece gran respeto. Esto para empezar. Puede que tengamos buenos festivales como el Mallorca Jazz Sa Pobla o el Festival de Jazz de Alcudia (entre otros), pero no se prodiga en exceso una escena local de jazz. Sí que hay varios sitios para poder disfrutar de esta música, no hay que olvidarlos, pero en general hay cierta falta de proyectos y espacios. La Glissando Big Band nace en el año 2011 con el propósito de promocionar y dar a conocer la música jazz y swing a través de sus dieciocho músicos. Mezcla generacional en la que, aunque suene a tópico, la veteranía ofrece sabiduría a la juventud al igual que esta ofrece nuevas visiones a la hora de afrontar la partitura.

02 Sergi Vergès 600

Para esta ocasión, la formación, dirigida a modo de colaboración por Sergi Vergès, director de la Big Band del conservatorio superior del Liceu de Barcelona, presenta tributo a uno de los músicos más influyentes en la historia del jazz. Pianista, compositor, arreglista, director de orquestra… una figura indispensable. Sus innumerables obras han sido versionadas en infinidad de ocasiones. Estamos hablando del gran Duke Ellington. La Glissando Big Band presenta un programa  compuesto enteramente por composiciones del repertorio Ellingtoniano a interpretar en dos conciertos. El primero se celebra en el Teatre Xesc Forteza de Palma de Mallorca, del que proceden las fotografías de esta crónica, y el segundo se celebra en el Teatre Municipal de Manacor, del que procede el texto de esta crónica.

03 Jaume Riera 600

Con muy buena asistencia de público, empieza el concierto con una (precisa y casi minimalista) introducción del joven pianista Jaume Riera. Curiosamente no es hasta el último tema cuando vuelve a intervenir nuevamente con muy buenas maneras. Durante todo el concierto realiza un trabajo serio y discreto que en mi opinión hay que destacar. Continuando con el inicio, entre los primeros temas encontramos “Rockin Rythm”, “Idiom 59 (part II) o “I’m Begining To See The Light”. Sonido clásico (evidentemente) con una sólida dirección de Sergi Vergès. Imagino que toda una motivación para los músicos. Y por cierto, hay que agradecer la información que ofrece de cada tema añadiendo pequeños detalles que enriquecen más si cabe la escucha.

04 Cecilia Jiménez 600

Entra en escena la cantante Cecilia Giménez para interpretar varios temas (repartidos en dos bloques). Buena intervención, su papel no es nada fácil al interpretar canciones que popularizó Ella Fitzgerald (entre otras). No me parece que quiera emularla/s. Es más una intervención respetable con su origen. Entre los temas que interpreta encontramos “Caravan” o “Blip Blip”. Sigue el concierto y me gustaría hacer mención especial del contrabajista  Joan Garcies. Buena potencia y elegancia en sus acompañamientos. Hay en su manera de tocar aquella relajación del que siente las notas. Del que sin aparente esfuerzo, por su comodidad según el que mira, acompaña de manera ejemplar. Por lo menos yo así lo percibo.

05 Joan Garcies 600

Sigo con la sección de vientos. Muy buen trabajo de cada uno de los sopladores. Algunos de ellos (como es habitual en las Big Band) realizando únicamente lectura de partituras sin participar de manera individual, otros realizando el papel de solistas pero a través de transcripciones de la época (y es que no hay que olvidar que Duke Ellington en ocasiones escribía incluso las intervenciones solistas) y no faltan algunas intervenciones completamente improvisadas. Como puede ser el caso del saxofonista alto y soprano Jordi Monserrat, uno de los músicos que más interviene en toda la velada. Y precisamente el aspecto de las intervenciones solistas tal vez sea uno de los puntos flojos del concierto, hay una cierta falta de empuje. De crear emoción a través del instrumento. De incrustarse, de poner los vellos de punta y crear aquella cosa que recorre el cuerpo cuando se percibe una energía especial. Evidentemente es un pensamiento muy subjetivo y que además, no quita que la música resultante fuera altamente profesional. Siguen temas como “I Let A Song Gout Out Of My Heart”, “I Got It Bad” o “Take The A Train” y como pueden comprobar, la formación se arriesga eligiendo un repertorio que dista de ser lógico para el gran público, es decir, hay temas de Elligton que son muchísimo más conocidos que la mayoría de los elegidos, por lo tanto, valor añadido.

06 Jordi Monserrat 600

Finalmente, y haciendo un poco de balance y conclusión, la Glissando Big Band merece gran respeto por su valentía. Su proyecto, que de momento se mueve por los ambientes más clásicos del jazz, es coherente y de buena calidad. Siempre tengo la duda de si es necesario reinterpretar música de otras épocas en la actualidad. Aún tengo sentimientos contradictorios. Pero tengo claro que mucha gente que asistió al concierto, tan siquiera conocía a Duke Elligton (y por lo tanto su música) y al menos, de esta manera, puede que alguien investigue quién demonios era este genio de la partitura. Si esto sucede, ya no habrá quien lo desenganche. Esperamos desde Tomajazz que la Glissando pueda seguir ofreciendo conciertos y siga con su buena progresión. Mantener durante (¡ya!) cuatro años una Big Band de esta magnitud requiere un esfuerzo titánico y de mucho compromiso.

Texto:  © Jesús Mateu Rosselló, 2015
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2015




Jorge Pardo & Toni Cuenca + Orquestra de Corda i Big Band del Conservatori Superior de les Illes Balears (Teatre d’Artà, Artà, Mallorca. 2014-11-29)

  • Lugar: Teatre d’Artà, Artà, Mallorca.
  • Fecha: Sábado 29 de noviembre de 2014. 19:30
  • Formación:
    Jorge Pardo & Toni Cuenca + Orquestra de Corda i Big Band del Conservatori Superior de les Illes Balears
    Jorge Pardo: saxo tenor y flauta
    Toni Cuenca: bajo eléctrico
    Agustí Aguiló: piano
    Jaume Riera: teclado
    Josep Sastre: flauta
    Pep Garau: fiscorno
    Miquel Àngel Rigo: saxo
    Álvaro Arias: saxo
    Roi Barros: saxo
    Diego Riudavets: trombón
    Joan Rosselló: trombón
    Francesc Vidal: trombón
    Felipe Martins: tuba
    Jaume Blázquez: trompeta
    Adrià Bimbo: trompeta
    Paco Grancha: trompeta
    Sergio Rosado: trompa
    Agustí Cuenca: trompa
    Alfredo Ardanaz: violín
    Enric Pastor: violín
    Carlota Coll: violín
    Beatriz Torres: viola
    David Arévalo: violonchelo
    Maria Servera: contrabajo
    Joan Garcías: contrabajo
    Jaume Roig: vibráfono
    Toni Cuenca jr: batería
    Teo Salvà: batería
    Benjamín Habichuela: cajón
    Kiko Carmona: bailaor
    Silvia Fernández: bailaora
    Tamar Cass: arpa

Jorge Pardo & Toni Cuenca

Hace unos años me quedé con las ganas de ver al maestro Jorge Pardo en Mallorca. Habían programado una actuación dentro del Flamenco In Time Festival. En aquella ocasión, venía con Carles Benavent y Tino Di Geraldo, su trío más célebre, pero pocos días antes del evento, la empresa responsable comunicó la cancelación del mismo por lo que fuimos muchos los que perdimos aquella oportunidad. Así que, cuando recibo la información del concierto que nos ocupa, no dudo ni un instante. La existencia de Jorge Pardo es vital para entender la evolución del flamenco en este país, al igual que lo son nombres como Camarón, Paco de Lucía o David Peña Dorantes (entre otros). Nombres mayúsculos que, puede que sin ser completamente consciente de ello, aúnan y aunaron tradición, modernidad y osadía, lo empaparon todo de alma y crearon evolución.Perder esta nueva oportunidad sería casi imperdonable.

Acompañado por la “Orquestra de Corda i Big Band del Conservatori Superior de les Illes Balears” dirigida por Toni Cuenca (responsable de los arreglos) y Xema Borràs, presentan Ànima Flamenca, un programa (en principio) cerrado con diez composiciones de Jorge Pardo y una de Paco de Lucía.

A la hora anunciada, y con un aforo casi completo, los músicos están preparados. Silencio absoluto en el Teatre d’Artà.

 Jorge Pardo

Jorge Pardo realiza una introducción en solitario al saxo para que poco a poco se incorpore toda la formación. La música clásica abraza a la música flamenca, y esta, a su vez, acoge la música jazz para que toda la conjunción de notas entienda a Jorge Pardo y este se sienta cómodo. Suenan los tres o cuatro primeros temas con Pardo al saxo tenor, y la música que llega es contundente, bien interpretada por parte de todos los músicos, con buena dosis de profesionalidad e improvisación por parte de Jorge Pardo… pero hay algo que me deja un tanto frío. Tal vez hay cierto grado de tensión. Cierta sensación de que no aparece el alma anunciada. Y es que imagino la cantidad de tiempo necesario para preparar este tipo de conciertos, al igual que imagino que el tiempo que han dispuesto ha sido más bien escaso. Estamos hablando de treinta y dos músicos encima del escenario. Nada fácil.

 Jorge Pardo & Toni Cuenca

Sigue el concierto y esta vez Jorge Pardo coge la flauta. Entonces, empieza a surgir la magia. Está claro que Pardo es un saxofonista de primera clase. Sin duda. Pero cuando coge la flauta todo cambia, lo que el instrumento transmite a través de sus soplidos llega y agrede el alma. Además, acabado este tema, se dirige a los espectadores y explica que va a interpretar una taranta a solas con la flauta. Y lo que sucede en el escenario sobrepasa el umbral de lo sublime. Tal vez unos cuatro minutos de pura poesía flamenca. La emoción entra por cada poro que encuentra y entonces se produce el delirio propio. Tengo la sensación de tener ante los ojos a un cantaor de flamenco que transmite su todo. Como bien dice el cartel del evento “Ànima Flamenca”.

 Jorge Pardo

Acabada la taranta, Jorge Pardo sigue con la flauta, esta vez interactuando con la bailaora Silvia Fernández y el bailaor Kiko Carmona (y con Benjamín Habichuela al cajón flamenco), que exponen su arte con tremenda fuerza. Con mucha energía y embargados por la música, entregan al público una actuación breve pero muy intensa, y el público lo agradece. Durante el global del concierto, tienen oportunidad de intervenir en dos o tres ocasiones y lo hacen de manera contundente. Un gran acierto en el momento de programar esta actuación.

 Toni Cuenca

Por otra parte, me gustaría hacer dos menciones especiales. La primera es para Toni Cuenca. Aparte de realizar los arreglos de todos los temas (cuidadosos y bien acertados para la ocasión) y de dirigir junto a Xema Borràs la Big Band, interviene en algunos temas con el bajo eléctrico. Y este aspecto me parece muy original. El bajo eléctrico puede ser un fiasco en según que proyectos, a no ser que el músico sepa cómo sacar el máximo partido, y buena muestra de ello es una introducción que realiza en uno de los temas que deja a más de uno con la boca abierta. Y es que en algún momento casi puedes escuchar una guitarra española con sonido de bajo. La segunda mención es para el pianista Agustí Aguiló, que aunque realiza muy pocas intervenciones, me parece que tiene muy buen gusto y un estilo muy elegante. Suave en su digitación y transmitiendo su alegría. Lástima del claro error por parte del técnico de sonido ya que se le puede escuchar en un volumen muy discreto.

 sin título-61

Poco más. Una noche notable, con muchos jóvenes interpretando e interactuando (aunque se echa en falta algo de desparpajo) con uno de los músicos más importantes de los últimos años. Se aúna juventud con veteranía, ganas de aprender con sabiduría y sobre todo, buena música. Mi bendición para este tipo de proyectos que son beneficiosos para ambas partes. Imagino que compartir escenario con Jorge Pardo tiene que ser un lujo (no exento de presión) para un joven que aspira a ser músico profesional.

 sin título-257

Texto: © Jesús Mateu Rosselló, 2014
Fotos: © Miquel Àngel Daniel Veny, 2014




INSTANTZZ: Sten Holstfalt (Fundació Pilar i Joan Miró, Palma de Mallorca. 2014-01-21

XXXV Encontre internacional de Compositors / Fundació ACA

  • Fecha: Jueves, 21 de noviembre de 2014
  • Lugar: Fundació Pilar i Joan Miró, Palma de Mallorca, Mallorca
  • Grupo: Sten Hostfalt (guitarra)

IM_7960c

IM_7957c

IM_7885

IM_7947

IM_7942c

IM_7870c

IM_7895c

Fotos © José Luis Luna Rocafort, 2014




Chris Cheek & Jimmy Weinstein Group (Sa Pobla, Mallorca. 2014-11-09)

  • Lugar: Centre Cultural Sa Congregació. Sa Pobla, Mallorca
  • Fecha: Domingo 09 de Noviembre de 2014. 19:30
  • Formación:
    Chris Cheek: saxo tenor
    Jimmy Weinstein: batería
    Toni Miranda: guitarra
    Marko Lohikari: contrabajo
    Lilli Santon: voz

Chris Cheek 1

Cuando José Luis Luna me informa que viene Chris Cheek a Mallorca no me queda más remedio que decir la frase temida “pues no lo conozco”, a lo que rápidamente me contesta que es algo que debo remediar. Busco información y descubro una discografía repleta de excelentes formaciones con músicos como: Paul Motian, Ethan Iverson, Albert Sanz, Charlie Haden… Rápidamente me hago con unos discos del saxofonista, pero por falta de tiempo no puedo escuchar más que unos cuantos temas (que me dejan un espléndido sabor de boca) y a dos días del evento, Pachi Tapiz me comenta “igual es mejor ir sin más información y que te sorprenda”, y así lo hago. Tampoco es algo nuevo para mí, lo hice recientemente con Samuel Blaser al que tampoco conocía (los que conocéis su trabajo os podéis imaginar). Es algo que la gente debería hacer más a menudo. Dejar cualquier perversión foránea y desarrollar una opinión desnuda. Pero bueno, prosigo. En relación al resto de la formación, el baterista Jimmy Weinstein hace unos años que viene realizando el seminario Traveling School dentro de la programación del Festival Mallorca Jazz Sa Pobla, además, desde Tomajazz lo queremos reivindicar ya que creemos que no está lo suficientemente reconocido. Marko Lohikari, si, efectivamente, es el flamante contrabajista del trío de Marco Mezquida, y por cierto, hace unos años que vive en Mallorca por lo que es un lujo para la isla. Toni Miranda, es un magnífico guitarrista mallorquín. Una verdadera pena la insuficiente y casi nula escena jazzística como para que pueda desarrollar según qué proyectos. ¡Otra reivindicación! Si tenéis ocasión de verle, no lo dudéis. y Lilli Santon, que también forma parte de la Traveling School, integra su voz al conjunto como si fuera cualquier otro instrumento.

Jimmy Weinstein

Organiza el concierto el Centre Cultural Sa Congregació que también están detrás de la organización del Festival Mallorca Jazz Sa Pobla. Totalmente imprescindible cada verano. También hay que comentar que justo el día anterior, esta misma formación ofreció un concierto en Sa Societat de Calvià, que según me comentan, pretenden incorporarse al circuito de jazz en Mallorca. Esperemos que nos depare buenos conciertos en un futuro inmediato. Quedamos a la espera.

Lilli Santon

A las 19:45 empieza el concierto y lo que se escucha en el escenario es jazz sin aspavientos ni atropellos. Algo así como hacer honor a la palabra relax. Claro que hay momentos de más intensidad, pero entiendo el global del concierto como una expresión en calma. Los músicos se entienden a la perfección aunque no hayan trabajado antes con Chris Cheek (aparte de Jimmy Weinstein) y este, en plena concentración, entra en un trance profundo desgranando notas relajadas. Sus ojos cerrados miran al techo (atravesándolo) dejando entrever el color blanco. El quinteto interpreta versiones como “Mob Job” de Ornette Coleman, “Lawns” de Carla Bley o “Song For Che” de Charlie Haden. Y estas suenan perfectamente filtradas y con personalidad. Con amor incluso. “Her Melancholy Piano” es un tema que escribió Jimmy Weinstein dedicado a la pianista Mercedes Rossy. En una pausa explica que la conoció en sus años de estudio en la Berklee de Boston y que fue precisamente ella la que le presentó su futura esposa, también presente hoy en el grupo, Lilli Santon. Precioso tema. El concierto también sirve de plataforma para presentar ante el público algunos de los nuevos temas que Weinstein ha compuesto para su próximo álbum precisamente con Chris Cheek y Lilli Santon. Suenan “Pat and Danny Rhumba”, “Margherita” y “Mariana” (suite en dos movimientos) entre otros. Quedamos a la espera.

Toni Miranda

En relación a los músicos, el protagonismo más evidente recae en Toni Miranda y Chris Cheek, que realizan un trabajo pulcro y efectivo, gran sonido de guitarra de Miranda que tiene mucho que decir (y lo dice) y Chris Cheek, que dentro de una aparente timidez, toca lo que hay que tocar pero lo hace desde su interior, sus relajados soplidos llegan y se hacen notar. Se pueden sentir aquellas vibraciones que te confirman que tienes delante de tus ojos a uno de los grandes.

Marko Lohikari

El trabajo que realiza Jimmy Weinstein es de mención especial. Su manera de percutir la batería es muy inteligente, nunca cayendo en la evidencia ni tampoco en la pretenciosidad. Sus dos intervenciones en solitario demuestran su gran originalidad ante el instrumento. Igual que lo demuestra Lilli Santon con su voz. Se podría decir que es una extensión del sonido de saxo de Cheek, como si el sonido se transformara, o bien, como si los dos sonidos, voz y saxo, se conjuntaran en el aire. A parte de exponer las melodías, canta en dos temas y realiza algunas breves improvisaciones.

Chris Cheek 2

Finalmente Marko Lohikari realiza un trabajo contundente. Me gustaría poder ver o escuchar nuevamente el concierto para poder involucrar más mis sentidos en sus ideas y sus originales planteamientos a la hora de acompañar. También, que recuerde, realiza un único solo con un silencio absoluto en la sala. Precioso y elegante.

Cheek Weinstein

El aspecto negativo de la noche viene por la escasa gente que congrega este magnífico evento. Y si, nos podemos excusar en que justo el día anterior estuvieron en Calviá, y que según me confirman hubo una excelente entrada de público (unas ciento cuarenta personas) pero no me conformo. ¿De verdad a nadie más le interesa? Algo falla… Una oportunidad perdida para cualquier persona con un mínimo interés musical.

Texto  © Jesús Mateu Rosselló, 2014
Fotos © José Luis Luna Rocafort, 2014




Dorantes (XIVFestival Alcudia Jazz, Alcudia, Mallorca. 2014-09-13)

XIV Festival Alcudia Jazz

  • Lugar: Auditorio de Alcudia, Alcudia, Mallorca
  • Fecha: Sábado 13 de Septiembre de 2014. 22:00
  • Formación:
    David Peña Dorantes: Piano
    Francis Pose: Contrabajo
    Javier Ruibal: Batería y percusiones

 

David Dorantes

David Peña Dorantes. Pianista que tuvo la osadía de introducir el piano en el mundo del flamenco sin traicionar las raíces. Con mucho respeto por sus antepasados y por la música flamenca en sí (sin olvidar a pianistas como Arturo Pavón y Pepe Romero que también hicieron su aportación). Ya se sabe que en todos los estilos musicales muy definidos siempre hay los más puristas que no quieren que se cambie nada de su tradición y aunque puedo respetar su postura, no estoy para nada de acuerdo. La música debe evolucionar y no estancarse, perfecto si se quiere practicar algo concreto, y lo puedo disfrutar perfectamente, pero entiendo que tiene que haber una evolución, que podría ser perfectamente el simple hecho de añadir la personalidad propia al estilo concreto. No limitarse a reproducir al milímetro lo que ya existe. Entonces David Dorantes, después de tres discos en los que precisamente renueva y explora nuevos caminos para el flamenco, ha conseguido que hasta los más puristas aclamen su trabajo y esté actuando continuamente. Imagino que tiene sus detractores, pero bueno, ellos se lo pierden (en el caso de que existan). Acompañado del contrabajista Francis Pose y del baterista Javier Ruibal, que han grabado con Dorantes el disco Sin Muros (Universal Music Spain, 2012), recalan este mes de septiembre en el Festival Alcudia Jazz (Mallorca) en su XIV edición.

Empieza el concierto a piano solo y desde el primer segundo se confirma la elegancia que ya desprendía el mencionado disco Sin Muros. La breve introducción sirve para que se incorporen contrabajo y batería y se empiece a crear el ambiente que se mantendrá hasta el final. Y es que creo que es muy importante que en un directo, el músico o conjunto sepa crear la lógica del discurso, la coherencia en las ideas (que puede ir dentro de genial incoherencia, aunque no es el caso), el concepto en la transmisión… es decir, la creación de ambiente idónea para que el público entre y se deje llevar.

 Francis Pose

Y no estamos precisamente ante un concierto de corte clásico, es decir, no hay nada parecido a lo que se conoce como jazz a secas. Tampoco estamos ante un concierto de flamenco y mucho menos ante un concierto de música clásica. Por lo que pude ver e intuir, imagino que Dorantes cuando se presenta ante un festival de jazz, plantea el curso del concierto de manera lógica. Y no por esto olvida sus otras vertientes, es decir, durante todo el concierto se podía intuir perfectamente el flamenco que lleva dentro al igual que se podía intuir su formación clásica, pero lo que estábamos viendo era Jazz. ¿Y por qué estoy tan seguro? Porque lo que pude ver en el escenario, aparte de la exposición de magníficas composiciones, era pura improvisación y sobre todo, exploración (del sonido) de los instrumentos (sobre todo piano y batería), para que la música que salía de ellos tuviera el valor añadido de ser única e irrepetible. En algunos momentos, pensé que tal vez hubiera gente que podría quedarse un tanto extrañada ante las ideas que desarrollaba Dorantes, pero por los aplausos y sobre todo por el entusiasmo final vi que me equivocaba. Aunque ya lo escribí en otro artículo en otra ocasión, quiero repetir lo que me dijo un amigo que puede ser representativo. “No hagas algo fácil creyendo que el público es tonto… en este caso el tonto eres tú… si le das al público algo sincero, bien hecho y no te ríes de él, éste te va a corresponder”

 Javier Ruibal

En relación a los dos músicos que acompañan a Dorantes, Francis Pose es un contrabajista de calidad innegable y muy solicitado por excelentes músicos, para que se hagan una idea ha trabajado con Jorge Pardo, Perico Sambeat, Chano Domínguez, Pedro Iturralde, etc. etc. ¿Y que ofrece en el escenario? Pues lo que se pueden imaginar: sabiduría, profesionalidad, muy buena improvisación y mucha interactuación y complicidad con sus dos compañeros. Es un contrabajista de los de quitarse el sobrero y efectivamente así lo hizo saber. Y El joven Javier Ruibal (hijo del guitarrista del mismo nombre) Realiza un trabajo de percusión muy rico tanto en sonoridad como en técnica y buen hacer. Hace continuos cambios durante todo el concierto. Baquetas en ocasiones. Escobillas en otras. Incluso percute la batería (y como es evidente las percusiones) con las manos, dando una sonoridad muy diferente además de ser muy poco común. Como bien se puede leer en la web oficial de Dorantes: “Javi Ruibal, al que habrá que tener en consideración y dejar de llamarlo Junior, pues este joven de 29 años vuela libre, alto y sin necesidad de apellidos eméritos.”

 

En definitiva, una noche excelente. Y es que el título del último trabajo de Dorantes se hace muy evidente en todo el concierto. No hay muros que puedan parar a este gran pianista.

Texto: © Jesús Mateu Rosselló, 2014
Fotografías: © Miquel Àngel Daniel Veny, 2014