Marcin Wasilewski Trio y Joe Lovano: Arctic Riff (ECM Records. 2020) [Grabación de jazz]

Por Enrique Farelo.

Arctic Riff es una obra de atmósferas intimistas y ambientes poéticos integrada por once piezas que se manifiesta desde la inicial “Glimmer of Hope” donde la dupla Marcin Wasilewski, Joe Lovano conversa con voces de terciopelo. Es “Vashikar” donde encontramos a la compositora Carla Bley con una primera versión que es secundada por una toma alternativa. Marcin Wasilewski aporta sentimiento y sonido cristalino frente al fraseo entrecortado y seco de Joe  Lovano con sutil aportación de Slawomir Kurkiewicz al bajo y Michal Miskiewicz a la batería; algo que parece invertirse en la toma alternativa con la intervención Joe  Lovano al inicio y Marcin Wasilewski que termina diluyéndose en el silencio.

“On The Other Side” es la única aportación de Joe Lovano como compositor. En ella desarrolla toda una variedad de texturas para los cuatro integrantes enriqueciendo la mezcla con un  be-bop swingueante con el free-jazz.

Al margen de “Glimmer of Hope”, Marcin Wasilewski firma “Fading Sorrow”, “Lamour Fou” y “Old Hat” con la que se cierra el disco. La primera es una hermosa balada de finos matices que sirve de motivo de lucimiento al cuarteto y a Slawomir Kurkiewicz en particular y que tiene su continuidad en la bella y relajante “Old Hat”.

“Lamour Fou” es una pieza de enérgica intensidad interpretada a mayor velocidad tanto por el cuarteto como por los solistas que se van relevando en sus intervenciones. El fraseo de Marcin Wasilewski recuerda a Keith Jarrett cuyo relevo lo toma Joe  Lovano dando paso al redoble de tambores de Michal Miskiewicz que finaliza el grupo al unísono.

Cuatro temas completan Arctic Riff, desde la extensa “Cadenza” y las breves “Arco”, “Stray Cat Walk” y “A Glimpse”. Las improvisaciones ingeniadas corren a cargo de Marcin Wasilewski, Slawomir Kurkiewicz y Michal Miskiewicz con la colaboración instrumental de Joe Lovano.

En “Cadenza” un sutil Michal Miskiewicz en las escobillas y platos se disputa el protagonismo con Slawomir Kurkiewicz y su bajo constante y de fuerte pulsación, mientras que el dialogante saxo de Joe Lovano prolonga el piano solitario de Marcin Wasilewski en una pieza dividida en “dos movimientos”. Es en el segundo de ellos, donde Marcin Wasilewski muestra su lado más romántico y oscuro a la par que enigmático en compañía de un languideciente Joe Lovano.

“Arco” es un misterioso lamento, es un ejercicio fantasmal y contemporáneo que continúa con la balada cool “Stray Cat Walk”, tan breve como impactante.

“A Glimpse” es una miniatura cuya importancia radica en la compleja riqueza de matices instrumental.

© Enrique Farelo, 2020

Marcin Wasilewski Trio y Joe Lovano: Arctic Riff (ECM Records. 2020)

Marcin Wasilewski, piano; Slawomir Kurkiewicz, bajo; Michal Miskiewicz, batería más Joe Lovano saxofón tenor.

Grabado en agosto de 2019 en France’s Studio La Buissonne y producido por Manfred Eicher.




INSTANTZZ: Marcin Wasilewski Trío (3º Alternatilla Jazz in Mallorca. 2018-11-22) [Galería fotográfica]

Por José Luis Luna Rocafort.

    • Fecha: Jueves, 22 de noviembre de 2018. 20:00h.
    • Lugar: Teatre Principal. Palma de Mallorca
    • Festival: 3º Alternatilla Jazz in Mallorca
    • Grupo:
      Marcin Wasilewski Trío
      Marcin Wasilewski: piano
      Slawomir Kurkiewicz: contrabajo
      Michal Miskiewicz: batería

Tomajazz:  © José Luis Luna Rocafort, 2018




Eivissa Jazz 2017 (IV): Malstrom / Marcin Wasilewski Trio (2017 / 09 / 09 y 10) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 10 de septiembre de 2017, 20:00
  • Lugar: Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Malstrom
    Salim Javaid (saxo)
    Axel Zajac (guitarra)
    Jo Beyer (batería)
    Marcin Wasilewski Trio
    Marcin Wasilewski (piano)
    Slawomir Kurkiewicz (contrabajo)
    Michal Miskewicz (batería)

La última jornada del Festival comenzaba con una actividad paralela al programa oficial, un Taller de Jazz impartido por Francisco Blanco “Latino” en el Hotel Ibiza Playa, en la playa de Figueretes; al terminar, la quincena de músicos asistentes participó en una jam session.

 Esta actividad fue matinal, por la noche llegó la catástrofe en forma de lluvia. Las tormentas de final de verano en la costa mediterránea pueden ser tan breves como intensas y en ocasiones extremadamente violentas, así que hubo que tomar una dolorosa decisión: “Hay que suspender”. Pero queda un As en la manga, como propone la Técnico de Cultura del Ayuntamiento, Carmen Cardona. Como al día siguiente es domingo y no hay previsión de lluvia, la suspensión puede convertirse en aplazamiento: y ahora vienen unos de esos momentos que el público no ve cuando ocupa su localidad, minutos que se convierten en una eternidad, y teléfonos, tanto el de Carmen Cardona como el del concejal y organizador Pep Tur echando humo; primero hay que saber si los músicos tienen libre su agenda, si la respuesta es afirmativa, hay que reorganizar alojamientos y traslados; lo mismo para el presentador, José Miguel López y el técnico de Radio 3 que graba los conciertos, y también para Ferran Pereyra, de IB3 Ràdio, que lamentablemente no se pudo quedar; cabe la posibilidad de que esta crónica salga sin fotos – o algo peor, con las mías – si nuestro fotógrafo de cabecera tuviera que marchar, situación que por suerte no se dará. Ahora toca conseguir que todo el personal que hace que un concierto funcione también esté disponible; al final todo se resuelve y la lluvia ha cesado.

 

Con todo el mundo más relajado, convencemos a los componentes de Malstrom para que toquen en el local donde se realizan las jam post conciertos, ‘Sa Questió’. Los ganadores del Festival Getxo Jazz 2017 nos encantaron con su jazz hardcore, brutal; sorprende la guitarra de ocho cuerdas de Axel Zajac, una Strandberg construida en Suecia. En su despedida al finalizar, nos avisan: “Mañana no tocaremos lo mismo”. Por si acaso alguien se conforma con lo de hoy y no acude al concierto oficial. Son espabilados estos chicos.

El domingo amaneció radiante y por la tarde tuvimos una preciosa tarde de final de verano. Había ganas de volver a ver a Malstrom después del aperitivo de la noche anterior.

El Malstrom – o Maelstrom, entre otros nombres – es un gran remolino en el mar cercano a las Islas Lofoten, al norte de Noruega, conocido por un relato de Edgar Allan Poe y también es un tema emblemático del pianista Lennie Tristano: “Descent into the Maelstrom”. Les pregunté si su nombre era por este tema y me dijeron conocer al pianista pero que su nombre era directamente por el mítico remolino. Para que se produzca este fenómeno natural hacen falta dos corrientes que se encuentran, y en el caso del grupo una de las corrientes es el saxo afilado y cortante de Salim Javaid, y otra es la guitarra de Axel Zajac, mientras la batería de Jo Beyer se encarga de unir las dos corrientes y entre los tres forman ese vórtice que atrapa al oyente y no le deja escapar. También tienen momentos de tregua, cuando la guitarra se une a la batería como sección rítmica, y algún momento místico, cuando Salim pone horizontal el saxo y saca de él un sonido lo más parecido a una flauta; ello hace que tenga que poner rodilla en tierra para que la cazoleta llegue al micro, hasta que de repente, la guitarra vuelve a su lado más hardcore y se desatan todas las furias otra vez, pero no se trata solo de subir el volumen o directamente hacer ruido, hay una coherencia en su discurso y la misma belleza en su música que podemos encontrar en un remolino, una tormenta y otros fenómenos naturales.

Habíamos visto al trío de Marcin Wasilewski en 2006, formando parte del cuarteto de Tomasz Stanko, así que ahora teníamos la oportunidad de verles volando solos. La cosa no pintaba muy bien, con un Marcin con algo de fiebre y un piano que no le acabó de convencer cuando lo vio. Por suerte, la persuasión de Joachim Kühn y el buen hacer del afinador del festival, Antonio Pérez de Olaguer hicieron que estos inconvenientes se olvidaran al comenzar a tocar.

Gustó al público este trío, muy lírico y melódico, pero también rítmico cuando debían serlo; tocaron principalmente temas de su disco Spark of Life (ECM, 2014), temas propios como “Spark of Life”, “Sudovian Dance” o “Austin”, y también versiones sorprendentes de “Message in a Bottle”, de Sting, o “Actual Proof”, de Herbie Hancock. Genial el pianista y también sus acompañantes, Slawomir Kurkiewicz y Michal Miskewicz, ya fuera con el arco, las escobillas o en algún momento a dúo. Buen fin de Festival.

La música había terminado, pero todavía quedaba la última de las actividades complementarias, el 15 de septiembre se presentó el documental de Marco Torres Walker Ibiza Jazz The Experience, durante un año las cámaras han grabado todo el proceso creativo del proyecto de Abe Rábade ‘Eivissa Jazz Experience’ de 2016, culminando con ese único ensayo antes de tocar. En ese contexto cobran gran importancia los gestos y las miradas, y lo que el público ve al final puede diferir bastante de lo ensayado. Está previsto que la cinta se presente en varios festivales, tanto específicos de música o jazz, como de documentales en general.

Hasta aquí la XXIX edición de Eivissa Jazz, y puedo asegurar que ya están preparando la XXX edición. Será en septiembre. ¡Hasta el año que viene!

  Texto: Juan Antonio Serrano Cervantes, 2017
Fotografías: José Luis Luna Rocafort, 2017




Marcin Wasilewski Trio (Festival Internacional de Jazz de Madrid, Centro Cultural Conde Duque, Madrid. 2015-11-21)

Festival Internacional de Jazz de Madrid

  • Fecha: sábado 21 de Noviembre de 2015.
  • Lugar: Auditorio del Centro Cultural Conde Duque (Madrid).
  • Grupo: Marcin Wasilewski Trio Spark of life Tour 2015
    Marcin Wasilewski: piano, líder
    Slawomir Kurkiewicz: contrabajo
    Michal Miskiewicz: batería

Marcin Wasilewski Trio

Realmente no sé si el talento se adquiere o por el contrario viene de serie, lo cierto es que al concierto que pudimos asistir el pasado sábado 21 de noviembre entra dentro de la categoría de superlativo. Marcin Wasilewski es un pianista técnicamente muy dotado y no le van a la zaga sus partners. Por un lado el fino, sutil y elegante bajista Slawomir Kurkiewicz y por otro el batería Michal Miskiewicz tan contundente como el momento lo precise y tan delicado como fuese necesario.

Marcin Wasilewski

La casi totalidad de las composiciones de su último trabajo (“Spark Of Life”, “Sudovian Dance”, “Mesage In A Bottle”, “Largo”, “Austin”, “Actual Proof” y “Sleep Safe And Warm”) desfilaron con maestría entusiasta que encantó al numeroso público.  Spark of life es ese trabajo, publicado el pasado año en el afamado sello alemán de Manfred Eicher (ECM Records), al cual pertenece el también polaco Tomasz Stanko, de cuyo grupo han sido miembros, y han participado en algunos de sus discos como Lontan, Suspended Night o Soul of Things.

Slawomir Kurkiewicz

Marcin Wasilewski Trio fundamenta su estilo en el jazz europeo pero no olvida sus raíces americanas  ni el swing, acercándose con decisión al hard-bop cuando la ocasión así lo merece. Los pasajes poéticos, la originalidad, la imaginación y los cambios constantes dan una variedad cromática de enormes posibilidades estilísticas que hace que su música no caiga nunca ni en el desaliento ni en la monotonía. Composiciones estructuralmente brillantes cuyas modulaciones pasan de un extremo a otro sin cortes abruptos, con suavidad y naturalidad, y es que el trío funciona como un todo compacto donde no aparece la figura de un líder rutilante y egocéntrico. Cada miembro es importante en el engranaje no limitándose a destacar individualmente y siempre pensando grupalmente.

Michal Miskiewicz

Igualmente destacables las conversaciones o diálogos mantenidos entre Marcin Wasilewski y Michal Miskiewicz o entre aquél y Slawomir Kurkiewicz o entre todos.

“¡Qué bello!” se exclamó desde el público al término de la preciosa balada “Austin” (muy en la línea de Bill Evans), que supuso el momento más turbador, sensible y femenino de todo el concierto y que dio paso a un bis exigido por aclamación.

Texto y Fotografías: © Enrique Farelo, 2015




Marcin Wasilewski Trio w/Joakim Milder: Spark of Life (ECM, 2014)

 

marcin wasilewski trio joakim milder sparkl of lifeCon el conjunto de Wasilewski, en cuyo primer bautizo se hizo llamar “democráticamente” Simple Acoustic Trio, ocurre algo parecido como con el pianista noruego Tord Gustavsen: ambos siguen fieles a ECM y su obra no avanza creativamente. Es cierto que con el tiempo, ya lo anunciamos hace bastantes años en sendas entrevistas a los protagonistas, y el viento en popa que imprime esta escudería alemana, llegarían a lo más alto. Los dos siguen en primera línea del jazz europeo. En el caso de los polacos, además, por haber servido de andamio rejuvenecedor, entre finales de los 90 y finales de los 2000, a Tomasz Stanko, icono de la creación continental.

Había más conexiones entre estos dos músicos pertenecientes a una misma generación: orbitar en el universo Jarrett. Para uno, el polaco, por un gran trabajo de refinación y construcción armónica, para el otro, el noruego, por un lenguaje interiorizado en el blues y el folk de los 70 del célebre pianista de Pensilvania. También ambos tenían una predilección por las duraciones cortas, por el formato de canción pop, algo que textualmente ha sido leído, entrega tras entrega, por el repertorio de Wasilewski desde aquél primer trabajo de 2005 para ECM que incluyera la mejor de su lista de versiones: el “Hyperballad” de Björk.

Conjunto post advenimiento de Brad Mehldau, con un pie en la solvencia técnica académica y otro en un lengujae comunicativo, con el paso del tiempo el conjunto polaco manifiesta en sus discos para ECM un agotamiento de ideas que ya se intuía en January  (2008) y se percibía con claridad en Faithful (2011). Y eso pese a servir de eslabón inspirador a los trabajos “pop” de Manu Katché en este sello. No basta añadir a un discreto invitado al saxo para emular los conjuntos del percusionista francés. Ni tampoco incluir un “hit” de Sting, “Message in a Bottle”, y compensar el otro extremo estético, el patrio de Krzysztof Komeda/Stanko, al siguiente corte.

Innecesariamente largo, en exceso melifluo en sus figuras líricas, cayendo en tópicos propios y del sello que apelan a la sensibilidad ñoña, Spark of life, como producto en disco no tanto en directo, ofrece un diagnóstico urgente de cambio de ideas, de músicos o de producción.

© Jesús Gonzalo, 2014

Marcin Wasilewski Trio w/Joakim Milder: Spark of Life

Músicos: Marcin Wasilewski (piano), Slawomir Kurkiewicz (contrabajo), Michal Miskiewicz (batería), con Joakim Milder (saxo tenor)

Composiciones:  “Austin”, “Sudovian Dance”, “Spark of Life”, “Do Rycerzy, do Szlachty, do Mieszcan”, “Message in a Bottle”, “Sleep Safe and Warm”, “Three Reflections”, “Still”, “Actual Proof”, “Largo”, “Spark of Life” (variación).

Grabación: Lugano, Suiza, marzo de 2014. Publicado en 2014 por ECM Records