image_pdfimage_print

En el quinto capítulo de La Odisea de la Música Afroamericana Luis Escalante centra el programa en el blues. Como no podía ser de otra manera aparecen referencias a los minstrel shows (con sus protagonistas Jim Crow y Zip Coon), y también a la guerra civil norteamericana. También a su estructura de doce compases, al origen de su nombre en la expresión “to be blue” y en los duendecillos conocidos como “blue devils”, y a su referencia por los primeros cantantes de una música que siempre existió antes que ellos. Todo ello desembocó finalmente en el registro de “Crazy Blues”, el primer blues grabado en la historia por la cantante Mamie Smith, el 14 de febrero de 1920. Continúa leyendo