Cactus Truck: Seizures Palace (Not Two, 2015)

Cactus Truck_Seizures Palace_Not Two_2015Bien sea en los apenas veintidos segundos de “Difference and Repetition” o en los casi once minutos y medio de “Will to Power”, la música del trío Cactus Truck es una demostración de pura energía. Heredera del free que tiene en su base a Albert Ayler y Peter Brötzmann, Seizures Palace documenta el paso del trío por esos estudios de grabación, dentro de la gira que durante un par de meses los llevó por los USA, y que había quedado documentada en la grabación con un título tan explícito como Live In USA. A diferencia de este peculiar box set (consistente en un único CD elegantemente presentado), que recogía música proviniente de tres conciertos en los que participaron invitados de postín como Jeb Bishop y Roy Campbell, Seizures Palace muestra a Cactus Truck campando por sus fueros en el estudio, con el rodaje que les habían proporcionado los 36 conciertos previos a esta grabación. Al contrario de lo que se podría suponer, el cansancio no hizo mella en el trío, sino todo lo contrario. John Dikeman, en su fiereza desde el primer segundo, sigue la línea de Ayler y Brötzmann. Jasper Stadhouders se muestra sumamente versátil ya que a lo largo de los temas cambia entre el bajo y la guitarra. Pura electricidad, en la parte final de “Fetzer” da toda una demostración del buen empaste entre el noise, el free y la improvisación libre. El baterista Onno Govaert es el cemento que empasta una propuesta en la que los músicos están bien atentos a establecer un diálogo abierto a las ideas que van proponiendo sus compañeros. En “Fuck you Nash” demuestra que su trabajo no sólo se puede apreciar en compañía, sino también en solitario. Cactus Truck es, por su planteamiento y resultados, una propuesta de directo, aunque por fortuna sus grabaciones son capaces de transmitir y contagiar al oyente la energía de sus conciertos.

© Pachi Tapiz, 2015

Cactus Truck: Seizures Palace

Cactus Truck: John Dikeman (saxos alto y tenor), Jasper Stadhouders (guitarra y bajo), Onno Govaert (batería)

“”, “Will to Power”, “Drones”, “Fetzer”, “Difference and Repetition”, “Fuck you Nash”, “One for Roy”, “Fourth Wind”, “*”
Todos los temas por John Dikeman, Jasper Stadhouders, Onno Govaert

Grabado en Seizures Palace, Brooklyn, Nueva York, el 12 de diciembre de 2012. Publicado en 2015 por Not Two.




Tomajazz Recomienda… un CD: Live at the Vision Festival (Jemeel Moondoc Tentet, 2003)

Jemeel Moondoc Tentet Jus Grew Orchestra Live At The Vision FestivalNueva York. 1 de junio de 2001. Sexta edición del Vision Festival. Jemeel Moondoc al frente de la reencarnación de la Jus Grew Orchestra. En esta ocasión esta formación que no pudo llegar a grabar en su momento, en plena efervescencia de la neoyorkina escena de los loft, es un tenteto. Allí están músicos como el trompetista Roy Campbell, el trombonista Steve Swell, el guitarrista Bern Nix o el baterista Gerald Cleaver. El repertorio publicado en la grabación de Ayler Records (con la habitual pintura de Åke Bjurhamn  ilustrando su portada) está compuesto por cuatro temas. Los tres primeros (“Opulent Continuum”, el blues “The Blue Dog – Blues for Earl Cross” y “Variation of a Riff”) son piezas directas en las que la orquesta sirve de magnífico soporte para las correspondientes rondas de solos. El último, “Cosmic Tabernacle”, con un aire espiritual coltraneano, entra en los terrenos de las conducciones con la música expuesta sucesivamente por distintas agrupaciones del grupo. Cuarenta y cinco minutos y unos pocos segundos con lo que uno acostumbra a esperar de un buen concierto de jazz: buenas composiciones, buenos solos, música que fluye, los pies que no paran.

© Adolphus van Tenzing, 2013

Jemeel Moondoc Tentet Jus Grew Orchestra: Live At The Vision Festival (Ayler Records, 2003)




Cactus Truck: Live In Usa (Tractata Records / eh?, 2013)

Cactus Truck. Live In Usa (2013)

Cactus Truck. Live In Usa (2013)

Cactus Truck. Live In Usa (2013)

Live In Usa es uno de los box set (según indica el grupo en las notas de la grabación) más peculiares con que uno se pueda encontrar. Presentado en ese formato, incluye únicamente un CD que recoge (casi) en su totalidad tres conciertos de la gira que el trío holandés Cactus Truck realizó en otoño de 2012 por los Estados Unidos. De los casi 40 conciertos que dieron en mes y medio se publican tres con tres formaciones diferentes. En el primero de ellos el trío aumentó a formación de cuarteto con la incorporación del trombonista Jeb Bishop (integrante de varias de las formaciones de los Vandermark 5), mientras que en el último concierto de la gira -que tuvo lugar en Nueva York-, también en cuarteto, el miembro adicional fue el trompetista Roy Campbell.

John Dikeman (saxo), Jasper Stadhouders (guitarra y guitarra baja) y Ono Govaert (batería) no varían su propuesta en demasía con lo que ya habían grabado en Brand New For China! (Public Eyesore, 2012). Insisten en estos tres conciertos en su aspecto free jazzístico a partir del cual desarrollan una música a un altísimo nivel de energía desde la primera nota hasta la última.

Toda una experiencia en directo, de los tres conciertos el más interesante -posiblemente debido al engrase conseguido tras girar intensamente- es el que dieron junto a Roy Campbell. En la extensa “Ninja” (21 minutos) tras los correspondientes “solos” (que no son tales ya que tanto el baterista como el guitarrista son una incansable sección rítmica) se produce una fase de intercambios entre Dikeman y Campbell, al que siguen unos pasajes en los que ambos sopladores exploran (sin la intensidad abstracta que se produce en la improvisación libre) las posibilidades de su instrumento.

© Pachi Tapiz, 2013

Cactus Truck: Live In Usa (Tractata Records / eh?, 2013) ***** Más información en CactusTruck.com




Tribute to Albert Ayler: Live At the Dynamo (Marge, 2009)

Tribute to albert aylerEl 21 de noviembre de 2008 Joe McPhee, Roy Campbell, William Parker y Warren Smith grababan en directo bajo el nombre Tribute a Albert Ayler. Influidos todos ellos por el saxofonista, en su concierto revivían algunos de los himnos del saxofonista: “Truth Is Marching In”, “Universal Indians”, “Music Is the Healing Force of the Universe”, “Vibrations”. Junto a ellos interpretaban temas de su hermano Donald Ayler (“Prophet John”), Don Cherry (“DC”) y Miriam Makeba (“Muntu”), así como la improvisacción “Obama Victory Shoutout” (“Yes We Did” cantaban los cuatro cual coro gospel antes de comenzar con un emocionante “Truth Is Marching In”) dedicada a la elección unos días antes de Barak Obama como presidente de los Estados Unidos.
Energéticos y directos, los cuatro músicos se explayaban en unos largos temas (los tres primeros, más de media hora de música, suenan sin solución de continuidad) en los que había espacio para unos solos magníficos y unas interacciones de primer nivel: al fin y al cabo estamos hablando de primeras figuras del jazz actual. Joe McPhee y Roy Campbell, que son quienes disfrutaron de mayor espacio para los solos, aparecen especialmente brillantes, mientras que William Parker y Warren Smith si bien también tuvieron lugar para su lucimiento individual, bordaron la nada fácil tarea de lograr mantener el ritmo.
Resulta un placer enorme escuchar la forma en la que recrean las melodías contagiosas de “Truth Is Marching In”, “Universal Indians”, “DC” y “Muntu” (de -y en homenaje a- Miriam Makeba, una pequeña sorpresa en un repertorio claramente ayleriano), así como la manera más abierta en que abordan “Music Is the Healing Force of the Universe” y “Vibrations”, o las reminiscencias hacia la herencia de sus ancestros de “Obama Victory Shoutout”

© Pachi Tapiz, 2012

Tribute to Albert Ayler: Live At the Dynamo ***** 

Joe McPhee (saxo tenor, trompeta de bolsillo, voz), Roy Campbell (trompeta, trompeta de bolsillo, flauta de bambú, voz, grabadora), William Parker (contrabajo, voz), Warren Smith (batería, percusión, voz)

“Music Is the Healing Force of the Universe” (Albert Ayler), “Muntu” (Miriam Makeba), “Obama Victory Shoutout” (Campbell, McPhee, Parker, Smith) / “Truth Is Marching In” (Albert Ayler), “DC” (Don Cherry) / “Vibrations” (Albert Ayler), “Prophet John” (Donald Ayler), “Universal Indians” (Albert Ayler)

Grabado el 21 de noviembre de 2008 en directo en La Dynamo, Pantin, Francia. Publicado en 2009 por Disques Futura et Marge. MARGE 45. futuramarge.free.fr




Stone Quartet: Live at Vision Festival (Ayler Records, 2012)

stone quartetEl Stone Quartet sólo se puede calificar como super grupo, ya que sus integrantes son cuatro primeras figuras, a saber: la pianista Marilyn Crispell, la contrabajista Joëlle Léandre, el violista Mat Maneri y finalmente el trompetista Roy Campbell. En los poco más de cuarenta minutos que duran sus dos improvisaciones en la edición de 2010 del Vision Festival neoyorkino los cuatro artistas desarrollan su música interactuando de tal modo que a lo largo de la grabación se escuchan todas las posibles formaciones que se pueden generar a partir de un cuarteto, incluyendo los distintos solos, dúos y tríos. En el primero de los temas, de 32 minutos, el liderazgo va pasando de unos músicos a otros continuamente. Este se inicia con un dúo con el contrabajo y la viola, y tras la intervención de los cuatro músicos son el trompetista y la pianista quienes protagonizan un nuevo dúo. A partir de allí surgen, evolucionan y desaparecen todas las posibles asociaciones, en las que los músicos desarrollan y van pasándose el testigo de una música que es en general tranquila, a pesar de algún aumento puntual de la intensidad. Hay pocas sorpresas en cuanto a las participaciones individuales. A Crispell se la escucha desgranar sus habituales casacadas líricas de notas. Léandre muestra su intensidad habitual, y como no podría ser de otro modo, se la escucha puntualmente cantar mientras improvisa. Roy Campbell hace uso de su tono pausado y también de sus líneas largas y agudas, mientras que Mat Maneri es plenamente reconocible. La segunda improvisación tiene una estructura muy diferente de la primera. Roy Campbell, que la inicia en solitario, es su espina dorsal, quien de algún modo lleva la voz cantante. A lo largo de los poco menos de diez minutos los cuatro músicos van creando una música llena de una calma nerviosa.

© Pachi Tapiz, 2012

Stone Quartet: Live at Vision Festival
Joëlle Léandre (contrabajo), Roy Campbell (trompeta y flauta), Marilyn Crispell (piano), Mat Maneri (viola)

“Vision One” 32:20, “Vision Two” 9:20
Todos los temas improvisados por Joëlle Léandre, Roy Campbell, Marilyn Crispell y Mat Maneri

Grabado el 28 de junio de 2010 en Vision Festival, Abrons Arts Center, Nueva York, Estados Unidos. Publicado en 2012 por Ayler Records. aylCD-124 www.ayler.com




Marc Ribot’s Spiritual Unity (XXV Festival de Jazz San Juan Evangelista “La libertad y la improvisación en el jazz moderno”. 2006-11-06) [Conciertos]

Por Arturo MoraSergio Cabanillas

Marc Ribot’s Spiritual Unity
XXV Festival de Jazz San Juan Evangelista “La libertad y la improvisación en el jazz moderno”

  • Fecha: 5 de noviembre de 2006.
  • Lugar: Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista
  • Grupo:
    Marc Ribot’s Spiritual Unity
    Marc Ribot: guitarra eléctrica.
    Roy Campbell: trompeta, fiscorno, trompeta de bolsillo (“pocket trumpet”) y percusión.
    Henry Grimes: contrabajo.
    Chad Taylor: batería.

Comentario: Muchas veces los programadores de festivales y clubes pecan de comedidos. Creyendo esgrimir argumentos simples (simplistas, en realidad) según los cuales hay una relación directa entre la dulzura de la música y el número de asistentes a la sala, edulcoran las programaciones hasta límites insospechados.  Eso no es, por fortuna, problema en el Johnny, como se ha demostrado en ocasiones anteriores.  Esta vez la recompensa ha consistido en una grada casi abarrotada para ver un homenaje al icono del free jazz Albert Ayler.  Casi nada.

El honor correspondía a Marc Ribot y su Unidad Espiritual (“Spiritual Unity”), cuarteto que cuenta con la presencia de Henry Grimes, ni más ni menos que contrabajista del propio Albert Ayler.  La propuesta garantizaba sinceridad y vitalidad a partes iguales, y así fue.  Enzarzados en una interpretación inicial de más de media hora, los músicos mezclaban majestuosidad con melancolía en los pasajes lentos, gracias a la estridencia con que Ribot arrancaba notas de su guitarra, a la poco ortodoxa técnica de arco alemán de Grimes y al dramatismo derivado de las frases de Roy Campbell.  Los momentos rápidos eran más fácilmente identificables con el concepto de free jazz de Ornette Coleman, pero el sonido Ayler surgía especialmente en los aparentemente desorganizados fragmentos de fanfarria, definidos por el contraste entre misticismo y festividad.

Chad Taylor era el batería perfecto para la ocasión, atribuyéndose la difícil labor de dar cohesión a los discursos de sus compañeros, para lo que hizo uso de numerosos elementos percusivos con los que subrayar los pasajes más intimistas.  En momentos más ruidosos llegó a apoyarse en ritmos de rock, aunque nunca recurrió al artificio.  Ribot a veces improvisaba en el mismo contexto que su sección rítmica, en otras ocasiones doblaba o subdividía el tiempo creando dos niveles distintos, o bien se atrevía directamente con motivos polirrítmicos.   Siempre sentado, el de Nueva Jersey utilizó tanto el sonido limpio de sus cuerdas como la distorsión, ayudándose de los acoples de su amplificador y hasta de un e-bow con el que obtenía timbres chillones que acentuaban la intensidad de sus intervenciones.  Roy Campbell, en un papel completamente distinto, buscaba constantemente la línea melódica imposible, dejándose llevar por sus compañeros y añadiendo tensiones al conjunto, mientras Henry Grimes alternaba arco y pizzicato en sus frenéticos acompañamientos, demostrando una intuición fuera de serie.  Era curioso escuchar a los cuatro músicos entregados al mismo proyecto artístico, si bien representando cuatro roles diferentes directamente asociados a sus cuatro personalidades musicales.

El espíritu de Albert Ayler parecía apropiarse del escenario del Johnny por momentos.  Campbell aportaba misterio al fiscorno, especialmente en un devaneo casi sin acompañamiento donde utilizó referencias melódicas de tintes flamencos.  Con su pequeña trompeta de bolsillo, el californiano evocó sonoridades lejanas, como de otro mundo, sustentado en un acompañamiento de timbres étnicos.  Ribot extraía música de su guitarra sin importarle la legitimidad de la técnica utilizada, y cuando el concierto comenzaba a resultar demasiado denso, llegó a su fin.   El bis de rigor y la despedida de los cuatro jazzmen engalanada por los aplausos del respetable. Buena tarde para amantes del jazz, la música y la expresión artística en general. Y lo mejor de todo: aún quedan otros tres conciertos en este XXV Festival del San Juan Evangelista.