Bird: un intento de aproximación sonora a Charlie Parker. Por Pachi Tapiz [Artículo de jazz]

Por Pachi Tapiz.

Además del repaso a su biografía, magnífico el artículo de Jan Tilkut publicado en Tomajazz el día del centenario del nacimiento de Charlie Parker, la escucha del legado de Bird es esencial para entender la importancia de este músico en la historia y el desarrollo del jazz. Excusatio non petita…, va en este breve artículo un intento de aproximación sonora a este genio de la música, con una propuesta que en 2020 sigue de plena actualidad y que no ha perdido un ápice de su energía inicial.

Recopilatorios: Charlie Parker en breve… o no tanto

A quien quiera iniciarse en la discografía de Charlie Parker se le pueden recomendar múltiples recopilatorios. Uno de ellos, Bird of Paradise (Le Chant Du Monde, 2005. 2CD) es un doble CD que sirve para tener una idea de la trayectoria de este saxofonista y compositor. Abarcando desde 1941 hasta 1954, además de los temas históricos que grabó como líder o co-líder, incluye piezas imprescindibles en combos liderados por Dizzy Gillespie o Charlie Parker, así como temas grabados con la Orquesta de Jay McShann, con Nat King Cole. Incluye algunas piezas de sus controvertidas sesiones con cuerdas, y temas en directo que registraron su paso por el Jazz At The Philharmonic de Norman Granz.

Rétrospective 1940-1953 (Saga, 2005. 3CD) retoma el mismo planteamiento que Bird of Paradise. La novedad es un tercer CD en el que se incluyen grabaciones en la radio y en directo, que aportan razones adicionales a la grandeza de este coloso del saxo alto. Un elemento que hace especialmente recomendable este recopilatorio es el extenso libreto de casi 90 páginas, que argumenta (en inglés y francés) los elementos musicales e históricos  que ayudan a entender y poner en contexto la importancia de cada tema. Tal es así, que incluye como pieza separada (la titulan “The Famous Alto Break”), el solo en “A Night In Tunisia”, que equiparan en importancia al inicio del histórico “West End Blues” de Louis Armstrong.

Otro recopilatorio más que recomendable, pero limitado a cuatro años, es Charlie Parker: The Essential Charlie Parker (Union Square Music, 2004. 2CD), con grabaciones entre 1945 y 1948, “de su periodo más creativo y estable”, según comentaba Fernando Ortiz de Urbina en “1943-1959: entre el Bop y el Free – La Edad de Oro. Especial 25 Discos de Jazz: una Guía Esencial” acerca de esta obra.

Una vez iniciado en su música, y antes de entrar en la fase de las “grabaciones completas en…”, una buena alternativa es la caja de siete CD The Bebop Revolution. The Complete Studio BeBop Master Takes 1944-1954 (Le Chant Du Monde, 2008. 6CD). Allí está la música grabada por las formaciones lideradas por Charlie Parker, Dizzy Gillespie y Miles Davis que sentaron y desarrollaron la esencia del bebop, así como las sesiones a nombre de Tiny Grimes, Red Norvo, Sir Charles Thompson y Slim Gaillard que entre 1944 y 1945 sirvieron para mostrar por primera vez la genialidad de esta nueva manera de afrontar la creación jazzística.

Grabaciones completas: el festín sonoro de Charlie Parker

El paso final que todos los fans de Charlie Parker hemos dado, es darnos un atracón de su música recurriendo a las grabaciones completas de su paso por los sellos que registraron su genio creativo.

El sello Definitive Records publicó un total de ocho CD (en varios formatos, uno de ellos con dos cajas de cuatro CD cada una), con las grabaciones completas en los sellos Savoy y Dial, las discográficas en las que Charlie Parker dejó constancia de su genio en el inicio de su carrera. Como corresponde a tal iniciativa discográfica, se incluyen las tomas alternativas, inicios falsos y tomas incompletas que resultan imprescindibles para los fans irredentos o estudiosos del tema, pero que en algún momento (especialmente cuando el grupo no estaba en pena forma y le costaba dar con la tecla para lograr una toma satisfactoria del tema), puede resultar un tanto exasperante.

Otro tanto se puede decir de la caja de diez CD The Complete Charlie Parker On Verve. Además de las grabaciones en estudio, incluyendo las controvertidas sesiones con cuerdas, la diferencia con las cajas de Savoy y Dial es que se incluyen las impagables participaciones de Bird en directo en el espectáculo Jazz At The Philharmonic del empresario Norman Granz. En este show itinerante, de gran éxito entre el público, se podía escuchar a las grandes figuras del jazz de la época. Es por ello que se puede gozar de Bird en plena forma junto con algunos gigantes del jazz (la caja comienza con un “Sweet Georgia Brown” de nueve minutos reflejando el ambiente de una jam session bien caliente), y de todo ello surgen unos cuantos momentos históricos con la genialidad imbatible de este portento del saxo alto.

© Pachi Tapiz,2020




365 razones para amar el jazz: una grabación. Jazz Mood (Yusef Lateef) [191]

Una grabación. Yusef LateefJazz Mood (Savoy, 1957)

Seleccionado por Pachi Tapiz




HDO 281. Una hora con… Yusef Lateef (I) [Podcast]

HDO 281 es la primera entrega de la serie de programas Una hora con… Comenzamos con Yusef Lateef (1920 – 2013) y tres obras grabadas en el año 1957: Jazz Mood (Savoy, 1957), Before Dawn: The Music of Yusef Lateef (Verve, 1958), y Jazz for the Thinker (Savoy, 1957).

Los compañeros a lo largo de estas grabaciones son, además de Yusef LateefCurtis FullerHugh Lawson, Ernie Farrow, Louis Hayes, Doug Watkins (que participa en Jazz Mood , y Jazz for the Thinker).

Tomajazz: © Pachi Tapiz, 2017

HDO es un podcast editado, presentado y producido por Pachi Tapiz.




Lugares míticos en la historia del jazz (I): Savoy Ballroom – Cotton Club. La Odisea de la Música Afroamericana (049) [Podcast]

La Odisea de la Música Afroamericana es un programa de radio dirigido, presentado y producido por Luis Escalante Ozalla, autor del libro Y se hace música al andar con swing.

La entrega número 49 de La Odisea de la Música Afroamericana realiza un recorrido por un local mítico en la historia del jazz. El neoyorkino Savoy Ballroom abrió sus puertas en el año 1926 en pleno Harlem. Fue testigo de la actuación de grandes bandas como las de Chick Webb o Jay McShann, y de míticas batallas de orquestas. En este local es en donde surgió el Lindy Hop, uno de los estilos de baile por antonomasia en el Swing. En el programa también se comienza el repaso de la historia de otro local mítico, el Cotton Club. En torno a estos locales, estilos de baile y mitos, suenan grabaciones de Stan Kenton (no podía faltar una versión de “Stomping At The Savoy”), Jay McShann, Chick Webb, The New Orleans Band, Duke Ellington, Teddy Wilson, Annie Ross, Diana Krall y Cab Calloway. Lee Ritenour y Nancy Wilson son quienes cierran y abren (respectivamente) el programa.

 

Original Caption: 1952. Savoy Ballroom, Harlem Landmark---A group of Afro-American people at the Savoy Ballroom, excited after night of dancing.

Savoy Ballroom 1952.

En el capítulo 48 suenan:

  • “Till There With You” Nancy Kelly
  • “Stomping At The Savoy” Stan Kenton
  • “Sepian Bounce” Jay Mcshann
  • “Lisa” Chick Webb
  • “Charleston” The New Orleans Band
  • “Battle Of Swing” Duke Ellington
  • “Don´t Be That Way” Teddy Wilson
  • “Between The Devil And The Deep Blue Sea” Annie Ross
  • “I´ve Got The World On A String” Diana Krall
  • “Minnie The Moocher” Cab Calloway
  • “Drinking Water” Lee Ritenour

Luis Escalante_Y se hace musica al andar... con swing

comprar en amazon




Tomajazz recomienda… un tema: “Someone to Watch Over Me” (Donald Byrd, 1955)

album-33182Es difícil interpretar un standard de George Gershwin sin que suene a gloria, máxime si se trata de una balada tan intensa y emocionante como “Someone to Watch Over Me”. En cualquier caso Donald Byrd lleva al oyente al Paraíso con su interpretación del clásico en su Byrd’ Word. Su solo se funde con la melodía sin establecer límites definidos, y Frank Foster continúa la magia al mismo nivel sobre una sección rítmica paciente y reposada (qué buen trabajo de Hank Jones creando a modo de nube un colchón armónico constante pero discreto). La reverberación del estudio y la separación entre los instrumentos de viento y el micrófono aportan al sonido del quinteto un timbre a la vez cercano y etéreo. Para no caer en lo gratuitamente meloso el metal da paso a la cuerda y la madera. Paul Chambers y Hank Jones improvisan y preparan la despedida. Palabra de Gershwin. Palabra de Byrd.

© Adolphus van Tenzing, 2014

Donald Byrd – Byrd’s Word (Savoy 12032)




Tomajazz recomienda… un tema: “We Love To Boogie” (Dizzy Gillespie, 1951)

 

Dizzy Gillespie / Milt Jackson / Joe Carroll - School Days

Dizzy Gillespie / Milt Jackson / Joe Carroll – School Days

No, no es el tema en el que se basó Marc Bolan para su bailable hit de 1977 incluido en “Dandy In The Underworld“, sino una canción de autor desconocido que Dizzy Gillespie grabó para Savoy en marzo de 1951.

La pieza cerraba el disco “School Days“, en el que el trompetista compartía cabecera con Milt Jackson y el vocalista Joe Carroll, aunque sólo Gillespie está presente en todos los temas del álbum.

El disco está repleto de músicos estelares de la época, pero en “We Love To Boogie” la formación es, ni más ni menos: Gillespie, Jackson (al piano), Kenny Burrell, Percy Heath, Kansas Fields, el vocalista Freddy Strong y un joven saxofonista, que ya llevaba un tiempo en la orquesta de Gillespie, llamado John Coltrane.

“We Love To Boogie” contiene el primer solo grabado de este saxofonista. Al saxo alto, por cierto.