image_pdfimage_print

Festival Internacional de Jazz de Madrid

  • Fecha: sábado, 26 de noviembre de 2016
  • Lugar: Auditorio del Centro Cultural Conde Duque (Madrid).
  • Formación:
    Giulia Valle Trío
    Marco Mezquida: piano
    Giulia Valle: contrabajo
    David Xirgu: batería

trio

Giulia Valle es una contrabajista con un bagaje, tanto a nivel instrumental como compositivo, muy importante. Al frente de sus grupos -en quinteto u octeto-, sus actuaciones y sus discos nos muestran una persona con las ideas muy claras, con inquietudes, dispuesta a explorar y siempre con renovadas propuestas. Y siendo fiel a esta trayectoria, Giulia Valle ha formado un trío muy interesante y digno de tener en cuenta. De entrada, se ha rodeado de dos de los mejores rítmicos del país, Marco Mezquida y David Xirgu. Juntos se han estrenado con una grabación realizada en directo en San Francisco, después de haberse rodado nada menos que en el Blue Note de Nueva York y en importantes clubes canadienses. Casi nada para estos músicos que han visto así reconocida su calidad en dos países donde el jazz forma parte de sus señas de identidad.

guilia-valle-i

El trabajo que realiza esta “cataliana” (como ella misma se define, ya que nació en Italia y llegó con cinco años a Barcelona), es encomiable. Su modo de entender el jazz como catalizador para que fluyan los sentimientos y las emociones lo pudimos percibir de primera mano en el Auditorio del Centro Cultural Conde Duque. En contraste con los grupos más numerosos, el acústico del Giulia Valle Trío posibilita una mejor intercomunicación entre los músicos y los libera en cierta forma para gozar de una mayor libertad creativa, presente a lo largo del concierto.

marco-mezquida

El recital pivotó en su totalidad sobre los ocho temas que componen Live in San Francisco. Abriendo con “Opening”, una pieza de corte melódico en la que el contrabajo marca mucho la ruta a seguir, mientras, por su lado, el piano y la batería también van intensificando sus sonidos. Marco Mezquida apuesta por esa rapidez en los fraseos que le caracteriza. El tema va adquiriendo cada vez más fuerza y se introduce por unos cauces sumamente modernos. David Xirgu, en la batería, sabe estar a la altura, no se muestra nada estridente y no abusa de la contundencia. En la siguiente, “Reguetown”, entramos en ritmos más emocionantes con el contrabajo marcando diversos riffs, que acompañan a la perfección los otros dos componentes. Se mezclan los sonidos de ciertos aires caribeños, para lo cual el pianista y el batería aguantan hasta el final el endiablado ritmo que les marca el contrabajo. “Llueve” se inicia muy suave, más lírica e introspectiva, y destaca por un solo improvisado de contrabajo brillante.

david-xirgu

En “Break a Loop 2.0” se produce un giro mucho más rítmico al concierto. Para “Capitan Courage” (dedicada al hijo de unos amigos de Giulia) el ritmo pausado del trío, enlaza de pronto con un marcado cambio de intensidad en un break del contrabajo hacia trayectos más asonantes y con improvisaciones más complejas. Marco Mezquida demuestra aquí que es un pianista que atesora mucha clase, con un estilo definido que, unido, a la experiencia de David Xirgu, configuran una rítmica muy potente.

Ya en la recta final del concierto, el trío acomete “Chacarera Búlgara”, que comienza con unos ritmos festivos y el trío sonando muy compacto. Hay como una decantación a sonidos muy mediterráneos, con cambios de registros originales. La aportación compositiva de Marco Mezquida se nota en “Joya”, una pieza baladística con una bonita melodía en honor de su hijo, donde muestra sus grandes dotes para el blues. La última pieza, “Lucy-Lú” desprende un cierto aroma groove y marchoso, abierto a unas mayores labores de improvisación.

guilia-valle-ii

Intensa, impredecible y cautivadora, los calificativos son pocos para definir la música que ofrece este extraordinario trío, al frente del cual está una gran contrabajista.

Texto: © Carlos Lara, 2016
Fotografías: © Enrique Farelo, 2016