Tomajazz recomienda… un músico: Jan Johansson

Jan Johansson en 1965. Fotografía por Lennart Håwi

Jan Johansson en 1965. Fotografía por Lennart Håwi

Tirando del hilo se llega al origen. La excelente generación actual de músicos europeos, especialmente escandinavos, especialmente pianistas, no surgió de la nada. Hay precedentes de peso, y entre ellos destaca la reconocida figura de Jan Johansson. Pianista, cómo no, sueco, cómo no, en sus composiciones e interpretaciones se escuchan ecos clásicos y folclóricos mezclados en un caldero jazzístico. En los años sesenta ya utilizaba recursos hoy en día habituales, como la gestión del espacio, las melodías modales o el tiempo doblado (incluso cuadriplicado) en el ride de la batería. Ante una pieza de este pianista, en un blindfold test cualquiera creería estar escuchando a Bobo Stenson, Jan Lundgren o Esbjörn Svensson. Parece que este último fue el genuino heredero del Santo Grial sueco tanto en lo musical como en lo trágico: Svensson murió en un accidente de submarinismo con 44 años, Johansson en un accidente automovilístico con 37.

Texto: © Adolphus van Tenzing, 2014
Fotografía:  Lennart Håwi, 1965
(http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Jan_Johansson_Hawi.jpg)




Tomajazz recomienda… una cantante: Ethel Ennis

ETHEL-ENNIS-The-Complete-1955-1958

Ethel Ennis. The Complete 1955-1958

La cantante Ethel Ennis es una de esas figuras en la que no c0inciden la calidad artística con el reconocimiento y proyección de su carrera. Nacida en 1932, tras grabar algunos temas para Atlantic, en 1955 publicaba su primer disco (Ethel Ennis Sings Lullaby For Losers) acompañada por el pianista Hank Jones, el baterista Kenny Clarke, el guitarrista Eddie Biggs y el contrabajista Abie Baker. Escuchando su magnífica vocalización y la comodidad con que se movía por los medios tiempos y las baladas, no resulta extraño que pocos meses después grabase para Capitol los discos Change Of Scenary (con una magistral versión de “I Cried For You” en la que en diversas fases cantaba acompañada únicamente por el piano, para posteriormente cambiar de registro y mostrar su swing apoyada por una orquesta), y Have You Forgotten? En 1958, año de grabación de este último disco, el mismísimo Benny Goodman la reclutó, llegando a actuar en la Exposición Universal de Bruselas de ese mismo año. Todo este material se encuentra recogido en The Complete 1955-1958 de la colección de CD dobles que Le Chant Du Monde está dedicando a distintas cantantes.

Tras este refulgente inicio queda la figura de una cantante que mereció los elogios de los mismísimos Frank Sinatra y Billie Holiday. Su carrera, si bien es cierto que se ha mantenido a lo largo del tiempo con conciertos, presenta una discografía más bien escasa. Con buen tino, en 1984 Sallie Kravetz publicaba el libro titulado Ethel Ennis: The Reluctant Jazz Star, An Illustrated Biography (Hughes Enterprises).




Tomajazz Recomienda… Don Cherry en Blue Note (1965 / 1966)

Don Cherry. Symphony for Improvisers. Blue Note (1965)

Don Cherry. Symphony for Improvisers. Blue Note (1965)

El paso de Don Cherry por Blue Note se resume en tres obras: Complete Communion de 1965, junto a Symphony For Improvisers y Where Is Brooklyn? de 1966. En estas obras, que se encuentran entre las primeras editadas a su nombre, Don Cherry da su visión particular del free, un estilo que todavía estaba en un estado relativamente incipiente. Habían pasado ya unos pocos años desde que Ornette le diese nombre con el disco homónimo, y para Don Cherry era un estilo sin demasiadas restricciones ni modelos a imitar, o quizás más bien la forma en la que incluir esas referencias ajenas al jazz tan presentes a lo largo de toda su obra en grupos como CODONA.

El resultado de esta falta de prejuicios es un puñado de composiciones repletas de unas fantásticas melodías, que tomaban la forma de largas suites, algo que de alguna manera estaba en auge en la época, puesto que sólo hay que pensar en grabaciones como el ya mencionado Free Jazz o el mítico Ascension de John Coltrane. De ese modo, Complete Communion y Symphony For Improvisers contenían cuatro suites en total, entre las que estaban las magníficas “Elephantasy”, “Complete Communion” y “Symphony For Improvisers”. En cuanto a Where Is Brooklyn?, incluía piezas más cortas, pero igualmente atractivas, entre las que estaban esa joya que es el tema “The Thing”. Pero no nos desviemos, ese es otro grupo, esa es otra historia.

Disponible individualmente a nombre de Don Cherry: Complete Communion / Symphony for Improvisers / Where Is Brooklyn (Blue Note)
Disponibles en la caja de 3 CD: The Complete Blue Note Recordings of Don Cherry (Mosaic)




Tomajazz recomienda… un músico: Herbie Nichols

Herbie Nichols Complete Blue Note RecordingsUn bicho raro en la historia del jazz. Uno de tantos, pero no uno cualquiera. Herbie Nichols es un músico fascinante, transición entre lo clásico y lo moderno, post-bop y pre-Monk. Tiene un pie en el pasado y otro en el futuro, y aunque hablemos en presente, y aunque aún no hayamos asimilado del todo su trabajo, ya hace casi cincuenta años que murió.

De ascendencia caribeña, curiosamente algunos solo le conocen por ser el autor de “Lady Sings The Blues”. Grabó escasamente y solo a trío, arropado de monstruos como Max Roach, Art Blakey o George Duvivier. Todo un eslabón perdido al que merece la pena prestar atención.

© Adolphus van Tenzing, 2012

Herbie Nichols, The Complete Blue Note Recordings (1956-57) (Blue Note)




Tomajazz recomienda… un genio desaparecido: Sam Rivers

Sam Rivers (1923 - 2011) Studio Rivbea, 1976 Photo by Tom Marcello

Sam Rivers (1923 – 2011)
Studio Rivbea, 1976
Photo by Tom Marcello

Cada año fallecen una serie de músicos que representan capítulo enteros de la historia del jazz, un jazz que sigue más vivo que nunca pero que, tal vez, ya no disfruta de las figuras cuasi mitológicas que produjeron otras épocas.

Hace poco murió el gran Sam Rivers, un músico que no fue paradigma de nada más que de sí mismo. Tocó muchos estilos y no se rindió nunca, produciendo música arriesgada hasta el final.

Como suele ser tristemente habitual, la cantidad de espacio dedicado en la mayor parte de medios a la desaparición de Rivers es inversamente proporcional a lo excelso de su obra, por eso lo más justo es recomendar la misma, en general. Porque la música de Sam Rivers contiene pocos altibajos y es muy recomendable, de principio a fin.

© Adolphus van Tenzing, 2012




Tomajazz recomienda… un músico: Thomas Chapin (1957-1998)

Thomas Chapin Trio Sky PieceLa vida fue cruel con Thomas Chapin: murió a los 40 años de leucemia y su breve existencia nos has dejado un puñado de grabaciones a su nombre, algunas colaboraciones y el recuerdo de un directo arrebatador.

Alternaba el saxo alto, en el que mostraba un sonido ácido que recuerda al de Jackie McLean (que fue profesor suyo) y la flauta, con influencias de Eric Dolphy y Roland Kirk (en algunas ocasiones también tocaba el saxo soprano y sopranino). Su personalidad, extravertida, generosa y alegre, se reflejaba en su música, siempre estimulante y con un estilo que pasaba con total naturalidad de la tradición a la vanguardia.

A su nombre, grabó principalmente en trío acompañado de sus fieles Mario Pavone al contrabajo y Michael Sarin a la batería, a los que en ocasiones se añadieron solistas invitados, cuerdas o una sección de metal (como en el magnífico directo Insomnia).

Pero si hay que recomendar un único disco, ése sería Sky Piece. Fue su última grabación, publicada –morbosa curiosidad- la misma semana en que falleció. En ella, el trío formado por Chapin, Pavone y Sarin ofrece una música intemporal de una enorme fuerza poética.

© Adolphus van Tenzing




Tomajazz recomienda… un baterista: Kenny Clarke

BP_Portrait_frLa emigración de ciertos músicos de EE. UU. a Europa los relegó al olvido, pero si hay un caso especialmente injusto por su papel en la historia del jazz moderno, ése es el de Kenny Clarke.

En su París adoptivo, Clarke se reúne con Bud Powell más el bajista Pierre Michelot en diciembre del 61 para grabar un homenaje a Thelonious Monk. En “Off Minor”, que abre el disco, el batería da una asombrosa clase magistral de tiempo metronómico, swing escalofriante y diversidad de acompañamientos, todo ello sirviéndose únicamente de caja y escobillas.

© Adolphus van Tenzing

Disponible en Bud Powell: A Portrait of Thelonious (Columbia/Legacy CK 65187, 1961)




Tomajazz recomienda… un trompetista: Dupree Bolton

Dupree Bolton. Harold Land. The Fox. 1959

Dupree Bolton. Harold Land. The Fox. 1959

La discografía de este músico se limita a dos discos: The Fox (1959), de Harold Land, y Katanga! (1962-63), inicialmente firmado por Curtis Amy el propio Bolton. Y nada más.

La escasez de su producción ha alimentado su carácter de trompetista legendario de la Costa Oeste misteriosamente desaparecido. Pero sería injusto olvidar la gran categoría que demuestra en estas dos obras que, además, son magníficas.

En su notable libro West Coast Jazz (University of California Press), Ted Gioia deshace la madeja y consigue dar con la pista de Bolton, todavía vivo a finales de los ochenta, tras una vida marcada por la pobreza y la drogadicción.

Harold Land: The Fox (Contemporary OJCCD 343-2)
Curtis Amy & Dupree Bolton: Katanga! (Pacific Jazz CDP 7243 4 94850 2 0)




Tomajazz recomienda… un disco (y un guitarrista): Guitar Conceptions (Elek Bacsik, 1963)

 

Guitar Conceptions. Elek Bacsik. 1963

Guitar Conceptions. Elek Bacsik. 1963

La carrera musical de este gitano húngaro se desarrolló principalmente en Francia, donde grabó un puñado de discos a su nombre, además de participar en numerosas sesiones de músicos de “variété” (como en el maravilloso Confidentiel de Serge Gainsbourg).

No faltaron las comparaciones con Django Reinhardt, que el propio Bacsik fomentó. Su toque limpio, en el que cada nota se escucha con claridad, su swing vigoroso y el lirismo propio de la escuela cíngara se pueden disfrutar en todo su esplendor en este disco.

Elek Bacsik Guitar Conceptions (Gitanes/Emarcy/Universal 542 231-2, en la serie “Jazz in Paris”), grabado en 1963.




Tomajazz recomienda… un músico: Antti Sarpila

Swing Is Here. Allan Vaché & Antti Sarpila

Swing Is Here. Allan Vaché & Antti Sarpila

El clarinetista y saxofonista tenor y soprano Antti Sarpila es la prueba viviente de que aún en los lugares más gélidos del planeta puede hacerse buen hot jazz.

Nacido en Helsinki en 1964, Sarpila estudió con Bob Wilber -quien a su vez había estudiado con el maestro Sidney Bechet-, continuando la cadena de transmisión del arte del clarinete de Nueva Orleans que se remonta, al menos, a Lorenzo Tio Senior (1867-1908). Músico versátil y prolífico, lidera su propio grupo en Finlandia, la Antti Sarpila Swing Band, pero ha tocado y/o grabado también con numerosos músicos americanos y europeos de primera línea, como el propio Wilber, Doc Cheatham, Wild Bill Davison, Buddy DeFranco, Vic Dickenson, Panama Francis, Scott Hamilton, Thad Jones, Dave McKenna, Zoot Sims, Dick Wellstood, Frank Wess o Trummy Young, por nombrar sólo algunos.

Disponible en Allan Vaché & Antti Sarpila – Swing Is Here (Nagel-Heyer CD-026).