image_pdfimage_print

Jean Luc Ponty_Sunday Walk_MPS_1967Sorprende la madurez de Jean-Luc Ponty, un joven de 25 años, en Sunday Walk. No son de extrañar ni las comparaciones elogiosas que otros músicos (violinistas incluidos) realizaron sobre su figura, ni tampoco su participación en proyectos al lado de genios como Frank Zappa, o en algunos de los proyectos más populares de finales de la década de los 60 y principios de los 70 como fueron la Mahavishnu Orchestra o Return to Forever de Chick Corea. Su habilidad a las cuatro cuerdas, el magnífico sonido del instrumento y sus habilidades como compositor (la única pieza firmada por él es la brillante “Suite for Claudia”), en aquella ocasión fueron apoyadas por tres primeras figuras del jazz europeo: el baterista Daniel Humair, el gran contrabajista Niels-Henning Orsted-Pedersen y el pianista Wolfgang Dauner. La música es un compendio de aciertos: sensibilidad en las baladas (magnífica la versión de “You’ve Changed”); buenos solos por parte de todos los músicos, todos tienen la oportunidad de lucirse, aunque es Ponty quien da toda una lección; una rítmica con la solidez de una roca que apoye a los solistas en momentos de gran intensidad como en la gran “Carol’s Garden”. Finalmente, algo ya mencionado en otras ocasiones, pero que no está de más: la duración de la reedición es la de la obra original (no se incluyen ni tomas alternativas, ni temas extras, ni ningún otro tipo de añadido sonoro), que al no llegar a los cuarenta minutos transcurre como un suspiro. Una gran reedición.

© Pachi Tapiz, 2014

Jean-Luc Ponty: Sunday Walk (MPS. 1967 -orig-, 2014 -reed.digital)