image_pdfimage_print

J.D.Allen_Bloon_Savant_2014De un tiempo a esta parte, mi forma de escuchar discos se ha visto modificada sustancialmente, debido, en parte, a mis colaboraciones en distintos blogs como el que usted está leyendo en este momento. Ahora, nunca me faltan papel y boli. Si me siento en el sofá a escuchar tal o cual disco: papel y boli. Si opto por el reproductor de mp3 y salgo a dar un paseo: papel y boli. Incluso cuando estoy realizando las labores diarias del hogar (que dicho de paso, mi mujer me impone) la inercia es buscar papel y boli. Y es que nunca se sabe cuándo ni dónde te asaltará la inspiración evocada por un acorde cualquiera. Claro está, todo ello ha hecho que mi actividad auditiva (permítanme el término) se elongue profusamente y el disfrute sea inferior a lo que este noble arte de la escucha se merece. En cambio gano en análisis, en reflexión y en satisfacción con el trabajo realizado, sin contar con los discos y artistas que descubro, a los que de otra manera nunca me hubiera acercado. No es el caso de J.D. Allen. A él ya lo conocía, e incluso brillan en mi estantería su seminal In Search Of… y el postrero Grace. Con su nuevo álbum, titulado Bloom, Allen sigue buscando eso que comenzó a explorar en su opera prima, un estilo que a mí, en ocasiones se me hace duro de escuchar debido al camino armónico que escoge. En su nuevo trabajo, la experimentación armónica se mezcla con el dodecafonismo y con la tradición, un cóctel no apto para abstemios, aunque todos estos ingredientes están filtrados por el tamiz del jazz. Un recorrido onírico que te bombardea el cerebro con imágenes de todo tipo. Para ello se sirve de siete composiciones propias y tres standards, acudiendo de nuevo a la formación en cuarteto, junto a mi admirado Orrins Evans al piano, Jonathan Barber a la batería y Alexander Claffy al contrabajo. Lo dicho, un disco que además de estar compuesto por policarbonato de plástico, aluminio y laca, también lo está por búsqueda, anhelo, experimentación, verdad y técnica. Un trabajo muy recomendable.

© Juanma Castro Medina, 2014

J.D. Allen: Bloom

J.D. Allen (saxo), Orrins Evans (piano), Jonathan Barber (batería), Alexander Claffy (contrabajo).

“Jackś Glass”, “Bloom”, “Secret Lives Of Guest Workers”, “Dreamer”, “Throng Of Millions Can Be One”, “If You Could See Me Now”, “Stardust”, “Rule Of Thirds”, “Peter Noster”, “Car-Car (The Blues)”.

Publicado en 2014 por Savant.