image_pdfimage_print

Flamenco On Fire 2015. II Festival de Flamenco de Pamplona. El Flamenco viaja hacia el norte. Pamplona, Navarra

  • Lunes 24 de agosto de 2015. 21:00
  • Escenario Sabicas, Baluarte
  • Carmen Linares – Jorge Pardo – Tino Di Geraldo – Carles Benavent “CU4TRO”
    Carmen Linares: voz
    Jorge Pardo: saxo tenor y flauta
    Carles Benavent: bajo eléctrico de cinco cuerdas
    Tino Di Geraldo: batería y percusión
    Pepe Torres: baile
    Salvador Gutiérrez: guitarra
    Ana María Gonzalez, Rosario Amador: coros y palmas
    Eva Hache: presentadora y monologuista
  • Miércoles 26 de agosto de 2015. 21:00
  • Escenario Flamenco On Fire, Baluarte
  • Dorantes y Marina Heredia “Las “Esencias”
    Dorantes: piano
    Marina Heredia: voz
    Javier Ruibal: batería y percusión
    Anabel Rivera y Jara Heredia: coros y palmas
  • Viernes 28 de agosto de 2015. 23:30
  • Ciclo Nocturno, Hotel Tres Reyes
  • Josemi Carmona, Javier Colina y Bandolero
    Josemi Carmona, guitarra
    Javier Colina: contrabajo
    Bandolero: batería y percusión
    Invitados:
    Jorge Pardo: flauta
    Jerry Gonzalez: fiscornio
    Piraña: cajón
  • Sábado 29 de agosto de 2015. 21:00
  • Escenario Sabicas, Baluarte
  • Jorge Pardo presenta “Cumbre Flamenca Latin Jazz”
    Jorge Pardo: saxo tenor y flauta
    Javier Colina: contrabajo
    Antonio Serrano: armónica
    Piraña: batería, percusión y cajón
    Caramelo: piano
    Rycardo Moreno: guitarra
    Jerry González: trompeta, fiscorno, cajón y congas
    Invitado:
    José Ruiz “Bandolero”: cajón

En 2015 ha tenido lugar en Pamplona el II Festival de Flamenco de Pamplona. El ciclo surge en 2014 como homenaje al gran maestro Sabicas, puesto que el magistral guitarrista fue un ilustre pamplonés, que tal y como suele ocurrir en nuestro país, es más reconocido en la teoría que en la práctica. En esta edición han tenido lugar las II Jornadas sobre Arte Flamenco, cursos, clases magistrales, talleres, proyección de documentales e incluso la realización de “el pintxo de Sabicas” (disponible en más de treinta restaurantes y bares). En cuanto a las actuaciones, pasaron por sus escenarios -entre otros-, Pepe Habichuela, Estrella Morente, Farruquito, Remedios Amaya, Antonio Canales o el Ballet Nacional de España. Dentro de su programación ha habido la oportunidad de disfrutar de proyectos relacionados en mayor o menor medida con el jazz.

IMG_9170.JPG-Cuatrowm

IMG_9119.JPG-Cuatrowm

Comenzamos el recorrido por lo acontecido en Flamenco On Fire con el concierto protagonizado por el proyecto “CU4TRO” que une a la voz de la cantante Carmen Linares con uno de los tríos de flamenco jazz por antonomasia, que no es otro que el formado por Jorge Pardo, Carles Benavent (increíble su bajo de cinco cuerdas que suena como una guitarra), y Tino Di Geraldo. Apoyando al cuarteto, participaron en el concierto el bailaor Pepe Torres, el guitarrista Salvador Gutiérrez, y las cantantes y palmeras Ana María González y Rosario Amador. Sin embargo, el espectáculo no comenzó con ninguno de estos ocho músicos, sino con la intervención sorpresa (no aparecía anunciada con anterioridad) de Eva Hache. La monologuista se puso (literalmente) flamenca y en una breve actuación sumamente divertida presentó el concierto realizando un ácido repaso de arriba abajo a un supuesto aficionado medio al flamenco. Nada mejor que reírse de uno mismo para comenzar a disfrutar con un espectáculo magnífico.

IMG_9177.JPG-Cuatrowm

“CU4TRO” estuvo magníficamente diseñado, al igual que ocurriría con el resto de proyectos presentados en esta edición de Flamenco On Fire. En la experiencia está la sabiduría, y los cuatro músicos titulares supieron ir administrando su presencia sobre el escenario. Carmen Linares apareció y desapareció de escena, al igual que ocurrió con el guitarrista, el bailaor y las palmeras, y en menor medida con Jorge Pardo, Benavent y Di Geraldo. De esa manera se pudo disfrutar del trío Pardo – Benavente – Di Geraldo adentrándose de un modo sobresaliente por los terrenos del jazz flamenco. Ese mismo trío (y en algunos momentos a una parte de sus integrantes) tuvo la labor de acompañar a la cantante, que mostró esa sensibilidad especial que le hace bucear en las creaciones de poetas y autores de lo más diverso. En una formación más amplia hubo a su vez muestras de la fusión de la música y el baile flamenco con un sobresaliente Pepe Torres que destapó el tarro de las esencias en un dueto memorable con Jorge Pardo.

Algo similar en cuanto a la estructura de un espectáculo ocurrió un par de días después con el con el proyecto “Las Esencias” de  Dorantes y la cantaora Marina Heredia. El pianista ha sabido aunar el flamenco que ha mamado desde su niñez con su formación académica. La cantante tiene una voz que en el futuro deparará, sin duda, muy buenos frutos. Ambos dos supieron administrar tanto la presencia propia como la de sus acompañantes (Javier Ruibal a la batería y percusión; Anabel Rivera y Jara Heredia a los coros y palmas) sobre el escenario. Dorantes mostró acompañado por un magnífico Javier Ruibal que su música va del barroco al Caribe, que de allí vuelve a Andalucía, y que desde allí puede ir a donde le plazca. La cantante se adentró con una gran clase por palos que se movieron por los terrenos más jondos del arte flamenco. Es por ello que sobraron en el concierto recursos fáciles como recurrir a “La más grande” (es decir, Rocío Jurado), para ganarse a un público ya rendido en un concierto en “tierra amiga”. Tal fue la sorpresa de los dos músicos ante la buena recepción de su propuesta que tuvieron que decidir sobre la marcha el bis para el final de su concierto.

IMG_9265.JPG- colina-carmona-pirañawm

Lo de Josemi Carmona, Javier Colina y Bandolero dentro del ciclo nocturno fue diferente del resto de propuestas aquí comentadas. Carmona y Bandolero llevan trabajando junto a Jorge Pardo desde hace ya un buen puñado de meses. En alguno de sus conciertos Javier Colina ha sido un añadido de lujo al trío. Este contrabajista es bien conocido por la facilidad que tiene de lograr que sus dedos lo trasladen tanto a los terrenos del flamenco como de la música de Sudamérica. De ello dan fe algunos de sus proyectos como el CMS Trío y el notable Danza Guaná (Karonte, 2015), por no ir más atrás del año presente en una trayectoria notable. Es por todo ello que ni resultó extraño que en el repertorio hubiera boleros o música típica de Venezuela, ni que su propuesta transitase a su vez por lo flamenco. En la presentación del concierto se anunció que el grupo ya ha grabado un disco, todavía sin título y pendiente de publicar, algo que se hizo notar con un trío perfectamente engrasado, y una propuesta muy bien conjuntada y articulada. El concierto contó a su vez con la participación como invitados de lujo de algunos de los músicos de la “Cumbre Flamenca Latin Jazz” como Jerry Gonzalez (al fiscorno), Jorge Pardo (a la flauta) o Piraña (percusión). La única pega al concierto fue que a pesar de la insistente petición de un bis tras el concierto los músicos nos dejasen sin una más que merecida propina.

IMG_9307.JPG-Colina y ciawm

IMG_9321.JPG-Pardo-Serrano-Morenowm

IMG_9360.JPG-Caramelo y Pardowm

IMG_9367.JPG-colina y ciawm

En lo que a lo jazzístico se refiere, la “Cumbre Flamenca Latin Jazz” se ganó merecidamente su nombre. Con Jorge Pardo al frente de este encuentro musical, el concierto se alargó durante más de dos horas y media repletas de música de primer nivel. Javier Colina (fue sorprendente su capacidad para lograr en un tema en un tema que interpretó en solitario para llevar a su contrabajo al corazón de África logrando que sonase como un guembri o instumento similar), y Piraña (un cajón y un pedal que lo unía al kit de batería le resultaron más que suficiente para marcar por dónde tenía que ir la música), formaron una rítmica de lujo. A lo largo del concierto fueron entrando y saliendo de escena el propio Jorge Pardo –que se encuentra en un glorioso nivel creativo-, el mago de la armónica Antonio Serrano, el pianista Caramelo –brillante con ese savoir faire característico de los pianistas del Caribe-, el guitarrista Rycardo moreno, y el trompetista y percusionista Jerry Gonzalez, más Bandolero que intervino como percusionista al cajón invitado en la parte final.

IMG_9308.JPG-Colina y Cia.wm

IMG_9372.JPG-Piraña y Glezwm

IMG_9378.JPG-colina y ciawm

IMG_9427.JPG-glez-bandolero-pirañawm

El mérito de la propuesta fue reconocer los terrenos musicales en los que cada uno de los músicos se siente cómodo. A partir de ello se fueron formando distintos combos que alternaron las miradas al jazz flamenco y al latin jazz. Merced a esta variedad de visiones estilísticas sonaron soleás y bulerías; boleros, tangos, joropos y clásicos de la música cubana; también clásicos del jazz como el rollinsiano “St. Thomas”, el clásico “A Night In Tunisia”, e incluso sonó la parte más cantable y reconocible del coltraniano “A Love Supreme”. Fue una fiesta musical en la que la fusión de lo flamenco y lo latino utilizando como vehículo conversacional el jazz llegó a su punto de máxima expresión al final del concierto, lo que sirvió a su vez para que el octeto se luciese en un más que merecido bis. Fueron casi tres horas de concierto para un cierre sobresaliente de Flamenco On Fire 2015 en lo que al jazz se refiere.

Texto: © Pachi Tapiz, 2015
Fotografías: © Sera Martín, 2015