Eivissa Jazz 2017 (IV): Malstrom / Marcin Wasilewski Trio (2017 / 09 / 09 y 10) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 10 de septiembre de 2017, 20:00
  • Lugar: Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Malstrom
    Salim Javaid (saxo)
    Axel Zajac (guitarra)
    Jo Beyer (batería)
    Marcin Wasilewski Trio
    Marcin Wasilewski (piano)
    Slawomir Kurkiewicz (contrabajo)
    Michal Miskewicz (batería)

La última jornada del Festival comenzaba con una actividad paralela al programa oficial, un Taller de Jazz impartido por Francisco Blanco “Latino” en el Hotel Ibiza Playa, en la playa de Figueretes; al terminar, la quincena de músicos asistentes participó en una jam session.

 Esta actividad fue matinal, por la noche llegó la catástrofe en forma de lluvia. Las tormentas de final de verano en la costa mediterránea pueden ser tan breves como intensas y en ocasiones extremadamente violentas, así que hubo que tomar una dolorosa decisión: “Hay que suspender”. Pero queda un As en la manga, como propone la Técnico de Cultura del Ayuntamiento, Carmen Cardona. Como al día siguiente es domingo y no hay previsión de lluvia, la suspensión puede convertirse en aplazamiento: y ahora vienen unos de esos momentos que el público no ve cuando ocupa su localidad, minutos que se convierten en una eternidad, y teléfonos, tanto el de Carmen Cardona como el del concejal y organizador Pep Tur echando humo; primero hay que saber si los músicos tienen libre su agenda, si la respuesta es afirmativa, hay que reorganizar alojamientos y traslados; lo mismo para el presentador, José Miguel López y el técnico de Radio 3 que graba los conciertos, y también para Ferran Pereyra, de IB3 Ràdio, que lamentablemente no se pudo quedar; cabe la posibilidad de que esta crónica salga sin fotos – o algo peor, con las mías – si nuestro fotógrafo de cabecera tuviera que marchar, situación que por suerte no se dará. Ahora toca conseguir que todo el personal que hace que un concierto funcione también esté disponible; al final todo se resuelve y la lluvia ha cesado.

 

Con todo el mundo más relajado, convencemos a los componentes de Malstrom para que toquen en el local donde se realizan las jam post conciertos, ‘Sa Questió’. Los ganadores del Festival Getxo Jazz 2017 nos encantaron con su jazz hardcore, brutal; sorprende la guitarra de ocho cuerdas de Axel Zajac, una Strandberg construida en Suecia. En su despedida al finalizar, nos avisan: “Mañana no tocaremos lo mismo”. Por si acaso alguien se conforma con lo de hoy y no acude al concierto oficial. Son espabilados estos chicos.

El domingo amaneció radiante y por la tarde tuvimos una preciosa tarde de final de verano. Había ganas de volver a ver a Malstrom después del aperitivo de la noche anterior.

El Malstrom – o Maelstrom, entre otros nombres – es un gran remolino en el mar cercano a las Islas Lofoten, al norte de Noruega, conocido por un relato de Edgar Allan Poe y también es un tema emblemático del pianista Lennie Tristano: “Descent into the Maelstrom”. Les pregunté si su nombre era por este tema y me dijeron conocer al pianista pero que su nombre era directamente por el mítico remolino. Para que se produzca este fenómeno natural hacen falta dos corrientes que se encuentran, y en el caso del grupo una de las corrientes es el saxo afilado y cortante de Salim Javaid, y otra es la guitarra de Axel Zajac, mientras la batería de Jo Beyer se encarga de unir las dos corrientes y entre los tres forman ese vórtice que atrapa al oyente y no le deja escapar. También tienen momentos de tregua, cuando la guitarra se une a la batería como sección rítmica, y algún momento místico, cuando Salim pone horizontal el saxo y saca de él un sonido lo más parecido a una flauta; ello hace que tenga que poner rodilla en tierra para que la cazoleta llegue al micro, hasta que de repente, la guitarra vuelve a su lado más hardcore y se desatan todas las furias otra vez, pero no se trata solo de subir el volumen o directamente hacer ruido, hay una coherencia en su discurso y la misma belleza en su música que podemos encontrar en un remolino, una tormenta y otros fenómenos naturales.

Habíamos visto al trío de Marcin Wasilewski en 2006, formando parte del cuarteto de Tomasz Stanko, así que ahora teníamos la oportunidad de verles volando solos. La cosa no pintaba muy bien, con un Marcin con algo de fiebre y un piano que no le acabó de convencer cuando lo vio. Por suerte, la persuasión de Joachim Kühn y el buen hacer del afinador del festival, Antonio Pérez de Olaguer hicieron que estos inconvenientes se olvidaran al comenzar a tocar.

Gustó al público este trío, muy lírico y melódico, pero también rítmico cuando debían serlo; tocaron principalmente temas de su disco Spark of Life (ECM, 2014), temas propios como “Spark of Life”, “Sudovian Dance” o “Austin”, y también versiones sorprendentes de “Message in a Bottle”, de Sting, o “Actual Proof”, de Herbie Hancock. Genial el pianista y también sus acompañantes, Slawomir Kurkiewicz y Michal Miskewicz, ya fuera con el arco, las escobillas o en algún momento a dúo. Buen fin de Festival.

La música había terminado, pero todavía quedaba la última de las actividades complementarias, el 15 de septiembre se presentó el documental de Marco Torres Walker Ibiza Jazz The Experience, durante un año las cámaras han grabado todo el proceso creativo del proyecto de Abe Rábade ‘Eivissa Jazz Experience’ de 2016, culminando con ese único ensayo antes de tocar. En ese contexto cobran gran importancia los gestos y las miradas, y lo que el público ve al final puede diferir bastante de lo ensayado. Está previsto que la cinta se presente en varios festivales, tanto específicos de música o jazz, como de documentales en general.

Hasta aquí la XXIX edición de Eivissa Jazz, y puedo asegurar que ya están preparando la XXX edición. Será en septiembre. ¡Hasta el año que viene!

  Texto: Juan Antonio Serrano Cervantes, 2017
Fotografías: José Luis Luna Rocafort, 2017




Eivissa Jazz 2017 (III): Omar Alcaide Quartet / Kontxi Lorente Trío / Eivissa Jazz Experience ’17 (2017 / 09 / 08) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 8 de septiembre de 2017
  • Lugar: Sala Refectori (Ajuntament d’Eivissa) / Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Omar Alcaide Quartet
    Omar Alcaide (guitarra)
    Pere Navarro (trompeta)
    Chelu García (teclados)
    Marco Jelača (batería)
    Kontxi Lorente Trío
    Kontxi Lorente (piano)
    Alessandro Cesarini (contrabajo)
    Borja Barrueta (batería)
    Eivissa Jazz Experience
    Abe Rábade (piano y dirección musical)
    Ariel Brínguez (saxo)
    Antoni Belenguer (trombón)
    Naima Acuña (batería)
    Giulia Valle (contrabajo)
    Arturo Serra (vibráfono)

La tercera jornada de Eivissa Jazz 2017 comenzaba con la presentación del videoclip “Thrashê”, del Omar Alcaide Quartet. La grabación de una maqueta y del videoclip son los premios del concurso de jóvenes talentos “Música Vila Jove”, que el cuarteto de Omar ganó en 2016. Después del estreno del videoclip, el cuarteto ofreció un miniconcierto de cuatro temas compuestos por el que ya es un virtuoso de la guitarra a sus 17 años. Jazz fresco y moderno y mucho talento en los tiempos rápidos pero también en los lentos, algo importante. Y todo un lujo contar con Pere Navarro. En el videoclip además de Omar y Pere intervienen Omar Guzmán (teclados), y Andreas Fernández (batería).

Tras la presentación del videoclip, un paseo de un par de minutos y nos plantamos en el Baluarte de Sta. Lucía, escenario habitual de los conciertos. Para empezar, Kontxi Lorente. La pianista navarra afincada en Valencia nos ofreció un autorretrato a partir de su segundo disco, ese precioso About Me (Sedajazz Records, 2015). Es una delicia ver la elegancia con la que sus manos recorren el teclado, con un sonido claro, diáfano. A Borja Barrueta pudimos verle el año pasado acompañando a Moisés P. Sánchez, y con Alessandro Cesarini forman un trío lleno de dinamismo en temas como “The Return”, o “The Coming”, pero este trío también funciona en baladas como “Boreal”, con una hermosa introducción a piano solo y posteriormente con un sutil acompañamiento de contrabajo y batería. Según se desarrolla el concierto, vamos descubriendo aspectos de la vida de Kontxi, como una gata que escuchaba su música hasta que se dormía (“Mamá Rita”), o su gusto por Bill Evans (“Around Bill”). “Ángel” nos dejó un buen solo de contrabajo, terminando este brillante concierto con “For The Cat”, todas las composiciones de la propia Kontxi Lorente.

Era el turno de la Eivissa Jazz Experience ’17. El pianista Abe Rábade se presenta cada año con una formación diferente elegida por él. Cada integrante del grupo aporta una composición y el día anterior al concierto quedan para ensayar, sólo ese día. Es casi como caminar sobre el alambre sin red, y en general la fórmula funciona, siendo la edición de este año una de las mejores desde que comenzó a funcionar en 2006. A veces tocaban todos, otras veces en quinteto, cuarteto o trío, y por supuesto con espacio para algunos solos. Empezaron con el enérgico “Naima’s eyes” (Arturo Serra), para seguir con “Our Secret” (Naíma Acuña), con un descomunal solo de Ariel Bringuez y también un buen momento a trío batería-piano-contrabajo. Naíma, sobrina de Alex Acuña (Weather Report), según nos contó, empezó con el piano antes de pasarse a la batería, y fue un descubrimiento para muchos, no tanto para los que hace tiempo que la seguimos por las redes sociales y sabíamos que ha acompañado a gente como Paco Charlín o Greg Osby.

A continuación el tema aportado por Toni Belenguer, “Symetric Steps”, deconstrucción del “Giant Steps” de John Coltrane, con Ariel haciendo de Coltrane, pasando luego a quinteto con Toni, luego vuelven al cuarteto pero con vibráfono y de remate solo de Giulia Valle. En “Gotas de agua” (Abe Rábade), los músicos tocan sobre una grabación que hizo el pianista del sonido de unas gotas de agua, cada músico con su timbre. “Eivissa” fue el tema de Giulia Valle, para lucimiento de Toni Belenguer y solo de la contrabajista con un suave acompañamiento de batería. La sorpresa llegó con el tema de Ariel Bringuez, “Abstract of Life”, cuando subió a cantar la ibicenca Ángela Cervantes, buen remate para una gran edición de “la Experience”.

El final de verdad llegó con “Alalá das Mariñas”, un aire lento gallego que más que cantado fue tarareado por la estupenda Ángela Cervantes.

Quien quiso seguir la fiesta pudo hacerlo en la jam de ‘Sa Qüestió’, riendo con la faceta de showman de Toni Belenguer, o viendo tríos intercambiados: Bringuez teclados, Belenguer contrabajo y Rábade batería. Este último también se atrevió con el saxo tenor.

 

 

  Texto: Juan Antonio Serrano Cervantes, 2017
Fotografías: José Luis Luna Rocafort, 2017




Eivissa Jazz 2017 (II): MAP / Ximo Tébar “Soleo Band.The New Son Mediterráneo” (2016/09/07) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 7 de septiembre 21:30
  • Lugar: Baluard de Sta Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    MAP
    Ramon Prats (batería)
    Marco Mezquida (piano)
    Ernesto Aurignac (saxo)
    Ximo Tébar “Soleo Band. The New Son Mediterráneo”
    Ximo Tébar (guitarra)
    Luis Guerra (piano)
    Víctor Merlo (bajo)
    Will Martz (teclados)
    Vicente Climent (batería)

Bajo las siglas MAP se esconden tres de los músicos más atrevidos y singulares que podemos escuchar actualmente, tanto individualmente como en este trío. Hablamos de Marco Mezquida, Ernesto Aurignac y Ramon Prats, cuyo disco homónimo ha sido una de las sensaciones de este año y del pasado 2016. En directo ofrecen todo un tour de force, nueve temas de su disco sin solución de continuidad, o dicho de otra manera, ‘del tirón’. Suena un gong y la batería de Ramón Prats que va arrancando poco a poco, Marco Mezquida se pone a manipular las cuerdas del piano en una especie de pizzicato, algo muy común en él, o al menos se lo he visto hacer varias veces, y Ernesto Aurignac desata la tormenta, soplando con intensidad, alargando las notas, el trío se ha puesto en marcha y ya no parará hasta el final. Una música absolutamente libre y con mucha improvisación, pero a la vez sabiendo muy bien el sendero por el que pisan, logrando que el oyente no se sienta perdido en ningún momento, es más, el oído está tan cómodo escuchándoles que el concierto se hace corto. Todo un acierto de Jesús Gonzalo al reunir a este trío.

Antes del concierto, al igual que los siguientes días, la Marxing Band del Patronato Municipal de música se ha encargado de guiar al público hasta el Baluarte de Sta. Lucía en un pasacalles.

¿Existe el llamado jazz mediterráneo? En este, como en muchos aspectos del jazz hay división de opiniones, pero ciertamente más allá del veraniego anuncio de cerveza hay algo especial en algunas músicas que a los que hemos nacido en sus orillas nos transporta mentalmente allí. Antes de grabar Son Mediterráneo en 1995, Ximo Tébar ya era uno de sus más fervorosos practicantes. Su idea es añadir la fiesta y alegrías mediterráneas a músicas como el blues y el jazz que tienen un punto de tristeza. Para celebrar sus 25 años de carrera y la grabación de Soleo se ha embarcado en una gira en la que no podía faltar su presencia en Eivissa Jazz, recordando que cuando el festival era conocido como Muestra Nacional de Jazz fue premiado dos veces como mejor solista (1989 y 1990). Para mi gusto un concierto un poco sobrado de electricidad, quizás porque tanto Son Mediterráneo como Soleo son bastante más acústicos y reposados. Salvando ese detalle, buena parte del público se lo pasó en grande viendo las evoluciones del guitarrista por el escenario, con una rapidez endiablada en sus manos y con Víctor Merlo y Vicente Climent dando la réplica necesaria, un destacable Luis Guerra al piano, y la nota exótica la aportó Will Martz –Will es Guille, uno de los hijos de Ximo– con su túnica dorada y los sonidos espaciales de su teclado. Algunos de los temas que nos interpretaron fueron “Soleo”, un interesante “Take Five”, –para mi gusto de lo mejor del concierto–, “En Aranjuez con tu amor”, o “Son Mediterráneo”, para acabar con un festivo “Pink Panther”. Una noche con dos conceptos muy diferentes de lo que es el jazz, pero ambos gustaron, que es lo importante.

 

 Fotografías: © José Luis Luna Rocafort. 2017
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes,2017




Eivissa Jazz 2017 ( I ): Big Band Ciutat d’Eivissa / Mariola Membrives Omega 20.16 (2017/09/06) [Festival]

XXIX Eivissa Jazz

  • Fecha: 6 de septiembre de 2017. 21:00. Concierto gratuito
  • Lugar: Plaça Comte de Rosselló (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Big Band Ciutat d’Eivissa
    Arturo Pueyo (clarinete); Wiebke Pahrmann, Santiago Ramírez, Alberto Aguilera, Penélope Tafur (trompetas); Nacho Marí, Muriel Grossmann, Celia Prieto, Jorge Ortiz, Ester Torres (saxos); Vicent Tur, Vicent Matoses, Pep Guinot (trombones); Chelu García (piano); Radomir Milojkivic (guitarra); Chema Pellico (bajo); Dani Marín (batería).
    Mariola Membrives “Omega 20.16”
    Mariola Membrives (voz), Oliver Haldon (guitarra), Oriol Roca (batería), Horacio Fumero (contrabajo), David Pastor (trompeta).

 

 

Entre el 6 y el 9 de septiembre ha tenido lugar la vigésimo novena edición del festival Eivissa Jazz, el cual ha tenido este año una interesante oferta complementaria. Para empezar, una exposición del colaborador de Tomajazz y compañero de fatigas en estas lides, José Luis Luna Rocafort. “Imatges en clau de jazz” (Imágenes en clave de jazz), es el nombre de la exposición y recoge dieciséis fotografías de artistas locales, nacionales e internacionales que han pasado por el festival entre 2013 y 2016, y permanecerá abierta del 5 al 22 de septiembre en el refectorio del ayuntamiento.

La primera jornada del festival fue gratuita, con dos propuestas muy distintas. Se encargó de abrir el fuego, como ya es habitual en las últimas ediciones, la Big Band Ciutat d’Eivissa. Continúa el sistema de años anteriores, una orquesta formada por alumnos y ex alumnos del Patronato Municipal de Música, con el refuerzo de profesores y amigos. Respecto al año pasado, algunas novedades: Arturo Pueyo (clarinete), Santiago Ramírez (trompeta), Chelu García (piano), Chema Pellico (bajo), y Dani Marín (batería). Temas de la era dorada de las Big Bands, BennyGoodman principalmente, además de Glenn Miller, Artie Shaw y Count Basie.

 

La orquesta sonó bien, con momentos de gran brillantez. Para empezar, al dinámico “In the Mood” le siguieron “Kansas City Shout”, “A String of Pearls” y “Red Bank Boogie”, al mismo nivel, con solos de Chelu García y Muriel Grossmann. Justo entonces, salió al escenario Arturo Pueyo, ibicenco afincado en Madrid y antiguo alumno del Patronato, continuando el concierto con piezas como “Clarinet a la King”, “King Porter Stomp”, “Back Bay Shuffle”, o Stompin’ at the Savoy”, con un Pueyo estupendo al clarinete y solos ocasionales de los mayores: Muriel Grossmann, Nacho Marí, Santi Ramírez y Vicent Tur –director de la Big Band–. En una de las pausas entre tema y tema, el clarinetista nos recordó lo fantástico que es que la gente acuda a festivales, pero también hay unas salas donde escuchar buena música. Para acabar, y no podía ser de otra manera en una noche dedicada a Benny Goodman, “Sing, Sing, Sing”, con Pueyo en su buena línea y un solo de Dani Marín que se llevó una gran ovación haciendo de Gene Krupa, con Chema Pellico y Radomir Milojkivic empujando como locomotoras al resto de la banda, y una sorpresa final, la aparición en el escenario de David Pastor –actuaba con el siguiente grupo– reforzando la sección de trompetas. De regalo y para acabar la diversión, “Woodchopper,s Ball”.

Tras la brillantez de la BBCE, pudimos disfrutar de una hermosa oscuridad, la recreación a cargo de Mariola Membrives de un disco fundamental en la música española: Omega, de Enrique Morente y Lagartija Nick, disco que celebra su vigésimo aniversario. Si el original ya era denso y un tanto oscuro, en Omega 20.16 Mariola y sus acompañantes –que pueden variar según la ocasión– nos ofrecen “Almas perdidas, muertos y dolor” recordando a Lorca. Dolor que se nos transmite desde las primeras notas de ese “Omega” con el que comenzaron su actuación. Horacio Fumero con una larga introducción al contrabajo, con parsimonia, preparando la aparición de Mariola sobre el escenario, descalza y de riguroso negro, agarrando los bajos de su vestido con el brazo izquierdo mientras con el derecho realiza gestos muy flamencos o lo proyecta hacia el público como queriendo transmitirles todo ese dolor y emoción que rebosa, con una voz que pasa del susurro al desgarro; se añaden los demás músicos, Oliver Haldon con la guitarra, David Pastor con un tenebroso sonido de trompeta casi de ultratumba y primeros aplausos tras un solo de Oriol Roca a la batería. Más que fusión entre estilos, diremos que toman elementos del flamenco y del jazz para crear algo que trasciende a ambas músicas.

Así, después de “Omega” fueron cayendo “Sacerdotes” y “Niña ahogada en el pozo”, ambas con una buena introducción a la guitarra; precioso dúo entre Mariola y Horacio en “Pequeño vals vienés” y esa letra con su punto álgido en ese “¡Ay!, ¡Ay ay ay!, que la cantante bordó; en “Aleluya” ocasión para el lucimiento del trío guitarra-contrabajo-batería; en “La aurora de Nueva York” es la trompeta la que se acerca al flamenco, con un David Pastor improvisando prácticamente todo el concierto y con un ululante sonido lejos del suyo habitual, más festivo y alegre; tema a gran altura, lo mismo que “Ciudad sin sueño”, con David Pastor a las palmas y Mariola recordándonos los versos inmortales de Lorca: “No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!”, preparando el camino para el final con “Manhattan”, versión que sonó con la fuerza de una apisonadora. Esta noche del 6 de septiembre Mariola Membrives y sus acompañantes conquistaron primero Manhattan, después Berlín, y cualquier ciudad que se hubieran propuesto, incluida esa coqueta plaza donde actuaron y que la ciudad ganó recientemente para sus gentes.

Sólo dos peros: un exceso de rumorosidad entre el público de las últimas filas –en las de delante casi no se parpadeaba de atención a lo que veían–, y uno o varios pájaros en el árbol situado sobre mí, pájaros que se dedicaron a bombardear el cuaderno en el que tomaba anotaciones, no sé si la música perturbó su sueño o fue de gusto por lo que escucharon. Afortunadamente mi camisa quedó impoluta.

Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2017
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2017




Eivissa Jazz 2017 (6 al 9 de septiembre de 2017) [Noticias]

Entre el 6 y el 9 de septiembre de 2017 tendrá lugar el Festival Eivissa Jazz 2017 con la actuación, entre otros, de MAP, Ximo Tebar “Soleo Band”, Malstrom, Marcin Wasilewski Trio, Kontxi lorente Trio, Mariola Membrives, Big Band Ciutat D’Eivissa y Eivissa Jazz Experience. Además de la presentación del documental Ibiza Jazz The Experience de Marco Torres, se podrá disfrutar de la exposición de fotografías ‘Imatges en clau de jazz. Eivissa Jazz 2013-2016’ de José Luis Luna Rocafort entre el 5 y el 22 de septiembre.

Toda la información en http://www.eivissa.es/portal/images/stories/pdf/2017FESTIVALEIVISSAJAZZ.pdf