365 razones para amar el jazz: Cifu [158]

Un periodista, divulgador, enamorado del jazz… Juan Claudio Cifuentes “Cifu”

Seleccionado por Juan Antonio Serrano Cervantes

Fotografía por Pachi Tapiz




HDO 191. El “Salto al vacío” de Pablo Martín Caminero: sus palabras y su música. Entrevista por Pachi Tapiz

pablo-martin-caminero-fotografia-por-noah-shaye

Pablo Martín Caminero. Salto al vacío. Autoproducido. 2016El contrabajista y compositor Pablo Martín Caminero presentará en directo su nueva grabación, Salto al vacío, el viernes 11 de noviembre de 2016 en el Festival Internacional de Jazz de Madrid. En HDO 191 el contrabajista charla con Pachi Tapiz acerca de esta obra, que su autor etiqueta como “jazz flamenco programático”, sus proyectos -que van más allá del jazz y versan tanto sobre la música clásica como sobre el flamenco-, sobre el gran Cifu y Abe Rábade (es integrante del trío del pianista gallego), entre otros temas. Como complemento a la charla, suenan algunos de los temas que se mencionan en la entrevista. “Soundcheck” en la introducción, y tras esta la suite “Salto al vacío”, “Cifu para los amigos” y “Valse pour Noor”.

Texto: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografía: © Noah Shaye

HDO es un podcast editado, producido y presentado por Pachi Tapiz:




Yerbabuena: veinte años y unos cuantos días de jazz en Pamplona. Entrevista con Pilar Chozas por Pachi Tapiz

pilar2_peq

Yerbabuena ha estado al frente de una gran parte del jazz en directo en Pamplona durante más de veinte años. Esta entrevista estaba previsto que se hubiera realizado hace unos meses, coincidiendo con el vigésimo aniversario de Yerbabuena. Sin embargo la vida es como es, y tras varias intentonas pospuestas debido a distintos motivos, más un par de pruebas en cuanto al formato -inicialmente la entrevista iba a haberse publicado en formato audio-, finalmente Pilar Chozas –persona al frente de Yerbabuena casi desde sus inicios- contestó por correo electrónico al cuestionario confeccionado por Pachi Tapiz. Esto es lo que Pilar nos contó acerca de sus experiencias como organizadora de conciertos de jazz.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué es lo que os llevó a poner en marcha Yerbabuena y a comenzar a organizar todos esos ciclos de jazz que al final han quedado en JazzFermín y Jazz en la calle, pero que también tuvieron como antecedentes el Jazzaldia y otros?

Pilar Chozas: El jazz es una forma de vivir y de sentir. Yerbabuena surge en 1994 desde la afición y el gusto por el jazz. Desde hace 21 años ha programado en ciclos y festivales. Desde los comienzos su intención era programar esta música principalmente en la ciudad de Pamplona, desmitificando la idea de que es una música exclusivamente para entendidos. Evidentemente no es de masas, pero un producto de calidad gusta a casi todo el mundo.

SONY DSC

La filosofía de Yerbabuena ha sido siempre programar jazz desde el criterio y la calidad. Esto es nuestra marca, y lo que nos mantiene en las programaciones.

1995 fue el primer Jazzaldia que se hizo en Pamplona como 1º festival de Jazz, muy humilde pero siempre con criterio y calidad. Durante 5 años se mantuvo este festival, hasta el año 2000. Paralelamente en 1998 fue ya el primer año que se programó jazz en sanfermines, una apuesta desde el Ayuntamiento, en la que Yerbabuena se encargaba de la programación.

Casi era una locura concebir estos conciertos en estas fiestas, pero año tras año se demostró que era posible y se fue haciendo su hueco. Un programa que desde nuestra perspectiva y experiencia ha enriquecido estas fiestas y a esta ciudad. Yo siempre he descrito JazzFermín como una burbuja en estas fiestas.

Pamplona tiene ya una larga tradición en la celebración de conciertos de jazz. El Ayuntamiento de Pamplona siempre ha querido acercar esta música al público pamplonés de una forma accesible y gratuita. Hace muchos años que se vio la necesidad de agrupar estos conciertos en dos ciclos, que gracias a la buena aceptación que han tenido por los pamploneses están fuertemente asentados en la programación cultural de la ciudad.

En todo este proceso surge en 2001 Jazz en la Calle. El Ayuntamiento volvió a apostar por un ciclo nuevo , en el que se le va dando una forma en la programación. La seña de identidad de estos dos ciclos ha sido una programación muy cuidada de los conciertos con una clara apuesta por la calidad. Dentro de estos ciclos han tenido cabida todo tipo de estilos dentro del jazz, desde conciertos dentro de la más pura tradición hasta propuestas vanguardistas.

Siempre se ha buscado un equilibrio a lo largo de toda su andadura a base de traer a artistas de renombre nacionales e internacionales, apostando en ambos ciclos por las producciones locales poniendo al servicio de las principales figuras del jazz navarro una plataforma de calidad en la que presentar sus proyectos musicales. Esta apuesta ha estado dirigida a un público heterogéneo a la vez que se ha buscado también un público joven. Durante todas las ediciones se ha pretendido un porqué de cada concierto, buscando un equilibrio y un criterio que hiciese de estos conciertos un referente en los circuitos especializados de esta música.

Las producciones propias son un ejemplo. Ha habido unas cuantas desde el principio en JazFermin:

Chano Dominguez –Iñaki Salvador fue la primera, en 1998. Chano dominguez – Tito Alcedo (2000, primicia en pamplona). Perico Sambeat y Javier Colina Quartet (2000, primicia en pamplona).

Otra dos muy importantes fueron Javier colina y Antonio Serrano (2005, primicia en pamplona), y Chucho Valdés & Javier Colina en 2007.

 

Javier Colina. Fotografía © Sera Martín.

Javier Colina. Fotografía por Sera Martín.

Pachi Tapiz – Tomajaz: En estos momentos hay una gran cantidad de músicos de jazz en activo y formándose, algo que es especialmente notable desde la puesta en marcha del Superior de jazz en Pamplona, puesto que a los veteranos hay que añadir los músicos de las nuevas generaciones. ¿Se te ocurre alguna explicación para que por parte de las administraciones públicas en vez de apoyar el jazz, cada vez se vayan limitando los ciclos? Sí que habría que señalar que el ciclo Murajazz ha aparecido en un lugar importante para la cultura en Pamplona como es Baluarte y que siendo muy generosos se podría ver, en cierta manera, como una compensación de la desaparición de Universijazz de la Universidad Pública de Navarra – UPNA tras trece ediciones… En cuanto a Jazzfermín los dos últimos años muchos aficionados temimos que el ciclo desapareciera entre cambios de localización y de planteamiento… aunque en este año 2016 ha vuelto a lo que solía. En cuanto al Jazz en la Calle en este año 2016 se ha desfigurado pasando de cuatro conciertos en cuatro fines de semana a la aglomeración de un ciclo en cuatro días con cambio de formato y localizaciones, con lo que ello supone de descolocación para su público fiel, habitual y abundante…

Pilar Chozas: Efectivamente hay una gran cantidad de músicos formándose y en activo. Además nuestra Comunidad goza de poder contar con el Conservatorio Superior de Jazz en Pamplona, y al lado –en San Sebastián- tenemos Musikene lo que hace que la escena de los músicos de jazz esté en plena ebullición y además con un nivel muy alto en cuanto a calidad. Por otra parte sinceramente creo que programar jazz, una música tan especializada y rica, supone primero que te guste esta música, que la escuches, que estés conectado con la actualidad de lo que pasa en el mercado, y luego es una cuestión de saber utilizar el criterio, y apostar por la calidad.

 

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Cuántas veces has estado a punto de tirar la toalla? Desde fuera las cosas no se ven igual que desde dentro, y supongo -y algo sé también al respecto- que muchas veces no es fácil luchar contra los elementos… y no digo más.

Pilar Chozas: Esta trabajo te da lo bueno de hacer lo que te gusta, de hacerlo con pasión involucrándote tanto que haces tu vida de ello. Al mismo tiempo eso es lo que complica todo cuando tienes que trabajar en un mercado que no lo pone fácil, y dependes de las administraciones que son las que deciden lo que se hace.

Yo he tenido la suerte de poder trabajar muchos años y hacerlo con un criterio y una calidad que para mí es muy importante. La toalla se quiere tirar muchas veces tanto por los músicos como por las administraciones. Pero la pasión por esta música y poder escuchar 90 minutos en directo de un gran concierto echa por tierra tirar la toalla… por el momento…

 

Jason Moran © Sera Martín

Jason Moran © Sera Martín

Pachi Tapiz – Tomajaz: Tú tienes una visión de primera mano del jazz local y nacional… ¿Cómo ves el jazz actual a nivel de músicos y de músicas, comparándolo con el jazz de hace veinte años? ¿Y a nivel de público? ¿Existe un recambio generacional a nivel de asistentes?

Pilar Chozas: El jazz es posiblemente una de las músicas más vivas, con mayor capacidad de cambio y de sorpresa. El público que asiste a los ciclos de jazz es de lo más heterodoxo en edades y en pensamientos. Cuando un ciclo consigue una continuidad y mantiene una programación cuidada en los años el público se acostumbra a acudir a estos conciertos y les gusta sorprenderse. Muchas veces no conocen lo que van a escuchar pero saben que tendrá una calidad que cumpla su expectativa porque confían en el criterio de la programación. Esa ha sido la apuesta de Yerbabuena y eso nos ha ayudado a seguir 21 años después.

El jazz a nivel local y nacional vive su mejor momento, son muchísimos los profesionales que se dedican a esta música con ofertas de los más variadas, hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes. Hay mucho donde elegir, por eso tener criterio es más importante que nunca. Vivimos una cultura del “me gusta” pero no se puede confundir lo “más visto” con lo “mejor”.

Pachi Tapiz – Tomajaz: Por los ciclos de Pamplona como Jazz en la Calle, pero sobre todo JazzFermín, han pasado figuras importantes… ¿nos puedes relatar alguna anécdota que se pueda contar especialmente notable?

Pilar Chozas: Unas cuantas con muchísimos y grandísimos músicos. Pero un guiño que quiero hacer en especial es a nuestro gran amigo “Cifu” cuando vino a JazzFermín en 2013 a presentar el concierto de Ignacio Berroa. Siempre me decía “…No tires la toalla nunca niña..”

 

Johnny Griffin © Yerbabuena

Johnny Griffin © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Una pregunta que es también obligada: ¿cuáles son los conciertos de los que guardas un recuerdo especial?

Pilar Chozas: Yo soy una romántica y guardo muchas cosas… me pasa también con los recuerdos.

Jeanne Lee me impresionó en 1999, una grandísima dama del Jazz.

Nicholas Payton en 2001; conocer a Alain Jean Marie fue un descubrimiento, él ha tocado con todos los grandes.

El concierto de Rosa Passos en 2003, con sus 13 rosas…que tuve que buscar por todas las floristerías en plenos sanfermines… Jonny Griffin en 2004, un leyendon. ¡El concierto de Chucho Valdes y Javier Colina en plenos sanfermines y un silencio que se respiraba! Tener a tres grandes como Joe Lovano, Dave Liebman y Ravi Coltrane en el escenario del JazzFermín. Otras grandes leyendas como Benny Golson y McCoy Tyner. Pedro Iturralde en varias ocasiones. De los últimos conciertos que yo organicé el de Chris Potter con Jason Moran fue espectacular, y también el concierto de Bill Evans. Justo en esos momentos escuchas una voz desde dentro que dice “merece la pena”. Son los que se quedan en la memoria para siempre. No puedo dejar pasar por alto los conciertos locales que han presentado sus proyectos en este escenario y por supuesto a nuestro querido Javier Colina, siempre ahí.

 

jazzcalle 2015

Jazz en la Calle 2015. © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Con tu experiencia, ¿qué consejo darías a quien quiera organizar un ciclo de jazz?

Pilar Chozas: Nosotros, desde Yerbabuena, concebimos la organización de un ciclo de jazz la desde la sensibilidad, el criterio, la calidad y conocer el mundo del jazz, el mercado, la actualidad. y no pretender ganar mucho dinero tal y como están las cosas. Es algo incompatible. Organizar un ciclo de jazz no es coger el teléfono y llamar a lo primero que te ofrecen. Requiere muchas mas cosas.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué les pedirías a las administraciones para que te dejen realizar tu trabajo?

Pilar Chozas: No todo el mundo puede saber de todo, creo que lo más importante para alguien que desempeña un cargo público es saber asesorarse adecuadamente. En este mundo hay mucho tiburón que sólo mira por sus intereses pero también hay gente más humilde que trabaja desde el cariño por lo que hace. Las administraciones tienen que saber qué es lo que quieren y por qué van a apostar. Tener un criterio claro es lo único que puede dar continuidad a las cosas.

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: Yerbabuena y Sera Martín.




Cifujazz: manteniendo el legado de Cifu. Entrevista con Mario Benso. Selección musical de Isabel Zaro. HDO 0070 [Audioblog]

IMG_2984.JPG-CIFU

El 17 de marzo de 2015 Juan Claudio Cifuentes “Cifu” nos dejaba huérfanos a los aficionados al jazz en España de su voz, su compañía y su enorme sabiduría jazzística. A pesar de ello su recuerdo sigue presente entre nosotros gracias a la asociación Cifujazz cuya finalidad “es coordinar todas las actividades e iniciativas alrededor de su persona y legado”. Como un primer paso ya visible está la web http://www.Cifujazz.org. Entre el resto de actividades están la catalogación de su legado, y la puesta en marcha de un lugar físico en el que los aficionados puedan acceder a esa música y sirva para articular distintas actividades relacionadas con el jazz. Al frente de esta asociación están Isabel Zaro (compañera de Cifu), sus hijas Mónica y Laura, Mario Benso (que está ayudando en las labores de catalogación, así como aportando ideas y asesoramiento).

Pachi Tapiz charló con Mario Benso acerca de la asociación, sus objetivos, la recuperación de programas del mítico programa de televisión Jazz entre amigos por parte de Televisión Española, así como del estado de la catalogación del legado de Cifu, todo ello salpicado por los recuerdos de este gigante de la difusión del jazz en España. Como complemento a las palabras suena una selección de temas relacionados especialmente con Cifu seleccionados por Isabel Zaro.

Texto y fotografía: © Pachi Tapiz, 2016

HDO (Hablando de oídas) es un audioblog  (que quizás en algún momento llegue a la categoría de podcast) presentado, editado y producido según su mejor saber, conocimiento y habilidad -lo cual no es garantía de nada- por Pachi Tapiz.




Listado de premios BBK Jazz 2015 [Noticias]

VI Muestra BBK Jazz

Mejor Disco. Miguel Fernández

Mejor Disco. Miguel Fernández

Mejor Músico. Gorka Benítez. Recogió su madre Itziar Oma

Mejor Músico. Gorka Benítez. Recogió su madre Itziar Oma

Premio Impulso. Ulrich Calvo

Premio Impulso. Ulrich Calvo

Premio Especial del Jurado. Cifu. Recogió Laura Cifuentes.

Premio Especial del Jurado. Cifu. Recogió Laura Cifuentes.

Premio Especial del Jurado. Tato Gracia.

Premio Especial del Jurado. Tato Gracia.

El jurado compuesto por los músicos y profesores de Musikete Joaquín Chacón, Guillermo McGill, Víctor Merlo y Miguel Ángel López Blázquez, y el programador y miembro creador del proyecto JazzOn! Gorka Reino, otorgaron el pasado sábado 28 de noviembre los Premios BBK Jazz 2015 a los siguientes músicos y proyectos en las correspondientes categorías:
1.- Premio Impulso
Proyecto: Ulrich Calvo Jazz Quartet (Iruña – Pamplona)
Financiación de la grabación, edición y publicación de una producción discográfica
2.- Mejor Disco 2014
Afrikan Blues
Miguel Fernández Quintet (Iruña – Pamplona)
3.- Mejor Instrumentista
Gorka Benitez (Bilbao)
4.- Premios Especiales del Jurado
– In Memoriam:
Juan Claudio Cifuentes “Cifu”
– En reconocimiento a su trayectoria como músico y a su labor en la promoción del Jazz
Carlos “Tato” Gracia (Bilbao)




Imaxinasons 2015: Marc Ribot con Ceramic Dog Trio, Orquestra de Jazz de Galicia… (Vigo. 2015-07-03/04)

Imaxinasons 2015

  • Fecha: viernes 3 y sábado 4 de julio de 2015
  • Lugar: Auditorio Municipal do Concello de Vigo, Rúa Londres, Galería Javier Teniente. Vigo, Pontevedra
  • Formaciones:
    Marc Ribot Ceramic Dog Trio
    Marc Ribot (guitarras, voz y bajo), Shahzad Ismaily (bajo, guitarra, Moog, percusión, voz), Ches Smith (batería, voz, electrónica)
    Juyma Estévez Trío
    Juan Manuel Estévez (contrabajo), Max Gómez (batería), Alberto Vilas (piano)
    Orquestra de Jazz de Galicia
    Anxo Pintos (zanfoña), Pedro Lamas (gaita, saxo soprano y barítono), Adrián Silva (flautas), Pablo Añón (saxo alto), Toño Otero (saxo tenor), Steve Harriswangler (fagot), Xocas Meijide (clarinete bajo y clarinete), Nicolau Rodríguez (trompeta 1), Javier Pereiro (trompeta 2), José Somoza (trompeta 3), Alfredo Varela (trompa), Carlos Figueira (trombón 1), José Luis Miranda (trombón 2), Faustino Núñez (trombón bajo), Ignacio López (tuba), Sergio Delgado (teclado), Ton Risco (vibráfono), Jacobo de Miguel (piano), Carlos Calviño (guitarra), Alfonso Morán (contrabajo), Xosé Lois Romero (percusiones), Aleix Tobías (batería), Roberto Somoza (dirección)
    Artistas invitados: Xabier Díaz (voz y pandereta), Toño Domínguez (voz), Alberto Conde (piano y teclados), Rodrigo Romaní (arpa), Pandereteiros de O Fiadeiro: Javier Feijoó “Chisco”, Diego Bea, Iván Blanco, Diego Calviño y Diego Cabaleiro
    Acto homenaje a Javier de Cambra y Juan Claudio Cifuentes

    Lara López, Nani García, Rui Eduardo Paes y Pachi Tapiz

imaxinasons_2015

Con la de 2015, Imaxinasons, el Festival de Jazz de Vigo ha llegado a su undécima edición. Tras comenzar el viernes 26 de junio, y tras una semana con al menos un par de actividades diarias entre conciertos y talleres, llegó a su fin el sábado 4 de julio.

Viernes 3 de julio

Ese fin de semana comenzó, en forma de concierto, con la actuación del Ceramic Dog Trio de Marc Ribot en el Auditorio Municipal do Concello de Vigo el viernes 3. Con las entradas agotadas desde días antes, había gran expectación en escuchar al guitarrista. El público interesado en su música no está centrado únicamente en el jazz. Su participación en algunas de las mejores obras de Tom Waits (como el imprescindible Rain Dogs), sus propias grabaciones, así como su participación en distintos proyectos tanto como músico invitado o como guitarrista de estudio, han logrado convertir sus conciertos en un evento imprescindible para aficionados al rock y al jazz.

_DSC0788

Ceramic Dog Trio es el proyecto más rockero de Marc Ribot. Con varios años en activo, sus obras incluyen un par de CD, el último de ellos publicado en 2013 y titulado It’s Your Turn. Con un volumen sonoro superior a cualquiera de los conciertos acontecidos anteriormente en la cita viguesa, Marc Ribot, Shahzad Ismaili y Ches Smith plantearon su concierto como una implacable descarga eléctrica de una hora y cuarenta minutos de duración. Marc Ribot no tiene demasiado que demostrar ni en el terreno del rock (algunas de las grabaciones en las que ha participado aparecen en las listas de lo mejor de toda la historia de esta música), ni en el del jazz (en los últimos años además de su trío con el veterano Henry Grimes y Ches Smith, ha dedicado uno de sus proyectos a ese gigante del free jazz de nonbre Albert Ayler). Por este motivo su música se mueve con total comodidad entre estos dos estilos. No hay problema en que su repertorio incluya una versión del mítico “Take Five” de Paul Desmond que popularizase The Dave Brubeck Quartet, o que en el bis los tres músicos terminasen el concierto vociferando el reivindicativo “The Masters Of The Internet” en contra de la cultura gratuita sin permiso de sus creadores en la red. Tampoco supone dificultad alguna que el repertorio conste de unas piezas cuyas estructuras no siguen la estructura habitual de las canciones (intro, estribillo, solo… estribillo, final), y que en ellas aparezcan referencias al hard-rock clásico, al hardcore punk (en algún momento su música sonó como la de los míticos Fugazi), o incluso a la world-music (no hay que olvidar mencionar que uno de sus grupos más populares es Cubanos Postizos).

_DSC0562

Ribot (que actuó sentado a lo largo de todo el concierto, sin que ello afectase a su papel como guitar-hero), tiene en sus acompañantes a dos elementos imprescindibles. Ches Smith es un prodigio de la batería, una apisonadora rítmica hiperactiva a lo largo de todo el concierto, que no paró de dar soporte a sus dos compañeros. No es extraño que sea un músico muy requerido tanto en proyectos de jazz como de rock alternativo. Shahza Ismaili es un músico que vale por varios: guitarrista acompañante y solista, bajista, baterista, percusionista, y teclista con un pequeño órgano Moog, aporta a la música una amplia paleta sonora que transmiten a la música del trío una variedad que sirve para mantener el interés de la música del grupo. Rock con elementos de jazz, jazz-rock saturado, punk-jazz con muy poco de la inmediatez y ameteurismo del punk y mucho de la improvisación del jazz, o hardcore jazz, son algunas de las etiquetas que se pueden colgar a la propuesta del Ceramic Dog Trio. Pudiera parecer que semejante batidora estilística es únicamente una cuestión de querer y poco más. No es así. Hay que ser muy buenos músicos y tener muchos recursos para poder conseguir que tal propuesta funcione con semejante grado de organicidad y satisfaga tanto a la parroquia del jazz como a la del rock.

Sábado 4 de julio

De izquierda a derecha: Nani García, Lara López, Pachi Tapiz y Rui Eduardo Paes

De izquierda a derecha: Nani García, Lara López, Pachi Tapiz y Rui Eduardo Paes

Tras el concierto nocturno del dúo Chupaconcha (eletrónica – trompeta, y batería) finalizando las actividades del viernes, el sábado comenzó al mediodía en la galería del fotógrafo Javier Teniente con un más que merecido homenaje a los periodistas de jazz Javier de Cambra y Juan Claudio Cifuentes “Cifu”, quienes acudieron en distintas ediciones al festival vigués. La lluvia caída durante la madrugada del sábado acortó la duración inicialmente prevista de la charla protagonizada por Nani García (pianista, compositor y director artístico de Imaxinasons que a su vez ejerció de presentador), Lara López (periodista de Radio 3, que en su momento fue directora de la cadena nacional y jefa tanto de Cifu como de de Cambra), Rui Eduardo Paes (periodista, escritor, pensador y crítico de jazz, así como director de jazz.pt), y Pachi Tapiz, quien escribe estas líneas. Cada uno de los cuatro participantes fuimos aportando distintas experiencias que sirvieron para delinear en parte las figuras de estas dos importantes figuras de la crítica y del periodismo de jazz en España. No hubo tiempo para que, tal y como habíamos acordado inicialmente los cuatro ponentes, hubiese una segunda ronda de intervenciones para exponer nuevos aspectos de las personalidades de estos periodistas, ni para la participación del público asistente.

_DSC1094

_DSC1179

La lluvia, que amenazó sin hacer finalmente acto de presencia, impidió que el set para el concierto del Juyma Estévez Trío se instalase en un lugar distinto al de la charla, tal y como era la intención inicial de la organización. A pesar de ello el homenaje sirvió para poner en valor las figuras de dos figuras esenciales en el periodismo y la crítica jazzísticos en nuestro país. A continuación el trío del contrabajista Juyma Estévez (a quien acompañaron el pianista Alberto Vilas y el baterista Max Gómez) dieron muestras del buen estado en que se encuentra el jazz en Galicia en manos de los representantes de las generaciones más jóvenes.

_DSC1847

A las nueve de la noche, nuevamente con el cartel de entradas agotadas colgado en la taquilla del Auditorio Municipal, tuvo lugar el estreno en directo de la Orquestra de Jazz de Galicia. Esta es una extensa formación de más de veinte músicos, que a su vez contó con la participación de más de media docena de invitados en su puesta de largo en directo. Bajo la dirección de Roberto Somoza esta orquesta realiza una mixtura de melodías tradicionales gallegas, jazz y música clásica. El próximo otoño está prevista la publicación de su ya grabado estreno discográfico.

_DSC1493

La apuesta de esta formación fue, al menos en el concierto vigués, a caballo ganador. Su música, más allá de los estilos, tocó la fibra sensible de un público entregado desde el principio. La más que competente ejecución de la música escrita mostró a una formación muy bien engrasada, aunque se echó de menos una mayor naturalidad en la transición de las interpretaciones de los solistas a las partes escritas, cuestión que sin duda sería solucionada con unos cuantos conciertos . Otra cuestión es la manera en que los arreglos mostraron ese repertorio. Como música tradicional, la gallega tiene una entidad propia y diferenciada, que hace que no necesite reflejarse en ciertas maneras de entender la música de big-band. Esto provocó que por momentos la Orquestra de Jazz de Galicia tuviese una entidad más propia de una formación foránea que intentase aproximarse a una tradición que le resulta ajena. Por el contrario, en otros momentos la música sí que fue capaz de realizar una gloriosa inmersión en una tradición musical que tiene muchas vías por las que transitar.

Texto: © Pachi Tapiz, 2015
Fotografías: © Janite Lafuente, 2015




Luis Escalante y La Odisea de la Música Afroamericana. Entrevista por Pachi Tapiz

Desde el lunes 4 de mayo en Tomajazz vamos a poder realizar un recorrido musical de más de un siglo por medio del podcast La Odisea de la Música Afroamericana, un programa presentado, producido y realizado por Luis Escalante Ozalla. Pachi Tapiz habló con el responsable de este programa de radio, quien realizó una presentación de este programa, así como de los proyectos (entre otros un nuevo libro) en los que está involucrado.

Luis Escalante foto para tomajazz

PACHI TAPIZ: ¿Qué se van a encontrar los oyentes en La Odisea de la Música Afroamericana?

LUIS ESCALANTE: La Odisea de la Música Afroamericana es un programa de radio de, aproximadamente, uno hora de duración que produje para EiTB Radio (una de las emisoras del ente de radio-televisión vasco) y que se empezó a emitir en el primer trimestre del año 2002, y que estuvo en antena durante unos treinta meses, con una periodicidad de dos días a la semana. En el año 2006, se volvió a emitir diariamente.

PACHI TAPIZ: ¿Cuántos programas componen esta saga musical y cultural?

LUIS ESCALANTE: La Odisea de la Música Afroamericana está compuesta por 258 programas (que yo denomino capítulos), y la podríamos dividir en cuatro grandes bloques.

El primero de ellos (Capítulos 1 al 29) comienza con una exposición de cómo fueron los primeros cánticos que interpretaron los esclavos negros en América para continuar con el período que se conoce como el del Jazz Clásico, es decir, hasta aproximadamente 1930.

El segundo (Capítulos 30 a 92) se centra en la Epoca del Swing, llegando hasta el año 1945.

El tercer bloque (Capítulos 93 a 128) está dedicado a los grandes compositores de la Música Norteamericana y que se les conoce como pertenecientes al Tin Pan Alley. En otras palabras, a esos músicos que hicieron posible lo que hoy conocemos como los standards de la Música de los USA.

El último bloque (Capítulos 128 a 258) se ocupa del Jazz Moderno. Comienza con el Be Bop en 1945 y termina con Free Jazz en la década de los sesenta.

Aunque La Odisea de la Música Afroamericana se dedica, sobre todo, al jazz también le presta una atención preferente al blues y al góspel, según la ocasión lo requiere.

PACHI TAPIZ:¿Qué es lo que buscabas cuando te lanzaste a crear este proyecto?

LUIS ESCALANTE: Mi objetivo fue atraer al oyente que no era un entendido en jazz, que sabía de su existencia,  pero que no le prestaba suficiente atención. De hecho en el dossier que entregué para presentar el programa a los dirigentes de la emisora escribí lo siguiente y cito:

“He titulado al programa “La Odisea de la Música Afroamericana”, también se podría haber llamado “Musicología del Jazz”, “Origen y Desarrollo de la Música Afroamericana”, o cualquier otra denominación que indicara que no solo se trata de un programa radiofónico que se limita a nombrar al músico o músicos de turno, título de la canción y poco más, sino que su función es la de enseñar como si se tratase de una asignatura que hay que aprobar al final de curso. La música estará siempre presente, pero el programa pretende llegar más lejos; quiere que el oyente comprenda cuál es su origen, qué factores intervinieron para que se produjera, cómo y porqué va evolucionando, qué le hizo ser diferente, musicalmente hablando, de la que hasta entonces se conocía”.

Este argumento convenció, al menos, a los directivos, ya que emitieron el programa.

PACHI TAPIZ:¿Cuál fue la reacción de los oyentes?

LUIS ESCALANTE: Nunca supe la audiencia del programa, pero si lo repitieron al cabo de unos meses, supongo  que un par o tres de oyentes ya había. De todas maneras eso es agua pasada. Ahora lo que realmente me encantaría conocer es la opinión de todos los amigos de TomaJazz. También debo decir que escribí La Odisea de la Música Afroamericana hace trece años y de ahí a esta parte, aparte de nuevas publicaciones, ha aparecido una ingente documentación sonora y escrita sobre el jazz (en Internet) que ojala hubiese estado a mi alcance en aquel tiempo, por lo que soy consciente de que algún que otro comentario que realicé en su día, en el programa, es hoy manifiestamente mejorable.

PACHI TAPIZ: Además de este monumental proyecto, has estado y estás involucrado en otros relacionados con la difusión del jazz. Hace unos pocos años publicaste el libro, Y se hace música al andar… con swing. En él realizas un recorrido por el jazz, que incide especialmente en sus orígenes y primeras décadas, aunque está salpicado por referencias actuales. Si no estoy equivocado, estás enfrascado en un nuevo proyecto. ¿Nos puedes adelantar sobre qué versará?

Luis Escalante_Y se hace musica al andar... con swing

LUIS ESCALANTE: Para escribir los guiones de La Odisea de la Música Afroamericana necesité informarme bastante sobre el tema en cuestión y eso significó que poco a poco empecé a disponer de una documentación que bien podría convertirse en un libro, y eso me animó a escribirlo. Le puse el titulo de, Y se hace música al andar con swing. Lo auto-edité en Amazon como un libro, Kindle, justamente ahora hace tres años, en marzo de 2012. Esta obra también trata de la historia del jazz, pero en este caso la mezclo con los aspectos sociales específicos de la sociedad Norteamericana.

Ahora estoy inmerso en un nuevo libro que está centrado exclusivamente en esa ciudad tan especial y única que es Nueva Orleans, desde su fundación, a principios del siglo XVIII, hasta el año 1917. Recojo tres aspectos fundamentales que sirven para conocer su idiosincrasia, su música, que la podríamos definir como pre-jazz; todos los problemas de convivencia que surgieron, y fueron muchos, por la mezcla de razas y por último las condiciones que se dieron para que la villa se convirtiera en la más pecaminosa y permisiva en el negocio del sexo de todos los USA. Todavía tengo para un buen rato.

PACHI TAPIZ: Cifu nos ha dejado no hace mucho. Como difusor del jazz radiofónico, ¿qué ha supuesto Cifu para ti?

LUIS ESCALANTE: Debo confesar que el Festival de Jazz de San Sebastián fue el que logró que me interesara por aquella “música de negros” a la que llamaban, Jazz, y estoy hablando del año 1966. También debo confesar que mi adolescencia y parte de mi juventud discurrió en la década de los sesenta y fui, y sigo siendo, un incondicional de la música pop que se desarrolló por aquel entonces, además de tener la suerte de estar allí. Todavía me emociono si escucho alguna de esas canciones que evocan inolvidables momentos de aquellos años.

Hacia la mitad de los setenta fue desapareciendo mi interés por la música pop y el jazz entró de lleno en mis inquietudes musicales y ahí sigue. Este hecho hizo que conociera al gran “Cifu” gracias, sobre todo, a sus programas en Radio Clásica y Radio 3. Pero lo que me pareció milagroso fue que consiguiera emitir un programa de jazz, ¡¡¡¡¡de jazz!!!!! en TVE y mantenerlo en antena durante casi ocho años, durante la década de los ochenta. En una época no muy lejana a esa, alguno de sus máximos mandatarios quiso quemar todos los discos de jazz que existían en España (y este hecho es rigurosamente histórico). ¡CHAPEAU! al gran “Cifu”. Creo que no me perdí ninguno de sus programas. Fue un gran comunicador del jazz, posiblemente el mejor que haya habido por estos lares, y una de las razones para situarle en el alto del podio es que todos nos dábamos cuenta de que no podía disimular, aunque lo hubiese querido, ese profundo amor y cariño que sintió por el JAZZ durante toda su vida y que trató, con suma elegancia, de transmitírnoslo.

 Entrevista: © Pachi Tapiz, 2015
Fotografía: © Luis Escalante Ozalla, 2015




Juan Claudio Cifuentes "Cifu" Emisión 40 Aniversario de "Jazz Porque Sí" C.M.U. San Juan Evangelista, 04/11/2011 © Sergio Cabanillas, 2011

Jam Session para Cifu. Por Pilar Chozas

Juan Claudio Cifuentes "Cifu" Emisión 40 Aniversario de "Jazz Porque Sí" C.M.U. San Juan Evangelista, 04/11/2011 © Sergio Cabanillas, 2011

Juan Claudio Cifuentes “Cifu”
Emisión 40 Aniversario de “Jazz Porque Sí”
C.M.U. San Juan Evangelista, 04/11/2011
© Sergio Cabanillas, 2011

Se ha ido otro grande del jazz.

La primera vez que vi a Cifu fue en el Whisky Jazz, en Madrid, de la mano de Michel. Fue en el 87, ya lo había visto en Jazz entre amigos, y escuchado en la radio. Pero allí en aquel garito entrañable lleno de humo, música y locos por el jazz fue donde conocí a Cifu. Embobada de timidez miraba y escuchaba a aquel personaje tan entrañable con el que muchos años después tuve la gran suerte de compartir algún concierto y alguna que otra cena. Y sobre todo poder disfrutar de su compañía presentando algún concierto de los que he tenido la suerte y el placer de organizar. Placer porque el Jazz es Pasión. Y Escuchar a Cifu era otro placer, y un aprendizaje siempre. Un remolino de sabiduría jazzística. Y de humanidad y de honestidad y de dignidad. Y de diversión también, porque siempre te sacaba una sonrisa. Me animó en mis momentos bajos y me alentó a no tirar nunca la toalla. Él era así. Sin hacerse notar te contaba una conversación entrañable con Johnny Griffin, y de ahí se iba a Nueva Orleans, a Chicago, o a la costa Oeste.

Cifu hacía vibrar el corazón llenando de inmortalidad esos temas que tanto le entusiasmaban.

Quizás, Cifu esté en una nube muy alta de norte a sur disfrutando de una bonita Jam session que le han organizado y escuchando notas de Jazz mientras viaja al infinito de la mano de Miles.

©Pilar Chozas, 2015




"Cifu", en la inauguración de Bogui, Madrid 28/06/2005 © Sergio Cabanillas, 2005

Toda la oscuridad no será capaz de apagar tu luz. Por Enrique Farelo

"Cifu", en la inauguración de Bogui, Madrid 28/06/2005 © Sergio Cabanillas, 2005

“Cifu”, en la inauguración de Bogui, Madrid 28/06/2005
© Sergio Cabanillas, 2005

Mentiría si dijera que conocía a Cifu e igualmente lo haría si sostuviera que éramos amigos entrañables; faltaría a la verdad si contara anécdotas que no están en mi memoria simplemente porque no existieron. Pero diría la verdad si hablara desde la lejanía y las pocas palabras que intercambiamos a la salida de algún concierto. Palabras de inquietud por un amor compartido, yo desde mi humilde afición y él desde su magisterio.

Sin conocernos, nos conocíamos. El nexo de unión era el jazz, que cada uno disfrutaba desde su particular tribuna, desde el color de su cristal y de su sentimiento.

Con el correr de los años todos cambiamos y físicamente nos apagamos cual antorcha se sumerge en el océano.

Esa antorcha que portaba Cifu y que no perderá su luz por mucha oscuridad de la que se rodee.

La luz que Cifu robó a los dioses del jazz fue para ofrecérselo a los melómanos, y éstos la hallarán en el estrellado cielo nocturno en forma de eterno lucero del alba.

© Enrique Farelo, 2015




Pasión por el Jazz: un día con Cifu. Por José Antonio García

Cifu Pasion por el jazz Foto por Rafa Marquez

No he conocido a nadie tan ilustrado, en lo concerniente al jazz, como a Cifu. Su sabiduría, generosidad y dialéctica sobre el género musical, rebasaban el tiempo y el espacio, dejándote la sensación de estar ante una persona apasionada por su trabajo.

Tuve la grata ocasión de conocerle en la primavera de 2013 cuando aceptó, gustosamente, la invitación del club Jazzazza para venir a Murcia, a la presentación del I Jazzazza Festival. Su presencia en los medios informativos y en los diversos actos que tuvieron lugar ese día fue trascendental, dando ánimo a los presentes y apoyando la iniciativa cultural en todos sus aspectos. La jornada fue larga y dio de sí lo suficiente para poder entablar con él varias conversaciones, no solo referentes a la música, a la situación del jazz en nuestro país y a las vicisitudes por las que atraviesan los músicos de jazz, entre otros temas, porque con él se podía hablar de todo. Una persona verdaderamente agradable e inteligente.

Las palabras se quedan cortas para expresar mi agradecimiento y el de miles de seguidores por el gran legado que nos dejado, no solo material, sino también espiritual. Un mensaje que nos alienta para seguir luchando por la cultura, en general, y por la música, en particular, tomada como un puente que acerca y une a personas de todo el mundo, sin barreras ni artificios.

Cifu, tiene un lugar merecido en la historia del jazz, junto a las grandes figuras que la han hecho posible. A través de sus programas de radio, conferencias y escritos, nos acercó a un mundo para muchos desconocido, a base de esa vitalidad, constancia y amor por su trabajo, un ejemplo de vida ofrecida para todos. Su huella es imperecedera.

Gracias maestro por todo lo que nos has dado.

Texto: © José Antonio García, 2015
Fotografías: © Rafa Márquez, 2013