Segundo disco en solitario de este cantante de Brooklyn, en una grabación que contiene sus canciones favoritas, varios standards, la mayoría baladas muy recurrentes en el mundo del jazz. En All My Tomorrows encontramos ante todo mucho swing. La facilidad y la sinceridad son cualidades evidentes en los diez temas.Continúa leyendo