Ferran Pereyra: Stolen Moments. Entrevista por Juan Antonio Serrano Cervantes [Entrevista]

Por Juan Antonio Serrano Cervantes.

 


© Juan Antonio Serrano Cervantes, 2019

Una de las actividades complementarias de la XXXI edición de Eivissa Jazz ha sido una exposición fotográfica de Ferran Pereyra. Imágenes en color, excepto la de Eli Degibri y tomadas en festivales como Eivissa Jazz, Mallorca Jazz sa Pobla, Menorca Jazz Primavera, Alternatilla Jazz en Mallorca, Port Adriano Music Festival, Düsseldorfer Jazz Rally y Jazz in Sardegna. Es su quinta exposición individual. Abierta del 3 al 23 de septiembre en la sala Refectori del Ayuntamiento de Eivissa/Ibiza.

Ferran Pereyra i Planells (Palma, 1961), crítico musical, periodista y aficionado a la fotografía y al jazz, vinculado al mundo de la radio y la prensa escrita desde 1980. Sus inicios son en Ràdio Popular de Mallorca y el diario Última Hora, en el que sigue ejerciendo como crítico musical. En el mundo de la radio también ha trabajado en Ona Mallorca, Som Ràdio, Última Hora Ràdio, Ona Mediterrània, Inselradio e IB3 Ràdio. En la actualidad realiza dos programas: “Jazztime” (IB3 Ràdio, miércoles 21 h), y “Jazzland” (Inselradio, jueves 21 h).

Su trayectoria profesional ha sido reconocida con el “Premi Menció de Qualitat” en los “Premis Ràdio Associació de Catalunya” por el programa “Latitud 39” (IB3 Ràdio 2009), galardón que repetiría en 2017 por el programa “Jazzland” (Inselradio). Finalista del “Premi ARCA Protecció del Patrimoni” por el programa “Arquidial” (Última Hora Ràdio, 2017).

También es autor de los libros Vint anys de Cançons de la Mediterrània y Alternatilla Jazz in Mallorca 2016.

Juan Antonio Serrano (J.S.) Periodista, crítico musical, fotógrafo, aficionado al jazz… ¿En qué orden pondrías estas facetas de tu vida?

Ferran Pereyra (F.P.) Primero de todo, aficionado al jazz, después, crítico musical y fotógrafo.

J.S. ¿Cómo descubriste el jazz?

F.P. ¡Uf!, muy joven. Yo vengo del rock sinfónico, y tal vez uno de los primeros saxos que escuché fue en The Dark Side of the Moon, de Pink Floyd, allí me enteré de este instrumento, yo debía tener trece o catorce años y a raíz de ahí, tirando, tirando, tirando, me acabé suscribiendo al jazz.

J.S. La exposición se titula “Stolen Moments” ¿Por qué este nombre?

F.P. Primero pensé en Stolen Moments porque son instantes robados, la colección intenta reflejar precisamente esas expresiones de introspección, de rabia, de júbilo, de alguna manera lo que siente el músico al interpretar su propia música, es captar estos instantes, y me basé un poco en el standard de Oliver Nelson que es “Stolen Moments” precisamente.

Eli Degibri © Ferran Pereyra

J.S. ¿A quién te hubiera gustado fotografiar y no lo has hecho?

F.P. Miles Davis, tal vez, aunque hubiera podido fotografiarlo pero en aquel entonces no tenía la cámara cuando pude verlo.

J.A. Dinos un concierto en el que te olvidaste de que eras periodista o crítico y pasaste a ser solo aficionado al jazz por el clima que se creó.

F.P. Tendría como dos conciertos; uno, Miles Davis en el Auditorium de Palma*, precisamente hizo un concierto de tres horas con los tres últimos discos que había sacado en aquel momento, que eran Decoy, You’re Under Arrest y Tutu, no paró ni un solo instante y se hizo los tres álbumes de una tacada, esto por una parte; años después, aquí en Ibiza**, recuerdo un Festival de Jazz con “The Next Wave Latin Summit”, sobre el escenario Michel Camilo, Arturo Sandoval, Dave Valentin, Paquito D’Rivera, etc., fue algo maravilloso, ellos cerraban la gira y también se despreocuparon, fue algo colosal.

J.A. Háblanos del Festival Eivissa Jazz. ¿Desde cuándo vienes a cubrirlo?

F.P. He venido de forma intermitente, como te digo, ese año no sé si era el ’92 tal vez el que te estoy hablando, había venido ediciones sueltas y últimamente llevo como cuatro años viniendo cada año.

J.A. Actualmente realizas dos programas de radio. ¿Qué criterios usas para cada uno?

F.P. Bueno, uno de los programas, que es de IB3, “Jazztime”, el criterio es escoger siempre a un músico normalmente de jazz o que tenga que ver con el jazz o con el blues y hacemos el programa con el músico esencialmente, se trata de conocerlo a él con la música que prefiere, que es el que selecciona la parte central del programa, que son influencias o músicas que sencillamente le gustan, y después la tercera parte es música interpretada por él o compuesta por él; entonces según estas dos partes yo programo dos temas al principio, entonces el hilo conductor precisamente es conocer a los músicos como digo yo, “en primera persona” ya que son ellos los que nos hablan de su carrera y también nos hablan de los músicos que les han influenciado, que es sobre todo sobre lo que establece el diálogo y la conversación del programa y así conocerlos un poco más de cerca. El otro es “Jazzland” en Inselradio que es una radio alemana, es el único programa de la parrilla que se hace en catalán y me levanto, cojo un músico, cojo algo, y a partir de esto voy estirando que tenga algo que ver, Big Bands o tríos, busco un punto de conexión entre las diferentes músicas que van a sonar en el programa.

J.A. También realizaste un programa de radio sobre arquitectura: “Arquidial”

F.P. Sí. Esto fue una experiencia muy interesante, duró tres años prácticamente, era el único programa de arquitectura de la radiodifusión española, era complicado porque plasmar en palabras lo que es una cosa bastante visual es difícil, no solo era arquitectura, era patrimonio, urbanismo, entonces nos interesaba todo lo que de alguna manera es arquitectura e incluso la forma de vivir es arquitectura; tuvimos la suerte de contar con grandes arquitectos no solo de Baleares sino también del resto de España, contar por ejemplo con el Colegio de Arquitectos de Bilbao, con gente de Barcelona, de Valencia, de Madrid, fue una experiencia muy gratificante.

© Ferran Pereyra

J.A. Es sabida la estrecha relación que ha habido siempre entre jazz y cine. Hablemos de arquitectura. Recordemos esa imagen icónica de Sonny Rollins en el puente de Williamsburg o aquel movimiento de los años ’80 del siglo pasado que se conoció como “los Lofts”, llamado así por realizarse principalmente en ese tipo de vivienda y encabezado entre otros por Sam Rivers. ¿Has encontrado alguna relación más entre jazz y arquitectura?

F.P. Bueno, desde luego lo que no es relación es la improvisación; la arquitectura no puede, no permite esa improvisación, pero sí que de alguna manera el jazz tiene que sujetarse a un esquema premeditado como también se sujeta la arquitectura y no diría el jazz solo sino que hablaría de la música, porque tanto la arquitectura como la música se basan en un esquema muy matemático, pero que a raíz de ahí cada uno va creando su propio mundo y va interpretando esa numerología, esas medidas de acuerdo con su gusto, con su forma de ser, con su forma de pensar, y esto es una de las cosas que relaciona sobre todo un mundo con otro.

J.A. El fotógrafo Jose Luis Luna colabora en Tomajazz y también cubre conmigo Eivissa Jazz, además de tener su exposición aquí mismo en 2017. ¿Desde cuándo os conocéis?

F.P. Buf, yo diría que casi casi desde siempre, porque coincidimos en multitud de conciertos y además vamos juntos a muchos de ellos, no te sabría decir exactamente la fecha pero yo creo que más de diez, doce años, seguro.

J.A. Dinos algo de los festivales que se realizan en Mallorca y Menorca. En el de Sa Pobla ha llegado a actuar John Zorn. No te pondré en el compromiso de que me digas cuál te gusta más, pero cuéntanos en qué se diferencian unos de otros. Dinos algún motivo para que el público foráneo acuda a alguno de estos festivales, incluido Eivissa Jazz.

F.P. Bueno, todos los festivales tienen al final una filosofía distinta, como tú me has dicho, hoy por hoy el decano de los festivales de jazz es el de sa Pobla que es uno de los festivales que cogió el relevo del antiguo Festival de Jazz de Palma y es el festival que cuenta normalmente con más figuras internacionales, aunque siempre hay la atención de ocuparse de uno de los grupos locales. Tenemos el festival Incajazz que está haciendo un trabajo muy interesante con un presupuesto bastante reducido, apuesta mucho también por los grupos locales y nacionales por ese tema de presupuesto; este año por ejemplo ha estado Muriel Grossmann dentro de su programa, una saxofonista que tenéis aquí en Ibiza. Alcúdia Jazz es a lo mejor el que tiene un programa más ecléctico hasta ahora, ha ido cambiando, es muy distinto, si tuviéramos que decir que tiene una línea a seguir es el eclecticismo y la contemporaneidad, pero no entendiendo como jazz contemporáneo sino una música que se puede estar haciendo ahora mismo. Tenemos el Jazz Voyeur Festival que en sus primeros diez años fue un festival con un gran peso específico, este año parece que también se va a reconducir y a contar con nombres realmente importantes pero bueno, ha tenido también su temporada baja. Alternatilla Jazz en Mallorca, para mí es una de las propuestas más interesantes que puede haber en este momento en cuanto a que se reparte por escenarios de toda al isla y cada año hay un país invitado, eso qué quiere decir, que nos da a conocer toda una serie de músicos que no conocemos y además parte de estos músicos se quedan y hacen sus conciertos con los músicos locales y nacionales, que es lo que llamamos ménage à jazz que está muy bien, y evidentemente refleja lo que es la esencia de la música de jazz, es decir, combinar con otros músicos y dialogar entre ellos.

J.A. Para acabar, ¿Cómo ves el panorama jazzístico en Baleares?

F.P. Ahora tenemos una plantilla de festivales bastante interesante, no he hablado del de Menorca,  es un festival de primavera bastante interesante y el de Ibiza evidentemente también, se hace un gran esfuerzo y creo que también el nivel es muy elevado; tenemos muchos festivales pero sobre todo diría que esto ha conducido a tener muchos músicos de un nivel extraordinario, yo llevo cubriendo festivales desde el año 1980 y en aquel entonces ya había buenos músicos pero no tenían la calidad que pueden tener ahora, hoy tenemos músicos jóvenes aquí en las islas y en España que no tienen nada que envidiar a cualquier otro músico de cualquier otro lugar; hay escuelas de música, hay escuelas de jazz, en Mallorca tenemos en el Conservatorio Superior la especialidad de jazz, bueno, ha sido un intento y ha sacado una hornada de músicos y eso se nota, músicos de aquí que además han tenido la oportunidad de estudiar fuera, en Barcelona, en el ESMUC, en Berklee, y claro, esto les da un nivel realmente interesante. El jazz creo que está en buenas manos, más que buena salud, buenas manos.

Tomajazz.
Entrevista: © Juan Antonio Serrano, 2019
Fotografías: © Ferran Pereyra y Juan Antonio Serrano, 2019

Notas:
* Mallorca Jazz Festival 1986
** 1992

 




Lou Donaldson (y II) – Don Byas (I). La Odisea de la Música Afroamericana (188) [Podcast]

Por Luis Escalante Ozalla.

La Odisea de la Música Afroamericana es un programa de radio dirigido, presentado y producido por Luis Escalante Ozalla, autor de los libros Nueva Orleans (1717-1917): Sexo, Raza y Jass y Y se hace música al andar con swing.

En el capítulo 188 de La Odisea de la Música Afroamericana Luis Escalante Ozalla termina con el repaso de la figura del saxofonista Lou Donaldson y comienza con la del también saxofonista Don Byas.

En el programa 188 suenan:

  • “Don´t know why” Norah Jones
  • “Misty” Lou Donaldson
  • “Can heat” Lou Donaldson & Jimmy Smith
  • “Don´t worry about me” Lou Donaldson
  • “Flamingo” Don Byas
  • “I hear music” Billie Holiday
  • “Harvard blues” Count Basie
  • “Woody and you” Dizzy Gillespie
  • “White rose kick” Don Byas
  • “Candy” Don Byas
  • “Looking for a boy” Benny Carter & Maxine Sullivan
  • “Poinciana” Michel Camilo

comprar en amazon

Luis Escalante_Y se hace musica al andar... con swing

comprar en amazon




Michel Camilo “Solo Piano” (JazzMadrid18. 2018-11-15) [Concierto]

Por Coolcat.

JazzMadrid18

  • Fecha: 15 de noviembre de 2018.
  • Lugar: Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa – Sala Guirau. Madrid.
  • Grupo:
    Michel Camilo “Solo Piano”
    Michel Camilo: piano

Michel Camilo: foto promocional

Michel Camilo: entre amigos                                 

Suele calificarse el concierto solista como pura introspección. Un examen. La banda compensa y suple errores puntuales con buena sinergia. El ávido intérprete, solo ante el peligro, lo tiene más complicado. El pianista dominicano Michel Camilo brinda un gran recital en el Festival Internacional de Jazz de Madrid. Lo hace armado con un piano de cola. La experiencia y el ímpetu más juvenil se unen en perfecta armonía.

Michel Camilo aparece con reseñable puntualidad. Espera en la Sala Guirau un opulento Steinway & Sons.  Abundan por parte del artista los agradecimientos al público. Comienza con “Island beat”, pieza presente en Live in London. Pocos minutos bastan para apreciar el potencial del pianista. Una amalgama de estilos se da cita en sus cadencias pianísticas. El blues más ortodoxo de Oscar Peterson. La melancolía de Bill Evans. Y lo más importante. Los ritmos caribeños de Chucho Valdés o Hermeto Pascoal.

Poco tiempo hay que esperar para los primeros homenajes. Por un lado, al genial Joe Ricardel y su “The Frim Fram Sauce”. Michel Camilo comparte unos minutos con los espectadores. Este concierto es muy especial, en sus propias palabras. Una íntima velada entre amigos para rendir respeto al jazz. No faltan anécdotas y el tono humilde de un músico preso de la emoción. Por otro lado, al estándar “Take Five” de Brubeck. Comienzan los primeros aplausos generalizados. No serán pocos.

Ver a Michel Camilo enfrentándose a su prueba no tiene desperdicio. Es hipnótico. Su ejecución no tiene reproche alguno. El toque es meloso en la apasionada “Sandra’s Serenade”, dedicada a su mujer. Ese mismo toque se convierte en furia latina con “Paprika” o “Samba for Carmen”. Un añejo jazz latino embriaga al auditorio. Puede imaginarse con los ojos cerrados las multitudinarias sesiones de Gillespie con Paquito D’ Rivera. El protagonista rinde continuas ofrendas a sus colegas de profesión.

El momento álgido llega de la mano de extensos popurrís. Michel Camilo no descansa salvo para secarse el sudor. Pueden reconocerse trazos “Pra Voce”, presente en su disco homónimo de 1988. Junto a ellos, rendiciones a artistas como el brasileño Chico Buarque. El sonido latinoamericano sigue en la cúspide. Las manos del artista combinan ritmo y melodías con perfecto tempo. Toques de bolero y guajira. Más interesante aún la inclusión de clásicos de Gerswhin o Duke Ellington. El público brinda una de las ovaciones más sentidas de JazzMadrid 2018. Muchos de ellos de pie.

Finaliza el concierto de Michel Camilo con un bis de similar estructura. Supera el examen con creces y al borde de la matrícula de honor. Las butacas más melómanas vuelven a reconocer los temas de otros artistas. Mención especial al “Sing Sing Sing” de Louis Prima, que enfila el final del concierto.

Un pianista poseído vuelve a la realidad. No hay tiempo para más. Sí, no obstante, para volver a salir y recoger otro puñado de aplausos. Nunca una velada tan íntima entre amigos finalizó con tamaña pirotecnia. Señal del excelente recital vivido. Así se despide Michel Camilo. No sin antes haber dejado la semilla de la exquisitez musical entre los presentes.




Hupfeld – Herbert – Kaper – Kramer – Whitney. Los compositores del Tin Pan Alley (XXXVII). La Odisea de la Música Afroamericana (130) [Podcast]

La Odisea de la Música Afroamericana es un programa de radio dirigido, presentado y producido por Luis Escalante Ozalla, autor de los libros Nueva Orleans (1717-1917): Sexo, Raza y Jass y Y se hace música al andar con swing.

La Odisea de la Música Afroamericana de Luis Escalante Ozalla llega a la entrega número 37 dedicada a los compositores del Tin Pan Alley. El programa comienza con el tema eterno de la película Casablanca, “As Time Goes By”, obra de Herman Hupfeld. Otros compositores que tienen su hueco en el programa son Victor HerbertBronislaw KaperAlex Kramer y Joan Whitney.

En el programa suenan:

  • “Woman on the move” Irma Thomas,Marcia Ball,Tracy Nelson
  • “As time goes by” Dooley Wilson
  • “As time goes by” Paul Bley
  • “Ah! Mistery of life” Maxine Sullivan
  • “Indian summer” Coleman Hawkins
  • “Invitation” Patricia Barber
  • “All god´s chillun got rhytym” Stephane Grappelli
  • “Green Dolphin Street” Nancy Wilson
  • “While my Lady sleeps” Ray Barretto
  • “Ain´t nobody here but us chickens” Louis Jordan
  • “From within” Michel Camilo

comprar en amazon

Luis Escalante_Y se hace musica al andar... con swing

comprar en amazon




Michel Camilo Trio (XVII Festival Internacional de Jazz de San Javier. San Javier, Murcia. 2014-07-06)

Michel Camilo Trio
XVII Festival Internacional de Jazz de San Javier

  • Fecha: 6 de julio de 2014.
  • Lugar: Auditorio Parque Almansa (San Javier, Murcia)
  • Componentes:
    Michel Camilo: piano.
    Lincoln Goines: contrabajo.
    Cliff Almond: batería.

Comentario:

 Michel Camilo Trio

El compositor y pianista dominicano, Michel Camilo, regresó al Auditorio del Parque Almansa de San Javier con un premio Grammy al mejor álbum de latin jazz, otorgado recientemente por su reciente disco llamado What’s Up? (Sony, 2013), y acompañado con una formación a trío, compuesta por dos viejos amigos y músicos excepcionales: Lincoln Goines, en el contrabajo y el baterista Cliff Almond.

 Michel Camilo Trio

De todos es sabido el carácter intenso que se da en los conciertos de este gran músico, sobre todo cuando se trata de abordar sus temas más latinos. En esta ocasión, Camilo, realizó un concierto a caballo entre la vigorosidad de los ritmos caribeños y algunas formulas más relajadas, desplegando toda la magia y virtuosidad que posee en sus manos. El tema standard de jazz llamado “St. Thomas”, de Sonny Rollins, fue el comienzo de un espectacular concierto, entregado y arriesgado en sus improvisaciones, tanto por la parte del pianista como de sus colaboradores. Tras una breve presentación, el líder optó por una composición llamada “Twilight Glow”, una bella partitura lenta, cargada de una fuerte lírica, que desarrolló con limpios fraseos, dejando también parte del protagonismo al contrabajista Lincoln Goines. La descarga latina en “Hello And Goodbye”, y el conocido tema “Poinciana”, de Nat Simon, dieron continuidad a la sesión, captando cada vez más, la atención y el entusiasmo de los presentes. Michel Camilo es un gran comunicador que conecta con el público no solo por su música, por supuesto, sino por ese temple amable y sonriente que le caracteriza. La composición llamada “Repercussions”, dedicada a Art Blakey, le sirvió para explicar su amistad con el gran baterista, hablándonos de algunas anécdotas que le sucedieron en un ya desaparecido club de Manhattan, frecuentado por muchos músicos de la época, y de cómo se conocieron. La introducción del baterista Cliff Almond, dio paso a un arrollador desarrollo de la pieza, de estilo bebop, con rápidas incursiones de piano, de contrabajo, y de batería, a modo de improvisaciones, que el público agradeció con fuertes aplausos.

 Michel Camilo Trio

El estilo latin jazz va asociado al nombre de Michel Camilo, y así, con esas bases rítmicas fueron resonando algunas composiciones como “Piece Of Cake”, en la que destacaron los solos de Camilo y Goines. La balada titulada “About You”, cambió por momentos el ambiente impetuoso del tema anterior. El pianista realizó aquí uno de los ejercicios más elocuentes del concierto, con elegantes maneras, exquisito y trascendente en sus diálogos, arropado sutilmente por el sonido del arco en el contrabajo. En el tema “On Fire”, incluido en su último álbum, volvieron sobre los pasos enérgicos de la descarga latina, protagonizada en parte por un contundente acompañamiento del baterista Cliff Almond. Los vítores del público hicieron regresar al pianista, que ofreció dos últimas piezas, a modo de bis: la conocida “Take Five”, de Paul Desmond, tocada en solitario, y “Tropical Jam”, ya con el resto de la formación.

En definitiva, un concierto espléndido que dejará, sin lugar a dudas, una huella imperecedera en el recuerdo de los oyentes que fueron a escuchar al gran maestro.

Texto: © José Antonio García López, 2014
Fotos: © RMellado/Jazz San Javier, 2014