El Pricto, la voz de Discordian. Entrevista por Pachi Tapiz. HDO (0056) [Audioblog]

04_RptlnMmb-©Joan-Cortès_16mai15_EV-D_17FJVc

Pachi Tapiz entrevista a El Pricto, que además de saxofonista y clarinetista, compositor y líder de proyectos como Filthy Habits Ensemble, es el alma máter de Discordian Records en tareas de productor de una discográfica que con más de ochenta referencias ha servido para remover, activar y promocionar la escena barcelonesa de vanguardia, sea esta del rock, del jazz o de la libre improvisación. Tras 45 minutos de charla y como complemento a las palabras, música, música y más música con la primera parte de una selección musical del netlabel realizada por El Pricto en la que suenan temas de Bruitage, Reptilian Mambo, Agustí Fernández – Mats Gustafsson – Ramon Prats, Filthy Habits Ensemble, Albert Cirera & Ulrich Mitzlaff, Ken Vandermark – Agustí Fernández, Free Art Ensemble, Agustí Martínez – Eduard Altaba – Quicu Samsó, Filthy Habits Ensemble, Memoria Uno, Discordian Community Ensemble, Agustí Fernández – Don Malfon, Marcel·lí Bayer, Agentes 53210 y Slaughter Five.

Texto © Pachi Tapiz, 2015
Fotografía: © Joan Cortès, 2015

HDO (Hablando de oídas) es un audioblog -o algo similar, sea lo que sea- editado, producido y presentado por Pachi Tapiz.
 

 

01_Bruitage_Bruitage_Discordian Records_201102_Reptilian Mambo_it's peeling time_Discordian Records 03_Agusti Fernandez - Mats Gustafsson - Ramon Prats_Breakin The Lab_Discordian Records 04_Filthy Habits Ensemble_Plays Stravinsky_Discordian Records 05_Albert Cirera - Ulrich Mitzlaff_Cròniques 2_Discordian Records 06_Ken Vandermark - Agustí Fernández_Interacting Fields_Discordian Records 07_Free Art Ensemble_Cap de Toro_Discordian Records 08_Agustí Martínez - Eduard Altaba- Quicu Samsó_Phantom Wall Syndrome_Discordian Records 09_Filthy Habits Ensemble_Gruesome Routines_Discordian Records 10_Memoria Uno_Crisis_Discordian Records 11_Discordian Community Ensemble_Desierto Impecable Vol.1_Discordian Records 12_Agustí Fernández - Don Malfon_Fortress_Discordian Records 13_Marcel·lí Bayer_1680_Discordian Records 14_Agentes 53210_Agentes 53210_Discordian Records 15_Slaughterhouse-Five_Slaughterhouse-Five_Discordian Records

Los temas, las grabaciones, la música

  • “Effet #1”
    Bruitage: Bruitage
    Pablo Rega, Tom Chant, Javier Carmona
  • “Reptilian Mambo #4”
    Reptilian Mambo: It’s Peeling Time
    El Pricto, Don Malfon, Vasco Trilla, Javier Carmona
  • “Don’t Mess With The Reactor”
    Agustí Fernández – Mats Gustafsson – Ramon Prats: Breakin The Lab!
    Agustí Fernández, Mats Gustafsson, Ramon Prats
  • “Marche du Soldat”
    Filthy Habits Ensemble: Plays Stravinsky
    Pablo Selnik, El Pricto, Don Malfon, Tom Chant, Natsuko Sugao, Jo Miramontes, Sebi Suárez (McKayhan), Vasco Trilla aka Thriller
  • “Piruettes of a Quartz Grain”
    Albert Cirera & Ulrich Mitzlaff: Cròniques 2
    Albert Cirera, Ulrich Mitzlaff
  • “Hyperconductive”
    Ken Vandermark + Agustí Fernández: Interacting Fields
    Ken Vandermark, Agustí Fernández
  • “To AEC parte II”
    Free Art Ensemble: Cap de Toro
    Iván González, Julián Sánchez, Pol Padrós, Oriol Fontclara, Tom Chant, Albert Cirera, Àlex Reviriego, Marc Cuevas, Ramon Prats, Arnau Obiols
  • “Cerdoflauta”
    Filthy Habits Ensemble: Gruesome Routines
    Pablo Selnik, El Pricto, Agustí Martínez, Don Malfon, Tom Chant, Jo Miramontes, Director Wilkins, Sebi Suarez, Vasco Trilla
  • “Conducción #5”
    Memoria Uno: Crisis
    Ivo Sans, Carlos Falanga, Marc Cuevas, Alex Reviriego, Johannes Nästesjö, Nicola Lancerotti, Marco Mezquida, Julián Sánchez, Pol Padrós, Alvar Monfort, Darío García, Aram Montagut, Amaiur González, Marcel·lí Bayer, El Pricto, Sergi Felipe, Tom Chant, Gonzalo Levyn, Joan Mas, Luiz Rocha, Pau Domenech, Valentin Murillo, Juan Saez, Gerard Marsall, Alfonso Fernández, Joäo Silva, Gessami Martín, Stefan Pöntinen, Javier Lecha, Alba Navarro, Violina Pauleta, Alicia Dominguez, Miriam Fernández, Fina Izquierdo, Jordi Claret, Margarida Mariño, Sandrine Robillard, Pilar Rueda, Ana Karent
  • “Afuera”
    Discordian Community Ensemble: Desierto Impecable Vol.1
    Iván García, Natsuko Sugao, Pol Padrós, Tom Chant, Don Malfon, Pablo Rega, Núria Andorrà, Vasco Trilla
  • “Heavy Artillery”
    Agustí Fernández / Don Malfon: Fortress
    Agustí Fernández, Don Malfon
  • “Els Enemics De La Llibertat”
    Marcel·lí Bayer: 1680
    Marcel·lí Bayer
  • “La mujer del baúl”
    Agentes 53210: Agentes 53210
    Pol Padrós, Iván González, Julian Sánchez, Marc Cuevas, Ivo Sans
  • “Trafalmadorian Perspectives”
    Slaughterhouse-Five: Slaughterhouse-Five
    Agustí Martínez, Tom Chant, Xavier Díaz Herrera, Miguel Serna, Javier Carmona, El Pricto



Filthy Habits Ensemble interpreta “Historia del Soldado” (Jamboree, Barcelona, 2013-04-10)

  •  Lugar: Jamboree (Barcelona)
  • Fecha: Miércoles, 10 de abril de 2013
  • Componentes:
    El Pricto: clarinete, dirección y arreglos
    Natsuko Sugao: trompeta
    Pablo Selnik: flauta travesera
    Tom Chant: saxos soprano y tenor
    Don Malfon: saxos alto y barítono
    Jo Miramontes: piano
    Sebi Suárez: bajo eléctrico
    Vasco Trilla: batería y percusión

Comentario:

 

01_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Filthy Habits Ensemble se formó hace unos años como un encargo de la promotora Arco y Flecha para interpretar la música de Zappa. Integrado por un variado grupo de músicos de Barcelona, durante los dos primeros años hicieron un puñado de actuaciones por España, editaron un disco dentro de la serie de tributos a Zappa que edita el sello Hall of Fame (Unmatched vol. 11: King Kong), y participaron en la Zappanale #21 (año 2010), certamen consagrado a Zappa que tiene mucho prestigio entre los fans del músico norteamericano y que se realiza anualmente desde 1990 en Alemania. El balance que se puede hacer de todo ello es muy positivo: en general obtuvieron buenas críticas y el público –zappiano o no– parece que disfrutó de su propuesta. De hecho, siguen con ella, pero en estos últimos tiempos la formación, que ha ido estableciéndose de un modo particular, ha puesto en marcha otros dos repertorios “temáticos”. El primero fue uno dedicado a la exótica en un sentido amplio, en el que cabía desde Les Baxter hasta Sun Ra. Con él, por el momento, tan solo han hecho una actuación en Barcelona (que fue hace unos meses). El segundo repertorio, el más reciente, ha sido la adaptación –o mejor sería decir transposición– de una de las obras más significativas y especiales de Stravinski, la suite Historia del soldado (partes de ella, no completa).

 

02_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

En paralelo a esto, como decíamos, la formación se ha establecido de un modo muy particular: El Pricto es el director y arreglista, al tiempo que también se puede encargar del clarinete y saxo alto, y junto a él, y dependiendo del repertorio, un grupo que puede variar ligeramente. Hay una base que es la sección rítmica, con Jo Miramontes (piano y teclas), Sebi Suárez (bajo eléctrico) y Vasco Trilla (batería y percusión), más Director Wilkins (guitarra eléctrica) que está en el proyecto de Zappa aunque no en el de Stravinski; y después tenemos a los frontmen, una sección de pitos que pueden aparecer o desaparecer según el proyecto, y que actualmente, y después de algunos cambios, ha quedado con la trompetista Natsuko Sugao, el flautista Pablo Selnik y los saxofonistas Don Malfon y Tom Chant.

 03_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

El lector de Tomajazz ya debe haber leído ya sobre Pricto y sus teorías y actividades discordianas varias veces en la página, así que tal vez convendría matizarle que Filthy Habits tal vez sea el menos ‘discordiano’ de sus proyectos, por más que puntualmente se puedan reconocer algunas cosas (lo cual es inevitable). Visto desde fuera, el proyecto de Filthy Habits sería como un intento de optimizar las posibilidades de obtener un proyecto viable pero, al mismo tiempo, un ensayo que permita a los músicos aprender de viejos maestros, dialogar con su música y ampliar sus conocimientos y perspectivas. Y todo ello sin olvidar un sello, un marchamo que durante todo este tiempo han venido creando.

 

04_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

05_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Hechos estos preliminares, lo primero que se me ocurre decir de la presentación que el otro día hicieron de la Historia del soldado en el Jamboree de Barcelona (presentación que tuvo lugar dos días, de los cuales esta crónica se refiere al segundo de ellos), es que muchas de las cosas que sonaron me recordaban a Zappa, o más precisamente al proyecto –a su lectura– de Zappa. No es de extrañar, tras ambos esta el Pricto, lo que muestra que tanto una fuente de inspiración como la otra (Stravinski y Zappa) son pasados por una misma sensibilidad.

 06_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Escrita en 1917, Historia del soldado es una obra que conjugaba los varios intereses populares del compositor ruso. De una parte, el folklore de la Europa central y oriental, y de la otra, los nuevos ritmos transatlánticos que por aquel entonces estaban empezando a llegar al viejo continente (ragtime, tango). Tiene su origen en una obra dramática basada en cuentos populares rusos que en su conjunto formaban una historia de connotaciones fáusticas que sintonizaba muy bien con el momento en que se estrenó, en plena Primera Guerra Mundial.

 07_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Una de las cosas que se hicieron patentes desde el principio, ya en el primer tema que interpretaron, “Marcha del soldado”, es que Filthy Habits se proponían conducir a Stravinski hasta el jazz-rock (hasta el jazz y hasta el rock). No es un intento en absoluto descabellado si atendemos a ese sustrato popular que existe en la música del ruso, además de ser una forma eficiente de poner al día su obra. Esto se sentía especialmente en la sección rítmica, que hubo de ser forzosamente “traspasada” para hacer la adaptación, dando como resultado un acompañamiento sólido pero nada cuadrada y con el punto de contundencia que es propio de la fusión. Dicho sostén se mantuvo durante todas las partes, salvo en algún solo (aunque, por lo general, incluso en éstos siempre había dos o tres de los miembros de la sección siempre acompañando a los solistas).

 08_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Al hilo de esto, hay que destacar también el trabajo de los distintos solistas, en una dinámica que se abría y cerraba dentro del marco de los arreglos principales. Todos los miembros de la sección de vientos tuvieron su momento. Selnik con dos solos de naturaleza muy distinta: jazz-rockero y de excelsa técnica el primero, experimental y con técnicas extendidas el segundo; Malfon (alto) y Sugao, con solos más straight ahead, vibrantes, cálidos y muy fijados a la rítmica; Chant (tenor), que mostró como crece una hoguera free desde la primera llama; y finalmente Pricto, con la intervención más melodiosa de todas, al clarinete. Estos interludios, lejos de estar puestos por rutinaria mecánica, servían de fiel exposición del quehacer y posibilidades del ensemble. De este modo se establecía una efectiva interrelación entre el repertorio y los gustos y potencial de los músicos (individualmente y en conjunto).

 09_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Respecto al aspecto orquestal, mencionar que en la recta final del concierto, Pricto se sirvió de la “Gran Coral” de la suite para realizar una conducción en su línea que alternaba los obligados de la pieza con digresiones improvisadas. Esto servía para situar esta especial técnica en un contexto supuestamente más cerrado, reclamando al mismo tiempo su total validez.

 10_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

El concierto concluyó como debía concluir, con la “Marcha triunfal del diablo” y con la sensación de que el trabajo, difícil, se había realizado con nota. La primera sesión de Stravinski, una semana antes, tuvo al parecer algunos problemas de acoplamiento entre los músicos, cosa normal pensando que era el estreno del trabajo. Pero, todo ello fue subsanado en este segundo pase. La Historia del soldado que propone Filthy Habits Ensemble es un buen espectáculo, con su punto de originalidad, su parte de reflexión sobre la obra original y la proyección de unas ideas sugestivas que tratan de delimitar un terreno musical autónomo.

11_130403_FILTHY HABITS ENSEMBLE (©Joan Cortès)_Jamboree

 

Texto: © Jack Torrance, 2013
Fotografías: © Joan Cortès, 2013




Filthy Habits Ensemble. Pamplona, 1 de abril de 2011. © Sera Martín, 2011

Zappa a todo Jazz. Filthy Habits Ensemble (XI Ciclo UPNA JAZZ, Sala de Cámara. Auditorio Baluarte, Pamplona, 1-IV-2011)

Filthy Habits Ensemble. Pamplona, 1 de abril de 2011. © Sera Martín, 2011

Filthy Habits Ensemble. Pamplona, 1 de abril de 2011. © Sera Martín, 2011

 

ZAPPA A TODO JAZZ

Inaugurada el último día de marzo la presente edición del ciclo por Al Foster Quartet (actuación a la que no pudimos asistir por coincidir en hora y lugar con la de Gilberto Gil), Filthy Habits Ensemble acercó al día siguiente, hasta el escenario de la segunda sala de Baluarte, el espectáculo musical Plays Zappa, metiéndose en el bolsillo los dirigidos por El Pricto a la práctica totalidad de los presentes; los trepidante y espectacularmente dirigidos por un músico de espectacular parecido con Frank Zappa. Llevándose de calle al finalmente rendido público de forma tan eficaz como rompedora, en lo que a formas y actitud esgrimida se refiere. 

Erigido el repertorio sobre el legado musical del legendario Zappa, la actuación echó a rodar con una pieza de generosa duración, con el fin de dar pie a que todos los integrantes del octeto exhibieran sus armas desde el principio; de excelso e interesante desarrollo, por otra parte, al igual que casi todas las que fueron ofrecidas, dando la sensación en ocasiones algunas de las composiciones de ser sumas de diferentes pasajes sonoros, más que piezas en sí mismas. Bueno, y volviendo a la primera, siendo como fue la puerta de entrada del concierto, haciendo gala la misma de un inequívoco regusto a sintonía, con los vientos llevando su peso sobre una base musical perfectamente rubricada por las puntadas siempre con hilo dadas por el guitarrista; por un músico que, como si de un superhéroe se tratase, compareció ocultando su rostro tras una máscara. Sonando cual banda sonora de una película basada en la música de Zappa, la propuesta se reveló tan original como rupturista se mire como se mire, encontrando su espacio y brillando con luz propia todos y cada uno de los músicos implicados; llegado el momento, aprovechando el suyo todos totalmente, sin desperdiciar su oportunidad: así las cosas, qué regates; qué quiebros y qué remates los protagonizados por la sección de viento -por ejemplo-, proclamando a los cuatro vientos su maestría, ya cada uno en solitario (protagonizando solos de intenso lucimiento), ya al alimón. Qué duelos los mantenidos a sus diferentes instrumentos, alcanzando cotas de puro desboque de manos de su pasión e intensidad. Generando instantes de arte musical de tan elevada pureza que, elevados a la potencia que se quiera, si bien, a ritmo de jazz (consecuencia de los ritmos entretejidos por baterista y bajista sobre el buen hacer de la teclista) lucieron más allá de intentos de clasificaciones estilísticas, demostrando ser más que aptos para amantes de la música en general. Del arte musical concebido sin prejuicios, más que sólo para puristas. En este contexto, hablando de lo que estamos hablando, brindando la actuación momentos de efusión más que indicados para los seguidores de las vertientes más transgresoras del jazz. Así pues, ¿en qué se tradujo el concierto? En un sorprendente y enérgico espectáculo auditivo y visual.

Filthy Habits Ensemble. Pamplona, 1 de abril de 2011. © Sera Martín, 2011

Filthy Habits Ensemble. Pamplona, 1 de abril de 2011. © Sera Martín, 2011

Catártico incluso, principalmente cuando a la acción de los metales se sumó, pese a ser de diferente naturaleza, la asimismo metálica laboriosidad del guitarrista. En un abierto y gran concierto de jazz que, sacado adelante lejos de corsé alguno, por unos u otros motivos a nadie dejó indiferente. Sensacional.

Texto © 2011 Oscar Beorlegui. Publicado inicialmente en Diario de Noticias (http://www.noticiasdenavarra.com/2011/04/08/ocio-y-cultura/cultura/zappa-a-todo-jazz- )
Reproducido con permiso de su autor.
Fotografías © 2011 Sera Martín
Fecha: 1 de abril de 2011. 

Lugar: Sala de Cámara. Auditorio Baluarte (Pamplona, Navarra).

Componentes:
Guillermo Calero: trompeta.
El Pricto: saxo alto, clarinete, dirección y arreglos.
Liba Villavecchia: saxos tenor y soprano.
Don Malfon: saxos barítono, tenor y soprano.
Jo Miramontes: teclados y sintetizadores.
Director López-Wilkins: guitarra eléctrica.
Sebi Suárez: bajo.
Vasco Trilla: batería.

Notas: Segundo de los conciertos enmarcados en la XI edición del Ciclo de Jazz de la UPNA. Hora y media de duración, bises incluidos. Muy buena asistencia. Público de edades maduras -preferentemente- que disfrutó de la velada.

 




Filthy Habits Ensemble: King Kong (Hall Of Fame Records, 2010)

Filthy Habits Ensemble King KongGran estreno discográfico el de Filthy Habits Ensemble. Conjunto afincado en Barcelona, tanto su primera obra, King Kong, como su directo trabajan en un terreno tan complicado como es el llevar la música de Frank Zappa a los terrenos del jazz y la improvisación. A pesar de ello el resultado que logran está a la altura de otras bandas dedicadas a recrear ese repertorio, como por ejemplo la big band de Ed Palermo.
El grupo basa su potencial en dos factores, además de en los temas de Frank Zappa, uno de los mejores compositores de toda la historia del rock. En primer lugar, y fundamentalmente, en el trabajo de El Pricto. Él fue el encargado de la transcripción y también de realizar los arreglos de todos los temas incluidos en el disco. En este último apartado sobresale especialmente en los distintos tratamientos de “King Kong”, un tema del que sabe explotar toda su potencialidad. El segundo factor es el grupo en general. Además de Director Wilkins y su guitarra que merecen una mención especial, por encima de todos  los demás brilla una potentísima sección de vientos compuesta por tres saxos y trompeta, perfecta tanto para la ejecución de los arreglos como en los solos. Allí están veteranos contrastados como Liba Villavecchia, y descubrimientos como el trompetista Guillermo Calliero o el saxo barítono Guillermo Malfon.
Otro elemento sumamente importante es lo que podríamos denominar la contención del grupo: la duración del CD (cercana a los 50 minutos), logra que en ningún momento decaiga el interés. El resultado, un disco sobresaliente, de lo mejor que se ha publicado en España en 2010.
© Pachi Tapiz, 2010
Filthy Habits Ensemble: King Kong. Unmatched Vol. 11
El Pricto (saxo alto, clarinete y dirección musical), Don Malfon (saxos alto y barítono), Liba Villavecchia (saxos tenor y soprano), Guillermo Calliero (trompeta), Jo Miramontes (teclados), Director Wilkins (guitarra eléctrica), Sebi Suárez (bajo eléctrico y mckayhanismo), Vasco Trilla aka Thriller (batería)
1 “Echidna’s Arf (Of You)”, 2 “Don’t You Ever Wash That Thing?”, 3 “Little Umbrellas”, 4 “Big Swifty”, 5 “King Kong Variations”, 6 “Filthy Habits”, 7 “Dupree’s Paradise / Mr. Green Genes”, 8 “Duke Of Prunes”
Todos los temas escritos por Frank Zappa. Transcripción y arreglos de El Pricto.
Temas 1, 2, 3, 4 y 5 grabados en el estudio CAP (Central Art Process), Cerdanyola del Vallés, Barcelona en febrero de 2009. Temas 6, 7 y 8 grabados en directo en el CAT (Centre Artesá Tradicionàrius), Barcelona, el 21 de mayo de 2009. Publicado en 2010 por Hall Of Fame Records. HOF-045-CD



Filthy Habits Ensemble / Jamie Saft Trio / Stéphan Oliva – Jean-Marc Foltz (IV Edición Jazz Sigüenza, Ermita de San Roque, Sigüenza, Guadalajara. 2008-12-05/07)

IV Edición Jazz Sigüenza

  • Fecha: 05 de diciembre de 2008 a 07 de diciembre de 2008.
  • Lugar: Ermita de San Roque (Sigüenza (Guadalajara)).
  • Componentes: 
     
    Filthy Habits Ensemble “King Kong. Música de Frank Zappa”:
    Guillermo Calero: trompeta.
    El Pricto: saxo alto, clarinete, dirección y arreglos.
    Liba Villavecchia: saxos tenor y soprano.
    Don Malfon: saxos barítono, tenor y soprano.
    Jo Miramontes: teclados y sintetizadores.
    Director López-Wilkins: guitarra eléctrica.
    Sebi Suárez: bajo.
    Vasco Trilla: batería.
    Jamie Saft Trio “interpreta Bob Dylan y Astaroth: Book of Angels de John Zorn”:
    Jamie Saft: piano y voz.
    Greg Cohen: contrabajo.
    Ben Perowsky: batería
    Stéphan Oliva – Jean-Marc Foltz:
    Stéphan Oliva: piano.
    Jean-Marc Foltz: clarinete y clarinete bajo.
  • Comentario:

    Jazz Sigüenza 2008
    Con la de 2008 son ya cuatro las ediciones de Jazz Sigüenza. Un festival que a pesar de su juventud puede presumir de haber acogido en sus anteriores ediciones las actuaciones de músicos como Henri Texier con su Strada Sextet, el trío de Agustí Fernández con los improvisadores británicos John Edwards y Mark Sanders, Hamid Drake en dúo con Paolo Angeli, el Bester Quartet (anteriormente la Cracow Klezmer Band), Dave Burrell con Leena Conquest, Baldo Martínez en dúo con Carlo Actis Dato, Uri Caine y su Bedrock 3 o el proyecto Jewels And Binoculars de Michael Moore, Lindsay Horner y Michael Vatcher. Es posible y cierto que estos nombres no son ni muy conocidos, ni habituales de los festivales españoles, pero presentan una calidad contrastada que hacen que todos los años la  programación de Sigüenza sea una magnífica excusa para visitar la ciudad del Doncel y sus muchas bondades gastronómicas y turísticas.
     Jazz Sigüenza 2008
    El grupo barcelonés Filthy Habits Ensemble fue el encargado de abrir la programación de la edición de 2008. La de Sigüenza fue la primera actuación de este proyecto basado en la música de Frank Zappa. Debido a la diversidad y amplitud de la obra de dicho compositor, guitarrista y agitador, es habitual que surja la discusión de si ésta se puede calificar o no como jazzística. Parece claro que no toda ella entra dentro de esa categoría, pero también es cierto que en sus grupos han participado músicos como los hermanos Brecker, George Duke, Vinnie Colaiuta o Jean Luc Ponty, y que algunos de sus discos fueron unos magníficos exponentes de la fusión del jazz con el rock.
    Jazz Sigüenza 2008
    Filthy Habits Ensemble ha centrado su repertorio en la etapa que cubre desde finales de los años 60 hasta mediados de los 70, con un repertorio que incluye clásicos de Zappa como “Peaches En Regalia”, “Uncle Meat”, “King Kong”, “Sofa Nº1”, “Big Swift” o “Eat That Question”. El octeto presenta una potente sección de vientos (trompeta más tres saxos/clarinete) que sirve para explotar el aspecto jazzístico de dichos temas. El saxofonista y clarinetista El Pricto ha sido el resposable de los magníficos arreglos de toda la música. Junto a los obligados del conjunto, cuya ejecución en algunos momentos no es demasiado sencilla, sus reescrituras abren grandes espacios para que los músicos, especialmente los de la sección de vientos, puedan desarrollar sus solos. El trompetista Guillermo Calero fue el protagonista de alguna de las intervenciones más brillantes de la noche. Liba Villavecchia, el más veterano del grupo, dio muestra de su gran clase y sentido melódico tanto con el saxo tenor como con el soprano. Don Malfon explotó una vena mucho más expresiva y menos sutil, logrando no obstante con sus solos al saxo barítono alguna de las intervenciones más aplaudidas de la noche. El Pricto, además de dirigir al conjunto, estuvo especialmente brillante con el clarinete. El resto de integrantes del  grupo tuvo un papel más discreto en cuanto a los solos, aunque fueron fundamentales a la hora de tejer el entramado rítmico encargado de soportar el trabajo de los vientos. Director López-Wilkins superó con nota el papel de ”sustituir” a Frank Zappa como guitarrista. En sus solos supo aportar un toque roquero muy efectivo. La teclista Jo Miramontes, que también ejerció de actriz huyendo de ese noveno integrante del grupo que es el mismísimo King Kong, apenas disfrutó de espacio en forma de solos. Lo mismo les ocurrió al bajista Sebi  Suárez o al batería Vasco Trilla, integrante del grupo de fusión Planeta Imaginario.
     Jazz Sigüenza 2008
    El concierto dejó satisfechos a todos los asistentes: a los aficionados a la música de Zappa debido a la nueva aproximación a su legado en una forma que va más allá de la pura reproducción de los temas originales, y a quienes no lo son gracias a la calidad del proyecto, tanto por lo puramente musical como por su ejecución y puesta en escena. Tras el concierto alguno de los músicos confesaba los nervios que había tenido en este debut en directo y añadía que en algún momento no se había sentido totalmente suelto. No fue esto último lo que se percibió entre el público, sino justamente lo contrario. Aunque si se hace caso a estas apreciaciones, quién sabe cómo puede llegar a funcionar este grupo en directo una vez logren rodarlo por medio de algunos conciertos más. Y es que el estreno de este proyecto permite adivinar unos directos en el futuro ciertamente prometedores.
     Jazz Sigüenza 2008
    El sábado tuvo lugar la segunda cita del festival.  Los protagonistas fueron el pianista Jamie Saft, el batería Ben Perowsky y el gran contrabajista Greg Cohen. Este músico ha acompañado, entre otros, al mismísimo Ornette Coleman, ha integrado el cuarteto Masada de John Zorn, e incluso ha tocado con algunos cantantes españoles muy populares y ciertamente insospechados, según comentó el propio músico. Por fortuna, el concierto tuvo poco de insospechado o inesperado y, por fortuna, nos trajo algunos de los mejores momentos de Astaroth (el volumen 1 del Book Of Angels de John Zorn, CD publicado en Tzadik) y Trouble, publicado también en Tzadik y dedicado a recrear la música de Bob Dylan y en el que participaron como vocalistas invitados Anthony y Mike Patton.
    Jazz Sigüenza 2008
    El repertorio fue alternando temas de Zorn con composiciones de Dylan. A lo largo del concierto el trío recorrió distintos ambientes por medio de temas rápidos característicos del repertorio de Masada, tiempos medios, baladas y algunas canciones de Dylan expuestas con una fuerte querencia por el blues. La estructura de las piezas fue similar en todos los casos y consistió en exponer los temas para que a continuación los tres músicos se luciesen sucesivamente con unos brillantes solos.
     Jazz Sigüenza 2008
    Greg Cohen fue la gran sorpresa de la noche. Su mano derecha presentaba un color amoratado y tal hinchazón que, antes de comenzar el concierto, se temía por si su estado le impediría participar al gran nivel al que suele tocar. Dicho temor fue totalmente infundado y sus improvisaciones fueron de lo mejor de toda la noche. Cohen demostró estar en plena forma tanto en los solos como cuando ejerció de acompañante y soporte rítmico. Jamie Saft demostró que además de ser un pianista más que correcto no tiene muchos complejos: sin ser un vocalista especialmente dotado, demostró un gran desparpajo cantando y acompañándose al piano en “Ballad Of A Thin Man” de Dylan, tema en el que tuvo la difícil tarea de suplantar a Mike Patton, que fue el encargado de cantar el tema en el CD. Otras composiciones de Dylan que sonaron a lo largo de la hora y media de concierto fueron “Trouble”, “Dignity”, “God Knows”, “What Was It You Wanted” y “Living The Blues”, aunque en este último tema no se atrevió a emular a Antony, que es el encargado de cantarlo elegantemente en el CD.
    El concierto volvió a entusiasmar a los asistentes que abarrotaban la ermita de San Roque y que provocaron que desde la organización se tuvieran que habilitar unos asientos adicionales. Un bis y dos apariciones en escena para saludar fueron el premio a los músicos por su gran actuación.
     Jazz Sigüenza 2008
    En el concierto del domingo el pianista Stephan Oliva y el clarinetista Jean-Marc Foltz tuvieron la complicada tarea de mantener el gran nivel de los dos conciertos anteriores. Aunque la misión tenía su dificultad lo consiguieron, transitando por unos caminos distintos (lo que no implica que sean ni mejores ni peores), de los de los dos días precedentes.
     Jazz Sigüenza 2008
    Oliva y Foltz partieron de las composiciones del pianista y de temas ajenos como “Naima” y “Lonnie’s Lament” de John Coltrane para estructurar su discurso. Apenas unas pocas notas servían para que ambos se lanzasen a unos diálogos improvisados en los que lo importante no fueron ni el volumen, ni la cantidad de notas, ni la velocidad a la que fueron capaces de tocar. Para ello Foltz (que fue alternando el clarinete y el clarinete bajo) y Oliva se mostraron muy contenidos. Ello no evitó que pudiésemos disfrutar del trabajo del clarinetista con una enorme técnica y gran expresividad, o de un pianista delicado y de una voz sumamente personal, al que en muchos momentos le bastaban sus dos manos y apenas diez o doce centímetros del teclado para realizar su trabajo.
    El público disfrutó con el concierto a pesar de la aparente dificultad de la propuesta. Una buena prueba de ello fue la hora y media que duró el concierto, que finalizó ante una audiencia que casi llenaba el recinto con un bis reclamado y bien merecido.
    Texto © 2008  Pachi Tapiz
    Fotos © 2008 Sera Martín