image_pdfimage_print

XVII Festival Internacional de Jazz de San Javier

Fecha: 5 de agosto de 2014
Lugar: Auditorio Parque Almansa (San Javier, Murcia)
Componentes:
Lee Ritenour: guitarras.
Dave Grusin: piano y teclados.
Tom Kennedy: bajo eléctrico.
Will Kennedy: batería.

Comentario:

Lee Ritenour & Dave Grusin

La clausura del XVII Festival Internacional de Jazz de San Javier, tuvo como protagonistas a dos grandes leyendas del jazz: el guitarrista Lee Ritenour (California, 1952), miembro fundador del grupo Fourplay y nominado en varias ocasiones para los premios Grammy, con un gran recorrido como músico de jazz y reconocimiento mundial, poseedor en su haber discográfico de una excelente producción de álbumes, y el pianista Dave Grusin (Colorado, 1934), conocido como un gran compositor de bandas sonoras de películas: “El graduado”, “Los tres días del cóndor”, “Campeón”, “El estanque dorado”, “Tootsie”, o “Un lugar llamado milagro”, entre otras. Su dilatada carrera musical le ha llevado a tocar y colaborar con figuras muy importantes del jazz. Cerrando el cuarteto, otras dos potencias del jazz moderno: el bajista  Tom Kennedy,  colaborador habitual de músicos como Mike Stern, Dave Weckl o Harry Allen, y el baterista del grupo Yellowjackets, Will Kennedy.

Lee Ritenour & Dave Grusin

Ritenour abrió su concierto con “The Village”, tema que está incluido en su último disco Rhythm Sessions (Concord Records, 2012), dejando claras sus intenciones de ofrecer una actuación impecable en cuanto a sonido, formas y contenido. Él y Grusin, fueron los solistas principales, sin olvidarnos de la contundente base rítmica aportada por el bajista y el baterista. Will Kennedy, ejecutó una breve introducción para iniciar el siguiente tema, “Stone Flowers”, en el que Ritenour utilizó el sonido de las cuerdas de nailon de su guitarra semi-acústica, arrastrando acordes en el mástil con su mano izquierda y mostrando un enérgico compás con la otra mano. El tiempo rítmico del vals de “Children’s Games” (Double Rainbow), relajó por el momento la dinámica de la actuación, dejándonos dos improvisaciones de guitarra y piano, a cual de ellas más lírica y elocuente. La influencia de guitarristas como Wes Montgomery es notoria en la carrera de Ritenour, y así pudimos escucharle en “Wes Bound”, en el que desarrolló un largo solo de improvisación, atrevido y ágil, usando diferentes sonidos en su guitarra. El bajista Tom Kennedy, tuvo aquí también su espacio para dejarnos un solo magistral. “Jam”, fue una muestra más de la excelente interacción que reinaba entre los cuatro componentes, jugando con sus instrumentos sobre espacios cortos y medidos. Nuevamente, usaron los tiempos ternarios en la elocuente pieza llamada “Waltz For Carmen”, destacando el piano de Grusin, con una sutilidad y elegancia propia de un gran músico, como es él.

Lee Ritenour & Dave Grusin

En “Lay It Down”, el grupo dio otra vuelta de tuerca regresando a dinámicas más enérgicas para lucir con dos improvisaciones, una de Ritenour, y otra de Will Kennedy, que montó con su batería un solo espectacular. El carácter inspirador del baterista aportó grandes momentos durante la actuación. Grusin, tuvo su espacio como protagonista y colíder, realizando en solitario su conocida composición “Milagro Beanfield War”, que desarrolló en parte con pasajes de música clásica española, y “Mountain Dance”, ya con el resto de la formación. El grupo finalizó su repertorio con dos  temas más: el famoso “Etude” y “Rio Funk”, a ritmo funky, en el que establecieron una serie de poderosos diálogos entre los cuatro componentes, levantando de su butaca a más de un oyente. El entregado público recibió con aplausos una última pieza a modo de bis, “Night Rhythms”, para despedir una generosa y brillante actuación en la que el cuarteto desplegó sobre el escenario varios estilos del género jazzístico, rock, blues, smooth jazz, funky… y otros subgéneros.

Lee Ritenour & Dave Grusin

Resumiendo en general lo que ha desfilado por este festival, puedo decir que ha sido, en conjunto, una extraordinaria edición, con grandes conciertos y momentos memorables. Ahora solo nos queda el recuerdo, y esperar que el próximo certamen nos dé tantas satisfacciones como el de este año. Enhorabuena a la organización y a su director Alberto Nieto.

Salud y buen jazz para todos.

Texto © José Antonio García López, 2014
Fotos © RMellado/ Jazz San Javier, 2014