image_pdfimage_print

Marcel.lí Bayer. 1680Tercer disco como líder del saxofonista y clarinetista Marcel·lí Bayer. En el año 2010 sorprendió con el disco Nonitz (Quadrant Records, 2010) en el que formó un noneto espectacular para interpretar once temas de Lee Konitz. Además, no contento con el proyecto en sí, consiguió que el mismo Konitz participara en algunos de los temas del disco. Tres años más tarde, presentó Les Narracions (Whathabout Music, 2013), proyecto con un cuarteto de lujo: Marco Mezquida al piano, Martin Leiton al contrabajo y Ramon Prats a la batería: ¿se puede pedir más? Finalmente, y a pocos días de que acabe este 2014, presenta un disco muy especial: 1680 (Discordian Records, 2014)

“Escribo la música de mis discos pensando en los músicos que van a participar, en los timbres de sus instrumentos y en sus personalidades. Pero esta vez, al tratarse de un disco en solitario, lo he hecho pensando en la resonancia y en las características sonoras del espacio, un sitio único y mágico”*

1680 son 25 pequeñas composiciones para instrumentos de viento grabadas en la ermita de Sta. Eugènia de Relat de Avinyó (Bages), por lo tanto, estamos hablando de un proyecto personal muy concreto y arriesgado. Y no por estas características es “difícil de escuchar”. Si de momento algo caracteriza a Marcel·lí Bayer es su apuesta clara por la melodía (tanto escrita como improvisada) como bien se puede escuchar en sus proyectos como líder mencionados o por sus participaciones como sideman como el proyecto ISSCJMKMB de Ivo Sans donde sigue explorando el sonido Tristano o su participación en el primer disco de Underpool Records donde podemos escuchar su buen hacer en todos los temas. Las 25 piezas de 1680 son pura melodía (podría hacer tres excepciones, pero incluso en ellas, diría que hay melodía; escuchen si no la penetradora “l’eròtica del poder”). Y esto engrandece más el proyecto, que se podría enfocar de manera más experimental, cosa que hoy en día sería incluso algo más lógico, pero Bayer sigue (muy acertadamente) su instinto.

Escuchar este proyecto evoca algo casi evidente. La espiritualidad. Y no lo digo a modo de creencia ni por asomo. Lo digo en el sentido de percibir cierto “algo” a través de las notas que ejecuta Marcel·lí Bayer y este “algo” se une y se filtra en mí. Recibo hordas de tranquilidad en prácticamente todo el disco. Aunque a veces, esta puede mutar en emoción. O en intensidad.  O en cualquier sensación realmente… La reverberación de la música que sigue sonando milésimas de segundo una vez ejecutada es algo realmente mágico. Nuevamente digo espiritual. Muy a destacar la calidad de sonido (a cargo del mismo Bayer). Hay momentos en los que casi notamos los labios de Bayer junto a nuestros oídos. Se puede escuchar prácticamente como la saliva del músico entra por la boquilla mediante el soplido. Se puede escuchar la respiración y los ligeros sonidos percusivos de los dedos mediante la digitación. Es algo muy cercano. Casi un pase privado en persona. Todos estos pequeños detalles impregnan la música de humanidad… de calidez… de veracidad…

Para acabar, un pequeño apunte en relación a la técnica del autor. Efectivamente es excelente (incluso utiliza la respiración circular), pero quiero destacar que en el caso que nos ocupa, no es importante ni determinante. El autor busca una conexión entre él y el escuchante, y la ubicación de la grabación es una fuente de inspiración evidente. Se funde composición e improvisación. Aspecto complicado que dota de más profundidad a la grabación. Por cierto, los cuarenta y siete minutos se me hacen cortos (entiéndase en el buen sentido)

Todo mi respeto y admiración por llevar a cabo un proyecto tan diferente, tan real, tan arriesgado en estos tiempos de menosprecio musical. 1680 es una grabación que rebosa autenticidad. Uno de los discos del año sin ninguna duda.

 © Jesús Mateu Rosselló, 2014

Marcel·lí Bayer: 1680

Marcel·lí Bayer (saxo soprano, alto, tenor y barítono, clarinete y clarinete bajo)

“Proemi”, “Efectes timbrats”, “La catifeta”, “Le drepeau noir”, “La tete de la course”, “Kiss Me Like You Miss Me”, “I, Mentrestant, en Claudi S’abraçava al seu daguerrotip”, “This Is Our Last Call”, L’Uri i els arbres”, “Els indocumentats”, “Poseu flors a qui duu la destral”, “Avant La Lettre”, “Petit interludi sobre la teulada”, “L’aire de les capsetes”, “Ibon vs. Ivonne”, “L’eròtica del poder”, “El repòs del Krakatau”, “Abecedari serbocroat”, “Casi un tango”, “Babangida samurái”, “L’Olivier contra el món”, “Doves With No Path To Follow”, “Azuwe Namba”, “Señorita Bonita” y “Els enemics de la llibertat”

Todos los temas compuestos y producidos por Marcel·lí Bayer.

Grabado en la ermita de Sta. Eugènia de Relat de Avinyó (Bages) los días 9 y 10 de septiembre del año 2014. Editado en 2014 por Discordian Records.

*Texto original en catalán en la página Web oficial de Marcel·lí Bayer: “Escric la música dels meus discs pensant en els músics que hi participaran, en els timbres dels seus instruments i en les seves personalitats.  Aquesta vegada, però, en tractar-se d’un disc en solitari, ho he fet pensant en la ressonància i en les característiques sonores de l’espai, un lloc únic i màgic”.