image_pdfimage_print

“38è Cicle de Jazz al Casino”

  • Lugar: El Casino,  Granollers (Barcelona)
  • Fecha: Viernes, 5 de abril de 2013
  • Componentes:
    Raül Reverter, saxo alto
    Jordi Farrés, guitarra

Comentario:

El saxofonista Raül Reverter y el guitarrista Jordi Farrés forman un dúo de total complicidad, gusto y sensibilidad. El resultado musical de ambos podríamos encuadrarlo perfectamente dentro de la denominación de jazz de cámara. Complicidad manifiesta que viene de lejos, como lo prueba la participación del guitarrista en los dos discos, hasta la fecha, de Reverter (Sofàs, telèfons i dibuixants de còmics -2000- y, el recomendable, Trop’s in Jazz -2009).

01_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Pudimos disfrutar a estos músicos, el pasado verano, en la tercera edición de las “Nits d’estiu amb sopar d’estrelles” (Noches de verano con cena de estrellas), en un espacio y entorno de encanto especial, sin electricidad, en la pequeña iglesia románica de Santa Bàrbara de Pruneres, en plena Alta Garrotxa (Girona), con una interesante perspectiva de su accidentado y abrupto paisaje. El acceso se realizó por una larga, estrecha y serpenteante pista forestal, siempre manteniendo una velocidad muy moderada. Un entorno que estimuló la interacción entre los dos músicos que estuvieron en perfecta sintonía, y la de ellos con el público. Fue un concierto trufado de estándares, inteligentemente escogidos y secuenciados, que sonaron como propios, sentidos y de forma exquisita.
02_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

“La lentitud permite entrar en el paisaje, fijar los sentidos en él” (Erri De Luca / Tras la huella de Nives / 2006).
03_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Dejemos el flashback y volvamos a la noche del primer viernes del actual mes de abril, en que se inauguraba el “38è Cicle de Jazz al Casino” de Granollers. Noche atípica en la que los comercios del centro de la ciudad mantenían las puertas abiertas hasta la medianoche, con diferentes actividades programadas, buena parte de ellas ubicadas en sus entradas, y otras que tuvieron de desplazarse a otros espacios por la persistencia de la lluvia.04_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Como hecho curioso y paradigmático citaré el de tres establecimientos cercanos, dos de ellos compartiendo pared. En uno, una chica con su guitarra estaba cantando, amplificada, en la entradilla, mientras en el establecimiento vecino, dos jovencitas estaban bailando-saltando desde la pecera del aparador al “ritmo” machacón de una música subida de decibelios, con los altavoces dirigidos hacia el exterior; justo delante de ambos establecimientos, a unos dieciocho metros mal contados, un DJ, con los cascos puestos y aparentemente abstraído, a su bola, pasando totalmente de lo que sucedía enfrente, iba pinchando también a buen volumen otro “ritmo” machacón. Los tres producían la típica cacofonía de feria con norias, autochoques, etc. Digno reflejo de cierto autismo reinante. Mucho ruido y no menos confusión, el dominante televisivo en su genuina salsa. Una calle mayor digna del “13, rue del Percebe”, dispuesto en sentido horizontal, sin su humor ni su ingenio.
05_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

“…en nuestra sociedad se cultiva la exhibición más que la creatividad” (Gregorio Morán / Sabatinas intempestivas / La Vanguardia / 06-abril-13)
06_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Entre las actividades que se tuvieron que desplazar por la lluvia, estaban la de dos grupos de baile, uno de salsa y otro de country. Los de salsa, más jóvenes y dinámicos, se ubicaron en la sala contigua a la de concierto del dueto Reverter-Farrés, y justo en el piso superior, los de country, más maduros, menos dinámicos y equipados con sus reglamentarías botas de cowboys. A la hora de empezar el concierto, el grupo de salsa había terminado su actividad, pero los del primer piso, continuaban, no sé, si por desconocimiento o por una considerable falta de educación y respecto, filtrando su música así como los monótonos y repetitivos golpes en el suelo, hechos que se mantendrían, muy desagradablemente, a lo largo de todo el concierto.07_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Condiciones muy adversas y muy distantes de las idílicas “Nits amb sopar d’estrelles”, pero tanto Farrés como Reverter supieron lidiarlo con mucho aplomo y estilo (aunque la procesión iba por dentro). Remarcar, también, el estoicismo de las casi cuarenta personas que formaban el público, que siguieron todo el discurso musical de forma totalmente respetuosa y atenta, y a la salida fueron compensadas, en parte,  con un disco a escoger de entre los editados por Jazz Granollers, más allá de las pertinentes disculpas de los organizadores.08_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

“La valentía es amiga del silencio honesto, mientras que la cobardía va cogida del brazo con la grosería impúdica” –traducción del catalán- (Julià de Jòdar / Noi, has vist la mare amagada entre les ombres? / 2008).
09_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Notable concierto, que por culpa de las circunstancias descritas no pudo ser excelente. Los dos músicos ofrecieron una propuesta tranquila y honesta, donde mostraron sus capacidades para jugar con los silencios (en esta ocasión con los silencios ruidosos), así como su destacable entendimiento. El programa ofertado fue totalmente distinto al degustado en Pruneres. Ofrecieron ocho temas, de los cuales la mitad eran composiciones originales, algunas compuestas especialmente para la ocasión, tan recientes que aun no estaban bautizadas o todavía tenían un título provisional, el chachachá inicial de Raül, o “Turren-tino” (dedicado al desaparecido saxofonista Stanley Turrentine) de Jordi, autor a su vez, de dos de las joyas de la velada, “Dedicate to Jim” y el bolero “Vicentico” (dedicado a su amigo, y también guitarrista, Vicenç Solsona). Entre los estándares interpretados, de altos vuelos, un par del tótem John Coltrane, “26-2” y “Syeeda’s song flute” y uno de Benny Golson, interpretado en el bis, “Along came Betty”. Cabe destacar la interesante versión del estudio “Duets #IV” de Richard Rodney Bennet.
10_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Desear y esperar una nueva noche, más respetuosa y nada aciaga, para poder disfrutar plenamente de este trabajo. Desde aquí animarles, de forma muy sincera, a que lleven esta propuesta al estudio de grabación y de esta manera poder seguir saboreando el espíritu de aquella la noche de “Santa Bàrbara”.
11_130405_RAÜL REVERTER&JORDI FARRÉS (Joan Cortès)_Granollers

Texto y fotografías: © Joan Cortès, 2013