After Dark: un libro con un (leve) toque de jazz 1

After Dark: un libro con un (leve) toque de jazz

After Dark: un libro con un (leve) toque de jazz 2After Dark de Haruki Murakami (Tusquets Editores, 2008) es un retrato cuatridimensional centrado en distintos personajes a lo largo de una sola noche en la ciudad de Tokyo, en el que se entremezclan el mundo real con un mundo imaginario, tejido en torno a una red formada por distintos personajes interrelacionados.

La novela toma su título de «Five Spot After Dark» de Curtis Fuller, el tema favorito de Tetsuya Takahashi, trombonista de jazz y uno de los protagonistas de la novela. A lo largo de este relato son constantes las referencias musicales, entre las que se incluyen varias relacionadas con el jazz.

Como dato anecdótico, el grupo en el que toca Takahashi tiene una formación que como mínimo es espectacular. Sin haber podido comprobar qué era lo que se señalaba en la obra original, escrita en japonés, en la versión en castellano, traducida por Lourdes Porta, esta extraña formación incluía cuatro trompas y saxo bajo (¿será una referencia oculta a Anthony Braxton?), así como trombón, piano, bajo y batería entre otros: ¿hacia la creatividad por la traducción? Quién sabe.

© José Francisco «Pachi» Tapiz

Haruki Murakami. After Dark (Tusquet Editores, 2008. ISBN 978-84-8383-101-4)

Esta entrada se ha leido 1413 veces

Print Friendly, PDF & Email

2 comentarios

  1. Lo probaremos.

    Ya entré en Tokyo Blues (Norwegian wood) de Murakami por una referencia a los Beatles y fue algo más leve que nada. Puede que la presencia de la música inspire a este escritor, pero es tan leve que quizás sólo sea un reclamo publicitario.

    De todas formas, es bueno, pero no termina de emocionarme terminar sus novelas.

  2. En After Dark la referencia al jazz está presente a lo largo de toda la novela, al contrario de lo que pasa en Tokyo Blues, ya que uno de sus protagonistas es trombonista.

    En cuanto a After Dark yo me la leí prácticamente del tirón. Comencé con ella en un viaje en tren a Madrid un viernes tras terminar con otra novela en ese mismo trayecto. Durante el fin de semana apenas leí unas páginas. En el viaje de vuelta, el domingo siguiente (un par de días después) la finalicé. En concreto te puedo decir que After Dark me gusta bastante más que Tokyo Blues.

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.