Buscando a Norah desesperadamente

En Blue Note están a la búsqueda de su nueva Norah Jones. Esa cantante que no desentone demasiado en su catálogo y que sobre todo les haga repetir los éxitos de Norah Jones (que hacen palidecer a los de Diana Krall, su inmediata predecesora en las superventas del jazz) y vender de nuevo varios millones de copias de sus discos.

Buscando a Norah desesperadamente 1Entre sus nuevos fichajes hay dos cantantes bien distintas. Empezaremos con Suzanne Vega. Cantante poco prolífica, pero de gran éxito internacional a partir de la edición en 1987 de Solitude Standing (A&M). En esta obra se incluían sus dos grandes éxitos «Luka» y «Tom’s Dinner» (conocido especialmente por la versión para las pistas de baile por el grupo DNA). Ambos temas llegaron a los primeros puestos de las listas de éxito en todo el mundo. Para su estreno en Blue Note, titulado Beauty & Crime (2007), hay pocos, por no decir que ningún, cambio. Bonitas canciones pop, invitados de postín (Lee Ranaldo de Sonic Youth aparece tocando la guitarra en tres temas), bonitos arreglos de cuerda por aquí, algún tema más bailable por allá. Pero nada de improvisación o de jazz, por mucho que nos intenten convencer de que en el jazz todo cabe.

 

Buscando a Norah desesperadamente 2El otro gran fichaje es la cantante norteamericana afincada en el Reino Unido Stacey Kent. Con una interesante tras de sí desarrollada en el sello Candid (distribuido por Karonte), el éxito de sus últimas grabaciones (fue disco de oro en Francia) y la calidad de su voz, le han hecho lograr dar el salto y pasar a Blue Note, sello que le ha publicado en 2007 Breakfast on the morning tram.
Buscando a Norah desesperadamente 3Resulta especialmente interesante comparar esta con su última grabación editada en Candid y titulada SK Collection II. Si aquí aparece una buena cantante de jazz, con un buen timbre y capaz de realizar unas buenas improvisaciones, en su estreno en Blue Note el tono más cercano al jazz desaparece (aunque en este caso no del todo) y aparece nuevamente la cantante pop que llevaba dentro. Y por supuesto, para que los oyentes tengan un punto de enganche (A&R mediante), incluyen una versión (otra más), del archiconocido «What a Wonderfuld World» popularizado por Louis Armstrong.

 

Al menos que hay que reconocer que en este caso desde Blue Note no nos pretenden engañar en demasía: en estos dos discos en concreto la parte apropiada del logotipo se hace opaca o transparente para evitar mentirnos con aquello de «The finest in jazz since 1939».

José Francisco «Pachi» Tapiz

Esta entrada se ha leido 1098 veces

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.