Charles Evans: <i>Subliminal Leaps</i> (MoreIsMore Records, 2013) 1

Charles Evans: Subliminal Leaps (MoreIsMore Records, 2013)

Charles Evans Subliminal LeapsAl terminar de escuchar Subliminal Leaps se tiene la sensación de haber asistido a un concierto en directo. De hecho cuenta con todas las características; no hay interrupciones entre los temas, que se superponen con absoluta naturalidad, y la magnífica calidad del sonido hace que se perciban todos los detalles. En una producción brillante, el disco aprovecha la resonante acústica de la iglesia de St. Stephen en Wilkes-Barre de Pennsylvania (existen pocos lugares con mejor acústica que una gran iglesia), para dar muestra de la intensidad con que transcurren los cerca de 50 minutos que dura esta actuación sin público. Cuenta Charles Evans que desde hace años tenía en mente grabar con David Liebman, “un músico que ha cambiado mi vida y mi música de muy profundas formas”. De hecho Liebman en una fuente de inspiración para muchos saxofonistas.

La combinación de soprano y barítono no suele ser habitual, pero en este caso ha servido de inspiración a Evans para escribir las piezas del disco. Las composiciones de este trabajo provocan una gran excusa para la improvisación a cargo de cuatro grandes músicos, que ponen al servicio del colectivo toda su sabiduría musical. La vanguardia clásica y el jazz más avanzado se dan la mano en Subliminal Leaps.

El disco evoca la música de cámara con melodías a 12 tonos, bonitas armonías y un ensamblaje que potencia en todo momento el desarrollo de los temas. Charles Evans, como conductor de este cuarteto, no ha dejado de lado ningún detalle. El influjo del free jazz y la libre improvisación está constantemente sobrevolando en el ambiente espiritual que se vive en este recinto religioso que, por el resultado, se demuestra como un espacio perfecto.

Para la grabación, Evans ha recurrido a parte de un pequeño colectivo de jazz en el que están sus amigos el contrabajista Tony Marino y el pianista Ron Stabinsky, que juega un importante papel en muchos de sus proyectos.

La gran implicación de los músicos es altamente indicativa de que los egos se han dejado fuera del espacio de grabación y la exploración armónica de las melodías es el eje de esta jornada que navega hacia unas rutas desconocidas de improvisación. Liebman y Evans trabajan codo con codo sabiendo compartir sinergias, con las que son capaces de explorar vías hasta dar con un nuevo lenguaje.

Evans está claramente inspirado y sabe aprovechar la oportunidad de contar con el penetrante saxo de David Liebman. En “Dreamed-Out March”, destacan las conversaciones entre Evans y Liebman, donde a veces se produce un intercambio de papeles, con Evans tocando un sonido similar al de Liebman. El dúo que interpretan Stabinsky y Marino contribuye a dar mayor empaque a esta fiesta de la improvisación.

El saxo soprano transita por la estrecha línea que hay entre la tonalidad y la atonalidad que se descubre en “Certain Soprano”, mientras que la pareja Evans y Liebman dibuja al unísono figuras remarcablemente parecidas en la pieza “Mahler Method”, con ritmos envolventes. A continuación, es Stabinsky quien se erige en centro dibujando figuras clásicas en “Interruptions”, apoyado por las certeras líneas de bajo de Marino. El grupo demuestra una soberbia inspiración en “Subliminal Leaps” con un gran solo de barítono de Evans y otro de Liebman, en los que la acústica del espacio se convierte en un elemento más del tema.

Subliminal Leaps es un álbum pleno de inspiración y con un sonido impecable. Por eso hay que destacar al equipo de grabación porque ha hecho un magnífico trabajo. Soberbias son las interpretaciones de los cuatro músicos dando rienda suelta a su creatividad en un viaje donde el free jazz, la libre improvisación y la vanguardia clásica se dan la mano. Es un trabajo con sentido de la profundidad y la transcendencia, introspectiva y misteriosa a la vez. Para ello, Charles Evans se muestra como uno más de este grupo y deja que el resto de sus compañeros se expresen libremente, lo que dice mucho a favor de la confianza y del talento entre los músicos que han creado esta gran obra.

© Carlos Lara, 2013

 

Charles Evans: Subliminal Leaps

Composiciones: “Dreamed – Out March”, “Certain Soprano”, “Mahler Method”, “Interruptions”, “Subliminal Leaps” y “Reprise”.
Todos los temas compuestos por Charles Evans

Músicos: Charles Evans (saxo barítono), David Liebman (saxo soprano), Ron Stabinsky (piano) y Tony Marino (contrabajo).

Grabado en directo en St. Stephen’s Church en Wilkes-Barre (Pennsylvania).

Editado en 2013 por MoreIsMore Records. MIM 132

 

 

Esta entrada se ha leido 1348 veces

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.