¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 1

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz

tj_2012_09

En 2012 el grupo Dead Capo ha publicado Sale (LoveMonnk), su segundo CD, diez años después de la publicación deDíscolo . Por aquél entonces su irrupción en el panorama nacional supuso un soplo de aire fresco. A pesar de ello, y especialmente a pesar de que el grupo no ha cesado su actividad en forma de conciertos dentro y fuera de nuestro país, su segunda entrega (precedida por un single el pasado año) se ha hecho esperar. Pachi Tapiz charló con Javier Adán, guitarrista del grupo.

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 2
© Javier de Agustín

PACHI TAPIZ: Escuchando vuestro disco, y más concretamente la versión del tema final de Blade Runner , mientras aparece en mi imaginación un minotauro, me pregunto si es verdad que los androides sueñan con tablas de surf a pilas.

JAVIER ADÁN: No sólo sueñan con ellas, sino que han logrado, por fin, hacer realidad ese sueño. Hemos visto cosas que vosotros no creeríais: hemos visto replicantes coger olas en tablas a pilas en Mundaka, que queda más o menos cerca de la puerta de Tannhauser.

 ¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 3

PACHI TAPIZ: En las notas de prensa del disco se comenta lo de vuestra estancia en unas vacaciones pagadas por Instituciones Penitenciarias. Pero me llegan rumores de que realmente habéis pasado estos diez años supongo que escuchando alguno de los temas e intentando recuperar el espíritu del gran Gene Krupa, y resucitando a algún saxofonista anónimo de los años 50 a juzgar por el vibrato que tienen esos saxos.

JAVIER ADÁN: Como bien dices hemos estado un tiempo a la sombra, pero nunca hemos dejado de tocar. Entre ensayo y ensayo hemos tenido sesiones de ouija por las que se han asomado personajes de lo más variopinto, aunque no sé si estoy autorizado a revelar sus nombres. Pudiera ser Krupa, por qué no… pero podría ser Bonham, o James Black… En el disco no hemos contado con ninguna colaboración en el plano terrenal, pero ¿por qué descartar la posibilidad de que ese regusto añejo de algunos saxos se deba a un caso de posesión? En cualquier caso, permíteme que mantengamos el misterio, aún no es el momento de revelar los ingredientes secretos de la receta.

 

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 4
De izquierda a derecha: Javier Díez-Ena, Santiago Rapallo, Marcos Monge y Javier Adán
Dead Capo en directo en Brasilia
© Dead Capo

PACHI TAPIZ: También quería que me confirmaseis (o desmintieseis) si gran parte del silencio ha sido debido a las negociaciones de Ridley Scott para que aparezcáis en la banda sonora de la enésima versión de Blade Runner en la que Harrison Ford se va con su replichica a las playas de Hawaii.

JAVIER ADÁN: Es cierto que el representante y los abogados del Sr. Scott han entablado conversaciones con nuestro médico de cabecera para negociar nuestra posible colaboración en la composición de la banda sonora de una nueva versión de la película que contaría con un final totalmente inesperado. Nosotros lo haríamos encantados siempre y cuando la nueva versión se edite en una edición especial que incluya todas las publicadas hasta ahora, pero en formato Betamax y contenidas en un cofre del tamaño del baúl de la Piquer. Las negociaciones siguen abiertas por el momento. No puedo decir más.

PACHI TAPIZ: Otro interesante tema son los dibujos animados, puesto que en vuestro disco versionáis el tema de la serie Fat Dog Mendoza. ¿Es el jazz en España algo parecido a un ente esquizofrénico – lo que más se me puede parecer es a Correcaminos y Coyote – que lo único que sabe es hacerse a sí mismo la puñeta y acabar siempre perdiendo? (Estoy pensando en la gran cantidad de grupos españoles – por ejemplo – que encabezan los festivales de jazz grandes, medianos y chicos, ni con crisis ni sin crisis, ni contigo ni sin ti).

JAVIER ADÁN: ¡Ah, los dibujos animados…una de mis debilidades! Las caricaturas, los cartoons … por fín aparece un tema serio en esta entrevista. El jazz español como el Coyote… Sí, podría ser una metáfora acertada pero, ¿quién sería el Correcaminos? Sería también el jazz en España. Un ente esquizofrénico en toda regla, completamente de acuerdo. Ahora que reflexiono sobre ello, me vienen a la cabeza otras posibilidades: Kenny de South Park, Silvestre y Piolín, el oso Yogui y el guardabosques, Maguila y el Sr. Pebbles…

Más allá de los dibujos animados, creo que hay muy buenos músicos y propuestas interesantes dentro del jazz español que merecen más apoyo por parte de los programadores de festivales, de las instituciones, de los medios y del público. El hecho de ser músico en España es una auténtica proeza. Con un poco de apoyo algún día podremos compararnos a los países nórdicos, por ejemplo. Aunque a día de hoy es más probable que el Coyote se coma al Correcaminos…

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 5
© Javier de Agustín

 

PACHI TAPIZ: Volviendo a la pregunta anterior: ¡qué recuerdos! ¡Silvestre, Yogui, Maguila! ¿Fuiste capaz de soportar esa tortura emocional que era Marco, el pobre siempre persiguiendo a su madre, nunca alcanzando esa paz que buscaba? Cielos… Otra imagen del jazz en este país… Aunque la pregunta realmente es si la etiqueta jazz ayuda o dificulta a proyectos como el vuestro. Es más: ¿Si digo que tocáis jazz miento como un bellaco o sólo digo una parte de verdad? ¿O es que realmente lo que vosotros querríais hacer son discos como los de Hank Mobley en su época dorada en Blue Note – incluyendo fantásticas portadas como la The Turnaround ?

JAVIER ADÁN: Pobre Marco. Me pilló muy jovencito esa serie, así que no me dejó secuelas, afortunadamente. Pero su historia era un auténtico drama. Eso sí que eran problemas y no los de Phineas y Ferb.

Y ahora sí, llegamos a la pregunta del millón: ¿Dead Capo es un grupo de jazz? Es una cuestión que nos acompaña desde los inicios del grupo. Por una parte, cuando se habla de “jazz” hay mucha gente que inmediatamente piensa en un tipo de jazz de una época muy concreta, con una sonoridad y una armonía determinada. Unos piensan en dixieland , otros en bebop , otros en swing … En ese sentido, el decir que tocamos jazz creo que nos aleja de una parte de nuestro público potencial, gente a la que podríamos gustarle pero que no le gusta el jazz o los clichés del género le echan para atrás. Por otra parte creo que, sin ser un grupo de jazz, éste siempre ha estado presente en nuestra música, forma parte de lo que hacemos. Y si preguntas a alguien que sólo escucha rock u otras músicas, te dirá que somos un grupo de jazz.

He de decir también que nuestra propuesta siempre ha sido mejor acogida en el circuito del jazz que en el de otras músicas. Casi todos los festivales en los que hemos tocado han sido festivales de jazz, donde el público, en la mayoría de los casos, nos ha recibido muy bien, dejando a un lado los prejuicios y sin entrar a hacer valoraciones de si somos un grupo de jazz o no. Las etiquetas no van a desaparecer, y en cierto modo cumplen la función de orientar al oyente, aunque muchas veces tengan efectos perniciosos, pero creo que en otros países ya está superada esa manera excluyente de catalogar la música. ¿Qué importa si algo es jazz o no lo es?

Claro que, también te digo…¿a quién no le gustaría hacer discos como los de Hank Mobley para Blue Note, con esas portadas increíbles?

 

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 6
Dead Capo en directo en Brasilia
© Dead Capo

PACHI TAPIZ: Las bandas sonoras son una de las constantes en vuestro repertorio: aparecen en Sale , en algunas grabaciones que tengo de actuaciones vuestras en directo, en el single que precedió al disco… Otro habitual en vuestro repertorio es Monk, por activa o por pasiva: ¿por qué mister Thelonious?

JAVIER ADÁN: Es cierto que todos los miembros de Dead Capo compartimos el gusto y la admiración por la música de Monk, pero en realidad, en todos estos años sólo hemos tocado un tema suyo, “Well You Needn’t”, que hemos incluído en el disco.

Aprovecho también para aclarar algo que está dando pie a un malentendido respecto a Monk: hay varios temas en el disco que incluyen la palabra “Monk”, pero no hacen referencia a Thelonious, sino a Marcos Monge, saxofonista de Dead Capo. Monk significa monje en inglés, de ahí que entre nosotros nos refiramos a él con el sobrenombre de “Monka”. Por eso algunos temas suyos, o que han partido de ideas suyas tengan nombres como “Bluesmonka” o “Monkatis”. Una vez hecha la aclaración, vaya desde aquí nuestra reverencia y máximo respeto a Thelonious Monk, genius of modern music .

 

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 7
Dead Capo en directo en Brasilia
© Dead Capo

PACHI TAPIZ: Otro músico es mister Zorn. De hecho, si no me falla la memoria, parte de Dead Capo se embarcó en aquél proyecto no bien ponderado de reminiscencias masadianas llamado John Pinone. ¿Habrá que pagar algún royalty a mister Zorn en el futuro?

JAVIER ADÁN: John Zorn ha sido siempre un punto de referencia y una inspiración para Dead Capo, por su apertura de miras y su valentía a la hora de trascender géneros y romper convencionalismos. Creo que aún no ha tenido el reconocimiento que merece, pero sin duda es algo que llegará con el paso del tiempo. Algunos de sus proyectos también han sido una influencia musical para nosotros; creo que hay algo de Naked City en Dead Capo, por ejemplo. Y durante algunos años hemos incluído en nuestro repertorio de directo algunos temas de Masada, y como dices, en John Pinone (del que formamos parte, junto a Carlos Pérez, yo mismo y Javier Gallego, e incluso Santiago Rapallo en la etapa final del grupo) también había influencias de John Zorn en esos dos sentidos: Masada por un lado y por otro el carácter más desquiciado y epiléptico de Naked City.

PACHI TAPIZ: Te preguntaba sobre el futuro. Aparte de que el verano ha venido con unos cuantos conciertos, ¿cuáles serán los siguientes pasos? En especial la siguiente grabación.

JAVIER ADÁN: La siguiente grabación… Teniendo en cuenta que acabamos de editar el segundo disco, y que hemos tardado unos diez años en hacerlo… Espinoso asunto éste.

Nuestra intención es tocar todo lo que podamos para presentar el disco en directo y para ganarnos un jornal, que en estos tiempos que corren es una auténtica proeza. Nos gustaría también llegar a otros mercados: volver pronto a Suramérica, tratar de empezar a tocar en Europa, y dentro de no mucho nos gustaría ir a México y Estados Unidos.

Musicalmente, el disco supondrá un punto y aparte en la trayectoria de Dead Capo. Hemos dejado registrados una serie de temas que nos han acompañado durante los últimos años, y ahora empezaremos a hacer música nueva, con la misma formación que ha grabado el disco, y que seguro que supondrá un cambio respecto a lo que hemos hecho hasta ahora. Prometemos hacer propósito de enmienda y no tardar diez años en grabar el tercer disco. Quizá dentro de siete u ocho ya lo tendremos listo.

¿Sueñan los androides con tablas de surf a pilas?. Entrevista a Javier Adán (Dead Capo). Entrevista por Pachi Tapiz 8
© Javier de Agustín

PACHI TAPIZ: Hablando de los directos… Tirando a mano derecha algo así como a medio camino entre Mundaka y Tannhauser, están Venezuela, Polonia, Etiopía… Países en los que habéis tocado. ¿Cómo han recibido por allí vuestra propuesta?

JAVIER ADÁN: Hasta el momento, la respuesta ha sido sorprendentemente buena en todos los países que hemos visitado. La primera vez que tocamos fuera de España fue en 2007, en el Festival de Jazz de Manchester, y acudimos sin ninguna expectativa, y con algo de miedo a que nuestra música no encajara en la programación y a que el público no lo entendiera… y sucedió todo lo contrario. La respuesta del público fue impresionante, la mejor que habíamos tenido hasta ese momento; los discos volaron después del concierto y gentes de todas las edades se acercaron a felicitarnos. Ahora acabamos de volver de Venezuela y ha sido absolutamente increíble. El público de allá es muy respetuoso, muy entendido, y está ávido de recibir música de fuera; no tienen ningún tipo de prejuicio y son muy sinceros y apasionados. Lo mismo se puede decir del público brasileño. La experiencia etíope también fue maravillosa, en lo musical y en lo personal; y en Cracovia tuvimos la oportunidad de tocar en un escenario, el del Alchemia, en el que ha tocado gente como Ken Vandermark o Pink Freud. Todas nuestras experiencias fuera de España han sido muy satisfactorias y uno de nuestros objetivos es salir a tocar fuera más a menudo, especialmente en Europa… y por supuesto volver a América para hacer una gira más larga.

© Texto: Pachi Tapiz, 2012
Fotografías de Javier de Agustín y Dead Capo

Esta entrada se ha leido 1705 veces

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.