Victor de Diego © Tomás Bilbao

Victor de Diego: todavía soñando. Entrevista por Enrique Farelo

Victor de Diego: saxofonista nacido en Bilbao en 1964. Estudia en el Conservatorio superior de música de Bilbao y en el del Liceo de Barcelona, donde obtiene el Título superior de saxofón. Asiste a diversos seminarios internacionales en Bilbao, Madrid y Barcelona con Bob Moses, Roy Haynes, Mulgrew Miller, Max Roach, John Abercrombie, George Garzone, etc.
Su andadura profesional comienza en 1984 tocando con grupos como Pork Pie Hat, Infussion y Quartet Creciente, con los que obtiene numerosos premios en los festivales de San Sebastián, Getxo, Mallorca e Ibiza, como el premio al mejor solista en el festival de Donostia en 1986.
Trabaja con la Orquesta sinfónica de Bilbao bajo la dirección del maestro Enrique García Asensio en 1986 y 1987 y, con la Orquesta sinfónica del Estado ruso bajo la dirección del maestro Mstislav Rostropovich en el 2001.
En 1988 fija su residencia en Barcelona donde desarrolla su actividad profesional.
Entrevista realizada el 22 de junio de 2005 en Alkimia, con motivo de la publicación de su último trabajo: Oraindik Ametsetan.

Oraindik Ametsetan
Oraindik Ametsetan

Enrique Farelo – Tomajazz: Siendo un niño de Bilbao, ¿cómo es que te interesas por la música?

Victor de Diego: Queda ya un poco lejos, pero mis padres me obligaron a estudiar solfeo. Lo típico después del “cole” que el niño haga algo y, me metieron a estudiar y, la verdad me fue bastante bien y seguí estudiando. Después lo dejé-lo típico en la edad del pavo- para más tarde retomarlo con unos amigos que tenían un grupo de rock psicodélico por los años 70.
Por aquella época escuchaba a Frank Zappa, Genesis, Pink Floyd, para más tarde descubrir el jazz y, meterme más de lleno con el saxo.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Estudiar solfeo fue realmente una actividad extra escolar o más bien por las vivencias dentro del seno familiar?

Victor de Diego: No especialmente, a mi madre sí le gustaba pintar; pero en casa no ha habido precedentes musicales, nadie se dedicó a la música. Simplemente nos metieron a todos los hermanos a estudiar solfeo, piano o el chistu -instrumento del país vasco-.
Posteriormente recuerdo un vinilo de 33 revoluciones del padre de un amigo, de Bill Evans con Jeremi Steig -What’s New/1969- y otros de Miles Davis- Cookin-1965 and Relaxin-1956- que, supusieron el enganche definitivo al jazz. A partir de entonces empecé a comprarme todos los discos que podía de la paga que me daban mis padres y, que costaban alrededor de 200 pesetas.

Enrique Farelo – Tomajazz: Volviendo un poco hacia atrás y, ya que has hablado de grupos psicodélicos. ¿Qué discos se quedaron marcados en tu mente?

Victor de Diego: Bueno sobre todo he evolucionado, si eres artista tienes que escucharlo todo, para que tu estilo crezca. Lo discos que escuchaba me siguen gustando, me sigue gustando la música honesta y buena, es la única condición que le pido; no me importa si está hecha ayer o hace 200 años, que sea un instrumento eléctrico o un madero.
De aquellos discos recuerdo de Pink Floyd The Wall y Dark side of the Moon; de Genesis Trespass; Aqualung de Jethro Tull y de Frank Zappa Joe’s Garage.
Pero casi inmediatamente empecé a escuchar jazz y, no es que dejara estos discos pero me centré en esto para descubrir todos los grandes clásicos del jazz de forma intensa.

Victor de Diego © Tomás Bilbao
Victor de Diego
© Tomás Bilbao

Enrique Farelo – Tomajazz: Me llama poderosamente la atención que hayas trabajado con la orquesta sinfónica de Bilbao-Enrique García Asensio- o la del estado ruso-Mstislav. Rostropovich, siendo saxofonista.

Victor de Diego: Es más sencillo que todo eso. La sinfónica del estado ruso estaba realizando una gira, tocaban en el palacio de Euskalduna -Bilbao- y me llamaron de una agencia, pues necesitaban un saxo soprano para tres o cuatro piezas del programa. Fue una experiencia muy interesante conocer a Mstislav Rostropovich que es un “monstruo de la Música”.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Cuántas horas dedicas al ensayo con el instrumento?

Victor de Diego: Ahora no práctico tanto como antes, pero durante los primeros años una media de 6 horas diarias. Ahora tengo que componer, escuchar…

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Tienes algún tipo de ritual a la hora de componer?

Victor de Diego: Mi caso es artesanal, para mi básicamente la música es armonía, melodía y ritmo, los temas parten de un ritmo ó melodía fundamentalmente.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Qué significa Oraindik Ametsetan?

Victor de Diego: “Todavía soñando”- que expresa que tengo ilusión por que muchas cosas mejoren, las injusticias y, todas esas cosas indeseables que pasan en el mundo y en mi país. Musicalmente también, uno ya tiene sus años y hay que seguir alimentando la ilusión, pues cuando eres joven todo es “marcha”.Eso es lo que he querido decir.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Te gusta tocar más con el tenor o con el soprano?

Victor de Diego: No sé decirte pero siempre he tocado con el tenor, es con el que más me identifico… el soprano es más delicado hay que dedicarle más tiempo… pero me siento igualmente a gusto. Utilizo el soprano para dar más color a mi música.

Enrique Farelo – Tomajazz: De los saxofonistas que mas admiras tanto de los clásicos como de los actuales ¿a quién destacarías?

Victor de Diego:
Saldría una lista interminable. De chaval me entretenía confeccionando una lista de tenores, sopranos, baterías, pianos… de los que más me han gustado John Coltrane, el que más me ha influido y el que me ha dado pie a descubrir otros saxofonistas.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Te dedicas al jazz por ser un soñador, o eres un soñador que se dedica al jazz?

Victor de Diego: Supongo que las dos cosas, no sé ahora muy bien… ¡Me dedico al jazz por que soy un soñador! Por que sino… ¡quién coño se iba a dedicar al jazz en este país!… un majareta, un hippie, un idealista.
La mayoría de mis compañeros de profesión tenemos una manera de vivir, una ética, un pensamiento filosófico de la vida, si no sería mas fácil dedicarnos a otra cosa que sea menos problemática y nos de mucho más dinero.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Sois héroes o villanos los músicos de jazz?

Victor de Diego: Obviamente somos héroes, aunque tampoco me gusta tirarme flores, pero reconozco el valor de lo que representamos este gremio de músicos no comerciales.
Hoy día es más fácil ser músico profesional, puedes ir a una escuela, compras un instrumento, cuando yo empecé no era igual ni de guasa; es un mérito que tenemos los de mi generación, no sabíamos que iba a ser de nosotros con un futuro incierto. Nos daba igual, queríamos tocar jazz y no nos importaban la fama ni el dinero.¡Amamos la música, y eso nos hace héroes!

Victor de Diego © Fernando Cerecedo
Victor de Diego
© Fernando Cerecedo

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Crees que en este país hay excelentes músicos para un público sordo?

Victor de Diego: Bueno, es una pregunta que tiene bastante razón, pero habría que matizar. Es decir, los músicos no somos extraordinarios y el público unos patanes incapaces de entender nada. Como casi todo en esta vida nada es blanco ni negro, quizás en este país no haya una cultura musical como en otros, sobre todo de Pirineos para arriba donde los gobiernos siempre han sido mas conscientes en educación musical. Los niños aprenden a tocar instrumentos, la historia de la música, la cual valoran en su aspecto más puro, lo que es la música en sí.
Hemos llegado a un punto en España y supongo que en el mundo, en el que la gente se guía por parámetros extra musicales, no si interpreta o compone bien.
Si vende muchos discos y baila muy bien es un gran artista. Todo es muy manipulable y la gente se deja influir.
Para mi la Música es interesante siempre que no persiga como objetivo el dinero, ser famoso o hacer rico al artista, promotor etc… por eso no distingo de jazz, rock, clásica tiene que ser secundario, pero si además resulta que la música es estupenda y triunfa pues mejor.

Enrique Farelo – Tomajazz: Insisto ¿Al público le interesa la Música o el sonido, cuanto más fuerte mejor para no sentirse solo?

Victor de Diego: Seguramente hay mucha gente que se guía por esos parámetros. Tener un criterio para saber lo que te gusta es lo que importa. Hay mucha gente crítica que sabe de la música de calidad, si no qué sería de nosotros.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Qué es el Arte?

Victor de Diego: ¡Toma ya! Esto no habíamos quedado que no me lo ibas a preguntar. (Risas)

Enrique Farelo – Tomajazz: ¡Tomajazz!

Victor de Diego: Te puedo decir que para mí la Música es parte del Arte, un lenguaje capaz de entenderse en cualquier parte del mundo.

Gotxi
Gotxi

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Hay más técnica hoy día que creatividad?

Victor de Diego: No estoy en absoluto de acuerdo; no hace falta que salgan Coltrane, Parker, pues ya salieron, lo que hace falta es buscar alternativas. En Barcelona sigo descubriendo gente joven después de 17 años, ¡chicos que no conocía ni Jesucristo!. No saben hablar inglés pero se toman una cerveza contigo y para mí son genios.
Siempre acarrea injusticia dar nombres, pero Benet Palet, por ejemplo, le das un bolo por cuatro cuartos y unas cervezas y te dan un espectáculos de primera magnitud. Me parece muy bien oír a Keith. Jarrett pero también ir a un garito sin apenas luz por que a lo mejor descubres a alguien.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Por qué has reclutado a estos músicos y no a otros para Oraindik Ametsetan?

Victor de Diego: He elegido un cuarteto con piano porque es donde más a gusto me encuentro.
Los músicos los intento cambiar para tocar con gente diferente para aprender y tener experiencias nuevas; no puedo concebir un grupo que dure 3 ó 4 años, lo cual no quiere decir que no vuelva a repetir pasados unos años.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Es este tu trabajo más maduro?

Victor de Diego: Yo diría que sí, bueno espero que así sea si no malamente… cuanto más pasa el tiempo mayor grado de madurez.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Oraindik Ametsetan mira más hacia América o hacia Europa?

Victor de Diego: Sinceramente no tengo ni idea; no hay premeditación, pero si me tengo que mojar lo haría por que se inclina a América. Y sí es cierto que me interesan músicos como Joshua Redman, Chris Cheek, Mark Turner, Chris Potter o Seamus Blake.

Enrique Farelo – Tomajazz: Nombras artistas de FSNT. ¿Te gusta este sello?

Victor de Diego: No tanto el sello como la música.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Está en crisis la Música o los soportes?

Victor de Diego: La Música nunca está en crisis, siempre hay músicos inquietos descubriendo nuevas formas de expresión. Donde yo vivo en Barcelona nunca ha habido crisis de creatividad.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Con qué músicos te gustaría tocar y no has tocado?

Victor de Diego: Sinceramente no tengo ese deseo. En esto pasa como con las mujeres, si ellas no quieren ligar conmigo pues… no me traumatiza. Quizás Kurt Rosenwinkel.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Con qué músico te has sentido mas a gusto?

Victor de Diego: Con todos muy a gusto. Ya sé que es un tópico, pero no voy a tocar con un pianista por muy bueno que sea, si es un impresentable. Toco con quien quiero, como Jordi Bonell o Jauma Vilaseca.

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿En qué escenarios te gustaría tocar y no lo has hecho?

Victor de Diego: Tengo la suerte de haber tocado en muchos sitios, grandes y pequeños, en contacto con el público es más fácil.

(Anónima)
(Anónima)

Enrique Farelo – Tomajazz: ¿Qué siente el músico antes de salir al escenario?

Victor de Diego: Para mí es diferente si yo soy el líder o no. Si no lo soy es el mayor relax y estoy encantado ya que me quito responsabilidad.

Más información en http://www.victordediego.com.

© Enrique Farelo, Tomajazz 2005

Esta entrada se ha leido 1979 veces

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.