image_pdfimage_print

2008 fue el año elegido por Marc Ayza para sacar su segundo trabajo de estudio. Titulado Offering y publicado por la discográfica catalana Fresh Sound, en esta ocasión el batería se atreve con esa aventura relativamente complicada que consiste en acercar el jazz al hip-hop y al soul y viceversa con cierto éxito y coherencia. Para tal empresa, se rodea de una banda que forma, por el lado eminentemente jazzístico, con Roger Mas en el piano, Rhodes y Hammond y Tom Warburton en el bajo; por el ala más cercana al hip-hop con DJ Helios a los platos y un rapper, Core Rhythm, cuyo concurso es más bien testimonial apareciendo únicamente en dos temas, por lo que podemos afirmar que Offering es un trabajo realizado principalmente en cuarteto. De esta forma, uno tiende a pensar que la inclusión de los platos en un trío jazzístico clásico, es decir, piano-bajo-batería, puede resultar un tanto forzada y/o peligrosa pero, en cuanto el disco comienza a girar en el reproductor, este prejuicio queda inmediatamente desterrado, dado el carácter que DJ Helios imprime a su instrumento para la natural intrincación de éste con el resto de sonidos.

Sin embargo, si afirmamos que el lado del hip-hop sólo es rescatado por el turntablista estaremos faltando a la verdad. En Offering hay multitud de referencias al soul y al hip-hop procedentes de los demás instrumentos. El que más destaca en estas lides es, cómo no, el propio Ayza que se muestra como un batería sólido y sobrio capaz de incorporar a su lenguaje diversos ritmos provenientes de muchas y diferentes latitudes, desde el evidente groove contundente del neo-soul, a las cadencias brasileñas, pasando por alguna tendencia más espiritual y alguna referencia africana. Pero no sólo el trabajo de Ayza es reseñable. Los teclados de Roger Mas y las cuerdas de Tom Warburton nos deleitan con elaborados y elegantes solos y riffs que recuerdan por momentos, y desde la distancia, eso sí, a algunos de los arreglos que practicaban grandiosas bandas como Digable Planets o The Roots en los noventa. Por lo demás, tenemos homenajes a Gil Scott-Heron (el disco se abre con una versión con spoken word incluído por parte de Core Rhythm de su “Offering”), a Marvin Gaye con el cadencioso y adictivo tema de mismo título, y hasta J Dilla con un interludio llamado “So Far To Go” (titulado, como su tema con Common y D’angelo).

Adictivo y tremendamente eficaz también resulta ese sensual “Juanito’s Groove” con un sonido orgánico netamente neo-soul reminiscente de la primera Erykah Badu o la banda Fertile Ground. Por el lado negativo, o sencillamente, menos bueno, se podría señalar que Offering adolece, en alguna ocasión, de resultar algo monótono debido a la poca variedad en cuanto a instrumentación se refiere y en cuanto a su duración total: cerca de hora y cuarto. Un lunar, totalmente subjetivo por otra parte, que no puede ni debe empañar el buen hacer de Marc Ayza y los suyos plasmado en un trabajo que promete continuidad en el idilio que, desde hace tiempo, mantienen jazz, soul y hip-hop. Notable sobrado.

Rodrigo López “Donny”