Sorprende la madurez de Jean-Luc Ponty, un joven de 25 años, en Sunday Walk. No son de extrañar ni las comparaciones elogiosas que otros músicos (violinistas incluidos) realizaron sobre su figura, ni tampoco su participación en proyectos al lado de genios como Frank Zappa, o en algunos de los proyectosContinúa leyendo