JazzFermín 2016 III: Spyro Gyra – Ulrich Calvo Quarteto (11 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 11 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Ulrich Calvo Quarteto
      Ulrich Calvo: guitarras y composiciones
      Alberto Arteta: saxo alto
      Kike Arza: contrabajo
      Daniel Lizarraga: batería
  • Fecha: 11 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Spyro Gyra
      Jay Beckestein: saxos alto y soprano
      Tom Schuman: teclados
      Julio Fernández: guitarra
      Scott Ambush: bajo de cinco cuerdas
      Lionel Cordew: batería

IMG_1548.JPG-ULRICH CALVO

Tercera jornada de Jazz Fermín 2016 con dos conciertos (Spyro Gyra y Ulrich Calvo Quarteto) que si bien fueron muy distintos entre sí, dejaron un magnífico sabor entre el público asistente.

New Wine…

IMG_1497.JPG-Ulrich Calvo

En el papel de “telonero” (ir al final de la crónica, sección ácido acético), a eso de las nueve de la tarde – noche, el guitarrista Ulrich Calvo puso sobre el escenario de la Plaza Compañía su proyecto Slow Life. Sobre este proyecto, este músico y los integrantes de su cuarteto hay que decir que pertenecen a esa nueva hornada de músicos de la escena local de Pamplona que a lo largo de los últimos años están demostrando su gran nivel haciéndose –un-año-sí-y-al-otro-casi-que-también- con el Premio Impulso BBK, un concurso para músicos que comienzan en esto del jazz y en el que participan músicos de Euskadi y Navarra. En concreto, y si nos referimos a los integrantes del Ulrich Calvo Quartet, el primero de los ganadores de este galardón fue el contrabajista Kike Arza; a continuación vino el saxofonista Alberto Arteta… y en 2015 el ganador ha sido Ulrich Calvo con Slow Life. Este proyecto, ya grabado, verá la luz en forma de CD en unos meses. Si se cumple con la tradición, Moskito Records la publicará en otoño de 2016.

De momento, antes de que el CD se ponga en circulación y el músico tenga la oportunidad de presentarlo en directo en la edición de 2016 del concurso de BBK, en Pamplona ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar de su música en directo en un escenario a la altura de lo que merece.

Se podría contar que poco antes del concierto este músico y profesor, un tanto tímido, estaba un tanto temeroso ante la acogida que tendría su música. Se podría añadir también que cuando el concierto terminó no terminaba de creerse lo bien que había funcionado su propuesta encima del escenario según se lo hicieron llegar unos cuantos y unas cuantas de los asistentes. No diremos nada de ello. Sí contaremos que el concierto, que la música de este compositor (él fue el autor de todos los temas), y que la puesta en escena por un cuarteto en el que el cuarto integrante era el potente baterista Daniel Lizarraga, gustó (y mucho) a los asistentes.

IMG_1469.JPG-ULRICH CALVO

Daré dos apuntes: el primero, el tema “Vía de escape”, por si a alguien se le ocurre comentar algo acerca de los jóvenes y las tradiciones del jazz y el respeto a los mayores y demás … ¡qué escuchen esta pieza!; el segundo es “Hang Over”, una tremenda fiesta con la que cerraron la actuación. Hubo mucho más -el músico tiene unas cuantas ideas y sus acompañantes son unas lanzaderas perfectas para llevarlas a cabo-, y si las cosas funcionan como deben, el disfrute está asegurado tanto en forma de grabación, como sobre todo en directo.

… Old Bottle

IMG_1918.JPG-Spyro Gyra

Los norteamericanos Spyro Gyra protagonizaron un concierto de esos que quedan para el recuerdo. Posiblemente no haya habido en todas las fiestas de San Fermín ninguna actuación musical con un nivel de reconocimiento popular a la altura de la de estos músicos. La formación tiene tras de sí un historial con varios millones de discos vendidos a lo largo de sus cinco décadas de existencia, y además de otros premios, galardones y reconocimientos que van más por lo puramente profesional, cuentan con unas cuantas nominaciones a los premios Grammy (hasta doce si Wikipedia no miente), que finalmente en algunos casos se materializaron en algunos trofeos con el gramófono dorado que imaginamos los componentes del grupo lucirán orgullosos en sus casas.

IMG_1597.JPG-SPYRO GYRA

Lo de Spyro Gyra es Smooth Jazz con todo lo que conlleva: virtuosismo en los solos; composiciones alambicadas; una sincronización perfecta sobre el escenario; producciones muy cuidadas en las grabaciones; un volumen elevado en la puesta en directo; y por supuesto, ese habitual acercamiento al pop y al rock -incluidos temas cantados-, que tanto gusta entre los seguidores del género. Pues bien, salvo lo de las producciones en estudio–que no tocaba, aunque los arreglos de los temas bien es cierto que estuvieron muy cuidados-, eso fue lo que ofrecieron de principio a fin con la fortuna de que la lluvia –amenazante y amagante en algún momento previo al concierto- no hiciera acto de presencia tal y como ocurrió en la jornada anterior.

IMG_1593.JPG-Spyro Gyra

Jay Beckenstein (saxos alto y soprano) y Tom Schuman (teclados) son los dos únicos integrantes originales de la banda, si bien sus compañeros (el cubano Julio Fernández –guitarra-, Scott Ambush –bajo eléctrico de cinco cuerdas-) llevan en la formación décadas. Lionel Cordew (enorme baterista en lo físico y en lo musical), es el novato del quinteto puesto que está en la formación desde el pasado año. Aunque su última producción discográfica data de 2013, el grupo está engrasado hasta el más mínimo detalle con una agenda de en torno a cien conciertos anuales en promedio. La puesta en escena de su concierto echó mano de algunos de sus temas más conocidos, y de composiciones de prácticamente todos los integrantes de la banda. En “De la luz” el guitarrista Julio Fernández demostró que lo suyo no sólo es el virtuosismo rockero a las seis cuerdas, sino que también es un buen cantante y compositor. No pudo faltar a lo largo de la hora y media de concierto un apabullante solo de batería por parte de Lionel Cordew con el que ríase usted de los dobles bombos de las bandas de rock duro y heavy metal, así como extensos solos de ida y vuelta por parte de todos y cada uno de los músicos, incluyendo a un espectacular Beckenstein lo mismo da al alto que al soprano, que finalmente los terminó tocando simultáneamente, cual Rahsaan Roland Kirk.

IMG_1784.JPG-Spyro Gyra

El público respondió de un modo entusiasta ante la oportunidad de ver a un grupo mítico en una actuación gratuita: al finalizar la actuación del Ulrich Calvo Quartet ya hubo algunos asistentes que ocuparon su localidad, de tal modo que minutos antes del puntual inicio del concierto, ya estaban ocupadas las 600 sillas y parte de los laterales de la plaza con quienes no pudieron hacerse con una de ellas en pie. Estas ganas de ver a este grupo mítico se prolongaron no sólo a lo largo del concierto con aplausos y jaleos, sino con los aficionados en pequeños grupos parando, felicitando y saludando a los músicos conforme se encaminaban a los coches que finalmente los llevarían al hotel, algo a lo que el ambiente festivo de San Fermín unido al magnífico espectáculo invitaron con vehemencia.

Y un poco de vinagre…

Por cierto, algo que no me apetece dejar de señalar antes de que termine el repaso a las cuatro jornadas de JazzFermín 2016: si los conciertos de las nueve de la noche no son conciertos que están limitados en cuanto a su duración, y los proyectos que se están presentando si no tienen forma de grabación (los casos de Andoni Arcilla, Kontxi Lorente –que actuará en la cuarta jornada- o el mismo Ulrich Calvo), son proyectos de creación propia del festival (Hutsun Txalaparta – Jaso – Escrich Trío), la etiqueta “teloneros” que los acompaña en el programa de mano ni parece apropiada, ni de hecho está a la altura del nivel de esos músicos y sus propuestas. Por protestar, ¡que no quede!

 

Fotografías: © Sera Martín, 2016
Texto: © Pachi Tapiz, 2016




JazzFermín 2016 II: Mikel Andueza Sexteto – Andoni Arcilla Quarteto (10 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 10 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Andoni Arcilla Quarteto
      Andoni Arcilla: voz y piano
      Alejandro Mingot: guitarra
      Kike Arza: contrabajo
      Juanma Urriza: batería
  • Fecha: 10 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Mikel Andueza Sexteto
      Mikel Andueza: saxos
      Chris Kase: trompeta
      Dani Pérez: guitarra
      Iñaki Salvador: piano
      Gonzalo Tejada: contrabajo y bajo
      Gonzalo del Val: batería

IMG_1152.JPG-Andoni Arcilla

El ruido…

IMG_1068.JPG- Andoni Arcilla

La segunda jornada de JazzFermín 2016 fue complicada por varias razones. En el concierto inicial, el pianista y cantante Andoni Arcilla presentó en formato de cuarteto (junto al baterista Juanma Urriza, el contrabajista Kike Arza y el guitarrista Alejandro Mingot) un repertorio compuesto por standards jazzísticos como “Lush Life”, “How Deep Is The Ocean?” (con el que abrió el concierto) o “Skylark”; acercamientos a The Beatles (algo que Arcilla ya realiza con la formación Jazzy Leap) o Antonio Carlos Jobim; a ello añadió temas de su grabación Hilkorra ez banintz, y su composición (letra y música) “Spinning My Heart”, lo más afortunado de la tarde – noche. Su propuesta, que se podría calificar como de jazz vocal de autor (en su grabación afrontó la difícil labor de poner música a poemas de autores como Ángel Erro, Itxaro Borda o Koldo Izagirre) tuvo que luchar contra los elementos.

IMG_1045.JPG- Andoni Arcilla

Y en San Fermín, en pleno casco viejo (aleatorio lugar de paso ineludible para las cuadrillas de componentes de las peñas de mozos que vuelven de la corrida de toros -charangas en ristre- a sus locales de reunión), a eso de las nueve y pico de la tarde, su actuación parece ser que ejerció de imán para atraer a varias de estas formaciones. Si el día anterior en plena actuación del Hutsun Txalaparta – Jaso – Escrich Trío fueron dos las charangas que hicieron acto de presencia en su paso por el lateral de la Plaza Compañía y una de ellas tuvo la deferencia de hacer un alto en la música mientras transitaba a la altura de los espectadores y el escenario (amabilidad entre músicos obliga), el Andoni Arcilla Quartet no tuvo tal fortuna y se vio interrumpido en varias ocasiones, incluido en el inicio del bis con el que cerraron el concierto. Tampoco tuvo fortuna el cuarteto con el sonido, cuyo volumen fue excesivo para una propuesta con un cierto carácter intimista. A pesar de ello el público quedó satisfecho, al igual que los músicos. Otro emplazamiento, o quizás otras circunstancias posiblemente hubieran permitido un mayor disfrute de la música del cuarteto.

… y la lluvia.

IMG_1319.JPG-Mikel Andueza Sexteto

Los elementos (y no hablamos de los eventuales visitantes de los conciertos que un tanto achispados se suelen acomodar ante el escenario en plenas actuaciones, sorprendidos, para hacer alguna gracieta o dar algún paso de baile que fruto del abuso etílico les suponga a sus protagonistas sus tres segundos de gloria), también se pusieron en contra del Mikel Andueza Sexteto en el concierto principal del día 10 de julio.

IMG_1358.JPG-Mikel Andueza Sexteto

El músico estellica presentaba en Pamplona su última grabación, el magnífico Cada Cinco Segundos, al frente del sexteto que grabó este CD. Unos meses antes, allá por octubre de 2015, Andueza ya había actuado en Pamplona en el ciclo Murajazz interpretando los temas de este CD en formato de cuarteto junto a Dani Pérez, Gonzalo Tejada y Gonzalo del Val. Para el concierto de JazzFermín (que desde sus inicios ha reservado el concierto principal de una de sus jornadas para que un músico local ponga de largo en Pamplona su correspondiente proyecto), el cuarteto se completó hasta sexteto con la incorporación de Iñaki Salvador y Chris Kase. De ese modo la fiesta que tuvo lugar en la presentación de Cada Cinco Segundos en cuarteto unos meses antes y en unas condiciones de un agradable recogimiento (la capacidad de la Sala de la Muralla de Baluarte es lo que tiene), se amplió al formato de sexteto por parte de los músicos, a los que se añadieron los más de 500 asistentes que prácticamente no dejaron un sitio libre en el inicio del concierto.

IMG_1345.JPG-Mikel Andueza Sexteto

El concierto comenzó con el sexteto magníficamente conjuntado sobre el escenario, mostrando todo el potencial de las composiciones de Andueza tanto en los arreglos como en los solos. A la intensidad y conjunción de “Mr. M.B.” (dedicada a Michael Brecker), siguió la emotiva “Zortziko para Mauro”. Este es un tema que Mikel Andueza compuso en homenaje a su primo y compañero musical Mauro Urriza. Una personalidad muy importante en la escena del jazz en Navarra que nos dejó de un modo totalmente inesperado hace un par de veranos. Tras el inicio del tema por parte del sexteto, Mikel Andueza realizó un solo (sensu stricto) emotivo hasta las lágrimas. Posiblemente desde la poesía se podría hacer una referencia a la lluvia que comenzó a caer en Pamplona en plena interpretación de este tema. Un servidor, bastante más prosaico (uno es de ciencias, ¡qué se le va a hacer!), y menos dado a las florituras, sabe bien que en Pamplona –incluso en pleno julio-, el tiempo climatológico es como es (el cronológico en plenas fiestas también tiene su aquél, aunque esta no es la ocasión), y que tras un día con más de treinta grados y por tanto con un calor notable, el viento (da lo mismo que venga del Norte o del Sur), puede hacer que en poco tiempo la temperatura baje unos cuantos grados (transformando el calor en el arquetípico “fresco” que en otros lugares, ¿quién sabe por qué?, llaman frío), y que además la lluvia haga acto de presencia (¿verano en julio?: perdonen ustedes, pero Pamplona es Mordor, tal y como dicen por algunos mentideros). Y esto es justo lo que ocurrió. De ese modo, un concierto que en apenas veinte minutos ya había logrado enganchar la atención de los espectadores consiguiendo un respetuoso y atento silencio ante el tremendo despliegue musical, se transformó en un salir pitando a la búsqueda de un lugar de refugio en los laterales de los edificios y al pie del escenario. Por suerte la lluvia cesó en apenas unos minutos, y aunque algunos espectadores volvimos a ocupar las sillas, esa magia que se había producido con la comunión entre público y artistas en los dos primeros temas se vio rota. A esto se se unió que una parte de los espectadores ya había abandonado el concierto ante el temor de que lo que vendría a continuación sería el aperitivo del preludio del comienzo del inicio del diluvio Universal en diferido: se equivocaron de cabo a rabo. No obstante, ese punto de magia que tan difícil es de definir y tan especial de vivir, se había roto.

Continuó el concierto con la interpretación de la práctica totalidad de los temas de Cada cinco segundos. Gonzalo Tejada volvió a disfrutar bailando con su contrabajo. Gonzalo del Val acompañó como tan bien sabe a los mandos de su batería, potente cuando la ocasión lo requiere, y en esta ocasión dejándonos un soberbio solo en la parte final del concierto. A Iñaki Salvador se le ve muy cómodo con la música tradicional, y para ello qué mejor que un repertorio con aires a zortziko o con un tema popular como “Axuri Beltza”. Chris Kase estuvo soberbio tanto a la trompeta, como especialmente al fiscornio. En cuanto a Mikel Andueza, sus solos fueron potentes y muy resolutivos. No sólo destacaron las actuaciones individuales de los seis músicos. El grupo sonó muy bien conjuntado, y resultaron muy vistosos los encuentros musicales dos a dos, con sonrisas y guiños cómplices entre todos los integrantes del sexteto.

IMG_1443_1.JPG-Mikel Andueza Sexteto

Los enrevesados (cada uno por un motivo diferente) “Cada cinco segundos” y “Ponle letra” fueron los temas que finalizaron el concierto (el primero el bloque principal, el segundo como un más que merecido bis), dejando una magnífica sensación entre los espectadores que se sobrepusieron a la lluvia, y acreditando una vez más la enorme calidad de las propuestas de Mikel Andueza.

Texto: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: © Sera Martín, 2016




JazzFermín 2016 I: Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío – King Solomon Hicks (9 julio de 2016. Pamplona, Navarra) [Concierto]

JazzFermín 2016

Lugar: Plaza Compañía, Pamplona (Navarra)

  • Fecha: 9 de julio de 2016. 21:00
    • Grupo:
      Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío
      Anai Gambra, Mikel Urrutia: txalapartas de madera y piedra
      Javier López Jaso: acordeón
      Marcelo Escrich: contrabajo
      Daniel Lizarraga: batería
  • Fecha: 9 de julio de 2016. 23:59
    • Grupo:
      Blues King Solomon Hicks
      King Solomon Hicks: voz y guitarra
      Russell Carter: batería
      Judson Nielsen: órgano Hammond B3
      Kirk Yano: bajo

IMG_0846.JPG-Blues King Solomon Hicks622X415

Tras dos años en pleno Paseo de Sarasate, en 2016 JazzFermín ha cambiado de localización volviendo a un escenario por el que ya pasó hace años, la Plaza Compañía. Un espacio que aunque inmerso en medio de ese escenario de las fiestas de San Fermín como lo es el casco viejo de Pamplona, presenta un cierto recogimiento debido a la peculiar topología festiva de la capital de Navarra. Ello hace de este un emplazamiento mucho más apropiado para este ciclo. Ello, unido a una programación que vuelve por donde solía, consigue que en 2016 vuelva a tomar nuevos bríos.

Jazz y txalapartas – txalapartas y jazz

IMG_0704.JPG-Hutsun-Lopez Jaso-Escrich

La primera jornada doble de las cuatro -con conciertos a las 21:00 de grupos de músicos locales en papel de teloneros y a las 00:00 con los cabezas de cartel-, comenzó con un proyecto de creación propia. El encuentro del dúo de txalapartaris Hutsun Txalaparta con el Jaso – Escrich Trío supone poner encima del escenario a músicas pertenecientes a dos tradiciones bien distintas. Por un lado las txalapartas, instrumentos tradicionales del País Vasco que se tocan por dos músicos percutiendo maderas contra maderas; por otro lado el jazz que como es bien sabido es a su vez una música que se nutre tanto de tradiciones extrañas -que termina haciendo suyas-, como de su propia tradición -para lo que no hay nada más que repasar la multitud de estilos de esta música con ya más de un siglo de historia. El resultado permitió poner en valor el potencial de las txalapartas que si bien en su ancestral forma de madera son un instrumento casi únicamente rítmico, en su versión metálica(*) se convierten también en un instrumento melódico. De este modo Anai Gamboa y Mikel Urrutia no sólo se encargaron de marcar el ritmo que complementaba al del baterista Daniel Lizarraga, sino que se permitieron realizar sus correspondientes solos que encajaron magníficamente con la música de Javier López Jaso, Marcelo Escrich y el ya mencionado Daniel Lizarraga.

IMG_0626.JPG-Lopez Jaso-Escrich trio

El quinteto apenas ha comenzado su andadura, con mes y medio de ensayos previos al concierto. A pesar de tan poco tiempo y de la dificultad de ensamblar propuestas tan distantes inicialmente, en el estreno en Pamplona ya sonó un tema compuesto para este proyecto titulado “Malambo Hutsun”. El resto fueron temas bien conocidos: “So What”, “Caravan”, “Little Sunflower”, el piazzoleño “Libertango” o la pieza de Richard Galliano “New York Tango”. Además de las piezas en quinteto el dúo de txalapartaris interpretó una improvisación en solitario -puro ritmo- con su instrumento de madera, mientras que el Jaso – Escrich Trío interpretó dos temas (“Un paseo con Astor” y “Vals 2016”) ya grabados en el más que recomendable Pagoda (Errabal Jazz), para el que muchos ya esperamos continuación.

Siempre es una buena noticia que los ciclos de jazz apuesten por proyectos de creación propia. Si además, como ocurre en este caso, los músicos de Hutsun Txalaparta – Jaso-Escrich Trío no sólo se quedan en lo superficial, sino que intentan engarzar un proyecto que no mira tanto hacia lo ya conocido, como hacia lo nuevo, hay que felicitarse por que el jazz encuentre en unos instrumentos de raíz ancestral como son las txalapartas, a unos nuevos aliados por los que recorrer nuevos terrenos.

King Solomon Hicks y su fiesta de blues

IMG_1001.JPG-Solomon hicks

El concierto del cabeza del cartel de la primera jornada sirvió para que se estrenase en nuestro país un jovenzuelo que posiblemente dará mucho que hablar en no demasiado tiempo. King Solomon Hicks es, a sus veintiún años un músico que sorprende por su pericia a la guitarra, además de un buen cantante. Magníficamente secundado por Judson Nielsen (fantástico al Hammond B3), Russell Carter (potentísimo a la batería), y Kirk Yano (bajista con una pose más propia de grupos rock), dio un conciertazo de blues que puso en pie y sacó a bailar a las más de 600 personas que abarrotaban la Plaza Compañía. Para ello echó mano de un repertorio de clásicos más que reconocibles. Los planteamientos de este tipo pueden ser -a veces lo son- una buena excusa para cumplir con el expediente, y que el correspondiente concierto sea una muesca más en la chequera que antecede a otras muescas más. Por fortuna King Solomon Hicks dio (a pesar de su juventud) una lección de interpretación a la voz y la guitarra. Temas como “Dust My Broom”, “Boom Boom”, “Key To The Highway”, “Bo Didley”, “Rock Me Baby” o “Johnny B. Goode” se han debido tocar unos cuantos cientos de miles de veces, pero Solomon Hicks y compañía todavía tienen unas cuantas cosas que aportar al legado de Elmore James, John Lee Hooker, Bo Didley, B.B. King o Chuck Berry.  Tal y como reza el título de su última grabación, Carrying on the Torch of Blues, lo suyo es seguir con esa tradición, y tal y como esa gran tradición merece, lo hacen con una propuesta compacta y rocosa, llena de magníficos solos, y con un elenco de músicos de primera que comienza por el guitarrista y que continúa con cada uno de sus tres acompañantes. En definitiva, un festival de blues, boogie y rock’n’roll primigenio.

IMG_0785.JPG-Solomon Hicks

El público asistente al concierto no tuvo que ser jaleado en demasía para responder con palmas, bailes, gritos y aplausos ante la música de Blues King Solomon Hicks. El paseo entre el público -fotos incluídas- en pleno solo del guitarrista en “Rock Me Baby” fue la antesala perfecta para un final apoteósico con un potente “Johnny B. Goode” en la que realizó un solo con la guitarra en sus espaldas que terminó de anonadar a un respetable que ya estaba algo más que entusiasmado. El tiempo hablará como juez, pero es posible que en no demasiado este guitarrista pase a un nivel superior en cuanto a reconocimiento popular: ya se verá, pero por si acaso, mejor no olvidar el nombre de King Solomon Hicks.

Texto: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: © Sera Martín, 2016

Nota: (*) Las txalapartas empleadas por Hutsun Txalaparta eran de madera y de piedras. La confusión de la piedra con el metal es debido a su sonido (por momentos recordaba al de un vibráfono) y a la sorprendente -para quien escribe estas líneas- posibilidad que este material presenta como instrumento melódico. Agradecimientos a Marcelo Escrich por la aclaración post-concierto.




Yerbabuena: veinte años y unos cuantos días de jazz en Pamplona. Entrevista con Pilar Chozas por Pachi Tapiz

pilar2_peq

Yerbabuena ha estado al frente de una gran parte del jazz en directo en Pamplona durante más de veinte años. Esta entrevista estaba previsto que se hubiera realizado hace unos meses, coincidiendo con el vigésimo aniversario de Yerbabuena. Sin embargo la vida es como es, y tras varias intentonas pospuestas debido a distintos motivos, más un par de pruebas en cuanto al formato -inicialmente la entrevista iba a haberse publicado en formato audio-, finalmente Pilar Chozas –persona al frente de Yerbabuena casi desde sus inicios- contestó por correo electrónico al cuestionario confeccionado por Pachi Tapiz. Esto es lo que Pilar nos contó acerca de sus experiencias como organizadora de conciertos de jazz.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué es lo que os llevó a poner en marcha Yerbabuena y a comenzar a organizar todos esos ciclos de jazz que al final han quedado en JazzFermín y Jazz en la calle, pero que también tuvieron como antecedentes el Jazzaldia y otros?

Pilar Chozas: El jazz es una forma de vivir y de sentir. Yerbabuena surge en 1994 desde la afición y el gusto por el jazz. Desde hace 21 años ha programado en ciclos y festivales. Desde los comienzos su intención era programar esta música principalmente en la ciudad de Pamplona, desmitificando la idea de que es una música exclusivamente para entendidos. Evidentemente no es de masas, pero un producto de calidad gusta a casi todo el mundo.

SONY DSC

La filosofía de Yerbabuena ha sido siempre programar jazz desde el criterio y la calidad. Esto es nuestra marca, y lo que nos mantiene en las programaciones.

1995 fue el primer Jazzaldia que se hizo en Pamplona como 1º festival de Jazz, muy humilde pero siempre con criterio y calidad. Durante 5 años se mantuvo este festival, hasta el año 2000. Paralelamente en 1998 fue ya el primer año que se programó jazz en sanfermines, una apuesta desde el Ayuntamiento, en la que Yerbabuena se encargaba de la programación.

Casi era una locura concebir estos conciertos en estas fiestas, pero año tras año se demostró que era posible y se fue haciendo su hueco. Un programa que desde nuestra perspectiva y experiencia ha enriquecido estas fiestas y a esta ciudad. Yo siempre he descrito JazzFermín como una burbuja en estas fiestas.

Pamplona tiene ya una larga tradición en la celebración de conciertos de jazz. El Ayuntamiento de Pamplona siempre ha querido acercar esta música al público pamplonés de una forma accesible y gratuita. Hace muchos años que se vio la necesidad de agrupar estos conciertos en dos ciclos, que gracias a la buena aceptación que han tenido por los pamploneses están fuertemente asentados en la programación cultural de la ciudad.

En todo este proceso surge en 2001 Jazz en la Calle. El Ayuntamiento volvió a apostar por un ciclo nuevo , en el que se le va dando una forma en la programación. La seña de identidad de estos dos ciclos ha sido una programación muy cuidada de los conciertos con una clara apuesta por la calidad. Dentro de estos ciclos han tenido cabida todo tipo de estilos dentro del jazz, desde conciertos dentro de la más pura tradición hasta propuestas vanguardistas.

Siempre se ha buscado un equilibrio a lo largo de toda su andadura a base de traer a artistas de renombre nacionales e internacionales, apostando en ambos ciclos por las producciones locales poniendo al servicio de las principales figuras del jazz navarro una plataforma de calidad en la que presentar sus proyectos musicales. Esta apuesta ha estado dirigida a un público heterogéneo a la vez que se ha buscado también un público joven. Durante todas las ediciones se ha pretendido un porqué de cada concierto, buscando un equilibrio y un criterio que hiciese de estos conciertos un referente en los circuitos especializados de esta música.

Las producciones propias son un ejemplo. Ha habido unas cuantas desde el principio en JazFermin:

Chano Dominguez –Iñaki Salvador fue la primera, en 1998. Chano dominguez – Tito Alcedo (2000, primicia en pamplona). Perico Sambeat y Javier Colina Quartet (2000, primicia en pamplona).

Otra dos muy importantes fueron Javier colina y Antonio Serrano (2005, primicia en pamplona), y Chucho Valdés & Javier Colina en 2007.

 

Javier Colina. Fotografía © Sera Martín.

Javier Colina. Fotografía por Sera Martín.

Pachi Tapiz – Tomajaz: En estos momentos hay una gran cantidad de músicos de jazz en activo y formándose, algo que es especialmente notable desde la puesta en marcha del Superior de jazz en Pamplona, puesto que a los veteranos hay que añadir los músicos de las nuevas generaciones. ¿Se te ocurre alguna explicación para que por parte de las administraciones públicas en vez de apoyar el jazz, cada vez se vayan limitando los ciclos? Sí que habría que señalar que el ciclo Murajazz ha aparecido en un lugar importante para la cultura en Pamplona como es Baluarte y que siendo muy generosos se podría ver, en cierta manera, como una compensación de la desaparición de Universijazz de la Universidad Pública de Navarra – UPNA tras trece ediciones… En cuanto a Jazzfermín los dos últimos años muchos aficionados temimos que el ciclo desapareciera entre cambios de localización y de planteamiento… aunque en este año 2016 ha vuelto a lo que solía. En cuanto al Jazz en la Calle en este año 2016 se ha desfigurado pasando de cuatro conciertos en cuatro fines de semana a la aglomeración de un ciclo en cuatro días con cambio de formato y localizaciones, con lo que ello supone de descolocación para su público fiel, habitual y abundante…

Pilar Chozas: Efectivamente hay una gran cantidad de músicos formándose y en activo. Además nuestra Comunidad goza de poder contar con el Conservatorio Superior de Jazz en Pamplona, y al lado –en San Sebastián- tenemos Musikene lo que hace que la escena de los músicos de jazz esté en plena ebullición y además con un nivel muy alto en cuanto a calidad. Por otra parte sinceramente creo que programar jazz, una música tan especializada y rica, supone primero que te guste esta música, que la escuches, que estés conectado con la actualidad de lo que pasa en el mercado, y luego es una cuestión de saber utilizar el criterio, y apostar por la calidad.

 

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Joe Lovano. Fotografía © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Cuántas veces has estado a punto de tirar la toalla? Desde fuera las cosas no se ven igual que desde dentro, y supongo -y algo sé también al respecto- que muchas veces no es fácil luchar contra los elementos… y no digo más.

Pilar Chozas: Esta trabajo te da lo bueno de hacer lo que te gusta, de hacerlo con pasión involucrándote tanto que haces tu vida de ello. Al mismo tiempo eso es lo que complica todo cuando tienes que trabajar en un mercado que no lo pone fácil, y dependes de las administraciones que son las que deciden lo que se hace.

Yo he tenido la suerte de poder trabajar muchos años y hacerlo con un criterio y una calidad que para mí es muy importante. La toalla se quiere tirar muchas veces tanto por los músicos como por las administraciones. Pero la pasión por esta música y poder escuchar 90 minutos en directo de un gran concierto echa por tierra tirar la toalla… por el momento…

 

Jason Moran © Sera Martín

Jason Moran © Sera Martín

Pachi Tapiz – Tomajaz: Tú tienes una visión de primera mano del jazz local y nacional… ¿Cómo ves el jazz actual a nivel de músicos y de músicas, comparándolo con el jazz de hace veinte años? ¿Y a nivel de público? ¿Existe un recambio generacional a nivel de asistentes?

Pilar Chozas: El jazz es posiblemente una de las músicas más vivas, con mayor capacidad de cambio y de sorpresa. El público que asiste a los ciclos de jazz es de lo más heterodoxo en edades y en pensamientos. Cuando un ciclo consigue una continuidad y mantiene una programación cuidada en los años el público se acostumbra a acudir a estos conciertos y les gusta sorprenderse. Muchas veces no conocen lo que van a escuchar pero saben que tendrá una calidad que cumpla su expectativa porque confían en el criterio de la programación. Esa ha sido la apuesta de Yerbabuena y eso nos ha ayudado a seguir 21 años después.

El jazz a nivel local y nacional vive su mejor momento, son muchísimos los profesionales que se dedican a esta música con ofertas de los más variadas, hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes. Hay mucho donde elegir, por eso tener criterio es más importante que nunca. Vivimos una cultura del “me gusta” pero no se puede confundir lo “más visto” con lo “mejor”.

Pachi Tapiz – Tomajaz: Por los ciclos de Pamplona como Jazz en la Calle, pero sobre todo JazzFermín, han pasado figuras importantes… ¿nos puedes relatar alguna anécdota que se pueda contar especialmente notable?

Pilar Chozas: Unas cuantas con muchísimos y grandísimos músicos. Pero un guiño que quiero hacer en especial es a nuestro gran amigo “Cifu” cuando vino a JazzFermín en 2013 a presentar el concierto de Ignacio Berroa. Siempre me decía “…No tires la toalla nunca niña..”

 

Johnny Griffin © Yerbabuena

Johnny Griffin © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Una pregunta que es también obligada: ¿cuáles son los conciertos de los que guardas un recuerdo especial?

Pilar Chozas: Yo soy una romántica y guardo muchas cosas… me pasa también con los recuerdos.

Jeanne Lee me impresionó en 1999, una grandísima dama del Jazz.

Nicholas Payton en 2001; conocer a Alain Jean Marie fue un descubrimiento, él ha tocado con todos los grandes.

El concierto de Rosa Passos en 2003, con sus 13 rosas…que tuve que buscar por todas las floristerías en plenos sanfermines… Jonny Griffin en 2004, un leyendon. ¡El concierto de Chucho Valdes y Javier Colina en plenos sanfermines y un silencio que se respiraba! Tener a tres grandes como Joe Lovano, Dave Liebman y Ravi Coltrane en el escenario del JazzFermín. Otras grandes leyendas como Benny Golson y McCoy Tyner. Pedro Iturralde en varias ocasiones. De los últimos conciertos que yo organicé el de Chris Potter con Jason Moran fue espectacular, y también el concierto de Bill Evans. Justo en esos momentos escuchas una voz desde dentro que dice “merece la pena”. Son los que se quedan en la memoria para siempre. No puedo dejar pasar por alto los conciertos locales que han presentado sus proyectos en este escenario y por supuesto a nuestro querido Javier Colina, siempre ahí.

 

jazzcalle 2015

Jazz en la Calle 2015. © Yerbabuena

Pachi Tapiz – Tomajaz: Con tu experiencia, ¿qué consejo darías a quien quiera organizar un ciclo de jazz?

Pilar Chozas: Nosotros, desde Yerbabuena, concebimos la organización de un ciclo de jazz la desde la sensibilidad, el criterio, la calidad y conocer el mundo del jazz, el mercado, la actualidad. y no pretender ganar mucho dinero tal y como están las cosas. Es algo incompatible. Organizar un ciclo de jazz no es coger el teléfono y llamar a lo primero que te ofrecen. Requiere muchas mas cosas.

Pachi Tapiz – Tomajaz: ¿Qué les pedirías a las administraciones para que te dejen realizar tu trabajo?

Pilar Chozas: No todo el mundo puede saber de todo, creo que lo más importante para alguien que desempeña un cargo público es saber asesorarse adecuadamente. En este mundo hay mucho tiburón que sólo mira por sus intereses pero también hay gente más humilde que trabaja desde el cariño por lo que hace. Las administraciones tienen que saber qué es lo que quieren y por qué van a apostar. Tener un criterio claro es lo único que puede dar continuidad a las cosas.

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2016
Fotografías: Yerbabuena y Sera Martín.




Jazzfermín 2016 (Pamplona. 9 al 12 de julio de 2016) [Noticias]

Cartel-Sanfermin-2016-7-Sanmarrrazkin

Entre el 9 y el 12 de julio de 2016 tendrá lugar dentro de la programación de las fiestas de San Fermín el ciclo Jazzfermín, que contará con una sesión doble con sendos conciertos a las 21:00 y a las 24:00. Todas las actuaciones serán gratuitas y tendrán lugar en la Plaza Compañía de Pamplona.

9 de julio
21:00. Hutsun Txalaparta & Javier López Jaso – Marcelo Escrich Trío
24:00. King Solomon Hicks

10 de julio
21:00. Andoni Arcilla Quarteto
24:00. Mikel Andueza Sexteto

11 de julio
21:00. Ulrich Calvo Cuarteto
24:00. Spyro Gyra

12 de julio
21:00. Kontxi Lorente
24:00. Chano Domínguez – Javier Colina – Guillermo McGill




El jazz en Navarra en 2015: sangre nueva en el Viejo Reyno. Artículo por Pachi Tapiz, fotografías por Sera Martín

The Big Free Tongue

The Big Free Tongue

Pamplona, y por extensión Navarra, es bastante más que los Sanfermines, y las imágenes y noticias que escandalizan o asombran en diarios, revistas y noticiarios. Desde hace unos años la capital de Navarra es una de las pocas ciudades en nuestro país en las que se imparte el Grado Superior de Jazz. La necesidad de establecer un departamento para su enseñanza, y la presencia a su vez en el Conservatorio Profesional de enseñanzas relacionadas de un modo directo o indirecto con el jazz, ha provocado que la escena de Pamplona esté en estos momentos en un punto de máximo apogeo.

Algunos jazzmen veteranos (o no tanto)… o cómo lo actual no surge de la nada.

El interés por el jazz en Navarra viene de lejos. Sin pretender convertir este artículo en una lista interminable de nombres, comenzaré con una omisión. No citaré a Pedro Iturralde (nacido en Navarra) por no haber tenido una gran participación en la escena navarra en los últimos años, salvo por sus visitas para dar algunos conciertos. No sería justo no mencionar al saxofonista Javier Garayalde y al trompetista Ramón García: ambos han grabado varios discos de jazz en los 80 y 90 del pasado siglo, y sin su figura la escena de Pamplona y por extensión la de Navarra no habría sido lo que es en estos momentos.

IMG_0072.JPG-Mikel Anduezawm

Mikel Andueza

Avanzando en el tiempo, hay que mencionar al saxofonista Iñaki Askunze, que además de grabar alguna obra a su nombre que enamoró al mismísimo Arturo Pérez Reverte (La calle de la duda se titulaba el notable artefacto sonoro), ha estado al frente de varias big band, como la Iruña Big Band y la Pirineos Jazz Orchestra, primera orquesta de jazz que consiguió algo tan meritorio como una financiación internacional-interautonómica, gracias a que enrolaba a músicos de Francia y España (Navarra y Euskadi), cuyas administraciones apoyaron dicho proyecto. Otro músico a mencionar es el saxofonista Mikel Andueza, que incluso llegó a grabar el CD De Javier a San Javier como un encargo de este festival murciano, algo de lo que muy pocos músicos pueden presumir. Aunque hace mucho que se espera una nueva grabación a su nombre, hay que celebrar su participación en el más que recomendable Norma Jean Baker (Errabal Jazz, 2014) como integrante del Gonzalo Tejada Quartet.

Javier Colina

Javier Colina

cmsJavier Colina, a quien el añorado Cifu calificaba como “el Induráin del contrabajo”, es un músico que no necesita presentación, y posiblemente el representante más internacional de los músicos de jazz navarros en la actualidad. El CD publicado este año como integrante del CMS Trío (con Perico Sambeat y Marc Miralta), titulado Danza Guaná (Karonte, 2015) es una magnífica inmersión en el jazz con tintes latinos.

Josetxo Goia-Aribe con Hispania Fantastic (Antonio Bravo, Baldo Martínez y Lucía Martínez)

Josetxo Goia-Aribe con Hispania Fantastic (Antonio Bravo, Baldo Martínez y Lucía Martínez)

javier lopez jaso marcelo escrich pagodaCon una configuración no muy habitual en la escena de nuestro país, el Javier López Jaso – Marcelo Escrich Quartet incorpora el acordeón del primero a un proyecto con unas composiciones muy cuidadas tal y como quedó patente en Pagoda (Errabal Jazz, 2013). Finalmente Josetxo Goia-Aribe es uno de los músicos de nuestro país más interesante en lo que se podría calificar como jazz de raíces europeas: en su música tiene una fuerte influencia el folklore navarro, aunque sus últimas aventuras al frente de Hispania Fantástic (Karonte -2014-, publicado en formato CD+DVD) llevan a esas músicas locales por unos interesantísimos terrenos abiertos a la improvisación libre al frente de un cuarteto en el que le acompañan tres primeras figuras del jazz más interesante que se hace en nuestro país (Baldo Martínez, Antonio Bravo y la joven Lucía Martínez).

josetxo goia-aribe_hispania fantasticTodos los músicos citados hasta ahora siguen en activo en mayor o menor medida (otra cuestión es la publicación de material grabado a su nombre o la participación en obras ajenas), aunque es Goia-Aribe quien sigue con mayor tenacidad empeñado en la construcción de una discografía consistente: con Hispania Fantástica son ocho las obras ya publicadas, cuyos correspondientes proyectos ha logrado presentar a lo largo de distintos ciclos y festivales, tanto dentro como fuera de nuestro país.

La nueva hornada de músicos de jazz en Navarra: algunos nombres y algunas pistas

Broken Brothers Brass Band In The MudUna de las características de la escena jazzística de Pamplona en 2015 es una creciente falta de prejuicios musicales. No quiere decir esto que ahora mismo en Pamplona múltiples proyectos de cualquier estilo que se pueda calificar como jazz se multipliquen, puesto que el número de músicos de jazz en una comunidad autónoma uniprovincial del tamaño de Navarra es el que es, y el jazz tiene la popularidad que tiene (especialmente entre la gente joven). Sin embargo, hay hechos que resultan sumamente gratificantes, como que parte de los mismos músicos que participan en un proyecto centrado en la libre improvisación sean los mismos que ponen música en directo a los encuentros de la Asociación de Lindy Hop Pamplona Swing, o que participen en una marching band como la Broken Brothers Brass Band.

Precisamente la Broken Bothers Brass Band es una propuesta que mira hacia la tradición de las brass bands de Nueva Orleans, pero que no tiene reparos en invitar a sus conciertos y grabaciones a distintos raperos como el saxofonista Hugo Astudillo (encarnado en Escandaloso Xpósito) o a Moisés No Duerme (de Raperos de Emaús). Su última grabación titulada In The Mud (Errabal Jazz, 2015), contiene además de visitas (una vez más) al legado del gran Charles Mingus, un buen número de temas propios, entre los que se incluye el irresistible hit titulado “Gusano”. Paralelo a este proyecto está el colectivo Iruñea Nola, con una fuerte implicación política. Tras los pasos de la Broken está la J & P Brass Band, todavía sin grabación que presentar.

Alberto Arteta

Alberto Arteta

Alberto Arteta Group_BAT_Moskito Records_2014Antes de seguir con el resto de grupos y músicos, hay que mencionar que la Muestra de Jazz BBK, abierta a formaciones de Euskadi y Navarra, ha visto en los últimos años a varias formaciones navarras vencer en el certamen: el premio Impulso de 2011 fue ganado por el grupo Lakunza Brothers; el de 2012 por la formación liderada por Kike Arza; y el de 2013 por la encabezada por Alberto Arteta. Este triunfo, cuyo premio además del correspondiente concierto en el certamen es la grabación del proyecto y su publicación en el sello Moskito Records, ha permitido a estos músicos poner sus propuestas musicales, como quien dice, negro sobre blanco. Currículum (2013) del contrabajista Kike Arza, y Bat (2014) publicado a nombre del Alberto Arteta Group son dos magníficas muestras de jazz moderno magníficamente ejecutado por unos músicos de una juventud casi insultante, en las que lo importante es lo melódico frente a la tentación de dejar que las propuestas se dejen llevar por lo puramente técnico.

Ion Celestino

Ion Celestino

Muy interesante en todos estos proyectos es la tupida red que tejen estos jóvenes músicos, que de una propuesta a otra ceden el liderazgo de los grupos y pasan a un segundo plano: Arza participa en el proyecto de Arteta, mientras que a su vez Arteta participó en el proyecto de Arza. Mikel Andueza es a su vez un invitado de lujo en la grabación de este último. Por su parte el trompetista Ion Celestino (líder de la Broken Brothers Brass Band) participa en la grabación de Arteta, mientras que este es a su vez miembro de la Broken. Juanma Urriza está en la batería en estas dos grabaciones y también es miembro de cuarteto que grabó el ya citado Pagoda. Este asunto tiene mucha importancia porque un conjunto no muy numeroso de músicos se mueve por distintos proyectos con orientaciones estilísticas muy diversas, lo que sirve para dar una muestra de su apertura de miras musical.

IMG_0964.JPG-iñaki rodriguez-the big tonguewm

Iñaki Rodríguez

Albura - The Big Free TongueOtro músico al que no se puede dejar de citar es al saxofonista Iñaki Rodríguez, que además de multiplicarse en distintas formaciones (la Broken Brothers Brass Band es uno de los grupos en los que participa) y conciertos, ha grabado a su nombre el elegante CD Burbuja (Errabal, 2013). Sin embargo, el punto de inflexión en todo este panorama es, sin duda, la publicación de Albura (Clamshell Records, 2014) por parte del cuarteto The Big Free Tongue en el que además de Rodríguez participan el guitarrista Jorge Abadías, la contrabajista Luisa Brito y el baterista Hilario Rodeiro. Esta formación propone una inmersión en la libre improvisación (en este caso se podría calificar como temática), que resulta toda una novedad en cuanto a que están rompiendo el hielo en la escena local pamplonesa. Además tienen el mérito de haber publicado su obra en un sello que aunque nacional, tiene un merecido reconocimiento internacional gracias a que en su catálogo cuenta con grabaciones de músicos de primera fila mundial en la libre improvisación como Agustí Fernández o Mats Gustafsson. También es importante que este proyecto no haya quedado únicamente en lo grabado, sino que hace unos meses pudo presentar su propuesta en directo en Pamplona en un brillante concierto que sirvió para amplificar las bondades de la grabación. Otra propuesta que se mueve por el interesante terreno de las conducciones es la Free Da Orkestra. Dirigida por el guitarrista Alejandro Mingot, cuenta con la participación de los ya citados Celestino, Rodríguez, Abadías, Rodeiro, Urriza, Arza, Lakunza… Alguna de sus presentaciones en directo han servido para mostrar a un grupo con ganas de trabajar sin red, a una propuesta que aunque todavía tiene que buscar cómo desarrollarse en directo. Sus músicos no tienen miedo a trabajar con parámetros distintos a los habituales, así como a variar sobre la marcha sus planteamientos para alcanzar unas cotas creativas muy satisfactorias.

Marco Bellizzi

Marco Bellizzi

No sólo de saxofonistas vive el panorama navarro, y la impartición de clases en el Superior de jazz, ha provocado que músicos como el trombonista Marco Bellizzi estén desarrollando su labor en Pamplona. Su proyecto Boîte à Musique, en el que le acompañan el guitarrista Luis Giménez y el contrabajista Fran Gazol (ambos compañeros suyos en el Superior de jazz), junto con el baterista Gonzalo del Val y el pianista Iñaki Sandoval (otro músico navarro aunque residente en Barcelona). Esta aventura musical está en plena fase de micromecenazgo, aunque ya ha sido presentada en directo en Pamplona. Los aficionados esperamos la publicación de la grabación.

La diáspora navarra: adiós Navarra…

Kontxi Lorente Quartet Mediterranean SeaA los músicos que residen en Navarra hay que añadir aquellos que han tenido que buscarse el sustento en donde han podido. El citado Iñaki Sandoval imparte clases en Barcelona, y sus grabaciones las está publicando en su sello bebyne. Su última grabación es un elegante CD+DVD titulado Electric Trio Live (bebyne, 2015) en el que está acompañado por el baterista Roger Blavia y el contrabajista Carles Benavent, toda una institución en el jazz fusión en nuestro país. Miguel Fernández es otro músico residente en la Ciudad Condal. Es una de las tres patas del MUT Trío (junto a Oriol Roca y Albert Juan), con grabaciones muy recomendables como 3369 (Dischordian Records, 2014). Sin embargo, en una onda distinta, cuenta con grabaciones como Afrikan Blues (Sax-On Records, 2014), obra de mainstream contemporáneo con composiciones muy cuidadas en las que contó con la participación de Chris Lightcap, Leo Genovese, Jason Palmer y Joe Hunt. Por dar una tercera pista en forma de grabación, citaré a la pianista Kontxi Lorente que publicó Mediterranean Sea (Sedajazz, 2012), una propuesta que oscila entre el hard-bop y la vanguardia intimista europea con una magnífica factura.

Epílogo

Murajazz-2014No obstante, ni todo son parabienes, ni Navarra es un oasis para los aficionados al jazz. Aunque hay algunos locales que no dejan de programar jazz en directo habitualmente (el bar Garazi en los últimos años, el Hotel Tres Reyes en la última temporada), se sigue echando en falta que exista algún local dedicado en exclusiva o mayoritariamente al jazz. También que algunos de los conciertos nacionales e internacionales que tienen lugar en capitales de provincia próximas visiten la vieja Iruña: el caso de Huesca y su programación es paradigmático de lo que unas instituciones públicas con un mínimo criterio pueden conseguir, mientras que Bilbao con el Bilbaina Jazz Club es todo un ejemplo a seguir.

jazz-en-la-calle-2013En cuanto al tema festivales, hace ya unos años que la cita de la Universidad Pública de Navarra dio su adiós con un par de ediciones que superaron a todas las anteriores en cuanto a asistencia de público y a los artistas programados, lo que parece que no fue suficiente para su continuidad tras más de diez ediciones. Quedan en activo el ciclo Jazz en la Calle (que llega este año a su XV Edición), el festival Jazzfermín (que tiene lugar inmerso en las célebres fiestas y que con su último cambio de localización parece que tiene por destino ser una mera actividad presencial), y desde hace un par de años el ciclo Murajazz, que está dedicado a las propuestas locales. Fuera de la capital, la actividad es casi inexistente.

Para finalizar: excusatio non petita…

Acusatio manifiesta. Así reza el adagio latino. Este artículo ha pretendido dar una serie de pistas que sirvan para que el lector interesado se anime a escuchar a algunos de los grupos y músicos que se mueven por la escena jazzística pamplonesa. Todas y cada una de las grabaciones mencionadas no habrían sido posible sin la participación de un buen número de músicos más allá del titular de la grabación: excusas por tanto, por no mencionarlos a todos. Excusas también por los olvidos o por la no mención de otros proyectos y grupos que sin duda debieran haber aparecido en este dossier.

La esperanza que alberga quien escribe estas líneas es que esta escena siga floreciendo, que sigan apareciendo nuevos músicos, y que siga habiendo un buen ambiente que permita que los músicos vayan participando en distintos proyectos, para que en no mucho tiempo se tenga que publicar una nueva entrega de un dossier dedicado a la escena jazzística en Navarra.

Addenda (septiembre de 2015)

seidagasaApenas tres meses después de enviar a la redacción de Más Jazz el artículo, toca añadir a la lo ya comentado unas cuantas nuevas grabaciones que ya se han publicado o están a punto de salir del horno. Josetxo Goia-Aribe ha grabado junto al colectivo Seidagasa el doble CD titulado Las Cortinas… Una obra en la que continúa trabajando en el terreno de la libre improvisación. Kontxi Lorente anuncia a su vez la publicación en breve de su nueva grabación titulada About Me. La pianista es la autora de todas las composiciones. En este CD le acompañan Alessandro Cesarini y Borja Barrueta, y cuenta con la participación como invitado en un tema de Perico Sambeat.

Miguel Fernandez Ocean BloodMiguel Fernández también ha anunciado la publicación en Fresh Sound New Talent de Ocean Blood. Sus compañeros en esta ocasión son Marco Mezquida, Jason Palmer, Masa Kamaguchi y David Xirgu. La nueva grabación de Mikel Andueza, en sexteto, se titula Cada 5 segundos. Chris Kase, Dani Pérez, Iñaki Salvador y Gonzalo Tejada son los participantes en esta grabación que incluye temas del titular, arreglos de algún tema tradicional navarro y un tema dedicado para Mauro Urriza, una figura muy importante en el jazz navarro que desgraciadamente decidió dejarnos el verano del pasado año. Finalmente (por el momento), Marco Bellizzi grabará a lo largo de la semana del 14 de septiembre de 2015 su proyecto Boîte à Musique, que se publicará en breve.  Sólo han sido tres meses, pero está claro que los músicos no se están quietos, por fortuna para los aficionados.

Texto: © Pachi Tapiz, 2015
Fotografías: © Sera Martín, 2015

El texto original se publicó en el número 39 (verano de 2015) de la revista Más Jazz. Este está reproducido con el permiso de la revista y su director, Ernesto Schmied. La Addenda se escribió la tarde del 9 de septiembre de 2015.




All Jazz Sera: Jorge Pardo

IMG_9604.JPG-Jorge Pardowm

Jorge Pardo
Jorge Pardo Trío y Javier Colina
JazzFermín 2014. Paseo Sarasate, Pamplona, Navarra. 2014-07-10

© Sera Martín, 2014




All Jazz Sera: Jorge Pardo Trío y Javier Colina

IMG_9603.JPG-JorgePardoJazzferminwm

Jorge Pardo Trío y Javier Colina
JazzFermín 2014. Paseo Sarasate, Pamplona, Navarra. 2014-07-10

© Sera Martín, 2014




All Jazz Sera: Javier Colina

IMG_9660.JPG-Javier Colina (jorgePardo Jazfermin)wm

Javier Colina
Jorge Pardo Trío y Javier Colina
JazzFermín 2014. Paseo Sarasate, Pamplona, Navarra. 2014-07-10

© Sera Martín, 2014




All Jazz Sera: Jerry Gonzalez

IMG_9560.JPG-Jerry Gonzalez Jazzferminwm

Jerry Gonzalez
Jerry Gonzalez Trío
JazzFermín 2014. Paseo Sarasate, Pamplona, Navarra. 2014-07-08

© Sera Martín, 2014