IS JAZZ DEAD? (or has it moved to a new address). Stuart Nicholson. Routledge (2005)

IS JAZZ DEAD? (or has it moved to a new address). Stuart Nicholson. Routledge (2005) 1IS JAZZ DEAD? (or has it moved to a new address).
Autor: Stuart Nicholson
Editorial: Routledge (Taylor & Francis Group, 2005)
ISBN: 0-415-97583-2
Idioma: inglés

Tras el controvertido título de «¿Está muerto el jazz (o ha cambiado de domicilio)?» y una portada donde destaca la figura de un saxofonista marcada con tiza en el suelo, se esconde una obra de opinión imprescindible en la biblioteca de cualquier aficionado. El periodista británico Stuart Nicholson (habitual de JazzWise y autor, entre otros, de uno de los mejores libros publicados sobre el movimiento del jazz-rock –Jazz-Rock: a History) se ha documentado hasta la saciedad con el fin de retratar el momento actual del jazz, juzgar el camino que ha tomado en los últimos años e informar sobre tendencias que podrían marcar el futuro inmediato. Firmemente sustentado en testimonios de destacados miembros de la comunidad jazzística, pero con un claro posicionamiento antirrevisionista donde se exaltan las virtudes del jazz escandinavo y se ataca sin piedad a Wynton Marsalis y Jazz at Lincoln Center, un pequeño vistazo a los títulos de los nueve capítulos que conforman la obra puede orientar sobre sus contenidos al lector potencial:

  1. ¿A dónde vamos desde aquí? La corriente central del jazz de 1990 a 2005.
  2. Entre la imagen y la capacidad artística: el fenómeno de Wynton Marsalis.
  3. Profetas mirando hacia atrás: Jazz at Lincoln Center.
  4. La hora del déja-vù una y otra vez: cantantes de jazz y nuevos crooners.
  5. Profesores enseñando a profesores: la educación del jazz.
  6. Realidades alteradas y posibilidades frescas: el jazz del futuro.
  7. Fuera del alcance de la vista y de la mente: el jazz en la aldea global.
  8. Celebrando lo glocal: el tono nórdico en el jazz.
  9. Una cuestión de supervivencia: mercado o subsidio.

Nicholson aborda cuestiones de sumo interés para aficionados y músicos, abriendo debate pero sin polemizar gratuitamente. Desde las cotas de poder adquiridas por Wynton Marsalis y su troupe a principios de los noventa hasta las posibilidades del DJ como improvisador jazzístico, el autor se detiene en el éxito comercial de cantantes como Diana Krall, Norah Jones o Jamie Cullum, exalta las virtudes del jazz hecho en Europa (con especial énfasis en músicos como Jan Garbarek, Arild Andersen o E.S.T.), o se atreve con el escabroso tema de la educación del jazz, uno de los que más controversia suele despertar entre los músicos. Mención especial merece su acercamiento a dos conceptos relacionados con la difusión mundial del lenguaje jazzístico: globalización y glocalización.

Estableciendo continuamente relaciones entre la realidad socio-política y el devenir del arte y la cultura, la brillantez de su último párrafo es toda una invitación a la reflexión, una puerta abierta que la mayoría de aficionados deberíamos cruzar más a menudo.

 

© 2007 Arturo Mora Rioja

Esta entrada se ha leido 1469 veces

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.