La no edición de 2011 del Festival de Jazz de Sigüenza

La no edición de 2011 del Festival de Jazz de Sigüenza 1
La edición de 2011 del Festival Internacional de Jazz de Sigüenza no va a ver cómo publican uno de sus conciertos en un sello prestigioso como el británico Psi Records. Tampoco va a ser un festival en boca de todo el mundo, tanto en la de la prensa especializada como en la de la generalista, incluidas prensa, radio y televisión. Este año no toca especular sobre cómo se podría haber hecho o qué se debería haber dejado de hacer. Tampoco es turno de atender a amigos, vecinos y conocidos para contar historias, historietas y demás invenciones. En 2011 no ha tenido lugar, no va a tener lugar, la VII edición del Festival Internacional de Jazz de Sigüenza.
En mayo de 2011 tuvieron lugar en España las elecciones municipales y autonómicas. En Sigüenza el gobierno municipal cambió del PSOE al PP. En conversación telefónica mantenida con Sonsoles Arcones, concejala de Cultura, explica que la ausencia de la edición correspondiente a 2011 no ha sido una suspensión del festival, sino un aplazamiento. El motivo, según el relato de la edil, son las deudas del Ayuntamiento, entre las que se incluyen la mitad de los cachés de los artistas participantes en la edición anterior de 2010, así como la totalidad de los gastos de producción. También comenta que aunque llegó a existir una propuesta de programación, la imposibilidad de encontrar financiación privada provocó que finalmente no se pudiese llevar a cabo. Preguntada acerca de las intenciones para el año que viene, indica la existencia de una partida presupuestaria para la edición de 2012. Según explica, la orientación del festival en la próxima edición será la misma que la de las anteriores, aunque posiblemente se reducirá el número de conciertos, que en 2011 fueron cinco repartidos en tres jornadas.
La pérdida de cualquier festival de Jazz es una gran pérdida. Pero en el caso de Sigüenza hay una serie de factores que agravan su ausencia. La calidad de su programación hacía desplazarse a aficionados de diversas partes de la Península a disfrutar de unos conciertos protagonizados por grandes figuras de la escena improvisadora internacional, que en la mayoría de los casos eran actuaciones exclusivas en nuestro país. Ante la abundancia de festivales que no son poco más que clones de otros, es importante la presencia de festivales con una identidad propia, notable y diferenciada.
Los políticos son especialistas en argumentar sus acciones con motivos y explicaciones, adornándolo todo con buenas intenciones de cara al futuro. ¡Quién sabe! Lo cierto es que en 2011 el Festival no ha tenido lugar. Veremos qué es lo que nos trae 2012.
© Pachi Tapiz, 2011

Esta entrada se ha leido 1051 veces

Print Friendly, PDF & Email

2 comentarios

  1. La técnica de los políticos es dejar que las cosas se mueran, primero lo aplazan o lo reducen, después poco a poco la gente se olvida, y quedará en el recuerdo solo como «el festival en el que un sargento o cabo de la guardia civil certificó que aquello no era jazz» ¡Que triste!……………

  2. ¡Una pena!… Y es que el jazz no da votos.

    A ellos dales a Messi, Ronaldo y Nadal que eso es cultura de masas.

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.